Jump to content
  • Registrar

jonasjawa

Members
  • Contenido

    23
  • Ingreso

  • Última visita

  • Días ganados

    4

Todo lo publicado por jonasjawa

  1. Que pena lo de la lluvia cuando yo fui la zona de la foto de el lago estaba llena de gente bañándose, y arriba no recuerdo muchos sitios donde resguardarse de la lluvia jejeje, creo que hicisteis bien no pagando los 15 euros.
  2. Florencia: Ya notábamos que el viaje terminaba y sentíamos la nostalgia de todo lo pasado, pero bueno aunque por poco, esto aun no había terminado, de camino a Milán, que mejor sitio para pasar el día y comer que Florencia, en la estación se me jodió la pantaloneta por detrás, así que fui casi todo el rato con el culo casi al aire. Prácticamente, nada mas salir de la estación al andar un poco, ya estábamos enfrente de la basílica santa maria del fiore, impacta mucho mas que verlo en vivo que en fotos, que mejor vista que esta para tirarnos hay mismo en el suelo a lo loco como un sin techo y comer otro cutre sándwich de salami y queso en mitad de la calle. Al terminar de comer dimos una vuelta por las calles de florencia con un helado en la mano, visitamos los monumentos y sitios mas conocidos, era gracioso ver como Munich tenia un par de edificios copiados de Florencia tal y como nos contó el guía e Munich. Tras pasar el puente viejo que es impresionante, aun mas cuando lo ves desde lejos con todas esas ventanas, nuestro objetivo era buscar un parque para descansar... tarea dificilisima encontrar en Florencia un parque que no este cerrado y tengas que pagar para entrar, pero al final lo encontramos, nos sentamos y al rato unos abuelos que vivían allí nos empezaron a dar conversación, uno de ellos había vivido en españa, super simpático, nos enseñaron una tienda donde comprar cerveza, y hay estábamos charlando con ellos y con una litrona de birra Moreti en mano, en un bonito parque de Florencia. Tengo que decir que me encanta ese tono, ese color que cumbre todo Florencia y sus calles y la hace única, me gusto incluso mas que Venecia. Ya volvimos a la estación a coger nuestro ultimo tren del interrail, con destino Milán :-( Sin duda en Italia es donde mas cuidado hay que tener con los trenes, intentaran a toda costa que tengas reserva aunque te montes en el regional. Milán El hostal que teníamos en Milán era bastante peculiar, un hostal chino en un barrio chino que parecía bastante pobre, y ya no es que nos dieran habitación para los 3 solos, es que creo que estábamos solos en todo el hostal jejeje, las duchas eran duchas normales, pero tenían de pega echo con plastiquete todo grifos y botones para aparentar ser una ducha de hidromasaje, aun así en el hostal se estaba de lujo, y había un perrete simpático que jugaba siempre con nosotros y cuando veníamos de la calle, nos esperaba en la puerta. Bueno el primer día como ya era de noche solo pudimos ver un poco el centro de la ciudad, el Duomo y a dormir a el hostal. (No se porque extraña razón, ninguno de los tres sacamos una foto al Duomo... mas que por dentro) Nuevo día y tocaba ver la ciudad de la moda, visitamos varias tiendas de Ropa, que mas que tiendas, eso parecía catedrales, vimos el Duomo por dentro y después desde el ático de un centro comercial ,que tenia unas vistas impresionantes, en ese centro comercial vendían una botella de agua por 300 euros... era la hora de comer y yo quería pues lo clásico, pasta y pizza, encontramos un restaurante barato y cojonudo, se llenaba de oficinistas y gente con traje a la hora de comer, unos macarrones con una crema de leche y jamón me dieron gloria. Después de comer, como ya era tradición fuimos a el parque Sempione a echar la siesta, no sin antes ver ver el castillo que hay en ese parque pegado, había actividades medievales como tiro con arco, mercadillos y otros juegos. A la tarde otra vueltica por la ciudad y tantear un poco la noche por Milán, un parque donde todo el mundo bebía en el suelo y al igual que en mi ciudad, siempre hay algún anciano borracho haciendo su numerito Al día siguiente, después de una noche loca de patatas fritas y cervezas en la habitación, ya no sabíamos que ver, ya habíamos visitado todos los puntos importantes que nos marcaron en el mapa y estábamos viendo la universidad de Milán y teniendo una tranquila charla, como idea ya por ver algo mas, fuimos a ver... el cementerio de Milán, muy bonitas y curiosas estatuas aunque nunca me imagine visitando un sitio de estos durante el viaje. Como no para comer, volvimos a el restaurante Italiano de el día anterior, una pizza tremenda y como curiosidad de cerveza te ponían San Miguel, ya con la panza llena volvimos a el hostal ya que a nuestro amigo Hector le entro fiebre, mientras Sergio y yo buscamos un supermercado, cosa difícil ya que todo lo que había en esa zona eran tiendas de comida china y productos chinos. Ya teníamos la cena, cervezas y una botella de ginebra... esa noche salimos, aunque salimos sin mucho éxito un bar en el parque Sempione paso de haber unas 20 personas a estar solo nosotros y otro mas, al salir del parque nos cerraron las vallas, así que en nuestro estado embriagado conseguimos saltarlas, volvimos a la plaza que vimos donde la gente hacia botellon, conocimos dos italianos con los que fuimos de fiesta, pero como no había mucho ambiente, nos volvimos a el Hostal y de esta forma termino nuestra ultima noche de interrail. (Zara, que parecía una catedral) Final de el viaje: El siguiente día ya fue coger el vuelo de vuelta a Zaragoza, con sentimiento de haber terminado una aventura de casi un mes me empezaron a pasar por mi cabeza todos los sitios que había visitado y que aun tenia que asimilar y toda la gente conocida(Espero que los sevillanos vengan en sanfermines), no me hacia a la idea de dejar todo esto y volver otra vez a la rutina, saber que tras levantarme al día siguiente no iba a volver a coger otro tren y conocer otra ciudad completamente nueva, por supuesto lo mas importante, saber que me separaría de mis compañeros de viaje con los que el ultimo mes no nos separábamos ni un segundo, lo justo para ir al baño. Se que hasta que no vuelva a hacer un viaje como este viviré de mientras de estos recuerdos y este cumulo de experiencias, pero sea como sea seguro que haré otro viaje así o mas grande, mi primer interrail y desde luego una experiencia que tendría que vivir todo el mundo o por lo menos un viaje similar. Gracias a quien se haya molestado en leer mis tochos de texto, ya lo siento no hacer desglose de precios de cada ciudad pero lo hice en el verano de 2012 y no me acuerdo mucho, pero si me preguntáis por cosas especificas responderé. (Así terminan las historias...)
