Jump to content
  • Registrar

alice2p3

Members
  • Contenido

    3
  • Ingreso

  • Última visita

Reputación comunidad

0 Neutral

Acerca de alice2p3

  • Rango
    Bebe
  1. alice2p3

    Ayuda hostales en Praga-Viena y Budapest

    Hola, estoy realizando una campaña de desacreditación del Chili Hostel de Praga, contando mi experiencia. Quiero compartirla con vosotros, para que no haya más víctimas. He copiado y pegado mi mensaje desde tripadvisor, por lo de las fotos y todo eso que pone es lo que colgaré allí. "Buenos días. Me dispongo a contar una de las mayores historias de terror que pueden ser contadas. Y lo pongo en mayúsculas para que todo el mundo por favor lo lea, porque cuanta menos gente consiga que vaya a ese antro de pesadilla, mejor. Acabo de volver de Praga junto con el resto de mis compañeros. Nos encontrábamos realizando un interrail, el viaje de nuestras vidas. Hasta que llegamos a lo peor que nos podía haber pasado. Y os cuento nuestra estancia detalle a detalle. Llegamos un sábado a eso de las 4 de la tarde. Un hostal lúgubre y bastante camuflado, con puerta de bisagras sin ningún tipo de control sobre las entradas y salidas de la gente. Ya, nada más llegar, apreciamos la bordería de los recepcionistas, a los cuales sólo les interesaba que pagaras nada más llegar (imagino que por si luego te arrepentías, cosa que debe ser bastante frecuente). Bien, les damos el dinero y sin demasiada cordialidad nos dan las llaves de la habitación. Nos adentramos en esa cueva de mala muerte (con buen wifi, eso sí), abarrotada de gente, erasmus, excursiones de jóvenes por todos lados... y comenzamos nuestro ascenso hasta un quinto piso, que fácilmente puede considerarse un décimo por la gran altura del edificio(más antiguo que mis abuelos), sin ascensor!!!!!! mientras ascendemos, podemos apreciar lo antiguo de la estancia, pero bueno, pudiera ser salvable. Llegamos al quinto piso, y una puerta con llave separa las habitaciones del rellano de la escalera. Tras traspasarla, llegamos a nuestra habitación. Éramos 7 personas en una habitación de 8 y, como ya nos habían advertido, teníamos un compañero en la habitación, algo completamente normal en este tipo de hostales. Nosotros nos consideramos buenas personas y bien pensadas, por lo que, las cosas del huésped se encontraban en la habitación, las miramos un poco, bien ordenadas y de una persona aseada, nada más que sospechar. Se suponía que iba a estar 2 noches con nosotros, esa y la siguiente. Comenzamos a instalarnos en la habitación, y comienzo su espeluznante descripción: para empezar todo es muy muy viejo. Cada vez que das un paso en la habitación temblaban hasta las camas. La limpieza brilla por su ausencia, así que cuidado, no te vayan a comer las pelusas monstruosas que viven debajo de las camas, y si algo de comida se te cae al suelo cuidado, no lo vayas a coger porque será una muerte segura. Abajo nos dieron sábanas y toallas (un detalle por su parte) aunque vista la limpieza del hostal, no nos entusiasmaba mucho usarlas. sin embargo, la sábana bajera de la cama estaba puesta en el colchón, cosa que nos dio mal rollito, ya que sospechamos que no las cambiaban de un huésped a otro, aunque eso sólo son suposiciones. Los baños eran lo peores de la historia, un puñetero baño común con ducha y váter para dos habitaciones de 8 personas cada una. Embozado hasta las trancas, con restregones y un olor a desagües en la planta que no había quién respirara. De hecho, voy a subir fotos, quizá no ahora, pero en dos días estarán subiditas para que tengáis muchas pesadillas. la almohada daba miedo usarla, estaba con manchas de sudor o vómito o algo por el estilo, y las sábanas también tenían manchas bastante sospechosas (que también subiré). Nos planteamos seriamente cambiarnos de hostal, pero por las circunstancias, finalmente decidimos quedarnos, y no sabíamos que esa sería una de las peores decisiones de nuestras vidas. La primera noche transcurrió con