Jump to content

Jenn88

Members
  • Contenido

    146
  • Ingreso

  • Última visita

  • Días ganados

    4

Todo lo publicado por Jenn88

  1. Buenas familia, resulta que este puente del primero de mayo tengo la oportunidad de pillarme unos dias en el currelo y he decidido escaparme a visitar los Países Bajos. El asunto es que he estado mirando precios de billetes individuales y precios de un pase one country 4dias/mes y casi que me sale más a cuenta el billete de inter. Mi problema básicamente es que el pase para Holanda entra dentro de "Benelux" y contando que estoy viviendo en Bélgica no sé si podría comprarlo o no. Alguien tiene alguna idea sobre este asunto?? Mil gracias!
  2. Hey gente, gracias por pasaros, que últimamente voy de culo en el curro y no tengo nada de tiempo de conectarme y acabar el par de días que me quedan. Intentaré acabarlo antes de que Ampel finiquite su último diario jejeje Floyd y Ampel, no os haceis a la idea de lo que llegué a disfrutar en ese restaurante hahaha
  3. Estoy con Teru! queremos foto!! Y me está encantando el diario! Me recuerda un montón a mi viaje de este verano, pero yendo con calma y sabiendo un poco más qué estás viendo jajaja Y no sabes la envidia que te tengo de que te hiciese buen tiempo. A mí me cayeron ranas del cielo el día y medio que pasé en Berlín casi de manera permanente! Sigue ahí que queremos detalles!!
  4. Día 21 - Würzburg - Munich Ese día mi tren salía a las 8:30 así que me lo tomé con mucha tranquilidad. Había pasado una noche terrible. El tipo que dormía en la litera encima de la mía no paraba de moverse y hablar con el vecino. Además las camas eran muy incómodas. No recomiendo para nada ese hostal. Todo lo que me separaba de la estación era una calle así que llegué con tiempo de más y de sobra. El tren se retrasó 20 minutos, luego 30 y finalmente acabó llegando con 40 minutos de retraso. Con filosofía, que el viaje ya empezaba a colear, me subí y ale, hasta la que iba a ser mi última parada: Munich. Llegué que eran casi la una, demasiado temprano para el Check-in, así que dejé la maleta en el hostal y les pedí a los chicos de recepción un mapa del transporte y otro de la ciudad. El de la ciudad fue bastante cutrecillo, pero el de transportes me fue extremadamente útil. Me acerqué a la estación y allí mismo me cogí el pase de tres días de la zona metropolitana (14.30€). Lo primero que decidí visitar fue el Palacio de las ninfas, o Nymphenburg. Se encuentra en el mismo Munich y es de fácil acceso con el tranvía. En el trayecto me encontré con 5 españoles que acababan de llegar y estaban quejándose del calor que hacía. Vale, hay que admitir que ése día apretaba a base de bien, pero pobretes, que se iban a Praga al día siguiente y se suponía que incluso hacía más calor que allí. En resumen, unos tíos muy majos que me permitieron recordar un poco el sonido del castellano. El palacio Nymphenburg parece enorme por fuera, aunque engaña cantidad. Como la gran mayoría de los palacios de Baviera el diseño original quedó bastante más corto de lo que se esperaba inicialmente, a pesar de eso, las pocas salas que tiene son impresionantes. Decidí comprarme la entrada más simple que había más el audioguía (6+3.5€). Explicaban cosas bastante interesantes, tanto arquitectónicamente hablando como sobre la familia real que vivió en el palacio. No era todo datos vacíos como ya me había pasado en algún otro sitio. Resulta que en ese palacio fue donde vivieron los predecesores del infame rey loco Luis II, nacido el día del aniversario de Luis I, su abuelo. Después de perderme un ratito por allí, decidí salir y dar una vuelta por los jardines, aunque la vuelta acabó bastante rápido ya que no tienen mucho para ver. Salí bastante contenta. Cansada después de no haber podido dormir bien y de la chicharrina que estaba cayendo decidí acercarme al hostal a formalizar el Check-in (Wombats City Hostel Munich, Munich, Germany, 29€ por noche (2x) en una habitación de 6 femenina). El hostal era de lo mejorcito en lo que estuve, solamente superado por el de Colonia, carete, pero muy recomendable. Tiene una zona de descanso con hamacas y tumbonas, que si tienes suerte y no hay ninguno al lado al que le canten los pieses, es el paraíso. Cuando subí a hacer la cama conocí a una de las chicas que iba a ser mi compañera de habitación durante las siguientes noches, una chavalina de 20 y pocos años de US que llevaba también unos cuantos meses recorriendo Europa ella sola. Resulta que en la conversación salió que quería ir a cenar al Hofbrauhaus y como yo ya venía con esas intenciones, pues quedamos en ir a cenar juntas. Después del checkin y de disfrutar del aire acondicionado unos minutos, decidí acercarme al jardín inglés. Nada más llegar me acerqué a una de las chorradas que más ilusión me hacía ver de Munich, los surferos de río. Que sí, que me diréis, pues vaya chorrada, pues sí, pero me hacía ilusión... En fin, pasé un ratito disfrutando de las vistas pero no tardé mucho en darme cuenta que iba demasiado abrigada para ponerme a pasear por un parque envidiando todos los que estaban dándose un bañito en el río. Decidí que ya si eso mañana sería mejor día para acercarme con una mejor equipación. Había quedado con la chica del hostal a las 18.30 así que como aún tenía algo de tiempo decidí acercarme al centro, pasarme por la oficina de turismo a por un mapa decente, y aprovechar para echarle un vistazo sin mucho entretenerme a Marienplatz. Cuando llegué al hostal la chica aún no estaba lista así que pregunté en recepción (que chicos más atentos!) y me indicaron sobre como llegar a una librería y a una tienda de quesos (a por los dos regalos que me habían pedido que llevase... sobra decir que comprar queso dos días antes de coger el avión de vuelta no fue la mejor decisión que hice en el viaje). Llegamos al Hofbrauhaus a las 19:30. Es un sitio muy bonito, muy pintoresco. Hay música tradicional en directo, una ambiente muy festivo y medio Munich allí dentro. Estuvimos dando vueltas entre las masas durante más de media hora intentando encontrar una mesa, cuando estábamos a punto de darnos por vencidas vimos una esquinita de la mesa común en la que cupimos así que nos lanzamos a por ella y nos sentamos. Descubrimos felizmente que por una vez había carta en ínglés así que aprovechamos y por una vez pedí algo que sabía lo que era. Era mi penúltima cena del viaje y llevaba comiendo mal casi un mes. Así que me volví loca. Me habían recomendado la Obrazda (una especie de mezcla de quesos con cebolla), así que me la pedí, además de un cestito de pan que cogí para compartir con mi compi y una especie de chuleta que venía con cebolla caramelizada y una especie de puré de patata al horno (creo que todo me salió por alrededor de 30€, pero que coi, se estaba acabando el viaje y había que disfrutar). No sé si fue por la comparación con lo que llevaba comido o si porque realmente aquello era la comida de los dioses pero creo que fue lo que mejor me supo en meses. Una de las cosas que más me llamó la atención del local fuese que tenían 30 tipos de cerveza, pero ni un solo tipo de agua sin gas. Como curiosidad del día, justo cuando nos sentamos aparecieron una pareja de madre e hija de Minneapolis que viendo un hueco hicieron como nosotras y se lanzaron al espacio vacío. Estuvimos un ratito hablando hasta que la señora, cansada de esperar a que la chica de los Bretzels apareciese (solo había una para un local enorme), cogió y se fue a perseguirla con sus 85 años pareciendo una jovenzuela. De verdad que qué mentalidad y qué vialidad. Ojalá llegue yo así, me encantó la abueleta. Después de cenar simplemente echamos a pasear (yo casi rodaba) de camino de vuelta al hostal. En resumen, un gran día.
  5. Mmmm, Garefe, no sé cuando estuviste por Benelux, pero el Rail Pass que una servidora se compró hace un mes me salió por 76€....