  3. Nosotros reservamos el hostal de la siguiente ciudad, es decir desde Bremen reservamos el de Berlin, y de Berlin el de Praga y así todo, sin problemas en pleno agosto, aveces también reservamos el de las dos siguientes ciudades, el 80% de los hostales tienen ordenador para hacerlo o sino con el móvil en algún punto Wifi o en un cibercafé.
  4. Hola monica, reservas de tren no hicimos ninguna en todo el viaje mas que una en italia que nos obligaron, y el viaje de noche de Praga a Viena para dormir sentados unos 20 euros, lo demás nada de reservar, preguntábamos en taquilla los horarios de los trenes y nos subíamos directamente, sentaos en cualquier asiento hasta que nos echaran... o no, si teníamos suerte nos sentábamos, sino en medio de los bajones que se conocía gente. Hostales alguno que me acuerdo, en bruselas uno muy bueno Youth Hostel Van Gogh (Chab) sobre todo por el billar, bar, la terraza que era una gozada tan grande, de Amsterdam evita a toda costa el Hostal Amigo, el de Bremen que ya puse muy bueno era GastHaus Bremer Backpacker Hostel, en Berlin fuimos a el hostal U inn Berlin Hostel que no estaba nada mal, barato y el bar heavy justo debajo jajaja, cerca de el metro, el de Praga ni idea pero cualquier cosa que encuentres te aseguro que sera mejor, el resto no me acuerdo hasta Munich, un hostal bastante joven, muy completo, con bar y pegado a la plaza donde se hace la Oktoberfest, su nombre es Smart Stay Hostel Munich City, luego ya Venecia en uno de los dos camping que hay que no me acuerdo el nombre y Milan... tenia nombre en chino así que no se.
  5. Ya ves, teníamos la ilusión de adelgazar algo durante el viaje pero tras pesarnos en unas básculas que había por las calles de Viena, la cosa se mantenía igual… jajaja
  6. Schaffhausen Nuestra destino era Schaffhausen en Suiza y aquí si que íbamos con la intención de no ver la ciudad, como Hector(otra vez) vivió en Australia con un chico de Suiza, pues nos invitaron a una barbacoa en una casa y esa noche era para romperse, para salir de fiesta y darlo todo, por lo que nosotros ya llevábamos una caja de 20 Paulaners versión Oktoberfest, que costo unos 12 euros la caja. Una vez llegamos a la estación nos vinieron a buscar en un Subaru impreza que nos llevo las mochilas y el otro coche donde nos montamos, el otro coche en el camino se le soltó el tubo de escape y se le soltó también la ventanilla atascándose. Ya por fin llegamos a la barbacoa con una cuadrilla de chavales que solo uno hablaba ingles y el resto Alemán, estábamos en igualdad de condiciones, aun con esta diferencia toda la noche nos entendíamos sin problemas. Después de cenar y echar varias cervezas algunos se fueron a casa y otros salimos de fiesta, llegando a un lugar donde había una orquesta en directo, me acuerdo estar hablando con una chica de allí que hablaba Español por vivir en chile, de el ciego que llevaba empezó a vencerse un poco hacia delante, perdió el equilibrio y se pego una ostia de frente, los Suizos que nos acompañaron se quedaron flipando, la pobre chica se fue avergonzada. Bueno pasada la noche, un taxi nos llevo durante 20 minutos hasta una casa enorme perdida en un monte en Suiza donde vivía el amigo de Hector, hay es donde dormimos, al día siguiente era una gozada asomarse por la ventana y ver todas esas montañas tan verdes y todo campo. Conocimos a la madre de nuestro anfitrión y se disgusto porque ya nos íbamos sin quedarnos a comer, nos llevaron en el Subaru impreza hasta la estación de tren y ya nos despedimos, una gente que me pareció súper simpática, pero tocaba ir hasta Venecia, Italia nuestro ultimo país. Venecia Después de mas de 9 horas de viaje y terminarme un libro, “Dioses menores” recomendadísimo, por fin llegamos a nuestro destino, Venecia una ciudad que tenia que visitar si o si,siempre me llamo la atención a pesar de que gente me habia hablao mal por la masificacion de gente , ya era de noche y estábamos en la zona de Mestre de Venecia, aquí dejaríamos los hostales para dormir en un camping, un camping con bastante gente joven, bar y musiquilla, parece raro, pero seguramente sea el sitio donde mas frió he pasado durmiendo, eso si dormir en el camping nos salio unos 13 euros la noche. Ya nuevo día en ese camping lo primero que hicimos, sin pensarlo fue ir a la isla de Venecia y que decir, la ciudad, todo es precioso los canales, esas fachadas ya comidas por el tiempo, todos los colores en ese laberinto de casas peeeero con una pega, esta lleno exageradamente de turistas, igual que pasaba en brujas y eso le quita mucho encanto porque todo lo que ves esta por y para los turistas... Todo el día lo pasamos andando por esa ciudad, por el puente de Rialto, la plaza de San Marcos, el puente de los suspiros, un descanso con una birra Moreti a la orilla de un canal, nos llegamos a perder en una zona que por extraño que pareciera, no había ni un turista a la vista, y por que no decirlo, ni un alma viva por esa zona, ya re ubicados otra vez fuimos a comer a la orilla de un canal, una pizza cutre de 6 euros, ya que todo es CARISIMO y conocimos a una chica que vivía en Los Angeles, nos acompaño el resto de el día, la chica parecía que tenia escacha en las venas, hablaba y se movía superlento, como si estaría fumada. Ya anocheciendo en la bella Venecia nos tocaba volver al camping loco, teníamos para una noche mas pero decidimos cancelar he irnos ya mañana a el siguiente destino, de mientras... ¿que hacer en un camping en medio de la nada a la noche? pues comprar una tonelada de bolsas de patatas y demás mierda, y una cantidad inhumana de cerveza y pasar la noche en una mesa sentados de la mejor forma posible hinchándonos como si no hubiera mañana.
