Jump to content

Atenea30

Members
  • Contenido

    28
  • Ingreso

  • Última visita

Reputación comunidad

0 Neutral

Acerca de Atenea30

  • Rango
    Novato

Contact Methods

  • Website URL
    http://
  • ICQ
    0

Profile Information

  • Sexo
    Female
  • Ubicación
    Madrid
  1. AMRITSAR PUNTOS DE INTERÉS Diga lo que diga la Lonely lo único merecedor de visita es el Templo Dorado. Como su propio nombre indica es un templo y, además, dorado, vamos, de oro puro. La de niños roñosos que comerían con toa la riqueza que hay ahí metida, pero tampoco vamos a echarnos las manos a la cabeza con los sijs que todas las religiones pecan de lo mismo (os suena el Vaticano, no??) Pues eso, una monada de templo en medio de un lago rodeado de edificios de mármol blanco reluciente (sí, reluciente, esta vez no es irónico) La verdad es que es bonito, to hay que decirlo, y…..al loro, eh??? LIMPIO!!!! Que te paseas por el recinto de mármol descalzo y no te da ni aprensión ni nada!!! Lo que reluce el suelo, oyes, lo que queman los pies si pisas por lo negro…sí??pues para esto también tienen solución estos sijs, son de un apañaíco…en de que resulta que el agua del laguito que hay dentro del recinto es sagrada, como el 90% de las aguas del país, y, por supuesto, como todas ellas, está verdeoscurotirandoamarrón. Vale que el Ganges se lleva la palma, pero esta tiene su mérito. Entonces, cuando aprieta la caló y vamos tos los turistas con los pies arrugaos buscando las sombritas, los amigos sijs se lían a tirarte cubazos de agua (de la del lago, de la verde…) a los pies. Que se agradece, sí, pero quien dice pies dice que te empapan de cintura para abajo, claro, como a ellos no les importa llevar lamparones se creen que to’el campo es orégano. Y no te quejes que se ofenden. Porque esta gente se ofende mucho. Me explico: hay más normas que en el cole, y toooodos los amritsareños en comandilla se encargan de que las cumplas. Si no las cumples, pues eso, que se ofenden, y dan una penita….con el moñigo ese que llevan en el cogote y con cara de ofendidos son un poema. Normas para visitar el templo y sus alrededores (1km a la redonda): -Norma 1: no se puede fumar. Vamo’a ver, dentro del templo lo entiendo. Tienen sus cartelitos avisando, uno lo ve y decide echarse el último antes de entrar….y… NOOOOOOO!!!!!en 1 km a la redonda NOOOOOOOO. Que te vienen hasta los niñines que no levantan un palmo del suelo a echarte la charla ofendidíííísisisismos. Pero hay un truco: esconderse en un callejón desde el que no se vea el templo. Te siguen mirando con cara de perro lastimero pero no te dicen nada. -Norma 2: cubrirse cabeza y hombros: bueeeeno, esta es llevadera, además como todo el mundo va igual, queda hasta pintoresco. -Norma 3: descalzarse: esta norma no tendría por qué ser conflictiva peeero, ay amigos, ellos la complican un poquito más. No sólo hay que pasar descalzo sino que está terminante prohibido pasar con los zapatos. No, no es una redundancia. Si uno va a visitar el templo, desde otro punto de la ciudad lo normal es que lleve los zapatos puestos, no? (en mi caso chanclas). A la que llegas a la puerta te quitas las chanclas, y ¿qué haces? Pues meterlas a la mochila, no? PUES NO!! No se puede pasar con las chanclas/zapatos o similar!!!que no, coño!!!! La primera vez, en mi inocencia, me fui a guardar las chanclas sin pudores en la misma entrada. Claro, me cayó una del copón. Segunda regañina del día. Con la lección aprendida volvemos a la habitación (albergue del templo), metemos las chanclas en el bolso y volvemos a salir tan felices dispuestas a turisterar. QUE NO!!!!!!QUE SAQUES LAS CHANCLAS DEL BOLSO QUE NO PUEDES PASAR CON ELLAS!!!pero, joder, cómo lo saben?????tienen espías???rayos x?????? por favor, si alguien ha estado o va a estar por allí que me diga cómo lo hacen porque me dejaron muerta. Tercera regañina. Vuelve a salir por la misma puerta que entraste para recoger las chanclas…así no cunde… -Norma 4: Lavarse los pies para entrar: para tal efecto tienen una especie de canalillo como el de las piscinas justo en la puerta. Uno lo mira y piensa “coño, que se los laven ellos que se les cae la roña por las orejas bueno, pero yo???con lo limpitos que los tengo, que sólo llevo 3 días de viaje??????” Así que, muy discretamente, y cuando el de la puerta no mira (por cierto, el de la puerta también lleva moñigo en la cabeza, túnica y una lanza con una punta mu fea) intentas orillarte a un lao para pasar por el bordecito sin meter los pies en el caldillo grisáceo que ellos llaman agua y…lo adivináis, no??? Cuarta bronca del día. El guardia de la puerta no miraba, pero es que te regaña cualquier mindundi que pase por allí, y sí, con la cara de ofendido. Pues nada, como dan penita (es que los sijs son más friendly que los hindúes, así que una tiene más