Jump to content
  • Registrar

alvin

Miembros
  • Contenido

    1.419
  • Ingreso

  • Última visita

  • Días ganados

    1

Todo lo publicado por alvin

  1. El auténtico colmo... Fallece un peatón en Viladecans tras caerle encima una suicida Efe | Barcelona Actualizado miércoles 02/09/2009 08:42 horas Un peatón de unos cincuenta años de edad ha fallecido al caerle encima el cuerpo de una mujer suicida que se había arrojado desde un octavo piso en Viladecans (Barcelona). Los hechos ocurrieron el lunes por la tarde en Viladecans, cuando el peatón, de origen ucraniano, que iba acompañado por su pareja que quedó ilesa, recibió el impacto de la suicida, tal y como ha adelantado el diario 'El Punt'. La mujer suicida falleció en el acto mientras que el peatón quedó malherido y fue trasladado al Hospital de Bellvitge, donde murió poco después. Los hechos ocurrieron en la avenida de la Generalitat de esta población barcelonesa, a la altura del número 178. La suicida vivía con su marido y una hija y, fuentes cercanas a la investigación, indican que se baraja la posibilidad de que sufriera algún tipo de trastorno psicológico.
  2. ¡Enhorabuena! Ya me informaron (en Cuba ) de tamaño evento. ¡Es igualita al padre! (se supone que es lo que hay que decir en estos casos, ¿no?) Que la disfrutéis...
  3. Ayer salimos ilesos del tiroteo de Enemigos públicos. Mi opinión sobre la película es que está bien. No me bajaría de ahí, ni subiría un ápice. Es cierto que acudía con expectativas altas, que a veces es causa de bajas valoraciones. En este caso, estoy seguro de que no me influyó en mi estimación. Si acaso, mi falta de entusiasmo (que en ningún caso es decepción), se debe a que sentía algo de ya visto, de diálogos escuchados, de atracos superados, de personajes conocidos. Y, sin embargo, está muy bien hecha, empatizas con Johnny Depp, y la cámara digital aporta ángulos de visión y tomas novedosas, así como una textura muy definida. Para mí fue un 7.
  4. Qatar Airways. Viajé con ellos a la India y fueron modélicos, en trato, comodidad y puntualidad. ¡Cinco estrellas!
  5. El finde me arrastraron a ver Arrástrame al infierno, de Sam Raimi. No pasa de ser una producción de serie B lujosa y eficaz. Queda a mucha distancia de ser una de las obras grandes del género, pero resulta entretenida y... ¡da miedo! Bueno, o al menos yo lo sentí, y mucho, pero eso es fácil en mi caso. Vamos, que en repetidas ocasiones me escurrí del asiento y tomé mi mano como antifaz... ¡el miedo al miedo, sobre todo! Aún hoy mi cabeza fantasea, desgraciadamente, con ciertas escenas de sueños y cama... Si ya habéis visto Up! y no os resistís a meteros en las salas refrigeradas hasta el estreno de Enemigos públicos, esto es de lo mejor que queda. Por cierto, uno de los secundarios tenía un sibilino aire a Alejandromagno...
  6. Hombre, felicísimo día, qué digo, felicísima semana, por lo menos. Y sigue enseñándonos cosas del mundo en tu blog...
  7. ¡Pasadlo bien! Volved sanas y salvas, menorquina incluida...
  8. Bueno, el honor es compartido, pero será Teru Teru quien ponga. Pero seguro que koala sabía de lo otro. En efecto, Elia Kazan, director de La ley del silencio, venía de delatar a varios de sus ex compañeros de partido ante el Comité de Actividades Antinorteamericanas. órgano que dirigía la caza de brujas contra el comunismo, orquestada por el oscuro Joseph McCarthy. En La ley del silencio, este cineasta, de origen greco-turco (y fallecido a las 94 años en 2003), justifica la delación en el personaje de Marlon Brando, protagonista de la película, como manera de romper la ley del silencio impuesta por las mafias y como búsqueda de la libertad. De ahí que esa frase "¡Me alegro de lo que hice! ¿Lo oís? ¡Me alegro de lo que hice! ¡Y continuaré haciéndolo!" se tome como ejemplo de su autojustificación. La caza de brujas en el cine se resume muy bien en el caso de Los Diez de Hollywood, una historia apasionante para quien quiera adentrarse en ella. La historia de los que se negaron a retractarse y sufrieron el aislamiento del gremio. Hoy, Elia Kazan es considerado uno de los grandes del cine, y La ley del silencio, un peliculón en toda regla (que os recomiendo si aún no la habéis visto). Pero también ejemplifica que, igual que el camino del infierno está empedrado de buenas intenciones, el camino del cielo (cinematográfico) está plagado de otras muy dudosas.