  7. Joe pues no se si la visita se aria tan rápido por la enorme cantidad de turistas que había ese día, pero fue fugaz para haber tenido que esperar todo el día, jajaja la verdad que es genial y curioso lo de el surf xD lastima no haber tenido ese día una tabla para probar jajaja
  8. Joe que pena lo de la lluvia, ami lo que me fastidio fue que una fachada entera de el castillo estaba tapada por las obras y quedaba muy mal, del tiempo no me puedo quejar no xD. Ami también me encanto Munich jaja solo he estado una vez pero en septiembre voy a la Oktoberfest, no me importaría volver a ver el castillo
  9. Fussen: Antes de llegar a Munich no podia faltar una visitilla a este lugar, como no para visitar el mítico castillo de Neuschwanstein que supuestamente inspiro el castillo de Disney y que también nos contaron en Praga que su catedral inspiro las torres de este castillo, una pena que cuando fuimos una parte de la fachada estaba en obras. Hay estábamos los 3, pasando uno de los días de mas calor, en una cola eterna para comprar las entradas al castillo y rodeado casi únicamente por gente asiática, por que no se que tendrá este castillo pero el 85% de los turistas aquí son asiáticos. Después de andar por esos caminos rebosantes de naturaleza y ver otro de los castillos, ese precioso lago a los pies del castillo nos incito a bañarnos, eso si, en calzoncillos a lo sexy que se nos olvido el bañador. Teníamos que subir a el puente donde todo el mundo se saca una foto desde arriba con el castillo, para subir fuimos por el camino mas largo y prohibido para peatones, por el que pasaban los autobuses, una vez en el puente decidimos seguir escalando para tener unas vistas mejores, especial mención a todas las piedras apiladas a la orilla de un riachuelo, precioso. Ya después de una eterna espera y oliendo a choto por toda la escalada echa... nos tocaba entrar en el mítico castillo... menuda mierda de visita de 10 minutos todo rápida, tanta espera todo el día para que terminen rapidísimo y te quedes con cara de tonto. Menos mal que el entorno y todas las preciosas vistas, valen bastante la pena... Esperando el tren a Munich recibimos un mensaje de los Sevillanos de Amsterdam, contándonos que estaban encerrados en un calabozo en Berlin tras ser perseguidos por la policía por el metro de la ciudad......... Munich: De camino a Munich íbamos mirando hostales ya que aun no teníamos ningún escogido, al final fuimos a uno con el ambiente mas festivo de todos los que estuvimos, eso si mas caro, unos 24 euros la noche dos días y en el siguiente hostal 19, como ya era de noche solo pudimos tomar una cerveza y cenar en un KFC, por variar un poco de la pasta y de los sándwich de embutido jajaja, todo el personal de ese hostal hablaba Español. La primera mañana la aprovechamos para hacer un paseo de reconocimiento por el centro e Munich, fuimos a un parque que parecía no tener fin, en un rió la gente se ponía a hacer.. ¡Surf! todo el mundo estaba bañándose en el rió como si de una playa se tratase, no pudimos ver el final de el parque ya que nos quedamos atrapados en lo que llaman biergarten, que son mesas de sidrerias y cervezas al aire libre en pleno parque. Después de comer malamente tocaba uno de esos momentos mágicos de el interrail, llevar la ropa a lavar y matar el tiempo de cualquier forma, a la noche teníamos que ir a cenar así que nos teníamos que vestir de la manera mas decente, el lugar al que fuimos a cenar fue la mítica cervecería de Munich, la Hofbrauhaus, con sus mesas de sidreria y una orquesta bavara de fondo, por lo que la cena era una Bratwurst y una jarra de cerveza tostada de 1 litro, se sentaron a nuestro lado dos hombres que parecían los típicos obreros, sin nosotros saber Aleman y ellos sin saber ingles, cono buenamente pudieron nos aconsejaron que platos comer y pudimos brindar con ellos. Después de cenar hector llamo a un amigo que vivía en Munich, era profesor de break dance, hablaba un poco Español, para nuestra sorpresa nos llevo a la Pacha de Munich que la entrada era barata(5 €) pero para los cubatas de dentro tenias que donar tus órganos(10 €), así que visto el precio salimos fuera, el chico de Munich llamo a un servicio que te traen la bebida, hielos, vasos y mas cosas para montarte tu botellon donde estés, salia a unos 20 euros en total, vino en furgoneta, nos dio las cosas y se fue, después ya volveríamos a entrar a la Pacha donde consumimos solo una cerveza por 5 €, ya cenicientos, nuestra llegada al hostal fue bastante ruidosa y ya en la cama estuvimos sin exagerar como 30-45 minutos con una risa muy tonta por los ronquidos de los compañeros de habitación y sacándonos fotos con un americano borde que estaba durmiendo. Hoy nos tocaba cambiarnos a otro hostal y en nuestra habitación había alguien mas pero no lo vimos en todo el día, fuimos a un free tour de estos, las dos veces dimos 5 euros de propina cada uno, el guía que nos toco fue buenísimo, nos explico toda la historia de la ciudad, de la iglesia famosa de la ciudad, muchos edificios, cosas de el nazismo, sitios donde estuvo Hitler, muuuuchisimas curiosidades, vimos el reloj de el ayuntamiento de Munich en accion, el resto de dia lo gastamos viendo la zona universitaria y de cerveceo por el centro tranquilamente, este es el primer día que nos llovió en el interrail. En plena noche mientras estábamos profundamente dormidos, vino nuestro compañero de habitación que no conocíamos, nos despertó uno a uno, sola y únicamente para darnos la bienvenida a la habitación..... a la mañana antes de irnos, como nos habían invitado a una barbacoa en Suiza, en el supermercado compramos una caja de 20 cervezas.