consideración) la mejor opción es pasar lo más rápido posible y sin pensarlo. Porque, si lo piensas, visualizas los hongos como boletus que puedes pillar y te entran los 7 males. - Norma 5: esta última no sabría definirla. Viene siendo algo parecido a “que seas pudorosa, tía, que eres una señorita”. Pues eso, que ya entrada la noche el mármol no quemaba, so, habían dejado lo de los cubazos y nos pudimos sentar a contemplar el templo, escuchar los cantos y disfrutar del remansito de paz de ese recinto. Y, claro, me relajé. Y yo cuando me relajo me despatarro. Y allí estaba yo, tirá en el suelo tan pancha, alcanzando mi nirvana particular de relax y espiritualidad cuando mi campo de visión es invadido por el tío de la lanza, con cara de ofendido y hablándome en hindi (o lo que hablen los de pa´hí) que me empieza a dar toquecitos con la lanza en las piernas. Los ojos se me salían de las cuencas ya cuando un lugareño muy amable me traduce al inglés que se ha ofendido porque estaba espatarrá. Por supuestísimo ejerzo de señorita de colegio de monjas, cruzo las piernas, y aguanto la quinta chapa del día…. OTROS PUNTOS DE INTERÉS No hay. El resto de la ciudad es un basurero habitado con un bazar de calles tan estrechas que no caben los rickshaw(eso se agradece) en el que jartas de ver telas y más telas de sari. Vamos, que todas las tiendas del bazar son de saris. Yo no sé cómo llevan allí lo de la competencia, pero tiene que ser algo acojonante. DÓNDE DORMIR Como bien dice la Lonely, en el propio Templo. Pero nanai que no te piden donativo, que el tío se va contigo hasta la huchita y te mira con ojos amenazantes hasta que echas lo que a él le parece conveniente. Luego está la opción de echar el billete arrugao y salir pitando….si le miras te conmueve y acabas echando más, chantaje emocional que se llama, son unos linces. El albergue es un edificio enorme, con cientos de habitaciones para los peregrinos y 1 para extranjeros. Os podéis imaginar que estábamos allí hacinados como sardinillas en lata, pero, oye, menos da una piedra. Al titular esto “dónde dormir”, en realidad, estoy faltando a la verdad y no me gusta, no, no. Más bien debería titularlo “dónde hacerse un ovillo entre dos tablas e intentar pegar la pestaña a ratitos”. Eso sí, mucho más realista. La guiri-room viene a ser una sala larga con camas de madera con un colchoncillo de espuma de unos 3 cm de grosor. Tiene que ser buenísimo para la espalda, yo no digo que no, pero que en una noche no te acostumbras ni de coña. Además ofrece taquillas (el candado corre por cuenta del huésped) y un baño sin váter. Ah, por cierto, la ducha es de las que tienen el grifo a la altura de la cintura. No pasa nada, ellos te ponen los cubitos y tú te apañas. Ahí es cuando descubres que lo de haber veraneado en el pueblo de tu abuela en los 80 te hace más sabio en estos menesteres. ¿y dónde está el váter? No quiero ponerme escatológica, bien lo sabe dios y nuestra señora del abrigo de pana, pero no sé si podré evitarlo. Antes de nada una recomendación: sed previsores; antes de llegar a Amritsar meteos una sobredosis de Fortasec. Da igual que no tengáis diarrea, agradeceréis no pasar los baños del albergue de peregrinos. Una, que es regular como el Coronado, no estaba advertida de tal situación y lo pagó con creces. La cosa ya empezó mal: retortijón, es decir, prisa. Los baños están a un paseo de la habitación con escaleras incluidas. Caballeros, primera planta. Señoras, segunda. Después de la expedición te da la bienvenida un olor indescriptible. Ojalá mi cuerpo hubiera somatizado un estreñimiento instantáneo, pero no, no lo podía evitar. La faena no es tan corta como para no respirar en todo el proceso así que valor, y al toro. Para pasar al excusado hubieran tenido problemas hasta los Geos. Situación: baño indio, sin taza, claro que según estaba hasta se agradece la distancia entre las partes y el “sanitario”. Las paredes llenas de escupitajos rojos del tabaco de masticar al que ya dedicaré un capítulo más adelante, el suelo empapado de….quiero pensar que agua….en una mano los clínex y el brazo sobrante para tapar la nariz, con la otra intentado remangarme los pantalones e intentando mantener el equilibrio mientras tanto con el resto del cuerpo, y por supuesto, una buena dosis de insectos autóctonos pululando. Entendéis ahora lo del fortasec???ni lo dudéis. Todo esto, por supuesto, tiene su parte positiva: no volví a quejarme de ningún baño en el resto del viaje, inluso diría que no lo volveré a hacer el resto de mi vida. El siguiente capítulo también tiene su parte escatológica (en el safari en el desierto el baño está “en todas partes”) pero comprenderéis que me pareciera una experiencia sublime, y como tal la describiré. Próximo capítulo: el Rajastán. PD: lo del café está hecho, xicos, ponedle fecha.