  6. Pues la verdad es que ni me planteé buscarme alojamiento en Nuremberg, si es eso a lo que te referías, lo tenía ya reservado en Wurzburg, aunque las pasé canutas para encontrarlo. Y Nuremberg es raro con ganas, pero a mí me encantó. Tienen un sentido del humor peculiar y se les nota más relajados que en zonas de Alemania más del norte.
  7. Yo añado un granito más, en el último mes he descubierto que estos belgas tienen un fantástico pack de viaje que se llama "Go pass" si eres menor de 25 y "Rail pass" si eres mayor, con el que compras 10 billetes de tren por 50 o 70 euros (Aprox, que con el cambio a 2014 ha subido algo). Simplemente tienes que poner de donde sales y a donde vas. Si sois dos personas pues poneis dos veces el trayecto y haceis el apaño. Quizás con este billete, si sois los suficientes, os salga más a cuenta sacaros el de tres dias en un mes y cogeros este.... y si encima sois jovenzuelos más aún!
  8. Día 20 - Augsburg - Würzburg El tren que me interesaba coger salía a las 9:30 así que ese día disfruté del desayuno incluído y de poder tomarme con calma la recogida. Comí para desayunar una especie de jamón en dulce que picaba más que el infierno ¿Quién come picante para desayunar?¿Quién? Eché a andar hacia la Moritzplatz y allí cogí el B1 hasta Hbf. Pude coger sin problemas el tren que quería y llegué a Würzburg a las 11 y poco. El hostal en el que me iba a alojar estaba literalmente cruzando la plaza de la estación así que aproveché y fui a dejar la mochila allí (Babelfish Hostel, 17€). El hostal parecía estar bien. Decidí, esta vez sí, tomarme el día con tranquilidad. Lo primero que quise visitar fue la Residenzschloss. Aunque de camino me topé con una iglesia enorme y aproveché para colarme un ratito dentro. Llegué andando a la Residenzschloss no mucho más tarde. Por fuera no tiene mucho, pero habiendo sido declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO quise entrar a verlo. La verdad es que tiene unas pocas salas que son simplemente impresionantes, de las que te dejan con la boca abierta. El palacio fue casi derruido por completo durante la Segunda Guerra Mundial por lo que había sido restaurado casi totalmente. Por esta razón gran parte del palacio está aún en remodelación y hay una gran cantidad de lo que son paredes en blanco y habitaciones vacías. En fin, la entrada me costó 7.50, y la verdad es que creo que al final fueron unos euros bien gastados, las salas que se conservan tienen que ser visitadas si te gustan los palacios y demás. No dejan sacar fotos dentro. (detrás del palacio había este mapa, curioso, la romantic road) Aproveché la hora siguiente al tour para darme una vuelta por los jardines y fuentes que tiene el palacio por detrás. Son gratuitos y están bastante bien cuidados. Aproveché para buscar un banco fresquito a la sombra y comer algunas de las cosas que me había compado el día anterior. Luego me acerqué a una iglesia que había junto a los jardines, era una mezcla un poco rara de moderno y antiguo. No sé, fue extraño. Me decidí a volverme al centro y perderme un ratito entre las calles y las iglesias frescas que había por allí. Convenciéndome de que ese día era de relax aproveché para sentarme en una terracita y comerme otra copa de helado de esas de campeonato para endulzarme la tarde. Paseé un rato por las calles del centro hasta que crucé el río y fui subiendo con calma hasta la fortaleza. ¡Menuda subida! Aproveché cuando llegué arriba para hacer unas cuantas fotos de las vistas de la ciudad y de las edificaciones que había por allí. Honestamente, mucho no tenía. (Sí, sí, la fortaleza de la que hablo es la que se ve allí arriba al fondo) Aproveché las últimas horas de luz tumbada en el césped de la fortaleza leyendo un ratito. Luego bajé de nuevo a la ciudad, vi la catedral y me recogí hacia el hostal.
  9. Sí, Ampel, si, va en serio. Éramos un grupo de 30 chavalines de 16-17 años, nos separamos en dos y al otro grupo los atracaron dos veces. Menuda tarde. También hay que decir que en Roma también atracaron (esta vez de destrangis) al grupo con el que iba y le robaron la cartera a un señor mayor que iba con nosotros en el metro. Cruzaremos los dedos para que no se ceben contigo hahaha Y ya sabes que yo siempre contentísima con tus comentarios en mi diario!