  10. Pues si que es una lastima viendo imágenes no pasar por ese lugar, también en defensa diré que hasta Praga no teníamos pensado ni entrar en Austria jajaja
  11. Viena El viaje de Praga a viena teníamos la intención de hacerlo durmiendo, ya que son 6 horas, pero en eso se quedo, en intenciones ya que estábamos encerrados en habitaciones de 6 personas, enanisimas, a presión y sentados, así que dormir lo justo. Como eran las 7 de la mañana cuando por fin pisamos Viena y a el hostal aun no podíamos entrar, lo que hicimos fue dormir a lo indigente en un parque que no había nadie... y despertarnos rodeados de niños. Ya pudimos ver nuestra habitación, la primera habitación que no teníamos que compartir con nadie, así que una vez comidos atún a palo seco, tocaba visitar la ciudad, una vuelta por sus jardines, ir a la oficina de turismo y terminar tomando una cerveza en otra playa artificial a la orilla de el rió Danubio, me encantaba toda esta zona de la orilla porque estaba lleno de graffitis y era como muy decadente, me recordaba mogollón a esas películas de los 80 callejeras de New York con punkis y mas cosas típicas. En la habitación, enfrente de la cocina en el hostal, vimos que entraba mucha gente, incluso un chino nos pregunto si estaba ocupado, por lo que a nosotros nos extraño mucho todo eso, teníamos que resolver el misterio de esa puerta pero no seria hoy. Hoy lo que tocaba a la noche era ir a el ayuntamiento de Viena y que era el festival de cine y ver en una pantalla gigante un concierto de Eric Clapton mientras disfrutamos de la calurosa noche. El día siguiente en Viena no fue mas que ver toda la ciudad de arriba a abajo, los monumentos emblemáticos, visitar el palacio de Hofburg, comer un Kebab todo guarro y alguna cerveza también se dejo beber, la verdad que no me apasiono mucho esta ciudad, una ciudad con mucho tono blanco y gris que por lo menos para mi a la noche gana en belleza. Ya cenando a la noche en el hostal conocimos a una pareja de valencianos, hablando nos contaron todo el interrail que hicieron, y vimos mas gente entrar en la habitación misteriosa, después de cenar fuimos a un bar a tomar una cerveza relajadamente, tras los precios de Praga aquí las cervezas se hacen dolorosas... Tomando la cerveza en la terraza se nos acerco un Egipcio a hablar con nosotros, hablaba super rápido e hiperactivo que según el era porque había fumado un porro... así que no me lo quiero imaginar de normal, nos estuvo preguntando sobre nuestras vidas, nuestro viaje, sobre España, también nos contó su vida y escribió nuestro nombre en Egipcio, se quedo un par de horas que caso solo hablaba el. Al llegar en la recepción del hostal como los valencianos también estaban mosqueados con la habitación misteriosa decidimos preguntar en recepción que había en esa habitación, junto a la chica de recepción estaba el chino que habíamos visto entrar. La chica de recepción extrañada miro en el ordenador y tras ver que había dos brasileñas nos contesto "ahaa, ya lo entiendo..." el chino se puso rojo, rojo y dijo que no sabia nada, resulta que chicos iban a esa habitación a lo que iban. Bueno ya era hora de dormir que mañana nos despedíamos de Viena. Salzburgo Pequeña ciudad conocida por ser la ciudad natal de Mozart y también de el tío que se tiro desde la estratosfera jajaja, aunque su tamaño no es muy grande es una ciudad super bonita y acogedora con un castillo en lo alto y rodeada de montañas impresionantes. Solo pasaríamos un día y una noche, pero madre mía que día, y todo gracias a un nuevo compañero que entro en la habitación. Su nombre era Maikel media como metro noventa, bastante corpulento, rapado y barba, entero vestido de negro con una camiseta de un grupo de death metal, su entrada en la habitación no paso desapercibida y mas teniendo en cuenta que estaba borracho. Empezó a hablarnos como si nos conociera de toda la vida, era de EEUU, Texas y venia de el mayor festival de Metal de el mundo, el Wacken festival, así que se apunto a ver la ciudad con nosotros siempre que tendríamos una cerveza en la mano, cogió una camiseta usada, mientras la olía dijo "mmm huele a metal" se la puso y nos fuimos. Lo primero que hicimos fue entrar a ver el castillo de Salzburgo con unas vistas impresionantes de la ciudad, dentro había un museo de marionetas y una de muestra para controlarla, Maikel la cogió y empezó a hacerla bailar mientras gritaba cantando delante de toda la gente presente "Alcohooool alcohoooool alcohoooooo, hemooooos venido a emborracharnosssss"(nos contó que esta aprendiendo esa canción en todos los idiomas), las miradas que recibió no fueron pocas, también se emociono viendo los instrumentos de tortura, todo lo que decía era chorrada tras chorrada y te reías de lo mal que estaba de la cabeza, vamos que le faltaba una vueltica mas jajaja. Pillamos unas cervezas y cenamos en un parque, pasaron unas chavalillas que no creo que tendrían mas de 18 años y Maikel fue rápido a avasallarlas con sus increíbles técnicas, después de decirle que eran crías, decía cosas como "ya se, esta mal... pero esta bien, yo bad person", lo de bad person lo repetía después de cada chiste sin ética alguna. Ya en el hostal, con las mujeres me ahorro cosas que hizo Maikel porque son tan cómicas como moralmente discutibles, entre ellas quedarse casi en pelotas en un hostal tan familiar, solo se que nos quedamos los 4 solos hablando con el recepcionista del hostal que era de nuestra edad, en la terraza, jugando a que ellos tenían que hablar español y nosotros ingles, y sino había que beber, terminamos la noche entre muchas risas y los otros dos se fueron de fiesta, una lastima no irnos también, pero al día siguiente teníamos que mover ficha a otra ciudad muy temprano.
  12. jajaja con las que fuimos a comer alguna foto hay pero de las otras no tenemos fotos de la noche xD saliendo de fiesta se corre el peligro de perder la cámara jajaja No son canales, es el río Spree. En ese tramo, dio la casualidad que había una isla y que fue aprovechada como zona dedicada al arte. La cosa fue creciendo gracias a varios reyes prusianos y hasta hoy que es, pues eso, varios museos con el Pérgamo como buque insignia El Checkpoint Charlie no separaba nada. Era la el Punto de Control (checkpoint) C (en lenguaje militar, la C se llama Charlie) de otros muchos puntos de control que había a lo largo del muro. jeje lo de los canales lo que me refería que daba la impresión de que eso eran canales y el punto charlie que a un lado estaba el lado estadounidense y al otro el soviético, en un museo que estaba bastante cerca había un mapa con todo los puntos de control que había antes, genial como estaba explicado con bastantes fotos desde la construcción hasta que se quito jaja gracias por decirme el nombre que al final me fui sin conocerlo de el Sony Center, creo que hasta había un parque de atracciones lego allí.