  2. Me vais a permitir que comience por el apasionante capítulo CÓMO LLEGAR manque no sea este el orden lógico esperable de la Santa Lonely. Tentaciones me dan de abarcar el artículo completo sobre “Medios de transporte interurbano”, pero creo que me contendré con el fin de amenizar el capítulo de Kajuraho más adelante con el maravilloso mundo de los autobuses de línea (INSUPERABLE). Pos ahí va: EN TREN A parte de un maravilloso idioma, útil donde los haya (aunque digan “tri”), los ingleses tuvieron a bien dejarles a sus colonizados una red ferroviaria bastante apañá pa lo que es el resto de la infraestructura del país. Claro que esto fue hace un siglo. Y hace un siglo, emplear 19 horas en recorrer 500 km no digo yo que no fuera algo puntero tecnológicamente hablando, pero si en pleno siglo XXI siguen con las mismas, pues la cosa desmerece un poco. Sí, amigos, los trayectos son interminables, pero al menos uno se asegura que no van a descarrilar. Vamos con las clases: 1AC : lo que viene siendo primera. ¿os acordáis de los trenes de willi fox? Pues lo mismo. Con su aire acondicionado, limpitos, servicio de catering….en fin, sin emoción ninguna. (Datos extraídos de compañeros momentáneos de viaje, nosotras no tuvimos el placer, somos más tirando a cutrecillas, de 3º pa´bajo, así nos va) 2AC: Aquí ya hay un poco más de emoción, pero poca. A ver, los compartimentos (de 6) no tienen puerta sino una cortinita de un blanco relativo (que digo yo, que pa eso la pongan directamente gris y no quedan tan mal). La citada cortinita ni quita la luz del pasillo ni evita que oigas los ronquidos de tus parteners, pero oye, le da glamour (en el sentido indio de la palabra, entendedme) No hay catering included en el precio pero pasan ofreciendo comida en una higiénicas bandejitas de aluminio. Sin riesgo no hay emoción. Tampoco la probamos, todo esto de oídas. 3AC: Esta sí que sí. Aquí me cantaba yo toél rato aquello de “viajar en tren, es fenomenal, se tira del cordelllll….” (los campamenteros veraniegos sabrán ponerle musiquilla). Cómo echo de menos esos camastros, ese meneíllo tan rico que me dejaba tiesa en medio minuto, esos compañeros tan cordiales que te ponen el pie descalzo donde tú vas a poner la jeta para dormir…qué encantos…qué amenas las horas de viaje (y las de retraso). Los compartimentos, de 6 también más 2 en pasillo, son de Moltó. Es decir, durante el día la upper bed (o litera de arriba, pa entendernos) se mantiene intacta, pero es la única. La medium y la low ( en medio y abajo) se pliegan sobre sí mismas para convertise en respaldo y asiento respectivamente. Aquí llega lo divertido. Tú llegas a tu compartimento y, por supuesto no has pillao las upper porque pa eso hay que sacar el billete con una antelación nada propia de un mochileroreydelaimprovisación. Así que, pueden pasar dos cosas: una, que los queridos compañeros hayan puesto su pulcro culito en tu cama. O dos, que estén apoyando sus cabecitas y espaldares en la misma. La jodida educación europea esta que nos han metío en vena hace que, por mucho sueño que tengas, esperes un ratín a ver si los autóctonos, que paece que tienen más voz en el asunto, deciden empezar a desmontar los asientos y pasar al modo beds. Entonces comienza en el compartimento todo un juego de indirectas silenciosas de lo más emocionante: que si te quitas los zapatos….que si bostezas exageradamente…que si te vas respanchingando contra la ventana con el afán de dar penita….pero nada, oye, qué duros son los tíos. Se te quedan mirando con cara impertérrita y ya puedes soltar lagrimillas con los bostezos que ni caso. Esto en España se solucionaría con la típica conversación besuguil: “pues sí, pues sí….va haciendo sueño, no?” Pero claro, traduce tú eso. Luego está el tema de la comida. Aquí nada de catering, si acaso algún despistao se pasa con bandejitas de las de 2AC pero no es habitual; aquí viene lo emocionante del viaje: el tren se para. Desde ese instante tienes un tiempo impreciso entre 20 segundos y 2 horas para coger el monedero, salir del tren mientras los indios caraduraquenopaganbillete suben en tropeles por la misma mini-puerta y te rocetean todo lo que pueden y más, esquivar los paquetes, la gente que duerme, los perros y los niños que piden, llegar al puestecillo de comida y esperar la cola(lo de la fila india debe de venir por los otros, los de américa, porque estos hacen más bien mogollón). Todo esto sin dejar de mirar para atrás por si al tren le ha dado por arrancar. La vuelta no