  9. Hombre, tiene que ver con el argumento de la película, claro... pero la gracia está en que aparece por la historia personal del director, que remite a uno de los sucesos más oscuros... de la historia de los Estados Unidos en el siglo XX. ¡¡Ya van más pistas!! (De todos modos, ya dije que valía sólo con la película).
  10. Puedes decir ya la película... y si a las 18h nadie dice el porqué, adelante. Pero el ganador es el que sume película + porqué... vamos a ser exigentes, que si no el país se nos desinfla ¿No llegasteis a ver El tiempo es oro, con Constantino Romero? Pues ahora, con internet, ¡mucho más fácil!
  11. PD: no lo he hecho aposta. Pero me acabo de enterar que quien escribió esta frase murió ayer, a los 95 años. ¡CASUALIDADES!
  12. ¿Os digo qué tienen de malo los muelles? El amor al dinero maldito. Y para vosotros el amor al dinero es más importante que el amor al prójimo. Eso es tanto como olvidar que todos somos hermanos en Cristo Ésta es otra pista. Ya localiza un poco el asunto... y lo que hay detrás es interesante, ya veréis.
  13. ¡Me alegro de lo que hice! ¿Lo oís? ¡Me alegro de lo que hice! ¡Y continuaré haciéndolo! Es sencillo. Viene de una de las películas más famosas de la historia del cine. Así que no me vale sólo el título. Vamos a darle una vuelta y a conocer algo de historia de Hollywood. Tenéis que decir cuál es el significado oculto de esta frase, por qué la añadió su director.
  14. El creyente (The Believer, en su título original). ¿?
  15. ¡Nuestro orgullo interrailero bien representado! ¡Oléee!
  16. Esta mañana nos invitaron a un pase de Up!, la nueva de Pixar. Sigue la línea de Wall-E: una buena peli en general, con momentos sublimes en ocasiones. Como en la natación sincronizada, las películas de Pixar parecen seguir una rutina técnica a cumplimentar: el bueno, el malo, los animales, la persecución, el duelo. En eso, ya vamos servidos desde Toy Story 2. Hay dominio técnico, pulso, ritmo... sí, pero eso ya no sorprende a nadie. Sin embargo, hay siempre un tema principal que eleva la película a cotas mucho más artísticas. En Wall-E lo tenemos con el tema enamoramiento-cine mudo, que remitía al mejor y más patético Chaplin. Eso no se había visto y se representa en pantalla con mucho talento. En Up!, esa excelencia se alcanza con un componente poco usual: la pareja y la vejez. En esos momentos (centrados, sobre todo, al principio de la historia) hay situaciones emotivas al máximo, que te llevan (al menos a nosotros, y con frenesí) a la lágrima viva. Como decía una amiga, esta película te presenta algo doloroso, pero a la vez muy deseable. Envejecer, quedarse solo... pero solo porque has estado acompañado. También, en una escena, se ejemplifica muy bien esa famosa frase de "la vida es eso que nos pasa mientras esperamos que pase algo". Ya la veréis y nos contaréis.
  17. Las comparaciones no fueron odiosas, sino ipsofácticas e impepinables: la cosa tenía un aire, qué digo, un vendaval a El resplandor. El encargado nos llevó por unos largos pasillos, jalonados de trabajos infantiles, fotos de antiguos y destacados alumnos, orlas en blanco y negro, recuerdos en sepia. Faltaba la armadura que te sigue con los ojos. No descarto que, simplemente, no la viéramos. Llegamos a nuestra habitación, en la planta baja. Según el encargado, nos daba la mejor, con unas vistas espléndidas, sol a raudales, ventanales amplios, olvídense de unas buenas cortinas, ni hablar de persianas. La habitación era una clase. Con sus libros, su pizarra, la foto de la jefa de Estado, la antigua directora o quien fuese. Como si los niños acabasen de evaporarse (quizá en las fumarolas que, tras los ventanales, enmarcaban el fiordo). En medio, 8 camastros. Flotaba un aire surrealista que me hacía inmensamente feliz. En nuestra clase-dormitorio, encantados de la vida, de conocernos. Vistas desde nuestra habitación, entre la 1AM y las 2AM. Por supuesto, no se me olvidó llevar la pegatina de El hombre que se enamoró de la Luna. Una vez situados, lo siguiente fue enfilar hacia la