normalidad, con la excepción de que cuando llegamos a las 11 de la noche, no había luz en la habitación, y a la hora conseguimos que alguien subiera a cambiarnos la bombilla. Todos nos disponíamos a dormir cuando apareció nuestro compañero. Un chico muy normal, con cara de estar abrumado por tener a 7 extranjeros en su habitación. Yo también tendría esa cara de pesadumbre. él se fue a dormir también y tuvimos una noche de "descanso" acompañada de gritos de borrachos en el pasillo, en colchones que adoptaban la forma de tu cuerpo de tal forma que quedabas encajado sin poder moverte. Al día siguiente, nos levantamos, y nuestro compañero recogió todas sus cosas y se fue. Nos resultó un poco raro, ya que se suponía que iba a estar dos noches con nosotros y no habíamos sido tan molestos como para irse, pero bueno, supusimos que estaba abrumado y que decidió cambiarse de habitación. ese día fue un poco mejor. El hostal ya estaba más vacío, ya que era domingo y la mayoría de erasmus y excursionistas se iban, y aparentemente nos íbamos a quedar bastante solos en el hostal. apreciamos algo más de limpieza debido a esto y nuestras perspectivas pésimas del hostal comenzaron a mejorar, no estábamos tan mal. El día fue genial, Praga es una ciudad mágica y nos encantó a todos. Y llegó la noche. Uno de mis compañeros había estado viviendo un año entero en Praga y se la conocía a la perfección. Queríamos ir a una de las discotecas más conocidas de Praga, de cuatro pisos, cerca del puente carlos III. Por precaución, nos contó todo lo que robaban en Praga y que ni se nos ocurriera ir con las cosas encima a esa discoteca. Prevenidos, decidimos llevarnos nuestro carnet de identidad, algún móvil y el dinero necesario. estábamos prácticamente solos en el hostal, en un quinto piso, sin compañero en la habitación. Cogimos una de las taquillas de la habitación donde dejamos nuestras cosas de valor bajo candado Tuvimos varios intentos de llevarnos más cosas pero como se suponía que nos iban a robar en la discoteca, nos daba bastante respeto. Con todo supuestamente asegurado en la habitación, nos fuimos. Abajo, en los ordenadores, vimos a nuestro queridísimo compañero del día anterior, a esto de las 12 y media de la noche, viendo una película. La noche en la discoteca fue genial, sin incidentes. Ya las 3 y media más o menos, decidimos volver al hostal,queríamos descansar y seguir nuestra visita a Praga al día siguiente. Y comenzó la verdadera pesadilla. Entramos al hostal, sin control alguno sobre quién entra o quién sale. Llegamos al rellano del quinto piso, donde la puerta de acceso a las habitaciones se encontraba cerrada con llave, sin forzar. Abrimos con normalidad y vemos nuestra puerta entreabierta, con la bufanda de una de mis compañeras a modo de lacito atada en la puerta. en esos momentos sólo pensábamos "por favor, que sea porque han metido a alguien en la habitación, nada más". Pero no. Os podéis imaginar lo que nos encontramos al abrir la puerta (también subiré fotos cuando las disponga). Todo,absolutamente todo, revuelto por todos lados. la taquilla reventada, la puerta bien pateada, todas nuestras cosas abiertas por el suelo, las maletas, la ropa interior, los colchones levantados. Todo. En esos momentos, me entró la ira y bajé corriendo hasta la recepción. Comencé a intentar explicarme o pedirles explicaciones con el poco inglés que me salía en esos momentos. me decían que no me entendían. Se estaban riendo en mi p*** cara. Claro que me entendían. Había dos chicos en la recepción, a los cuales parecía que eso ni les iba ni les venía. no se molestaron en subir a la habitación. No pusieron cara de sorpresa ni nada. Les expliqué lo que pasaba, y así se quedaron como dos gili******. Bajó un compañero mío, les volvió a decir que nos habían robado, y sólo se les ocurre decir "ok". Les pedí que por favor me dejaran llamar a mi casa, necesitaba cancelar mi tarjeta y me dijeron que no era posible (y una mier** que se coman