es mucho más fácil: las bolsas de patatas Lays Onion & cream debajo de un brazo, la botella de agua debajo del otro chorreando por to’el sobaquillo, el cucurucho hiper-resistente de papel de periódico reutilizado con el pakora calentito en una mano, el monedero con los dientes y los vasitos de chai hirviendo haciendo equilibrios en la otra. De esta guisa todavía queda subir, para lo cual es imprescindible soltar algo porque el escalón se las trae y hay que agarrarse sí o sí. En este punto les doy una tregua a los indios: siempre hay un alma cándida que te sujeta los chai, otra que te da la mano y de paso toca a una mujer y el más listo te empuja del culo no vaya a ser que vuelques pa´tras….en fin, it’s India. Cuando llegas al tren parece que acabas de ganar una gymkhana de lo contento estás. Otro puntazo de mi añorada 3AC es que pasa un interfecto repartiendo sábanas, mantas y almohadas. Un puntazo, sí señor, y todo un detallazo. Entonces uno entiende que lo de los bostezos, los zapatos y demás no ha servido de nada porque el momento de hacer las camas lo marca el señor que trae las sábanas. Así que, cuando a él se le pone en to lo alto, los pobrecillos desgraciaos que no hemos pillao las upper beds nos podemos ir a dormir. Otro personaje de lo más entrañable es el señor revisor (el tío de la boina, pa los que se sepan la canción)Esto no lo sabe nadie y yo no lo he podido comprobar, pero estoy convencida de que aquí el colega se esconde detrás de la puerta del vagón, espera pacientemente a que hagamos las camas y apaguemos la luz, comprueba que nuestras respiraciones empiezan a hacerse más rítmicas, símbolo inequívoco de que nos estamos sobando plácidamente, y entonces, y sólo entonces, sale de su escondrijo para pedir los billetes mientras va encendiendo de nuevo las luces y meneando a los durmientes pa que se despierten y le enseñen el billete. Que digo yo que tiempo tienen mientras vas sentado, o es que están friendo pakora para la 1AC? El caso es joder, estoy convencida. No obstante tengo que decir que, superados los primeros remilgos, le cogí un vicio a lo de dormir en los trenes que pa qué. Oye, que en cuanto que se paraba en una estación y no notaba el meneíllo automáticamente me despertaba. Todavía lo echo de menos….ayyyyyy (Las autoras advierten de que las próximas descripciones pueden crear imágenes mentales muy duras, por lo tanto, si es usted un lector sensible, le rogamos que pase directamente al siguiente artículo) LA SLEEPER CLASS Se podría traducir literalmente pero no sería lo mismo. Decir Sleeper Class entraña un concepto en sí mismo inseparable de esas dos anglosajonas palabras, o, en su defecto de sus siglas SLC. ¿Cómo empezar, cómo describir, amigos, semejante panorama? Ni toda la retórica del mundo me bastaría para metaforizar e hiperbolizar aquella experiencia. Entenderéis, después, por qué adoro la 3A, por qué a Dios puse por testigo de que nunca más viajaría en la SL. Via´cer el esfuerzo, que de algo me tiene que servir la filología: Soneto a la Sleeper Class (que Quevedo me perdone) Érase un vagón a un montón de mierda pegado Érase una cochambre superlativa Érase la prehistoria en movimiento Amasijo de flora, fauna y ser humano. Érase un vertedero infinito Érase un cúmulo de efluvios corporales Érase multitud garrapiñada En un cubículo apenas respirable. Érase el calor de las calderas Érase la mugre que rebosa Lo más grande de la roña era. Éranse mil cabezas piojosas Insalubre situación jamás pensada Que ni dormir ni respirar se antoja. Bueno, bueno, hay que reconocer que esta es la impresión de la primera media hora. Luego, el cuerpo, que es sabio, baja la guardia y hasta encuentra la postura pa echar una pestañita y despertarse ya de madrugada con el entrañable sonido del vendedor de te : “chai, chai, chai. chai….” qué bendito despertador, cómo lo echo de menos. El lunes más…(que me voy pal pueblo que son las fiestuquis), entre otras cosas, Amristar, que al final me he liao, coño, pa algo bonito que hay…y limpio…ciao ciao
  3. Ayyy,pobre...los hospitales tenían una pinta....q suerte q esté bien En cuanto a las cucarachas sólo decirte que al principio pensé que eran langostas oscuritas, vaya que las hay XXXL, pero las más habituales son las de tamaño estándar. Las estaciones de tren están plagaitas, pero claro, entre las ratas como conejos de campo y los cuervos lanzándose a por ellas al más puro estilo documental de Félix Rodriguez de la Fuente pues los asqueros bichitos pasan desapercibidos.