  10. Ampelfrau a mí me pasó que con la tontería de haber echado parte del día en Nuremberg y las que pasé para encontrar el Albergue se me echó la tarde encima. Lo cierto es que sí, Nuremberg tiene ese aire de ciudad llena de juventud, así como Colonia, que da muy buen rollito. Me alegro mucho de haberla añadido al itinerario, aunque sí, tela con las fuentes. La primera que vi fue la de la barca, que ya te quedas, pero esto que c***** es?? y entre la rata y la del matrimonio ya te quedas con un, apaga y vámonos hahaha. Por cierto que me ha gustado mucho tu blog, que sé que no viene al cuento, pero ya que estamos...! Floyd, Nuremberg me gustó cantidad aunque creo que la falta de publicidad que se le da a la reconstrucción es principalmente por ellos mismos. Sin ir más lejos, en Dresden ocurrió exactamente lo mismo, pero ahora que está todo reconstruido se han dado mucho más a conocer. A ver si me pongo y acabo los 5 días que me quedan pronto. Que soy un desastre!
  11. Pues nada, bienvenido al mundillo Álex. Lo primero de todo decirte es que yo este verano pasado hice un inter sola de mas o menos los mismos días. Yo tengo un ritmazo impresionante visitando cosas, y gracias a que iba sola no tenía problemas sobre decisiones y demás. Mi itinerario no era ni de lejos tan ambicioso como el vuestro y aún y así, al acabarlo casi que me hacían falta un par más de semanas para recuperarme. En resumen, a lo que voy, en mi opinión, vuestro itinerario es inviable. Sobre papel no se tiene en cuenta las horas que echas en el tren y cuando en un día pretendes visitar tres ciudades no te puedes olvidar que tienes dos trayectos de tren que hacer, que seguro serán un montón de horas. Además, si llegas a una ciudad por la tarde noche y marchas a la mañana no te va a dar nada de tiempo de ver nada. Sobre los lugares que visitas, no los conozco todos pero sí te puedo dar mi opinión sobre algunas de vuestras paradas: Milán se merece más que una noche y una mañana, es una ciudad enorme y en la que puedes visitar cosas durante horas. Basilea en mi opinión no tiene absolutamente nada. Si te hace ilusión parar adelante pero la verdad es que apenas hay nada interesante que hacer. Luzerna es una preciosidad pero la puedes ver bien en medio día a buen paso. Lo mismo con Interlaken, unos paisajes preciosos pero yo aprovecharía el tiempo para pasarlo en Berna. Niza, excepto por unas playas alucinantes tampoco tiene nada que se pueda visitar bien con transporte local. Mónaco yo lo recomendaría, es muy pequeñito pero es una preciosidad. Y desde el castillo hay unas vistas del litoral impresionantes. Y nada, siento haberte tenido que decir que le pegues el tijeretazo a tu itinerario, pero es que o bien es ahora, o bien lo tendreis que hacer sobre la marcha...