que ellos llamaban dónde les salía de las narices). Tuvieron el detalle de llamar a la policía, pero sin mucho énfasis. Les pedimos que miraran los vídeos de las cámaras y resulta que sólo están de pega. Ellos no habían visto salir ni entrar a nadie sospechoso, o eso decían, aunque dudo mucho que prestaran mucha atención. Hemos llegado a pensar que estos dos individuos estaban compinchados y que posiblemente se llevaran comisión del robo. Llegó la policía. Tomaron huellas de nuestra habitación y nos hicieron ir a comisaría a las 5 de la mañana por nuestro propio pie. Nos decían que era muy común en ese hostal y que tampoco estaban por la labor de hacer nada por buscar nuestras cosas, cuando estábamos casi seguros de que seguían en el hostal. En comisaría, hicimos un inventario de todo lo robado. Nos robaron prácticamente todo: pasaportes, billetes de interrail, ropa, dinero, móviles, carteras, gafas de ver, gafas de sol, cámaras... hasta un puñetero palo de selfie!!! fue un robo con mala leche, no podíamos continuar con el interrail porque los billetes no se pueden volver a recuperar, estábamos realmente jodidos. Después de declarar en la policía, volvimos al hostal. El ladrón en ese tiempo obviamente se habría pirado, y no hicieron nada por registrar a nadie ni pedir nada de nada!!! entramos al hostal y los muy gili****** se estaban riendo de nosotros!!!!! En plan comidilla!! Es que era muy fuerte!! Lo comentamos con algunos huéspedes del hostal también españoles que estuvieron por la noche intentando ayudarnos con el tema móviles e inventario, y también decidieron pirarse del hostal. Por la mañana, uno de mis compañeros pidió que por favor viniera la encargada. Los dos tíos de la noche ya no estaban y estaban dos chicas en su lugar. Les pedimos explicaciones, las cuales no nos daban. ¿Cómo era posible que no hubiera ningún tipo de control? Tampoco habíamos recibido ninguna disculpa, sólo la encargada tras el abrume del momento, hizo un amago de disculpa pero diciendo que su hostal era seguro, que era la primera vez en cuatro meses!!!!!!! Cuidado, menudo record para ellos, porque según la policía era super frecuente en su hostal, pero no hacía nada por solucionarlo!!! Las cámaras no graban y no hay control en quién entra o sale, seguro por los cojo***, aparte de las puertas eran de papel. La chica nos dice que sospechaban del tío que había dormido con nosotros, porque resulta que tenía las dos noches pagadas y que canceló la segunda noche, pero todavía estaba en el hostal esa noche!!!! nos vio salir! Por qué cojo*** alguien que no está registrado en el hostal se le permite estar dentro de él y usando todas las instalaciones como si no pasara nada? dónde narices está la seguridad y la responsabilidad de un hostal de este tipo en el que se supone que confías tus cosas?? Nos piramos de allí, claro. Y pasamos la noche en otro sitio, el hotel King George, de tres estrellas al lado del puente Carlos, por 10 euros!!!!!!!! una pasada de hotel, estaba genial, con buffet de desayuno incluido!! en serio, lo barato sale caro, esta p*** mie*** de hostal nos debería de pagar por que nos alojáramos allí. Tuvimos que abortar el viaje, nos quedamos sin nada. Ayer regresamos a España. Hoy estoy poniendo críticas por todos lados y les vamos a denunciar también, por supuesto. Sabemos que no va a aparecer nada, pero nos han jodido. También fuimos gili****** nosotros, por supuesto, pero eso no se puede permitir por parte de un hostal, cuando te ponen a tu disposición unas taquillas que no son seguras. Y para más inri, esto ocurrió ayer. Esta mañana me meto en el Guest Book y fijaos que casualidad está bloqueado temporalmente. Me da igual, lo voy a poner por todos lados en todos los idiomas. Y ojalá nadie más vaya allí y se coman su propia mier**. Y ya está, ya me he desahogado. Lo dicho, me voy a hinchar a subir fotos. Seguramente no consiga nada, pero si consigo quitarles huéspedes, eso que me llevo. un saludo a todos."