  4. Venga, voy mirando billetes!!!! Cómo lo echo de menos, nena, con toa la mugre y toa la cochambre... Kathmandú 4ever, I miss you!!!!!!!!!
  5. No sabéis qué alivio me da leeros!!!! Ahora, reconozcamos una cosa y seamos prácticos: El índice de paciencia se te incrementa en un 200% para el resto de tu vida y cuando vayamos a Marruecos vamos a ser los más gitanos del zoco!!!
  6. De lujo, muchas thanks, me lo empollo y mañana os bombardeo con las fotillos de Sandra. Yo también estuve en Cuba antes y no podía dejar de compararlo. La Habana me tiró los trastos, me sedujo, me bailoteó y yo no supe decirle que no. Desde entonces me tiene enamorada. Y mira que son pobres como ratas también, pero no es lo mismo...por lo menos amontonan su basura en las calles sin tránsito, los niños son una prioridad y no se cagan en las puertas de sus casas (Jodhpur y sus cloacas...) está igual de cochambrosa y te intentan timar casi al mismo ritmo que en la India, pero, no, no hay comparación. Será el idioma... La India es para mi ahora un reto. Volveré, y un poquito más sabia, intentaré descubrir su parte amable. Lo mismo me vuelvo a estrellar, jajajaja, qué se le va a hacer!!!! Besines
  7. En cuantico que aprenda a poner las fotos allá que voy!!!
  8. Aquí andaremos, escribirlo no es tan agotador como vivirlo-sudarlo-olerlo-patearlo....
  9. Jajajaja, ¿en qué momento de nuestras vidas nos engañaron??? He empezado a leer tu diario y no sabes lo identificada que me he sentido. Me daba la impresión de que había repetido tu viaje un año después, con los mismos turbantes superguiris por el desierto (eran los del Himalayan???igualico, oye), la Yogui de Jodhpur, la impresión del Taj... Ya verás las fotos,lo mismico. La verdad es que he respirado leyendo tus opiniones sobre la situación del país y sobre sentirse culpable, que te cambia la vida y demás; pensé que éramos las únicas rancias que pensábamos que llevan la miseria en el carácter y que tratan a los turistas como fuentes de ingreso fácil. De espiritualidad ni hablemos, como dices tú, estará en Escandinavia... Ahora, como viaje es una experiencia increíble, insuperable y muy muy intensa. Volveré. En unos cuantos añitos, eso sí. Nos vemos por aquí ciao ciao PD: cómo se ponen las fotos?me pide el URL
  10. Bueno, bueno, bueno…pues ya he vuelto. Después de meses de espera con el billete comprado y las ansias a flor de piel, llega septiembre y esta aventura de un mes, Lonely en ristre, ha llegado a su fin. Han sido 30 días de ojos como platos, de cansancio infinito, de gente inolvidable y, sobre todo, de contradicciones constantes. Prometí diario y ahí va: ¿Qué si me ha gustado? Buuueeeeenooooo, ¿cómo explicarlo? Bonito, lo que se dice bonito, pues no es. Las ciudades son pozos de mierda (literal), los monumentos son una auténtica cochambre, los indios no entienden el “no” y la espiritualidad prometida debe de estar debajo de los montones de basura y las mierdas de vaca. ¿Entonces? Como viajera consciente y experimentada que es una, estos pequeños inconvenientes se superan sin problema día a día. El caso es que es un país sorprendente en todos los aspectos, en el bueno y en el malo. Nada consigue dejarte indiferente. En un momento puedes sentirte Teresa de Calcuta y se te pasa por la cabeza quedarte a vivir para siempre y dedicar tu vida a sus gentes, como al instante siguiente notas cómo empieza a crecerte el bigotillo tipo Hitler y te descubres en actitudes increíblemente racistas (si es que son mu cansinos, joder). Esto, en intervalos cuarto de hora, se hace realmente cansado. Los que, como yo, nos compramos la Lonely con meses de antelación con la intención de empaparnos de la culturilla, costumbres y demás curiosidades del país a visitar, acabamos considerando el libraco como poco más o menos que la Biblia (en el caso de la India es literal). Peeeero, amigos, yo he descubierto que aquí nuestros coleguitas autores de la susodicha son bastante diplomáticos. Quiero decir, que si ellos te advierten de que un restaurante, guest house o similar no es un ejemplo de limpieza, la traducción es que se cae de mierda. Donde dicen que tal ciudad es un contraste de sensaciones, colores y olores en realidad intentan concienciarte del olor a culo que pulula por las calles y los distintos tipos de caca de vaca que puedes llegar a pisar, según tamaños y texturas. En fin, que vista su diplomacia, en vez de contar mi viaje directamente, he