Jump to content
  • Registrar

alvin

Miembros
  • Contenido

    1.419
  • Ingreso

  • Última visita

  • Días ganados

    1

Todo lo publicado por alvin

  1. No es absurda, pero es una noticia que ha de saberse: MUERE UNO DE LOS PADRES DEL TRIVIAL PURSUIT
  2. Guía Trotamundos. Copiado. Hacia Khajuraho: En tren hasta Satna, luego autobús hasta Khajuraho. Para ir a Satna (7 trenes diarios) preferid el Pawan Express. Salida a las 23:30h. Duración unas 7 h. Tomad un rickshaw para realizar los 2 km que separan la estación de tren del Bus Stand. Desde allí, muchos trenes regulares hacia Khajuraho, pero no después de las 15 h. Trayecto en 4 h.
  3. Yo me lo pasé genial en Kjajuraho, aunque son más plastas que en ningún sitio. Los templos merecen la pena, también pillarse una bici y pasear por los alrededores. Más tarde te miro la ciudad (creo que no es Jansi, eso era para ir, no para salir)
  4. Hombre, viendo que vuestra agenda debe de ser muy apretada y es una "política de mínimos", me parece algo coherente. Que yo recuerde, y recuerdo bien, de Khajuraho a Varanasi no había tren... ¡Así que a la inversa supongo que tampoco! Espera... lo que hicimos fue, desde Khajuraho, chuparnos 4 horas en un bus graciosísimo (India profunda), hasta una ciudad de cuyo nombre ahora no puedo acordarme (debería mirar papeles) y, una vez allí, tren nocturno a Varanasi, donde llegamos a eso de las 6 de la mañana. A la inversa se podrá hacer, de alguna manera.
  5. Aprovechando que ahora tengo más tiempo para forear (es decir, vuelvo a trabajar 8 horas), subo aquí unas recomendaciones que he hecho a los Gayofos vía privado, y así subo este diario, que alguna cosa interesante puede tener para nuevos viajeros indios. ----- Tenéis 13 días por India. No es mucho, así que os recomiendo ver menos y mejor. Jaisalmer merece MUCHO la pena, en plan tranqui. Jodhpur mola, pero se puede ver entre tránsito y tránsito de Jaisalmer. Imprescindible la fortaleza y sus vistas. CONSEJO IMPRESCINDIBLE: India es caos, suciedad, movimiento. Esas sensaciones os pueden abrumar, incluso cansar. Por eso, a mi juicio, Orccha no es una opción, sino una obligación. De los poco sitios en donde, hasta cierto punto, puedes pasear a tus anchas. Gwalior, Datia (aunque no las conozco), también. Por eso os recomiendo evitar Jaipur, casi tan ruidosa como Delhi. Dadle un descanso a vuestras vías respiratorias, a vuestros oídos, y un homenaje a vuestros ojos en lugares más verdes y pequeños. Yo no tuve problema alguno en las comidas. Bueno, ahora sí, con lo que las echo de menos. Me puse malo dos días, pero por puro empacho: me comía todo lo que mis compis dejaban en el plato, que era delicioso. Ellos sí se pusieron malos. Yo comía cosas que compraba en la calle. Cada cual es un mundo. Billetes. Si sois 8, sí, compradlos por adelantado. Quizá en Delhi, el primer día, en la oficina para extranjeros. Es la mejor y más cómoda opción (además de uno de los poco lugares tranquilos y con aire acondicionado que encontraréis: nosotros entrábamos allí sólo por gusto). Nosotros apenas tuvimos problemas con la reserva de trenes, pero el "apenas" fue engorroso. Apuesto por la reserva, sobre todo para ahorraros sorpresas: es lo que hay que hacer cuando se quiere ver mucho en poco tiempo.