  2. Hola, estoy realizando una campaña de desacreditación del Chili Hostel de Praga, contando mi experiencia. Quiero compartirla con vosotros, para que no haya más víctimas. He copiado y pegado mi mensaje desde tripadvisor, por lo de las fotos y todo eso que pone es lo que colgaré allí. "Buenos días. Me dispongo a contar una de las mayores historias de terror que pueden ser contadas. Y lo pongo en mayúsculas para que todo el mundo por favor lo lea, porque cuanta menos gente consiga que vaya a ese antro de pesadilla, mejor. Acabo de volver de Praga junto con el resto de mis compañeros. Nos encontrábamos realizando un interrail, el viaje de nuestras vidas. Hasta que llegamos a lo peor que nos podía haber pasado. Y os cuento nuestra estancia detalle a detalle. Llegamos un sábado a eso de las 4 de la tarde. Un hostal lúgubre y bastante camuflado, con puerta de bisagras sin ningún tipo de control sobre las entradas y salidas de la gente. Ya, nada más llegar, apreciamos la bordería de los recepcionistas, a los cuales sólo les interesaba que pagaras nada más llegar (imagino que por si luego te arrepentías, cosa que debe ser bastante frecuente). Bien, les damos el dinero y sin demasiada cordialidad nos dan las llaves de la habitación. Nos adentramos en esa cueva de mala muerte (con buen wifi, eso sí), abarrotada de gente, erasmus, excursiones de jóvenes por todos lados... y comenzamos nuestro ascenso hasta un quinto piso, que fácilmente puede considerarse un décimo por la gran altura del edificio(más antiguo que mis abuelos), sin ascensor!!!!!! mientras ascendemos, podemos apreciar lo antiguo de la estancia, pero bueno, pudiera ser salvable. Llegamos al quinto piso, y una puerta con llave separa las habitaciones del rellano de la escalera. Tras traspasarla, llegamos a nuestra habitación. Éramos 7 personas en una habitación de 8 y, como ya nos habían advertido, teníamos un compañero en la habitación, algo completamente normal en este tipo de hostales. Nosotros nos consideramos buenas personas y bien pensadas, por lo que, las cosas del huésped se encontraban en la habitación, las miramos un poco, bien ordenadas y de una persona aseada, nada más que sospechar. Se suponía que iba a estar 2 noches con nosotros, esa y la siguiente. Comenzamos a instalarnos en la habitación, y comienzo su espeluznante descripción: para empezar todo es muy muy viejo. Cada vez que das un paso en la habitación temblaban hasta las camas. La limpieza brilla por su ausencia, así que cuidado, no te vayan a comer las pelusas monstruosas que viven debajo de las camas, y si algo de comida se te cae al suelo cuidado, no lo vayas a coger porque será una muerte segura. Abajo nos dieron sábanas y toallas (un detalle por su parte) aunque vista la limpieza del hostal, no nos entusiasmaba mucho usarlas. sin embargo, la sábana bajera de la cama estaba puesta en el colchón, cosa que nos dio mal rollito, ya que sospechamos que no las cambiaban de un huésped a otro, aunque eso sólo son suposiciones. Los baños eran lo peores de la historia, un puñetero baño común con ducha y váter para dos habitaciones de 8 personas cada una. Embozado hasta las trancas, con restregones y un olor a desagües en la planta que no había quién respirara. De hecho, voy a subir fotos, quizá no ahora, pero en dos días estarán subiditas para que tengáis muchas pesadillas. la almohada daba miedo usarla, estaba con manchas de sudor o vómito o algo por el estilo, y las sábanas también tenían manchas bastante sospechosas (que también subiré). Nos planteamos seriamente cambiarnos de hostal, pero por las circunstancias, finalmente decidimos quedarnos, y no sabíamos que esa sería una de las peores decisiones de nuestras vidas. La primera noche transcurrió con normalidad, con la excepción de que cuando llegamos a las 11 de la noche, no había luz en la habitación, y a la hora conseguimos que alguien subiera a cambiarnos la bombilla. Todos nos disponíamos a dormir cuando apareció nuestro compañero. Un chico muy normal, con cara de estar abrumado por tener a 7 extranjeros en su habitación. Yo también tendría esa cara de pesadumbre. él se fue a dormir también y tuvimos una noche de "descanso" acompañada de gritos de borrachos en el pasillo, en colchones que adoptaban la forma de tu cuerpo de tal forma que quedabas encajado sin poder moverte. Al día siguiente, nos levantamos, y nuestro compañero recogió todas sus cosas y se fue. Nos resultó un poco raro, ya que se suponía que iba a estar dos noches con nosotros y no habíamos sido tan molestos como para irse, pero bueno, supusimos que estaba abrumado y que decidió cambiarse de habitación. ese día fue un poco mejor. El hostal ya estaba más