decidido crear mi propia Lonely con el fin de que futuros viajeros tengan una visión un pelín más realista, e ir incluyendo los relatos viajeros entre medias. Los preparativos Antes de sacar el billete y ponerse a hacer la mochila hay que tener en cuenta una serie de cosas imprescindibles: 1. Vas a la India. Ya sé que es el viaje de tu vida, tu ilusión como hippie-mochilero y la experiencia que esperas guardar para la posteridad, pero ojo con las expectativas. Lo mejor es no llevar ninguna, no esperar nada, dejar que la India te sorprenda. No es el paraíso que todos los mochileros hemos soñado, ni mucho menos, en las fotos no huele, no te acosan cada dos minutos y no caminas entre mierda. 2. Mejor en grupo y nunca chicas solas. Ya sé que para moverse en grupo hay que hacer un master. Bueno, pues se hace. Más adelante haré mi reseña sobre el artículo “cómo prevenir el acoso sexual”, sin comentarios…. 3. No incluyas ropa en tu equipaje que quieras conservar después del viaje. La roña no sale nunca jamás. 4. El concepto de suciedad oscila entre la mugre y “lo más grande” 5. Imprescindible un boli: vas a rellenar más papeles que en toa tu vida. Lo cotillas que son, oye. En cada alojamiento en el que te registras tienes que rellenar tus datos, pasaporte, num del visado, cómo viajas, como has llegado a la ciudad, de qué ciudad vienes, a cuál vas, tu dirección en la India(¿?????), cuándo llegaste a la India, cuántos países has visitado en el último mes…..y digo yo ¿qué coño le importa a ellos???Así que, si vais por allí en los próximos meses y en los libros de registro os encontráis con que ha estado por allí Perlita de Huela o la Moñoño que vive en la C/ Qué pesaos, que sepáis que es aquí la que escribe. 6. El 99,9 % de los indios que se te acercan quieren timarte o venderte el submarino amarillo. ATENCIÓN: ninguna ayuda es desinteresada. Si te llevan a los hoteles se llevan comisión, lo mismo con los taxis, tiendas, los Ghats, los colegios…por supuesto, la comisión la sacan de lo que tú pagas, es decir, te dan una habitación de 3 euros a precio de 7 y la diferencia se la lleva el indio tan majete que amablemente te indicó la dirección del hotel, te acompañó mientras te hacía un 3º grado (nunca se olvidan de preguntar cuánto tiempo llevas en la India y si es la primera vez; con eso miden tu nivel de pardillez y afinan cuánto timarte) y , por supuesto, entró contigo para que los del hotel le vieran y así poder cobrar. Este 99,9% de los indios no tienen otra cosa que hacer y están por todas partes, aunque abundan en estaciones de tren, autobús y amasijos de calles donde es fácil perderse. El 0,1% restante, los que se te acercan sin ninguna pretensión y sólo quieren ayudar suelen ser despachados por los turistas escarmentados de muy malos modos, por lo que al cabo de unos días pasan a formar parte del otro 99,9%. 7. Los precios son de coña. Cuesta creerlo pero por 3 euros comen dos personas hasta hartarse, se duerme en condiciones mínimamente higiénicas por 2,5 por cabeza, e incluso menos, depende de los niveles de tolerancia a la mierda y la fauna, peeeeeerooooo, fuera de los lugares con precios establecidos, como restaurantes y guest housese, el resto hay que regatearlo TODO. Cuando digo todo es TODO. Hay que salir a la calle con la energía a rebosar porque lo de regatear es realmente cansino. La santa paciencia que a uno le brota, hay que ver. Para coger un rickshaw hay que echar bote y merienda. El precio que te van a pedir siempre es el doble del precio real. Con suerte en 5 minutos has llegado a un acuerdo, y, si no, vuelve a empezar la faena con otro. Realmente agotador. El caso es que lo del regateo acaba siendo el deporte diario para tu mente. Acabas peleando por 50 céntimos con tal de llevarte tú el gato al agua…divertidísimo. Los primeros días da hasta apuro, la verdad, con esos precios, pero en cuanto le coges el aire te conviertes en la reina del mercadillo y no hay baratija que se te resista. 8. Incredible India NO ES LA OFICINA DE TURISMO DEL ESTADO. Te jurarán y perjurarán mil veces que sí. Pues no. Y encima son unos brasas del copón. 9. La oficina de turismo del estado también trapichea, también se lleva comisiones, o sea, regatea sin pudores. 