  6. ¡Hola a todos! Quizá no es lo mejor que hemos traído últimamente, pero quizá sí lo más conocido. Esta noche, en directo, y desde los estudios de Radio Utopía, Coque Malla. Y, sí, nos traerá su canción IKEA, entre otras novedades. Y, en la sección de cine, el "24+1", hablaremos con los responsables del FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE CORTO DE TEMÁTICA SEXUAL, que se celebrará en Madrid del 2 al 5 de junio. Así que no me digáis que la noche no viene calentita... A partir de las 22:30h, en el 102.4 FM (Madrid Norte) o en www.radioutopia.es. OS ESPERAMOS.
  7. Hace unos días vimos El escritor y Two Lovers. De la de Polanski puedo decir que me lo pasé razonablemente bien. Una historia del gusto de su director, o que, al menos, la ha llevado a su terreno, con una buena dosis de intriga, personajes oscuros, protagonista perdido y paisajes evocadores. En algún momento, quizá por esto último, me recuerda a La muerte y la doncella. En otros, por la búsqueda algo enfermiza de algo que no se conoce muy bien qué es, a La novena puerta, aunque la adaptación de la novela de Robert Harris es bastante mejor que la de Pérez-Reverte (algo fácil, por otro lado). En la zona central decae un poco, o eso me dio la impresión. Pero tiene la virtud de encadenar con un buen final, lo cual hace que te levantes de la butaca moderadamente feliz de haber pasado parte del día con Ewan McGregor y Pierce Brosnan. Two Lovers es la última de James Gray, aunque no sea precisamente reciente, sino que data de 2008. Yo no vi La noche es nuestra, de lo cual me arrepiento cada día más, ya que todas las recomendaciones que recibo merecen mi confianza. En esta ocasión, Gray (el mejor director desconocido de EEUU para unos cuantos) escribe y dirige un drama romántico, inteligente y nada bobalicón, en su conjunto. Claro que los 20 primeros minutos me parecen magistrales, llenos de matices, y lo de después no está a la altura. Pero, claro, en otro caso estaríamos hablando de la película del siglo, o del milenio. Está bien esta historia, quizá la típica de hombre-encuentra-a-chica-que-le-conviene-pero-prefiere-a-mujer-fatal, aunque con un buen barniz de estilo. Protagonizan Joaquin Phoenix, Gwyneth Paltrow y Vinessa Shaw (¡pibón!).
  8. ... Pero lo mismo te lo pasas tan bien o mejor que yo, que es lo que importa. Disfruta y cuenta de vez en cuando. Suerte.
  9. Cachisenlamar. Yo que me había hecho ilusiones... En fin, tendremos que esperar a que el Gobierno nos haga incultos y esclavos a todos dejándonos sin ocio audiovisual (u ocio audiovisual gratis). Por si acaso, aquí dejo esto: Explotación al obrero Tiranía del capital ¡Buena semana!
  10. Hace unos días empecé 1280 almas, de Jim Thompson. Este autor es uno de los más conocidos escritores estadounidenses de novela negra, y la novela de la cual hablo, su obra más representativa. Murió en 1977 y también fue ocasional guionista de cine (Senderos de gloria, por ejemplo). Narra las tribulaciones de un sheriff de un pequeño pueblo (imaginad de cuántas almas) para mantenerse en el poder. Llevo sólo unas páginas, pero me lo estoy pasando pipa. Me troncho con el tono de la narración y sus personajes.
  11. Esta semana fuimos a ver Shutter Island. Desde luego, es una película muy bien ambientada, fotografiada y con una música muy sugerente (aunque algo vista y, quizá, utilizada en demasía). La intriga me mantuvo atento durante el primer tramo de la historia, en la que pasamos continuamente del suspense a un cierto terror psicológico. Sin embargo, según avanzaba el metraje, me fui desentendiendo de la trama. Para mí, se le empezaron a ver las costuras demasiado pronto. La intriga es (¿era?) mi género favorito. Quizá me atiborré de esas historias en la adolescencia y ahora pago la factura (sigo teniendo granos). Pensando en por qué tan pocas pelis de este estilo me seducen últimamente, recuerdo Perdidos, a la cual Selem me ha llevado desde hace un mes. Estoy viendo la primera temporada y, sí, me gusta. Pero creo que porque me inyectan la dosis adecuada en 40 minutos. Hasta ahí aguanta bien la intriga per se. A partir de ahí, creo que necesito otro argumento serio para que me mantenga atento. Con todo, una película de suspense superior a la media. Eso estaba fácil para el dire Scorsese.