  12. La verdad es que Florencia la primera vez que estuve recuerdo que me gustó el Duomo y me encantó el David, pero que había mucho buitre pendiente de los turistas. Y la segunda vez nos atracaron dos veces en una tarde... vamos.... También he de decir que cuando estuve en Siena tuve la suerte de coincidir con el Palio, que es una preciosidad de festival. Así que quizás muy imparcial pues no soy
  13. Día 19 - Fussen - Nürmberg - Augsburg Me levanto temprano aunque acabo perreando un ratito por en la cama aprovechando que el día pretendía ser relajado. Mis planes para ese día eran básicamente llegar a Augsburg y echar el día visitando con tranquilidad. Llego a la estación y me compro mi habitual crusán mañanero. En el tren camino de Augsburg me encontré con una familia de alemanes de Colonia que venian a echar el fin de semana a Munich. Estuvimos un ratito hablando, todos muy majos la verdad. Finalmente llegué a Augsburg. Para todos mis destinos tenía una lista preparada de sitios que quería visitar, pero la verdad es que en Augsburg no tenía demasiados apuntados. Teniendo esto en cuenta, cuando llegué a la estación vi que había un tren que estaba a punto de salir hacia Nurmberg y dije, pues porqué no. Dejé la mochila en consigna (2€) y añadí una parada más al itinerario. Nada más llegar decidi sentarme en una hamburguesería muy cuca del centro y comer bien por un día. La oficina de turismo quedaba bastante cerca así que aproveché y me acerqué a ver qué podía ver. Decidí ver todo el casco antiguo a pie ya que todo parecía bastante pequeñito. Paseé por la plaza central, el puente y llegando hasta la muralla. Además de ver la rata-conejo gigante que había al lado de la casa de Durero. Bajé bordeando la muralla hasta la fuente del matrimonio y seguí, pasando por la ópera, hasta estar de vuelta en la Bahnhof. Y me volví a Augsburg. Una vez llegué cogí la mochila y me puse a buscar el hostal. Estaba terriblemente señalizado y las indicaciones que te daban en el hostal, del estilo a cinco minutos de tal o de cual, eran imposibles. (Jugendherberge Augsburg, 21€). Finalmente conseguí llegar después de perderme durante un buen rato. Conocí a mi compañera de habitación, hice la cama y me marché. Eran alrededor de las 7 de la tarde con lo que la mayoría de los sitios estaban ya cerrados. A pesar de eso visité todas las pequeñas iglesias el centro, vi la enorme catedral y en general paseé un ratito por allí. Aproveché para entrar al super y comprar algo para el día siguiente y me volví al hostal.
  14. Garefe9 hacía que no conectaba una eternidad. Pues la verdad es que pensé, que coi estoy de vacaciones, quien sabe si voy a volver a venir y por una vez que estoy aquí, aprovecho y hago bien el viaje. En Fussen creo recordar que no había descuentos para estudiantes, aunque la verdad, yo no soy estudiante y normalmente me paso de la edad límite que ponen... supongo que en las Webs lo tiene que poner!
  15. A mí me gusta mucho! Aunque si puedes yo haría una escapadita a Siena, que a mí me gustó mucho más que Florencia. =)
  16. Nico, excepto por mi manía a Praga, chapó tío. Me encanta tu itinerario. A ver si te nos curras luego un buen diario jeje
  17. Wolap! Oye, y no te has planteado hacerte solamente Escandinavia incluso meter algo de Dinamarca que te queda más a mano, y dejar Berlín para algún puente con un vuelo baratillo? Aunque sean tus lugares soñados no tienes que verlos todos a la vez jejeje Y me uno al resto, con 25 euros por día en Noruega sin ir más lejos, no te pagas ni el Albergue... Sobre teléfono, mi consejo, comunícate utilizando por las noches el Wifi del hostal con Skype o aparatejos similares. Es lo que sale más económico.
  18. Me parece una idea genial Nico, además, voy a admitir que le daría tan poco tiempo a Praga por lo C***** que son los nativos, que me estropearon la ciudad! A ver si tienes más suerte! Y oye, si vas solo más podrás ver y más a tu gusto serán las cosas que veas
  19. Garefe, supongo que será por gustos, pero en mi opinión en 1 día se ve bien Praga, yo llegué hacia las 8 de la mañana y a las 7 de la tarde me recogía sin haberme dejado apenas nada por ver, habiendo entrado al castillo con la entrada completa. Con París, eso sí, te doy la razón, yo le añadiría algún día. Aunque Nuremberg se apaña en un día bien y yendo con calma jejeje
  20. Estoy con Teru, ha mejorado bastante, aunque yo seguía quitando Frankfurt y hacía noche en Colonia, que es una preciosidad de ciudad. Para Praga creo que tienes demasiados días y ya que estás en Berlín aprovecha para acercarte a ver Potsdam... por lo demás, yo lo veo bien.
  21. No tengo ninguna foto de las literas! me lo apunté y lo recuerdo, pero después de la paliza de colas, de frío y de km que me pegué ese día, creo recordar que llegué a la cama y caí en coma... Y entramos, que es de las pocas salas acabadas, pero el tio aquél era insoportable. Pero bueno, una interailera más que dice que no vale la pena entrar...