vacío, ya que era domingo y la mayoría de erasmus y excursionistas se iban, y aparentemente nos íbamos a quedar bastante solos en el hostal. apreciamos algo más de limpieza debido a esto y nuestras perspectivas pésimas del hostal comenzaron a mejorar, no estábamos tan mal. El día fue genial, Praga es una ciudad mágica y nos encantó a todos. Y llegó la noche. Uno de mis compañeros había estado viviendo un año entero en Praga y se la conocía a la perfección. Queríamos ir a una de las discotecas más conocidas de Praga, de cuatro pisos, cerca del puente carlos III. Por precaución, nos contó todo lo que robaban en Praga y que ni se nos ocurriera ir con las cosas encima a esa discoteca. Prevenidos, decidimos llevarnos nuestro carnet de identidad, algún móvil y el dinero necesario. estábamos prácticamente solos en el hostal, en un quinto piso, sin compañero en la habitación. Cogimos una de las taquillas de la habitación donde dejamos nuestras cosas de valor bajo candado Tuvimos varios intentos de llevarnos más cosas pero como se suponía que nos iban a robar en la discoteca, nos daba bastante respeto. Con todo supuestamente asegurado en la habitación, nos fuimos. Abajo, en los ordenadores, vimos a nuestro queridísimo compañero del día anterior, a esto de las 12 y media de la noche, viendo una película. La noche en la discoteca fue genial, sin incidentes. Ya las 3 y media más o menos, decidimos volver al hostal,queríamos descansar y seguir nuestra visita a Praga al día siguiente. Y comenzó la verdadera pesadilla. Entramos al hostal, sin control alguno sobre quién entra o quién sale. Llegamos al rellano del quinto piso, donde la puerta de acceso a las habitaciones se encontraba cerrada con llave, sin forzar. Abrimos con normalidad y vemos nuestra puerta entreabierta, con la bufanda de una de mis compañeras a modo de lacito atada en la puerta. en esos momentos sólo pensábamos "por favor, que sea porque han metido a alguien en la habitación, nada más". Pero no. Os podéis imaginar lo que nos encontramos al abrir la puerta (también subiré fotos cuando las disponga). Todo,absolutamente todo, revuelto por todos lados. la taquilla reventada, la puerta bien pateada, todas nuestras cosas abiertas por el suelo, las maletas, la ropa interior, los colchones levantados. Todo. En esos momentos, me entró la ira y bajé corriendo hasta la recepción. Comencé a intentar explicarme o pedirles explicaciones con el poco inglés que me salía en esos momentos. me decían que no me entendían. Se estaban riendo en mi p*** cara. Claro que me entendían. Había dos chicos en la recepción, a los cuales parecía que eso ni les iba ni les venía. no se molestaron en subir a la habitación. No pusieron cara de sorpresa ni nada. Les expliqué lo que pasaba, y así se quedaron como dos gili******. Bajó un compañero mío, les volvió a decir que nos habían robado, y sólo se les ocurre decir "ok". Les pedí que por favor me dejaran llamar a mi casa, necesitaba cancelar mi tarjeta y me dijeron que no era posible (y una mier** que se coman que ellos llamaban dónde les salía de las narices). Tuvieron el detalle de llamar a la policía, pero sin mucho énfasis. Les pedimos que miraran los vídeos de las cámaras y resulta que sólo están de pega. Ellos no habían visto salir ni entrar a nadie sospechoso, o eso decían, aunque dudo mucho que prestaran mucha atención. Hemos llegado a pensar que estos dos individuos estaban compinchados y que posiblemente se llevaran comisión del robo. Llegó la policía. Tomaron huellas de nuestra habitación y nos hicieron ir a comisaría a las 5 de la mañana por nuestro propio pie. Nos decían que era muy común en ese hostal y que tampoco estaban por la labor de hacer nada por buscar nuestras cosas, cuando estábamos casi seguros de que seguían en el hostal. En comisaría, hicimos un inventario de todo lo robado. Nos robaron prácticamente todo: pasaportes, billetes de interrail, ropa, dinero, móviles, carteras, gafas de ver, gafas de sol, cámaras... hasta un puñetero palo de selfie!!! fue un robo con mala leche, no podíamos continuar con el interrail porque los billetes no se pueden volver a recuperar, estábamos realmente jodidos. Después de declarar en la policía, volvimos al hostal. El ladrón en ese tiempo obviamente se habría pirado, y no hicieron nada por registrar a nadie ni pedir nada de nada!!! entramos al hostal y los muy gili****** se estaban riendo de nosotros!!!!! En plan comidilla!! Es que era muy fuerte!! Lo comentamos con algunos huéspedes del hostal también españoles que estuvieron por la noche intentando ayudarnos con el tema móviles e inventario, y también decidieron pirarse del hostal. Por la mañana, uno de mis compañeros pidió