piscina de aguas naturales. Ideal para el coraje y la autoestima del friolero Es habitual la presencia de hot pots, o pequeñas piscinas, en este tipo de enclaves. Pero, en este caso, estábamos frente a una piscina de 25 metros, de paredes rocosas y saludables microorganismos. Nos acompañaban unos obreros, de los que asfaltaban una carretera cercana, de probable procedencia rusa o polaca. Nuestra natural timidez, acompañada de una supina ignorancia de las lenguas eslavas, provocó que no saliéramos de dudas. En cualquier caso, no nos atraía relacionarnos con hombres fornidos, semidesnudos, que fumaban y bebían dentro del agua. Una pena, claro. Los eslavos no tardaron en marcharse y dejar la piscina en manos, y carnes, latinas. Podían habernos dado allí las tantas, de no ser porque el agua, de tan caliente, propiciaba una dulce y peligrosa bajada de tensión. La aliviamos con un cerveza de medio litro que compramos en el albergue; un placer tomarla con el cuerpo bajo el agua. Pese al ambiente bucólico, el hambre nos hizo salir, devolver a nuestros cuerpos a un estado de sequedad y preparar una cena majestuosa en las cocinas del albergue, enormes, metálicas, amigas del eco. Pasaba la medianoche y el postre entró con luz natural. Conciliar el sueño fue difícil, no recuerdo si por el exceso de luz, o por la falta de ganas de que acabara el día.
  18. No hay que indignarse, silvia. Era matarlo, o hacerle presentador del telediario. No hay debate. Día 4: Korpudalur - Reykjanes (y III) Eidur, dominando el mundo a su antojo It runned the springtime of 2008. Éramos jóvenes, algo más que la Isla de Surtsey, la más joven porción de tierra del planeta. La carretera empezaba a ponerse tan virada como un cromosoma vikingo. Además, varias de ellas estaban en proceso de asfaltado, con lo cual las obras entorpecían nuestro camino. Daba igual, nuestro Honda Accord podía con todo. A la altura de Sudavik encontramos ese fastuoso mirador que podéis ver arriba, desde el cual se divisaba el Drangajokull, el glaciar de los fiordos del Oeste al cual sólo se puede llegar por aire, mar o a pie. Una buena excursión para una visita con más tiempo. Sabíamos que por entre esos fiordos la fauna era rica y sabrosa. Abrimos bien los ojos. A ver qué nos encontrábamos. Picusrrojus islandicus Caprius lanosae ¡¡Auris foqae borealis!! Recuerdo que nos hizo mucha ilusión encontrar las focas. Se encuentran en pequeños grupos, sobre las rocas, aprovechando el sol. Es un placer parar el coche en cualquier recodo, bajar y contemplar el paisaje, en ese continuo binomio silencio-ruido que, a su completo antojo, disponen los diversos cantos y gorjeos de los pájaros. Seguimos nuestro camino, con la música de Russian Red para seguir con los trinos. La estética el camino era así: el mar, siempre a nuestra izquierda, un rato enfilando hacia el interior del fiordo, otro, hacia mar abierto. Ni un alma, a nos ser que las tuvieran los espantapájaros de los campos. Así hasta que llegamos al albergue de Reykjanes, un lugar que se gana el tópico de "el culo del mundo". Pero un culo turgente y suave, de piel de melocotón. En su idioma, quiere decir algo como "tierra del vapor". No nos engaña, ya que es fácil toparse con fumarolas, de las que desmienten aquello de que el humo precede al fuego. Aquí es el agua lo que cuece, muy cerca de la superficie. Nos soprendió el albergue. Situado en una enorme pradera de verdísimo césped cuidado, parecía una sobria construcción de reminiscencias comunistas. Y grande, muy grande, aunque sólo de dos plantas. Al entrar, nos dimos cuenta de lo que en realidad era: un colegio de primaria, que, al parecer, ahora funcionaba como albergue de más de 100 plazas. Y una noticia previsible: éramos los primeros visitantes de la temporada. Estábamos solos. Edificio anexo del albergue, en la pradera, echando unas patadas con un balón que campaba a sus anchas por el barrio
  19. "Yo me oriento muy bien", Selem dixit. ... ... ... Entonces... ¿eso de confundir este con oeste?... El oeste, por lo regular, es lo que suele quedar "a la izquierda", siempre que mires el mapa hacia arriba, claro XDDDD 20 CUC son 15 euros, aproximadamente, a cambio de hoy (1€ = 1,3 CUC, y subiendo, tal y como va la relación euro/dólar). Entre dos, no sale mal la habitación. Si por "el resto" entendemos, básicamente, la comida, dependerá, y mucho, de si comes en pesos cubanos (muy barato, calidad justilla) o en CUC.