  13. Praga: Después de abandonar alemania y llegar a la estación de Praga, podemos decir que fue un poco caótico, bueno un poco no, fue extremadamente caótico, el recepcionista no hablaba ni ingles, era de noche y parecía que a poca gente le apetecía ayudar y encima teníamos que cambiar de moneda para salir de esa estación de trenes tan extraña. Pero lo bueno llego cuando fuimos a el hostal ya de noche, para empezar nuestro hostal estaba en un barrio de dudosa seguridad por como se veía la zona, cuando por fin encontramos el hostal, lo único que veíamos era un túnel totalmente oscuro medio en ruinas, después de un rato riéndonos sobre la situación ya decidimos entrar con la luz de el móvil, ya por mitad de el túnel la luz se encendió por arte de magia, tras cruzar el túnel, nos encontrábamos en un patio interior de el edificio, donde se veía todo de dudosa calidad, y hay estaba la puerta de nuestro hostal, llamamos y nos abre un anciano con una fuerte respiración que no habla ingles pero al final ya nos apañamos, para digerir esta historia de terror fuimos a dar una vuelta nocturna por Praga. Tengo que decir que nos decidimos por este hostal porque era muy barato y que básicamente en los comentarios la gente ponía que daban Vodka jajaja. Hoy tocaba madrugar un poco para ir a un Free tour de estos que se hacen y tienes que dar la voluntad, el guía no era malo, nos explico la historia de muchos edificios emblemáticos, vimos en acción el reloj astronómico de Praga, pasamos por el barrio judío con sus golems, la casa y estatua de Kafka y mas puntos emblemáticos de la Praga comunista, después de esa mañana ajetreada fuimos a comer con dos chicas de nuestra edad y un hombre de unos 40 años super simpático, en un restaurante por 5 euros comimos unos platos buenísimos y una jarra de cerveza, las chicas estaban también haciendo un interrail y el hombre estaba solo, había visitado muchos sitios viajando con una ONG. Después de despedirnos tocaba ese momento tan bonito de ir a el hostal a lavar la ropa, preguntamos donde podíamos lavar la ropa y nos indicaron una lavandería...Mentira! eso era un bar, un bar con una lavadora nada mas y mientra esperábamos a lo tonto bebiendo cerveza salimos de ese lugar con la ropa limpia y con una borrachera tonta encima, y para rematar nada mas llegar a el hostal, el recepcionista nos forzó a beber varios chupitos de vodka. Intentamos salir a la noche pero fue un fracaso absoluto, primero fue un bar con varias plantas y distintos tipos de música, después una discoteca prácticamente vacía, no nos quedo mas remedio que irnos a dormir. El día siguiente básicamente fue visitar la ciudad todo el día, relajarse bebiendo cervecitas que son muy baratas, por supuesto nunca hay que olvidar la siesta después de la comida en el parque, básicamente ese fue nuestro día hasta la noche, donde Hector había quedado con una mujer y su novio que eran de Praga para cenar, en la cena nos sacaron una miscelanea de productos de allí, y madre mía a que ritmo beben cerveza los checos, les va la vida en ello pero nosotros no queríamos quedar mal y seguimos ese ritmo todo lo bien que pudimos una jarra tras otra, al final nos invitaron a la cena, el lugar de la cena era precioso en una terraza. Esta noche salimos con la pareja así que era improbable que fuera un fracaso, nos llevaron a una discoteca donde va mucha gente de esa ciudad, después de rompernos un rato salimos y nos despedimos de la pareja, nos regalaron una botella de Becherovka, una especie de vodka pero con canela. Ya solos de nuevo en esa loca ciudad hicimos amistad con una cuadrilla que eran todos de Zaragoza, que nos llevaron a un bar donde ya paso la noche hasta el amanecer con los maños, unos italianos y unas eslovacas. Resacoso amanecer, pero era nuestro ultimo día en la ciudad así que ya solo nos faltaba por visitar la zona de el castillo y así lo hicimos, una agradable sorpresa todo lo que hay como las vistas de toda la ciudad, la fuente de los meones o la calle estrecha con un semáforo... pasando por el puente de carlos en una pequeña islita vimos un ambiente de festival tremendo así que sin ninguna duda teníamos que acercarnos, ya cuando entramos en la isla nos dimos cuenta que lo que pasaba era que justo ese día comenzaba el día de el orgullo gay en Praga, y se habían montado un buen festival así que para terminar la tarde esperando al tren decidimos ver los conciertos y mas cosas que había. Ya nos podíamos despedir de Praga mientras se hacia de noche y coger nuestro tren para dormir sentado de camino a Viena, tengo que decir que esperando el tren afuera, el ambiente era malisimo, y la gete que se veía era de poco confiar.