10. Toda la comida hindú es picante. Lo que picante entra, picante sale. A la semana comprendes porqué no usan papel higiénico sino un jarrito de agua ¿qué mejor para apagar el fuego??? DELHI, EL CAOS PUNTOS DE INTERÉS Punto número 1: encontrar los puntos de interés. Si el caso es que haberlos, haylos, como as meigas, pero hay que topailos. Para los viajeros aventureros en los que no cabe la posibilidad de coger un taxi ni a tiros, y patear es la religión verdadera, Old Delhi es la prueba de fuego. Básicamente es un amasijo de calles embarradas (o enmierdadas, según los escrúpulos de quien lo mire-pise) en las que no queda un milímetro sin tienda. Es un bazar infinito en el que todo vale hundred rupees, desde unas sandalias a un ventilador pasando por unos pendientes o un pareo. El encanto se descubre cuando has aprendido a regatear en las tiendas a la vez que dices aquello de no, thanks a los ofrecimientos más variopintos(ponerte como un cristo de henna, hachis, sexo,Incredible India (véase intro)...), esquivas la vaca, la mierda de vaca, el rickshaw, el ciclorickshaw, la moto, te cercioras de que sigues teniendo la cartera, y te desgañitas para hablar con tus compañeros de faena por encima del constante pitido de.....de.....todo, todo pita, (creo que hasta las vacas han aprendido a pitar por lo bajini). Uno se vuelve multitarea, como el windows. Esto te lleva unas 2 ó 3 horas. Si lo superas ¡enhorabuena! ya puedes seguir visitando India. (Hago aquí mención especial a nuestros dos compañeros que no superaron el primer impacto, siempre nos quedará Moscú. In memoriam) Una vez ubicados entre la cochambre, lo interesante de este punto de interés es regatear. El regateo, como ya comentaba, es básicamente un deporte: hay que entrenar, adquirir técnica, perfeccionarla y llegar a batir tu propio record. No importa si vas a acabar comprando o no, la cuestión es quedar por encima del vendedor. Aún así siempre acabas teniendo la sensación de que has pagado más de lo que vale...don´t worry, it´s India. Punto número 2: Connaught Place. Estos ingleses, oyes, qué apañaos. Menuda placita curiosa que se han plantao en medio de toa la mugre. Esto es el meollo de New Delhi, muy british todo menos por el color de los autóctonos. Buenos restaurantes, buena cervecita, su underground, ...precios europeos.... Siempre está la opción del MacDonalds. Sí, hijos, sí, allí también. Recomendación de las autoras: el Picadelhi, restaurante london fashion clavadaenlosprecios pero limpio, moderno y con comida sin picante, todo un lujo. Inciso: lo sociables que son los indios, fíjate tú. Nos cruzamos con dos zagalicos, unos veinte añines, que nos interpelan con el original Hallo, namaste, which country?. Dos minutos de conversación estandar después nos están proponiendo que nos vayamos con ellos en su coche (?????????) a Cashemira (mira, mira, Cashemira..jajajajaja). Almitas, y no tenían miedo ni ná de llevar a dos desconocidas que abultaban tres veces ellos, que braves estos hindis. El caso es que hubo que agradecerles que no fueran tan brasas como sus compatriotas acostumbran, con decirles 3 veces que no se dieron por vencidos ( la media es de 6 a 10 veces). Punto número 3: Las librerías. Me encantan. To´los libros amontonaos en un equilibrio perfecto aguantando las inclemencias del monzón. Al librero ni se le ve detrás de montoneras inigualables. Pero en realidad, ahí donde lo veis, tan revenío, con la chustilla del viri colgando, es un mago-adivino-equilibrista number one. Le pidas el libro que le pidas, sabe dónde está. Y, lo mejor, es capaz de sacarlo de la masa sin tirar nada!!!! Hay qué ver, lo que se agudiza el ingenio... Inciso: he paseado Angela´s ashes por toda la India. Con lo del regateo mi mente no tenía fuerzas como para leer en inglés por las noches. Bueno, pues supongo que habrá más puntos de interés, pero nuestro día y medio no dio pa más. DÓNDE DORMIR Básicamente donde pilles. El barrio del Paharganj está lleno de hoteluchos y guest house. Las habitaciones siempre son compartidas, hasta las individuales. No te cortes, ponle nombre a tu cucaracha. Aún así, decidimos disfrutar nuestra room y darnos una buena ducha ya que, visto lo visto, era probable que fuera el mejor sitio en el que nos íbamos a alojar en mucho tiempo... DÓNDE COMER En este caso, riesgos los justos. No es plan de joderse el viaje el primer día. Ya sé que la fritanga de los puestos callejeros tiene buena pinta....vale...ahora....mira el aceite...mira las manos del indio que trajina con lo que te vas a comer....anda, regatea un rickshaw y vete Connaught Place a rascarte el bolsillo y