  12. 1. Gracias por hundir mi autoestima pero yo no entré en este foro buscando eso... Eso dicen todos. 2. Espera empiezo a entender una cosa, lo del interrail es una tapadera esto es una versión gratuita de meetic Ídem.
  13. ¡Buenas! El día antes de rellenar el impreso de admisión (o lo que quiera que fuese) para la Universidad, a finales del pasado milenio, yo era periodista. In pectore, claro. Presiones familiares me empujaron a olvidarme de ello: que si vas a ir al paro, que si mira tu tía, que si tienes más posibilidades de escribir sabiendo de algo en concreto que un poco de todo... Así que cambié mis preferencias, aunque no de Facultad: mi primera opción (y la que iba a salir, porque ya sabéis que soy un tío muy listo, me lo dijo Hurtado; Jordi, para mí) sería Publicidad y Relaciones Públicas. Tampoco es que fuera mi sueño ser periodista. Yo hubiera preferido ser aventurero, deportista de éxito, cineasta o regentar un prostíbulo de lujo. Pero para eso hubiera hecho falta ser o valiente, o esforzado, o talentoso, o saber mucho de la vida. Yo era apocado, indolente, limitado y rematadamente virgen. Así que para poder ganarme el pan, los cereales y el chocolate debía explotar el único recurso en el que me sentía superior a la media: sabía escribir sin faltas de ortografía. Quizá con ese inmaculado don podría revertir algunos de esos defectos (con el tiempo me he dado cuenta de que lo he conseguido). Lo de la Publicidad y Relaciones Públicas sonaba bien. Quizá computara como dos carreras, y, además, estaba llena de mujeres. Bueno, esto lo digo ahora para completar el relato, porque me enteré el primer día de clase. Por otro lado, me permitía seguir siendo indolente, porque yo deseaba ser copy (los que hacen las frases publicitarias, entiéndase). Es decir, iba a ganar tanto o más que los periodistas escribiendo infinitamente menos. Como plan, no estaba mal. Con el paso del tiempo, descubrí dos cosas: una, que hubiera muchas chicas en clase no era sinónimo necesario de triunfar. Otra, que lo que a mí me tiraba no era sólo escribir, sino cómo y dónde se escribía. Antes de los 20 años, me enteré de que era todo un esteta. A mis padres se lo vendí como vena artística. Así que, sin saber muy bien cómo, aprendí por vía intuitiva el paquete básico de esos programas informáticos que nos recitaban los profesores: Quark, Freehand, Photoshop. A la par, mi camino cinéfilo se iba asentando, escribiendo guiones, asistiendo a grabaciones de cortos, pajareando por los bajos fondos de la Facultad (los platós). Esos cortos necesitaban carteles, que siempre acababa haciendo yo. Elegí todas las asignaturas posibles que tuvieran que ver con arte y diseño. Antes de que acabara la carrera, observé que era todo un proyecto de diseñador gráfico. Quién me lo iba a decir, si no tenía ni pajolera idea de dibujo. O casi. Un profesor (el señor Benavides, un tostón de hombre, un cielo de persona) me dio la oportunidad de acceder a un par de becas. Me pasé todo un verano maquetando en Semana, donde la prensa rosa me enseñó lo que la vida no había hecho. Al año siguiente, a la par que estudiaba 5º de carrera, trabajé para British Telecom, con su intranet. Me toqué las narices olímpicamente, apenas había que hacer, pero gané un par de concursos por internet, un viaje a Australia y otro a Oxford. Es una larga historia, y todos debemos ir a cenar ya. Finiquité mi carrera, pasé unos meses decidiendo qué iba a ser de mi vida (que si trabajar en el extranjero, que