  14. Berlin Por fin llegábamos a una de las ciudades claves de el interrail, una de las mas esperadas de el viaje y esta era... ¡Berlin!. La hora de llegada fue mas o menos las 10 de la noche y nuestra emocion de colegiala ya era bastante notable, y nuestro lugar de dormir estaba en la zona Este de la ciudad, nada mas salir de el metro ya podíamos ver la famosa antena de televisión. Ya asentados en nuestro hostal, fuimos a su cocina para cenar y me gustom esa cocina tan clásica y con una luz tenue me lleve una impresión familiar a películas que ya había visto. Nada mas terminar fuimos a ver la plaza iconica de la zona Comunista, AlexanderPlatz, que es donde esta la antena de TV, pero teníamos que volver antes de que nos cerraran el metro, en uno de los vagones se sentó enfrente nuestra un morlaco de casi 2 metros, cabeza rapada y borracho que ya su mirada y rostro daba bastante miedo, bueno para terminar esa noche teníamos la suerte que abajo de el hostal teníamos un bar heavy, así que no hubo noche en Berlin que no la termináramos con un par de cervezas Becks en ese bar Después de pasar la noche, teníamos preparada una visita al Pergamo Museum situado en lo que llaman la isla de los museos, porque hay como canales y esas cosas. impresionante todas las reconstrucciones enormes de ruinas romanas, o la puerta de Babilonia, una zona islámica, la verdad que todas esas construcciones impresionaban, todo explicado con el audio guia muy bien. Después de eso fuimos a ver Berlin, la catedral, la zona donde se hizo la quema de libros, nos acercamos a el arco de Bradenburgo y para comer por fin probé una de la que a día de hoy es de mis comidas favoritas, ¡¡Currywurst!! Tras una siesta en el Tiegarden, a lado de una persona de 40-50 años tomando el sol en slips, muuy agradable todo, fuimos a ver el Punto charlie, donde se separaba las dos partes de la ciudad y alguna que otra zona mas de Berlin. Para sorpresa a la noche fuimos a cenar con el primo Argentino de Hector y sus hijos, no estuvo contando muchísimas historias de la ciudad, como vivía la gente y muchas mas curiosidades de el día a día, nos invito toda la cena en un Australiano( Pude probar la currywurst de carne de canguro ) en una especie de plaza-centro comercial (tal vez, todo lo que no se definir bien lo llamo centro comercial jajaja) con un techo enorme lleno de luces de colores, después de esa agradable noche ya nos tocaba volver a el bar cerca de el hostal para rematar la noche. Al siguiente día fuimos directos a ver la parte de el mure de Berlin con todos sus grafitis, por sorpresa detrás de una zona de el muro habian montado una playa artificial a la orilla de el rió, así que sin pensarlo ni media vez fuimos una orda de zombie a por una cerveza y una tumbona, caro pero que tranquilo se estaba, Como el tio de Hector nos recomendó la pizza berlinesa, fuimos a un pequeño bar con una terraza pegada al rió y pudimos probar esa pizza, no es que fuera la ostia pero se dejaba comer, tenia beacon cebolla y alguna cosilla mas. A estas alturas ya se creo una costumbre que nos acompañaría todo el interrail y que le cogimos el gusto el día anterior, eso es, siesta después de comer a un parque, aquí era el Tiegarden, antes de ir a el barrio ocupa de la ciudad, fuimos a un oculista, Sergio se había dormido encima de sus gafas y eso había perdido toda forma imaginable, el barrio ocupa estaba lleno de cuadros, esculturas rarisimas y gracias a que la mayoría de ocupas eran latinos, pudimos conversar un rato, aprovechamos también que el barrio judío estaba cerca. A la noche otra vez nos invito a cenar el primo de Hector, pero esta vez en su casa y con su mujer que acababa de venir de la india, como curiosidad en el metro vimos a una persona con el pelo rosa y en camisa y calzoncillos ajustadisimos xDD que pintas, su casa estaba en una zona rica, así que imagínate que coches uno tras otro podíamos contemplar aparcados en esa calle, fue una ce las cenas mas agradables que tuve, comiendo una pizza de un metro, hablando sobre los viajes y bebiendo cervezas, tras despedirnos de la familia y con la triste esperanza de que era martes, intentamos salir de fiesta... Tras poco mas de media hora sin encontrar nada por la zona comunista de Berlin, unos españoles nos indicaron una zona a la que fuimos y nos metimos, aquello era una zona de ruinas, casas abandonadas y grafitis, un camello se nos acerco, ya nos queriamos ir antes de que nos pasara nada, pero Sergio escucho música, que como inocentes corderos nos adentramos mas en aquella zona de mala muerte y para nuestra sorpresa, encontramos una rave en un edificio abandonado, así que la fiesta fue se personifico y encima siempre con una música de los 60-70, esta fue nuestra ultima y genial día en Berlin, asi nos despediamos de esta espectacular ciudad tan variada y con tanta vida y para nada era una ciudad tan seria como me lo imaginaba en mi cabeza antes de visitarla. Dresde: Esta fue la ciudad que menos vimos, en uno de nuestras visitas relámpagos entre ciudades, ya que este fue nuestro destino antes de llegar a Praga, después de comer un super sándwich de salami y queso. y la siesta de rigor de 30 minutos en el parque, fuimos a ver todo lo que es el centro de Dresde nos ofrecia gratis, vimos el puente y esos edificios que aun se ven negros a causa de la guerra, un paseo por sus pequeñitos parques y la orilla de el rio, la ciudad era bonita pero tampoco nada de el otro mundo por lo que nos volvimos pronto al tren, me encanto mucho mas los paisajes que veía por el tren llegando a Praga.
  15. Conocimos a otra persona que fue mucho mas surrealista que los Sevillanos jajajaja, bueno en algunas ciudades si fuimos a museo como fue en Berlin, varios castillos, catedrales, iglesia y así vimos en todas las ciudades y en varias los free Tour, jajaja intentábamos siempre ir a las cosas gratis jajajaja, eso si andar, como cabrones la ciudad de arriba a bajo, a la tarde pondré otra entrada de los siguientes destinos.
  16. ¿El de bremen? era GastHaus Bremer Backpacker Hostel , una gozada, habitaciones gigantescas de 6 personas, sin literas ni nada y con un espacio enorme, en pleno centro 5 minutos de la estación de tren a pata y de precio creo que nos salio unos 17 euros o así la noche, mientras que el hostal amigo de Amsterdam, fue de los peores de el viaje, este fue de los mejores. Las cervezas nos costaban 1 euro o 2, fuertecita y la comida no nos costo casi nada menos la bratwurst que fueron unos 4 euros el resto lo hicimos en el hostal, que era una gozada la cocina.