  22. Día 18 - Lindau - Füssen Primero de todo sorry por llevar tanto tiempo sin postear pero es que soy tan japi que no me llevé el diario cuando me mudé y hasta ahora que he vuelto por Navidad no he podido subir nada. Bueno, al lío! He de decir que ese día tenía pensado levantarme a las 6:30 pero me debió de traicionar el subconsciente y me equivoqué poniéndolo una hora más tarde. Afortunadamente me desperté a las 7 con lo que no fue tan mal. Bajé a desayunar pero todo tenía una pinta terrible. La verdad es que ese hostal debería haber estado mucho mejor de lo que estuvo. Me acerqué hasta la parada de autobuses para que me llevara a la "isla" a por el tren (2€). Cuando voy llegando a la estación de tren se pone a diluviar, así que me calzo el impermeable, le pongo el suyo a la mochila y a esperar a que llegue el tren. El tren que me tiene que llevar a Füssen (sí, por fin!), es de los más ruinosillos en los que me he subido, oxidado por todos lados y desconchándose a más no poder. En fin, hago el transbordo y me planto en Füssen cuando dan las 11:00. Una vez llegué allí me replanteé como montármelo: voy al hostal a dejar la mochila? la dejo en consigna? me la llevo conmigo? visito mañana el castillo? Finalmente dejé la mochila en la estación de tren y salí a coger el bus n. 78 que se supone tenía que llevarme hasta los castillos. Había un bus que salía a las 11 que podría haber cogido pero iba tremendamente recargado de chinorris que ocuparon todo el sitio. En principio salía otro a las 11:15 por lo que tampoco iba a pasar nada. El problema es que por alguna razón el bus no apareció y empezó a diluviar. Bajaron las temperaturas muchísimo. Y hasta las 12h no llegó el siguiente bus. Creo que esa hora fue en la que más frío pasé de todo el viaje. (Lago blancucho que había camino de los castillos) En apenas 15 minutos de trayecto habíamos llegado al grupo de casitas que hay entre los dos castillos, donde estaban las taquillas. Había leído por aquí que no valía mucho la pena entrar a ver los castillos por dentro pero es que pensé, para una vez que vienes, aprovecha y hazlo todo bien, así que vi una cola, pregunté y me dispuse a esperar. Eran las 12 y poco. Hacia las 15h de la tarde conseguí mis tickets para los dos castillos (23€) y básicamente eché a correr para llegar a mi visita del palacio antiguo o Hohenschwangau. Mientras esperaba a que llegara mi turno me topé con el grupo de chicas que había conocido en Zurich durante el Street Parade, muy majas y muy curioso encontrármelas allí. Por fuera este palacio no tiene mucho, como curiosidad, es amarillo. Pero no tiene mucho más. Desde sus jardines se ve Neuswanstein. Es el palacio en el que el rey (loco) Luis II pasaba los veranos con la familia cuando era joven. Está terminado. Por dentro es una preciosidad. Está muy cuidado y la mayoría de las habitaciones conservan la decoración original. Hay muchísimas referencias a los cisnes (hay que pensar que el nombre del castillo significa Gran Condado del Cisne). Hoy en día sigue perteneciendo a la familia real Bávara. El guía estaba especialmente informado y cualquier pregunta te la explicaba con detalles. La única pega es que la visita dura 30min y se hace extremadamente corta. http://farm3.staticflickr.com/2879/11600850466_4525335c16_c.jpg Eran las 4 de la tarde, yo estaba sin desayunar, sin comer, y ya se empezaba a notar. Me acerqué a un puesto de salsichas y me compré un Bratswurtz (o como quiera dios que se escriba) y me lo comí de camino al bus que me llevaría a Marienbridge, el puente desde el que todo el mundo le saca la foto a Neuswanstein. Desde el puente saqué 4 fotos sintiéndome cual sardina, por dios qué gentada, y bajé con prisas hasta el castillo para que me diese tiempo de llegar a mi turno. Por fuera Neuswanstein es simplemente impresionante. Es altísimo y se le ve extremadamente nuevo (cosa normal si se considera que jamás se