si me cortaba el pelo así o asá, cosas de la edad), hasta que me hice un curso de especialización en diseño de revistas y, poco después y de manera casual, encontré un puesto de trabajo de maquetador, cerca de casa y en una revista de cine. Y eso, hasta la fecha. En ese periodo, seguí escribiendo. Cuentos, injustamente ignorados por la crítica mundial, aunque algún concurso iluminado me publicó un par. También, si sirve de algo, algún que otro post interesante en este glorioso foro. Ahora vamos a acercarnos un poco al quid de este panfleto. Como gafapasta sin gafas del cine, como escribidor sin oficio del arte de escribir, me ofrecí voluntariamente en mi revista para cubrir festivales de cine, a los cuales acudo desde el que Clinton amaba a Monica. Viendo el editor que no me hacía falta el corrector ortográfico y que sabía diferenciar a Charlize Theron de Carmen Machi, decidió ir confiando en mí en diversas tareas de redacción, si bien de manera ocasional. Desde hace un año, la crisis del mundo, y la del vídeo, nos azota vilmente. Se ha ido despidiendo a gente, en la actualidad estamos en un ERE (trabajamos 4 horas) y, ante la escasez de elementos, pues se me ha nombrado, oficialmente, redactor. Sin dejar de maquetar, hacer publis, web, etc. Vamos, aprendiz de todo... ESTA ES MI EXPERIENCIA en este mundillo. La dejo para que los jóvenes e inquietos proyectos de plumillas saquen son conclusiones. La mía, si soy capaz de extraer algo de lo vivido, es que ser periodista es algo similar a director de cine o estafador bancario. Hace falta un cierto nivel de estudios, evidentemente. Cuantos más, mejor. De hecho, lo principal es ser una persona más o menos curiosa y con ciertas ínfulas culturales. Pero tanto como eso pueden influir los azares de la vida, tener suerte, o un buen padrino. A cenar bien.
  14. Hola chicos y chicas de buen vivir. Chas gracias y no me olvido de Saber y Ganar. ¡Os lo contaré todo! ¡Me duele tanto que no me haya llamado Jordi! ¡Para mí es mi mejor amigo! ¿Verdad, Jordi, verdad? PD: besitos a Holden
  15. Cullons! ¡Que yo en aquel programa pasé el Reto! ¡¡¡¡TONGO!!!! Han debido de hacer un montaje con tomas falsas, o algo así...
  16. Juanjo Cardenal se parece a Gabriel García Márquez, es lo primero que pensé. Mañana es un día importante. Entre el programa de hoy miércoles y el de mañana jueves paramos por dos semanas. En ese espacio de tiempo, pude encontrar la respuesta a la Parte por el Todo, con el impulso de Selem. Así que... ¡a ver si llego el primero y gano el bote!
  17. Pues entonces hemos coincidido contigo en la "proyección". Lo estaba viendo con Selem, que no pudo hacerlo por la mañana. No, no, yo apuesto 20. Si gano, me los dan, y a la otra persona le quitan la mitad de mi apuesta. Todo cuadra. A modo de anécdota, os cuento que cuando a Irina (una chica encantadora, por cierto) le quedaban 20, pues tiene que apostar 20 (apuesta mínima). También falla esa pregunta... y cortan el programa. No puede quedarse con 0, porque entonces, en la siguiente pregunta, no tengo sobre qué apostar. Entonces le dan la respuesta correcta y se vuelve a grabar su pregunta.
  18. Bueno, chicos, gracias por los ánimos de nuevo. Hay cosas que contar, preguntas por responder, pero se me hace tarde. ¡Me lo apunto! Mañana más...
  19. Respecto al tema del cine español, y de las subvenciones, y de su uso político, y todo el rollo de siempre, podría opinar... pero como monde ya me pisa buena parte de lo que diría, pues suscribo.