  17. Bremen El siguiente destino era Bremen, una ciudad que nunca me había planteado ver, pero que termino por ser una de mis favoritas en Alemania, la ciudad de los trotamúsicos. Por cosas de el destino en una parada intermedia camino a Bremen, nos encontramos con los Sevillanos que una de sus primeras palabras fueron -¡No veas quillo, que liada!- Nos contaron que de fiesta fueron con mas gente al hostal montando ruido, el encargado de el hostal los echo de el hostal y les pedía 200 euros por liarla, los sevillanos se marchaban, pero los 200 euros no los quería pagar, así que el encargado llamo a mas gente, casi se pegan y les encerraron a los sevillanos en la recepción, estos miraron por la ventana a un piso de altura para escapar y justo cuando vino la policía se fueron en bici y durmieron en un parque..... Bueno pues todo eso nos lo contaron en el trayecto y también una mujer Alemana de unos 40 años que hablaba español se nos unió a la conversación, tenia un poco cara de loca y sus diálogos no seguían un orden lógico, básicamente insistía en que le gustaba la naturaleza, a preguntas como "¿Que nos recomiendas ver en Bremen?", nos respondía "no me interesa, yo solo campo" y así de raro todo el viaje. Ya en Bremen nos separamos de los sevillanos y nos fuimos a nuestro hostal, el mejor hostal de todo el viaje, cuartos ENORMES, ya de noche pudimos dar una vuelta por la ciudad, comer la primera Bratwurst, entrar en una cervecería famosa de Bremen, ver como la gente para salir de fiesta directamente iba a tiendas llenas de cervezas y mas cosas, compraban las cervezas, las habrían en el abre botellas de el mostrador y ya toda la fiesta se hacia por la calle en lugar de entrar a bares, terminamos la noche en el banco de un parque, bebiendo las cervezas y hablando de nuestras vidas hasta la hora de irse a la cama. Ya levantados y de día, nos dimos una vuelta por Bremen que no es muy grande, vimos esas calles estrechas y originales de la ciudad, sus iglesias impresionantes, no podía faltar la estatua de los trotamúsicos y para cerrar la mañana ver el mercadillo de segunda mano montado a la orilla de el rió Weser, realmente es una ciudad de sueño. A la tarde mientras poníamos la lavadora hicimos amistad con unos georgianos de el hostal que si tu los ves en España te cambiarías de acera, pero realmente era gente super agradable, varios hablaban español y nos dieron algo de comida, nos invitaron a ir con ellos a una discoteca a la noche pero teníamos que madrugar a el día siguiente, así que antes de dormir nos dimos otra vuelta a la noche por esa ciudad, que había ambiente por el partido Werder Bremen contra Aston Villa, y otra vez terminamos con unas cervezas en el parque a ponernos un poco a tono, el destino de el día siguiente seria...¡Hamburgo!. Hamburgo Aquí hicimos una parada de las rápidas antes de llegar a Berlin, y la verdad que sufrí un poco porque no pudimos dejar las mochilas en la estación, y la mía pesaba mucho jajaja, nos dimos una vuelta por su centro, vimos una carrera de piraguas, un festival chino y también una paradita para comer unos bocatas bastante raros que hacían allí que no se ni que tenia. A la tarde vimos su impresionante y precioso puerto en el que estaba el gigantesco crucero Queen mary 2, parece de película esos enormes canales que tiene entre fríos edificios enormes de ladrillo, tras recorrernos los bares preguntando si iban a poner la final de baloncesto de las olimpiadas EEUU vs España, terminamos por verlo en la estación de trenes... había empezado la bundesliga de fútbol aleman y eso es sagrado jejeje, con una muy triste derrota nos montábamos en el próximo tren a la capital alemana, ¡Berlin!
  18. Brujas: Bueno pues continuo donde lo deje, ya saliendo de Bruselas y con intención de ir a Amsterdam nos dio por pasar el día en Brujas, que decir de esta pequeña ciudad, nada mas pisar el primer parque, con tanto caballo, patos y esa belleza que caracteriza esta ciudad hace que te entre una paz y tranquilidad enorme. Eso si, es muy bonita la ciudad pero con tanta masificacion de turistas eso parece un parque de atracciones, caminando por sus calles pudimos entrar en varias iglesias incluido una que entrabas y básicamente era un bar con neones y todo, bastante raro para una iglesia, también conocimos a un grupo de tunos Mexicanos, que aunque ya tenían una edad nos contaron que así se estaban costeando el viaje, para terminar la visita a Brujas nada mejor que una cerveza en un bar con ambiente de Rock, así termino nuestro día en esta preciosa ciudad medieval Amsterdam: De camino a Amsterdam en el tren, como no había sitio nos toco ponernos en unos asientos de el pasillo entre los vagones de tren, y con nosotros se pusieron dos sevillanos muy simpáticos que también hacían el interrail, pero menudo par.... jajajaja hablando y contándonos las aventuras de el viaje ellos sacaron una botella de Ron, y nosotros jamón y mas miscelanea de embutido, al final con los 5 bebiendo Ron eso parecía una fiesta y al mirar dentro de el vagón donde los asientos, toda la gente nos miraba sonriendo. Un poco afectado por la bebida nuestra llegada a Amsterdam se hizo muy corta y como no teníamos hostal reservado, decidimos ir a el mismo que los sevillanos a lo loco, en la entrada de el hostal nos recibieron con un porro una chica de Israel y un chico de Canadá, el hostal era un puto calabozo y en la sala común no había mas que mucha gente callada y muy fumada viendo las olimpiadas... parecía eso Walking Dead, nos dieron dos camas para tres, así que uno durmió en el suelo que fue Hector, bueno ya que teníamos el cuerpo animado, decidimos salir de fiesta con los sevillanos y ver el ambiente nocturno, sus coffe shops, su calle roja, su activa vida nocturna y todo lo que la noche nos dio... Al día siguiente después de un madrugon enorme ya tocaba visitar su ciudad de día, y que mejor forma de hacerla que alquilando una bici y adentrarnos como locos suicidas en esa jungla de ciclistas, yo ya había estado en navidades así que una ciudad tan pequeña me la conocía he hice de guia, vimos todos sus parques, la casa de Ana frank(Lugar muy curioso con trágica historia, aunque para lo pequeño que es y lo que hay, sale caro), la plaza de el ajedrez grande, comimos esas patatas tan cojonudas que tienen, yo me la pegue contra un seto con la bici en VondelPark. Amsterdam seguramente sea de mis ciudades favoritas, la impresión que te llevas nada mas pisarla por primera vez no me la he llevado con ninguna ciudad y esa magia que tiene las calles y sus canales, para comer no podía faltar esos restaurantes llamados Fibo que te sirven la comida en maquinas expendedoras que te dan gloria. A la noche de una forma mas relajada decidimos entrar un coffe shop de el barrio rojo, yo ya lo había visto el barrio rojo, pero mis dos amigos fliparon jajaja, y también un par de cervezas cerraron la noche en un bar de el barrio chino(los únicos occidentales de el bar a la noche), que ya tocaba volver al calabozo para 10 personas por habitación(los de nuestra habitación iban tan fumaos, que para las 9:30 o 10 ya estaban dormidos en sus camas). A la mañana para ir al próximo destino habíamos quedado con los Sevillanos, pero ellos no aparecieron, por lo que nos contaron en el hostal había estado la policía esa noche, que dos... mas adelante nos enteraríamos de la historia pero de momento teníamos que ir a por el próximo tren, a la estación central de Amsterdam, no sin antes devolver las bicis. El hostal de Amsterdam nos salio por unos 13 euros la noche, ya que una noche solo teníamos dos camas para tres, 9 euros creo que costo el museo de Ana Frank, mas las bicis y la noche que salimos unos 20 euros cada uno, en comida una miseria, de 3 a 6 euros las comidas y cenas, comida basura y embutidos. Siempre tenia mi cuaderno donde apuntaba todas las experiencias durante los recorridos en tren.