que por favor viniera la encargada. Los dos tíos de la noche ya no estaban y estaban dos chicas en su lugar. Les pedimos explicaciones, las cuales no nos daban. ¿Cómo era posible que no hubiera ningún tipo de control? Tampoco habíamos recibido ninguna disculpa, sólo la encargada tras el abrume del momento, hizo un amago de disculpa pero diciendo que su hostal era seguro, que era la primera vez en cuatro meses!!!!!!! Cuidado, menudo record para ellos, porque según la policía era super frecuente en su hostal, pero no hacía nada por solucionarlo!!! Las cámaras no graban y no hay control en quién entra o sale, seguro por los cojo***, aparte de las puertas eran de papel. La chica nos dice que sospechaban del tío que había dormido con nosotros, porque resulta que tenía las dos noches pagadas y que canceló la segunda noche, pero todavía estaba en el hostal esa noche!!!! nos vio salir! Por qué cojo*** alguien que no está registrado en el hostal se le permite estar dentro de él y usando todas las instalaciones como si no pasara nada? dónde narices está la seguridad y la responsabilidad de un hostal de este tipo en el que se supone que confías tus cosas?? Nos piramos de allí, claro. Y pasamos la noche en otro sitio, el hotel King George, de tres estrellas al lado del puente Carlos, por 10 euros!!!!!!!! una pasada de hotel, estaba genial, con buffet de desayuno incluido!! en serio, lo barato sale caro, esta p*** mie*** de hostal nos debería de pagar por que nos alojáramos allí. Tuvimos que abortar el viaje, nos quedamos sin nada. Ayer regresamos a España. Hoy estoy poniendo críticas por todos lados y les vamos a denunciar también, por supuesto. Sabemos que no va a aparecer nada, pero nos han jodido. También fuimos gili****** nosotros, por supuesto, pero eso no se puede permitir por parte de un hostal, cuando te ponen a tu disposición unas taquillas que no son seguras. Y para más inri, esto ocurrió ayer. Esta mañana me meto en el Guest Book y fijaos que casualidad está bloqueado temporalmente. Me da igual, lo voy a poner por todos lados en todos los idiomas. Y ojalá nadie más vaya allí y se coman su propia mier**. Y ya está, ya me he desahogado. Lo dicho, me voy a hinchar a subir fotos. Seguramente no consiga nada, pero si consigo quitarles huéspedes, eso que me llevo. un saludo a todos."
  3. Hola, estoy realizando una campaña de desacreditación del Chili Hostel de Praga, contando mi experiencia. Quiero compartirla con vosotros, para que no haya más víctimas. He copiado y pegado mi mensaje desde tripadvisor, por lo de las fotos y todo eso que pone es lo que colgaré allí. "Buenos días. Me dispongo a contar una de las mayores historias de terror que pueden ser contadas. Y lo pongo en mayúsculas para que todo el mundo por favor lo lea, porque cuanta menos gente consiga que vaya a ese antro de pesadilla, mejor. Acabo de volver de Praga junto con el resto de mis compañeros. Nos encontrábamos realizando un interrail, el viaje de nuestras vidas. Hasta que llegamos a lo peor que nos podía haber pasado. Y os cuento nuestra estancia detalle a detalle. Llegamos un sábado a eso de las 4 de la tarde. Un hostal lúgubre y bastante camuflado, con puerta de bisagras sin ningún tipo de control sobre las entradas y salidas de la gente. Ya, nada más llegar, apreciamos la bordería de los recepcionistas, a los cuales sólo les interesaba que pagaras nada más llegar (imagino que por si luego te arrepentías, cosa que debe ser bastante frecuente). Bien, les damos el dinero y sin demasiada cordialidad nos dan las llaves de la habitación. Nos adentramos en esa cueva de mala muerte (con buen wifi, eso sí), abarrotada de gente, erasmus, excursiones de jóvenes por todos lados... y comenzamos nuestro ascenso hasta un quinto piso, que fácilmente puede considerarse un décimo por la gran altura del edificio(más antiguo que mis abuelos), sin ascensor!!!!!! mientras ascendemos, podemos apreciar lo antiguo de la estancia, pero bueno, pudiera ser salvable. Llegamos al quinto piso, y una puerta con llave separa las habitaciones del rellano de la escalera. Tras traspasarla, llegamos a nuestra habitación. Éramos 7 personas en una habitación de 8 y, como ya nos habían advertido, teníamos un compañero en la habitación, algo completamente normal en este tipo de hostales. Nosotros nos consideramos buenas personas y bien pensadas, por lo que, las cosas del huésped se encontraban en la habitación, las miramos un poco, bien ordenadas y de una persona aseada, nada más que sospechar. Se suponía que iba a estar 2 noches con nosotros, esa y la siguiente. Comenzamos a instalarnos en la habitación, y comienzo su espeluznante descripción: para empezar todo es muy muy