  20. Pues tiene algo de eso, pero llevado al entorno. El regidor nos dice que nos coloquemos en la posición de las "luces" y allá vamos, los 3 concursantes, Juanjo, Pilar y Jordi. Suele ser éste quien tome la voz cantante, y empiece con un "Bueno, pues ánimo, tranquilidad y a hacerlo bien", o se habla de alguna pregunta-respuesta del día anterior, o, simplemente un "venga, muchachos, moveos un poco, que se vea que tenemos vidilla". Luego, el regidor anuncia "a sus puestos", ya todos subimos al estrado. El campeón, "a la S" (donde está la letra) y los otros dos, "a la Y". Una vez arriba, se corta y Jordi vuelve a bajar. Lo que se ve en la tele es una secuencia, pero no es así. En esos momentos se recolocan las cámaras, se enfoca a los concursantes (nos ponemos, momentáneamente, en los estrados) y Jordi vuelve abajo. Es entonces cuando dan el "OK" final, Jordi suelta su frase sin la que no empieza el programa (¡puertas y rampas! ¡Entrando en pista!) sube a su sitio y comienza la grabación real. Si lo que vemos en la tele dura unos 27 minutos, la media de grabación en plató ronda la hora. Se graban 6 programas por día, dos días cada dos semanas. Al llegar al sexto programa, estás agotado.
  21. Voy a pegar aquí una especie de diario que estoy haciendo, sobre el día a día del programa. Las respuestas que queden fuera, las iré exponiendo poco a poco. Os escribo desde la salita de espera, entre bocadito y bocadito. Ahora, la verdad, estoy bastante tranquilo. Esta mañana, cuando mis compañeros fueron recogidos por el chófer de TVE, sí que he tenido verdaderos nervios, como pocas veces en mi vida. "¡Ya están aquíiiii!". He subido a mi habitación, me he tumbado y he tirado de recursos de relajación. Pranayamas yóguicos por un lado; por otro, algo tan sencillo como sostener la mirada en un punto fijo el máximo de tiempo posible: en un aro de las cortinas, para ser más exactos. ¡Y ha funcionado! Así estuve cerca de tres horas. Como nadie me llamaba (ahora me he enterado que Inma me llamaba, pero no daba línea), me decidí a bajar a recepción... ¡justo cuando llegaba otro chófer! Así que, dicho y hecho, aquí me ha traído. Son apenas 300 metros, quizá menos, pero a uno le tratan como a un príncipe... Me han maquillado bastante bien. Creo que toda mi natural belleza ha quedado intacta... En cambio, no he podido ver la nueva prueba (¿Ultima no-se-qué?), así que me lanzarán al plató sólo con las referencias que tengo de mis compañeros. En fin, se trata de acertar, como en todas. Bueno, que luego os cuento. Ya dice Inma que nos pongamos la ropa que queramos, y nos esperan abajo. ¡Qué emoción! Me conformo con pasar un programa. Si me eliminan en éste, será un bajón. Todo lo que sea pasar, me daré con un canto en los dientes. Y unas perrillas para amueblar la nueva casa, que estreno convivencia con mi novia... ¡un gustazo! ¡Luego os cuento! ¡Deseadnos suerte! ----- ¡Buenoooooo! Lo más importante: me he sentido muy a gusto. Nervios, los justitos. Más bien una "tensión activa", como la que tienes al conducir. Al acabar el programa, es como cuando sales de un coche tras un largo viaje. Te das cuenta de la tensión acumulada cuando te estiras, pero hasta entonces, no sentías nada. Eso sí, he tenido dos meteduras de pata garrafales. Ambas en la Última llamada. La primera, la de Felipe "Sexto". ¡¡Según salían esas palabras por mi laringe, sabía que era falso!! Pero me atranqué y solté lo primero que me rondaba por la cabeza. ¡¡Pero leche, si Felipe VI es el que viene ahoraaaaa!! La segunda, la del "Quinto" Poder. ¡¡Pero que yo he estudiado Ciencias de la Información!! En fin, cosas del directo... En realidad, cosas que en 5 segundos para pensar, salen, pero que en 3, quizá no. En la calculadora sabía que no tendría problemas, es mi fuerte. Así que 400 euros, quizá para un televisor mejor. Y el canto en los dientes ya me lo llevo. Fdo... Alberto PD: y no me puedo quejar con el Duelo. Eso de USAIN BOLT me parece la pregunta más fácil de