  19. Vaya jeje no sabia bien en ese momento de la noche que era esa estación,intentare ir desglosando el dinero gastado jejeje el hostal de bruselas nos costo unos 17 euros y aquí no gastamos mucho al día mas que lo justo para comer y alguna cerveza, lo mas caro el Bus de el aeropuerto a el centro jajaja, reservas y suplementos de tren solo hicimos dos y fueron baratas, de Praga a Viena y de venecia a florencia. Nos invitaron en varios sitios a cenar y también alguna vez que no dormimos en hostal, es decir, de gratis, los dos billetes de avión unos 75 euros, pase interrail 265 euros, en comidas ahorramos bastante, jajaja mas que en cervezas.
  20. Bueno, para mi este viaje empieza en mi pequeña ciudad, Pamplona, el plan era ir desde Pamplona a Zaragoza en tren yo y Sergio y en el aeropuerto juntarnos con Hector, que vivía en la Rioja, Mientras estábamos sergio y yo en el tren hacia Zaragoza pensando en como seria el viaje enlazando conversaciones absurdas, Hector que era quien tenia el billete de avión y la reserva del hostal nos gasto la broma de que no iba a llegar hasta el día siguiente, como es normal en su momento gracia no nos hizo jejeje. Ya en Zaragoza un amigo nos llevo hasta la estación a esperar a Hector y para relajar los nervios entraron facilmente varias cervezas hasta que ya por fin cogimos el deseado vuelo! Bruselas: Con la mochila a cuestas nos encontrábamos ya en el primer destino bajando de el avión, aquí ya empezaron los primero problemas, el como llegar hasta la ciudad que nos costo bastante dinero el billete de autobús y luego como ir hasta el hostal. Ya estando en vete a saber que parte de la ciudad, siendo casi la 1 de la madrugada y queriendo llegar ya a nuestro lugar de reposo, preguntando nos indicaron donde estaba el metro, primero era una especie de centro comercial raro, super laberíntico y ya encontrada la boca de metro decidimos entrar... allí no pasaba ni dios ni se veia nada funcionando, decidimos preguntar si pasaba el metro al primero que vimos, una amable señor vagabundo sentado en un banco con un cartón de vino y la que su respuesta fueron palabras incoherentes y una mueca de risa desesperada, viendo que al otro lado de la vía había mas vagabundos con sacos montándose su acampada, decidimos salir de ese desolado lugar... y menos mal, porque a los 15 o 20 segundos de salir una persiana de acero cerro la boca de el metro, no me quiero imaginar pasar la noche encerrado en aquel lugar y eso que compañía no faltaría... jajaja Ya recurriendo a lo fácil, un taxi, llegamos a nuestro hostal y sentados en una terraza tuvimos una tranquila conversación antes de meternos a dormir, la primera noche se me hizo difícil dormir con mas gente pero bueno, rápido me acostumbre. Ya despiertos y desayunados en el hostal, nos pusimos manos a la obra y salimos a ver todo Bruselas a pata, y la verdad que si nos la recorrimos de lado a lado viendo todas sus iglesias, por supuesto también comprobando la fama de las cervezas Belgas en un sitio que tenia cientos de marcas de cervezas y también los gofres por supuesto, la ciudad tampoco me pareció nada de el otro mundo mas que la plaza central de la ciudad que es increíblemente preciosa, y la famosa estatua de el meón que seguro que todo el mundo va con la idea de que su tamaño sera ligeramente mayor, Sergio y yo ya estábamos cansados de ver iglesias pero Hector ya tenia todas apuntadas para ir a ver en el mapa como si de un álbum de cromos se tratase, con la tontería llegaríamos a un barrio con muy mala pinta donde todo el mundo nos miraba. Ya de vuelta en el hostal y con la tripa vacía nos dispusimos a hacer la merienda-cena llena de comida guarra y por supuesto los sándwich de salami y queso, dieta ancestral que nos acompañaría todo el interrail, así que cenar junto a unas cervezas y unos billares en el hostal y a nuestro cuarto de los ronquidos(Los ronquidos fueron el mayor tormento de Sergio durante todo el interrail), que por cierto, me habían quitado mi cama y había un japones durmiendo en ella... Al día siguiente tendríamos que viajar hacia Amsterdam, espero que no sea mucho tocho el escrito jajaja.
  21. Hola a todos!, primero quiero decir que aunque sea un usuario nuevo, llevo muchísimo leyendo estos foros, de echo me ayudaron mucho para preparar este interrail que os voy a contar, así que al final me anime a ponerlo aqui, el viaje empezó en el verano de 2012, hace ya un tiempo pero bueno... mejor tarde que nunca porque es de esos viajes que quedan siempre en el recuerdo, espero que sirva de algo para la gente que se este pensando hacer un interrail. Los protagonistas de este viaje somos tres, Hector es la persona que mas a viajado de nosotros y conocía gente en todos los países, era nuestro traductor principal, Sergio el mas fiestero de nosotros sin ninguna duda y yo que ya me iréis conociendo. Como introducción diré que el viaje duro desde el 6 hasta el 31 de Agosto, empezando en Bruselas y terminando en Milán, con un pase de interrail de 22 días y 10 de viaje, así que el presupuesto final con vuelos y todo nos salio a unos 1300 euros y sin privarnos de cervecitas o salir de fiesta, para comenzar pondré el recorrido: Día 6: Zaragoza-Bruselas Día 8: Bruselas-Brujas Día 8: Brujas-Amsterdam Día 10: Amsterdam-Bremen Día 12: Bremen-Hamburgo Día 12: Hamburgo-Berlin Día 15: Berlin-Dresde Día 15: Dresde-Praga Día 19: Praga-Viena Día 21: Viena-Salzburgo Día 22: Salzburgo-Fussen Día 22: Fussen-Munich Día 25: Munich-schaffhausen Día 26: Schaffhausen-Venecia Día 28: Venecia-Milán Dia 31: Milán-Zaragoza En breves escribiré la llegada a la primera ciudad de este viaje.
×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.