viejo. Cada vez que das un paso en la habitación temblaban hasta las camas. La limpieza brilla por su ausencia, así que cuidado, no te vayan a comer las pelusas monstruosas que viven debajo de las camas, y si algo de comida se te cae al suelo cuidado, no lo vayas a coger porque será una muerte segura. Abajo nos dieron sábanas y toallas (un detalle por su parte) aunque vista la limpieza del hostal, no nos entusiasmaba mucho usarlas. sin embargo, la sábana bajera de la cama estaba puesta en el colchón, cosa que nos dio mal rollito, ya que sospechamos que no las cambiaban de un huésped a otro, aunque eso sólo son suposiciones. Los baños eran lo peores de la historia, un puñetero baño común con ducha y váter para dos habitaciones de 8 personas cada una. Embozado hasta las trancas, con restregones y un olor a desagües en la planta que no había quién respirara. De hecho, voy a subir fotos, quizá no ahora, pero en dos días estarán subiditas para que tengáis muchas pesadillas. la almohada daba miedo usarla, estaba con manchas de sudor o vómito o algo por el estilo, y las sábanas también tenían manchas bastante sospechosas (que también subiré). Nos planteamos seriamente cambiarnos de hostal, pero por las circunstancias, finalmente decidimos quedarnos, y no sabíamos que esa sería una de las peores decisiones de nuestras vidas. La primera noche transcurrió con normalidad, con la excepción de que cuando llegamos a las 11 de la noche, no había luz en la habitación, y a la hora conseguimos que alguien subiera a cambiarnos la bombilla. Todos nos disponíamos a dormir cuando apareció nuestro compañero. Un chico muy normal, con cara de estar abrumado por tener a 7 extranjeros en su habitación. Yo también tendría esa cara de pesadumbre. él se fue a dormir también y tuvimos una noche de "descanso" acompañada de gritos de borrachos en el pasillo, en colchones que adoptaban la forma de tu cuerpo de tal forma que quedabas encajado sin poder moverte. Al día siguiente, nos levantamos, y nuestro compañero recogió todas sus cosas y se fue. Nos resultó un poco raro, ya que se suponía que iba a estar dos noches con nosotros y no habíamos sido tan molestos como para irse, pero bueno, supusimos que estaba abrumado y que decidió cambiarse de habitación. ese día fue un poco mejor. El hostal ya estaba más vacío, ya que era domingo y la mayoría de erasmus y excursionistas se iban, y aparentemente nos íbamos a quedar bastante solos en el hostal. apreciamos algo más de limpieza debido a esto y nuestras perspectivas pésimas del hostal comenzaron a mejorar, no estábamos tan mal. El día fue genial, Praga es una ciudad mágica y nos encantó a todos. Y llegó la noche. Uno de mis compañeros había estado viviendo un año entero en Praga y se la conocía a la perfección. Queríamos ir a una de las discotecas más conocidas de Praga, de cuatro pisos, cerca del puente carlos III. Por precaución, nos contó todo lo que robaban en Praga y que ni se nos ocurriera ir con las cosas encima a esa discoteca. Prevenidos, decidimos llevarnos nuestro carnet de identidad, algún móvil y el dinero necesario. estábamos prácticamente solos en el hostal, en un quinto piso, sin compañero en la habitación. Cogimos una de las taquillas de la habitación donde dejamos nuestras cosas de valor bajo candado Tuvimos varios intentos de llevarnos más cosas pero como se suponía que nos iban a robar en la discoteca, nos daba bastante respeto. Con todo supuestamente asegurado en la habitación, nos fuimos. Abajo, en los ordenadores, vimos a nuestro queridísimo compañero del día anterior, a esto de las 12 y media de la noche, viendo una película. La noche en la discoteca fue genial, sin incidentes. Ya las 3 y media más o menos, decidimos volver al hostal,queríamos descansar y seguir nuestra visita a Praga al día siguiente. Y comenzó la verdadera pesadilla. Entramos al hostal, sin control alguno sobre quién entra o quién sale. Llegamos al rellano del quinto piso, donde la puerta de acceso a las habitaciones se encontraba cerrada con llave, sin forzar. Abrimos con normalidad y vemos nuestra puerta entreabierta, con la bufanda de una de mis compañeras a modo de lacito atada en la puerta. en esos momentos sólo pensábamos "por favor, que sea porque han metido a alguien en la habitación, nada más". Pero no. Os podéis imaginar lo que nos encontramos al abrir la puerta (también subiré fotos cuando las disponga). Todo,absolutamente todo, revuelto por todos lados. la taquilla reventada, la puerta bien pateada, todas nuestras cosas abiertas por el suelo, las maletas, la ropa interior, los colchones levantados. Todo. En esos momentos, me entró la ira y bajé corriendo hasta la recepción. Comencé a