  20. Si te dicen que caí, de Juan Marsé, como plato principal. Las aventuras de Arthur Gordon Pym, de Edgar Allan Poe, a ratillos. Ya veremos cómo salen. De momento, el primero está escrito de manera primorosa, por un superdotado de la lengua. Pero no disfruto el libro, porque sucede en la posguerra española, y está "demasiado bien ambientado": todo es pringoso, cutre, ruín.
  21. Si estás dos semanas, se te abren 2 posibilidades, a mi juicio: 1. Centrarse en La Habana, durante una semana y pico, y luego alquilar un coche y visitar la provincia de Pinar del Río (al oeste) durante 3-4 días. También existe el bus (los Viazul), pero te restringes, y mucho, la libertad de movimientos. Ésta sería la opción "barata". 2. Viajar por la isla libremente durante 10-12 días y acabar en La Habana. Ésta sería la cara, por lo que supone el alquiler del auto durante tantos días, aunque lo mejor de Cuba se encuentra fuera de la capital. Doy por hecho que llegas y sales desde La Habana, aunque si pudieras aterrizar en Santiago, mejor. Que llegar hasta allí es largo. Ten en cuenta que hacia finales de julio es el carnaval. Eso tiene un lado bueno y otro malo. Por un lado, dicen que es impresionante, la ciudad está pletórica. Por otro, se llena y los precio suben. Nivia, nuestra casera, nos cobraba 15 CUC al día en junio; pero en julio, decía, todos subían a 25 CUC. En fin, nadie mejor que tú para calibrar tu economía. Cuba ha dejado de parecerme cara este año, quizá porque me sienta más espléndido que años ha, o simplemente porque el cambio está mejor (1,28 CUC por 1 €). El lugar más caro para alojarse es La Habana, donde es ya difícil encontrar algo por debajo de los 30 CUC (es allí donde les ponen impuestos más altos los arrendadores de alquileres turísticos). A más días de estancia en una casa, mejores precios puedes conseguir. El desayuno está en unos 3 CUC. Te recomiendo que lo tomes todos los días. Es muy generoso, y es probable que te ahorres comer, ya que llegarás casi sin hambre. La Punta. Comienzo del Malecón. La Habana.
  22. El "Extrema" se empezó a hacer justo el año que tú naciste. Fue un alivio tener pistas de tenis cerca y un lugar para pedalear sin coches. Por ahí paso 4 veces al día. Un buen sitio, con vistas a la Bola del Mundo.
  23. Hace unos días me desplacé a la canícula capitalina para ver Caminando (Still Walking en su versión inglesa), del director japonés Kore-Eda. Este amigo del sol naciente realizó hace unos años Nadie sabe, fantástica película (dicen) sobre el lado cruento de la infancia. Ahora la cosa va de un fin de semana de reencuentro familiar, con sus nostalgias, hipocresías y cariños. A mí me gustó el detalle y el realismo con que recrea sentimientos que todos habremos tenido en nuestra vida familiar. Eso sí, a costa de centrarse mucho en las relaciones personales (de las cuales vemos apenas 24 horas, pero se intuyen años), de tal manera que la historia es bastante monotemática. O, vamos, la oriental de toda la vida: de ritmo lento. Si es excesivamente pausada o apaciblemente intensa, que lo decida cada cual. Yo le doy un notable. La de Harrison el Alfarero pinta bien, sí, habrá que animarse. Y espero con ansia Up! (la nueva de Pixar), a finales de mes.
  24. Lo nuestro fue más disparatado que disparado: 492 euros por persona, i/v, todo incluido. Llegada en Santiago y vuelta desde La Habana. Lo sacamos directamente de la web de Cubana de antelación, para junio, con un par de meses de antelación. "Rentar el auto", desde España, nos costó unos 50€/día. 350 los pagamos ya aquí. El resto, lo que corresponde al seguro y al dropoff (el coste de coger el coche en un sitio y dejarlo en otro), en mano al alquilarlo. Fue un maravilloso y fiel Hyundai I10... ¡automático! Ya iremos subiendo las fotos, con cierto orden, de este Cuba 2009.
  25. Iba a poner alguna de Cuba... pero las dejo para el diario. Creo que éstas aún no las había subido: Todas en el Velódromo de Alcobendas, Mayo de 2009.
×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.