le dio un uso más allá del turístico). El guía que teníamos era como poco, cómico. Hablaba moviendo los brazos igual que un pollo, tenía una voz estridente a más no poder y cada vez que hablaba cerraba los ojos y miraba al techo. Llevaba los pantalones todo lo cerca de los sobacos que era posible y cuando le hacías cualquier pregunta o te contestaba mal o como no sabía la respuesta simplemente pasaba de ti. En resumen, el guía deprimente. Pero es que la visita tres cuartos de lo mismo. Vale que el castillo está a medio construir, pero es que le falta muchñisima sustancia, no sé, enseñad algo más, o dad alguna explicación más. No sé, me pareció un robo y no me gustó nada. Después de salir aproveché para dar una vuelta más por el mirador y los alrededores y sacar alguna foto más. Bajé caminando por un caminillo que ponía que era solamente para el parking y finalmente llegué a la zona de taquillas bastante rápido. Una vez allí volví a coger el bus que me llevaría de vuelta a Füssen (2.10€) y saqué la mochila de consigna (2€). Ese día aún no me había perdido así que aproveché la ocasión y di unas cuantas vueltas extras buscando el hostal (Old Kings Fuessen Design Hostel, Fussen, 22€, 1 noche). Hice el Check-in después de enamorarme del guitarrista que tenían por recepcionista y fui a dejar los trastos a la habitacion. Es el único hostal en el que he visto literas de tres pisos. Eso sí, al menos las escalerillas para subir eran cómodas. La única pega es que hay que pagar en efectivo. Bajé a aprovechar un poco internet y conectar con el mundo y luego salí a dar una vueltecita por el pueblo. Es una cucada, lleno de restaurantes y hotelitos, muy recomendable hacer noche allí. Las casas son bajitas y cada una de un color, todo extremadamente limpio. Una gozada de pueblecito. Después de volver al hostal y ducharme aproveché para conocer a mis compañeros de habitación, dos chicos de méxico muy majos, dos francesas y una chica de china que llevaba 5 meses recorriendo Alemania.
  23. Teru que dominio del lenguaje jajaja Btw, Nuremberg con un día apañas de más y de sobra, aprovecha para ver algo más!
  24. Bienvenido Nico! Vas bien empezando ya a organizar el viaje si lo quieres tener todo más o menos ligado. Hacer un interrail es una experiencia genial y si te animas ya verás como no te arrepientes. Ahora al meollo... he visto que tus dos últimas paradas son básicamente Estrasburgo y París, no? Estrasburgo no tiene mucho que ver pero supongo que lo cogerás para no tener que cascarte media europa en tren de un tirón no? En mi opinión lo mejor que puedes hacer es, ya que estás en el este, cógete algún vuelo desde allí directo a Spain, por ejemplo, Buda-Madrid 50 y pocos euros en agosto con Ryan. El asunto es que de otra manera vas a perder muchísimo tiempo en trenes solamente para llegar a Paris y coger un avión de vuelta. Algo más sobre el itinerario, yo personalmente eliminaba Frankfurt, no tiene mucho para ver y me pareció una ciudad feilla. Sabes que tienes que reservar obligatoriamente en los trenes nocturnos verdad? Yo echaría el día en Nuremberg, haría noche en Munich, aprovecharía un día para visitar Munich y si eso al día siguiente te vas a Praga. Repito, es mi humilde opinión. El santo día que acabe mi diario te podrás pasar a ver los dos itinerarios, de Praga y Munich que se pueden apañar en cosa de un dia cada uno. Además, yo intentaría pasarme por Berlín. Por Hungría y Austria no he estado... que te comenten por aquí que opinan. Ah... y no creo que te puedas pasar 22 días de IR con 1200€, yo este año hice uno de los mismos días sin pasar por tanta capital (que siempre son más caras) y vale que no me privé de nada que quisiera, pero me debí de gastar 1500 euros durante el viaje, súmale el billete y los vuelos, en total de 2000-2200 no bajé. Apa, un besete y espero haberte sido de ayuda!
×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.