la historia de El Duelo, junto con la de "Eloise de Tino Casal". Y no lo digo porque esté yo. Ha sido un regalo. ----- Después del programa, hemos ido a comer al macrocomedor de abajo. Antonio, Irina, Diego, Mercè (la reserva) y yo. Nos daban mucha comida para el momento en que nos encontrábamos: el buen comer da sueño, y hay que mantenerse despierto, que en la segunda mitad del día se graban otros 3 programas. Así que he intentado ser frugal. Por cierto. Esto es algo que le corresponde más a Morrison-Antonio, pero lo voy adelantando y él dará sus sensaciones. Le han hecho una pequeña-gran jugarreta con las prisas por ir a comer. Con todo lo de la Última llamada, las grabaciones se han ido alargando. Íbamos con cierto retraso, y la hora de comer se ha presentado al acabar yo la calculadora. Así que Sergi ha decidido que había que ir a comer ya. Lo cual quiere decir que Antonio ha comido sin saber qué iba a ser de él. Menos mal que lo ha hecho muy bien, porque en caso contrario, hubiera sido para hacerse sangre. También quiero dar cuenta de mi empanamiento en un momento muy concreto. En la décima Pregunta Caliente, cuando ya me sabía salvado y sólo tenía que enviar la última, me llegó el rebote. Yo, en cuanto la solté, me quedé tan ancho. Allá que se la repartan ellos. Bien, pues ellos dos fallan, evidentemente me llega a mí (no dicen mi nombre, no caigo en si es lo normal) y estoy tan "relajado" que... ¡ni me doy cuenta! Y mira que no era muy complicada (no la sabía de primeras, pero quizá sí por deducción). En fin, a ver si en el siguiente estoy más centrado. Otro detalle que quiero comentar (más a los que nunca han ido, a los ex concursantes todo esto les sonará a déjà vu). En el plató me he sentido muy bien, buen ambiente, tranquilidad hasta cierto punto. Lo que más me ha sorprendido es que, desde casa, lo que vemos es un escenario muy bien iluminado, contrastado, nítido. Sin embargo, nosotros lo que vemos es oscuridad y brillo. Es decir, un largo plató en cuyo fondo no recae luz y los focos que te enfilan directamente, sin compasión. A mi pregunta a Lluch (¿se escribirá así?), el regidor, sobre si se puede hacer algo, una respuesta cristalina: "es lo que hay". Por cierto, la turba que hoy me ha acompañado en casa (eso parecía un partido de fútbol: mi familia, mis amigos del colegio, del instituto, de la facultad... ¡casi no se oía!) se ha pronunciado muy en contra de la Última llamada. Supongo, más que nada, que porque les he comentado que, justamente, esos 200 euros eran los que tenía presupuestados para invitarles a algo más tarde. Se han tenido que conformar con té que traje de la India y pastas del Alcampo...
  22. Queridos telespectadores Gracias por pasaros por Saber y Ganar. Hacéis comentarios y preguntas muy interesantes que pretendo responder una a una. Llevo meses poniendo los cuernos a nuestro Foro con el de Saber y Ganar. Allí se está abriendo una gran polémica con lo de esa última llamada. Bueno, eso de gran polémica es lo que se allí se cree. Es un foro aseado, limpio, educado... ya sabéis, concursantes eméritos de Saber y Ganar: no hay faltas de ortografía. Se tenían que haber pasado por aquí para saber lo que es una gran polémica... Bueno, pues cuando tenga oportunidad, me pongo a ello. Continuará...
  23. La medianoche no cuenta como llegar tarde, ¿verdad? ¡Pues felicidades!
  24. Porque al final, una cosa es clara en este programa: todos perdemos (bueno, menos José Manuel Dorado). Mañana, elegirás tú quién quieres que sea. Luego, ya hablaremos... ¡Gracias a todos los demás! Os premiaré con una foto de Juanjo Cardenal... a su debido tiempo, jaja.
  25. ¡No os voy a contar nada, noziya! Sólo, quizá, las cosas del día a día, de cada programa. Pero nada de número de programas... lo mismo no lo sé ni yo. Sí que comento que se puede ver, en diferido, en http://www.rtve.es/alacarta/la2/abecedario/S.html. Hala, a pasarlo bien, con lo que toque.
×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.