intentar explicarme o pedirles explicaciones con el poco inglés que me salía en esos momentos. me decían que no me entendían. Se estaban riendo en mi p*** cara. Claro que me entendían. Había dos chicos en la recepción, a los cuales parecía que eso ni les iba ni les venía. no se molestaron en subir a la habitación. No pusieron cara de sorpresa ni nada. Les expliqué lo que pasaba, y así se quedaron como dos gili******. Bajó un compañero mío, les volvió a decir que nos habían robado, y sólo se les ocurre decir "ok". Les pedí que por favor me dejaran llamar a mi casa, necesitaba cancelar mi tarjeta y me dijeron que no era posible (y una mier** que se coman que ellos llamaban dónde les salía de las narices). Tuvieron el detalle de llamar a la policía, pero sin mucho énfasis. Les pedimos que miraran los vídeos de las cámaras y resulta que sólo están de pega. Ellos no habían visto salir ni entrar a nadie sospechoso, o eso decían, aunque dudo mucho que prestaran mucha atención. Hemos llegado a pensar que estos dos individuos estaban compinchados y que posiblemente se llevaran comisión del robo. Llegó la policía. Tomaron huellas de nuestra habitación y nos hicieron ir a comisaría a las 5 de la mañana por nuestro propio pie. Nos decían que era muy común en ese hostal y que tampoco estaban por la labor de hacer nada por buscar nuestras cosas, cuando estábamos casi seguros de que seguían en el hostal. En comisaría, hicimos un inventario de todo lo robado. Nos robaron prácticamente todo: pasaportes, billetes de interrail, ropa, dinero, móviles, carteras, gafas de ver, gafas de sol, cámaras... hasta un puñetero palo de selfie!!! fue un robo con mala leche, no podíamos continuar con el interrail porque los billetes no se pueden volver a recuperar, estábamos realmente jodidos. Después de declarar en la policía, volvimos al hostal. El ladrón en ese tiempo obviamente se habría pirado, y no hicieron nada por registrar a nadie ni pedir nada de nada!!! entramos al hostal y los muy gili****** se estaban riendo de nosotros!!!!! En plan comidilla!! Es que era muy fuerte!! Lo comentamos con algunos huéspedes del hostal también españoles que estuvieron por la noche intentando ayudarnos con el tema móviles e inventario, y también decidieron pirarse del hostal. Por la mañana, uno de mis compañeros pidió que por favor viniera la encargada. Los dos tíos de la noche ya no estaban y estaban dos chicas en su lugar. Les pedimos explicaciones, las cuales no nos daban. ¿Cómo era posible que no hubiera ningún tipo de control? Tampoco habíamos recibido ninguna disculpa, sólo la encargada tras el abrume del momento, hizo un amago de disculpa pero diciendo que su hostal era seguro, que era la primera vez en cuatro meses!!!!!!! Cuidado, menudo record para ellos, porque según la policía era super frecuente en su hostal, pero no hacía nada por solucionarlo!!! Las cámaras no graban y no hay control en quién entra o sale, seguro por los cojo***, aparte de las puertas eran de papel. La chica nos dice que sospechaban del tío que había dormido con nosotros, porque resulta que tenía las dos noches pagadas y que canceló la segunda noche, pero todavía estaba en el hostal esa noche!!!! nos vio salir! Por qué cojo*** alguien que no está registrado en el hostal se le permite estar dentro de él y usando todas las instalaciones como si no pasara nada? dónde narices está la seguridad y la responsabilidad de un hostal de este tipo en el que se supone que confías tus cosas?? Nos piramos de allí, claro. Y pasamos la noche en otro sitio, el hotel King George, de tres estrellas al lado del puente Carlos, por 10 euros!!!!!!!! una pasada de hotel, estaba genial, con buffet de desayuno incluido!! en serio, lo barato sale caro, esta p*** mie*** de hostal nos debería de pagar por que nos alojáramos allí. Tuvimos que abortar el viaje, nos quedamos sin nada. Ayer regresamos a España. Hoy estoy poniendo críticas por todos lados y les vamos a denunciar también, por supuesto. Sabemos que no va a aparecer nada, pero nos han jodido. También fuimos gili****** nosotros, por supuesto, pero eso no se puede permitir por parte de un hostal, cuando te ponen a tu disposición unas taquillas que no son seguras. Y para más inri, esto ocurrió ayer. Esta mañana me meto en el Guest Book y fijaos que casualidad está bloqueado temporalmente. Me da igual, lo voy a poner por todos lados en todos los idiomas. Y ojalá nadie más vaya allí y se coman su propia mier**. Y ya está, ya me he desahogado. Lo dicho, me voy a hinchar a subir fotos. Seguramente no consiga nada, pero si consigo quitarles huéspedes, eso que me llevo. un saludo a todos."
×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.