evitarte la primera diarrea. Inciso: el trayecto cuesta unas 10-15 rupees, no te apees del burro antes, que son mu listos, que se creen que no sabes que está cerca. DE COMPRAS Eso sí, para eso es el paraíso. La de baratijas que se te pasean por delante de los ojos al cabo del minuto. Si antes de regatear ya te piden 100 rupees (1,50 +-) se te pasa por la cabeza que después de 10 minutos de negocio te lo acaban regalando. Delhi es la capital, así que hay de todo. Los productos típicos de otras regiones de la India también. Lo mejor es dejar las grandes compras para la vuelta, pa no cargar, amigo mochilero, pero si no te puedes resistir, compra, da un regustirrinín pagar esas ridiculeces....(qué puta consumista) CÓMO DESPLAZARSE Aaaaaayyyyyyy, ahííííí viene cuando la matan. ¿Cómo describir el tráfico? Vamos a ponernos en situación: Vehículos autorizados a circular por las calles (barrizales) por orden de abundancia de mayor a menor: Motos TuckTuck (rickshaw) Ciclorickshaw Vacas Coches Jumentos y Bicis del 1800 Organización: wellcome to the jungle. Es decir, que los carriles no existen, cada uno pasa como pueda y por donde pueda. La prioridad la tiene el primero que pita. Para adelantar, se pita. Para indicar que te paras, se pita. Porque sí, se pita. Técnicas de conducción: hacer la cobra. Con esta desrrollada estrategia, vehículos, fauna y peatones se esquivan unos a otros con una maestría y elegancia que acompleja al conductor occidental más pintao. Inciso: ¿Cómo no se les ha ocurrido a los indios organizar carreras de tucktucks?Me parto.... Después de la enriquecedora visión general, vamos a diseccionar: Los taxis: of course, no llevan taxímetro, pa qué. Hala, a regatear. Lo mejor es la decoración...creo que adjuntaré foto porque no soy capaz de describirlo. Los rickshaws o tuck-tucks: Estos artilugios son de lo más apañaos. Son una especie de triciclos motorizados con su techito y todo y, algunos, hasta un huequecillo pa dejar las mochilas. Por supuesto tampoco llevan taxímetro; ya sabéis lo que toca, no??? No suelen superar los 40 km/h, pero, aún así, el primer viaje acojona. Inciso: el techillo, capota o lo que sea que cubre al aparatejo no evita que las vacas metan el hocico, el rabo o que otro tuck-tuck pise una moñiga y te lleguen los perdigonazos. El ciclorickshaw: lo mismo que el tuck-tuck pero a propulsión humana, quidicir, con el indio de turno dejándose los cuernos en los pedales. He de reconocer que, al principio nos daba un apuro mu grande....a ver, aquí entre Sandrita y yo rondamos los 140 kg, más 10 de mochila de cada una hacen un total de 170 kg de los que el pobre conductor tiene que tirar. Por dios, qué risa la primera vez, cómo sudaba el pobre!!!!!si es que le veíamos las canillas tísicas escojonándose pa avanzar un metro, que hubiéramos ido más rápido andando, seguro. Mae mía, pobres. Como decía eso era al principio. Luego empiezas a ver que es normal que lleven a familias enteras (4 ó 5 personas) y ellos tan pichis. Así que, pa qué ser menos. Nota importante: la cerveza nunca está en la carta del servicio de habitaciones. El que te sube la cerveza lleva cara de pillín. Te la cobra a precio de oro. Se piensa que si eres mujer, blanca, fumas y bebes cerveza seguro que quieres un "masaje". Te lo ofrece con sonrisa entre estúpida y lasciva. Gastas entre 6 y 10 no thanks hasta que se pira. Vuelve a llamar al rato para asegurarse de que no quieres un "masaje" y de paso te ofrece subirte otra cerveza, a ver si emborrachándote, cuela. Otros 6 o 10 no thanks. Irrepetible de hecho, no volvimos. Próximo capítulo: Amristar, el Templo Dorado. PD: en cuanto aprenda subir fotos las incluyo
  11. Después de esperar un tiempo a ver si la situación en Tíbet mejoraba, ha llegado el cambio de planes. Con tooooodo el dolor de mi corazón la ruta desde China hacia el Tíbet y, pasando por Nepal, a la India es imposible, para el Tíbet no dan visados... Lo que está claro es que nos vamos, de momento, solo India, el mes de agosto. Vamos a sacar los billetes en breve así que es la última oportunidad por si alguien más se apunta. DE momento vamos 3 seguros y 2 por confirmar. La fecha más probable de salida es el día 4 de agosto hasta finales de mes. Nos vamos aunque truene!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
  12. Hola SanDraaa En principio salimos 3 el 23 de julio hacia Sahanghai pero a primeros de agosto se unen 2 personas más para hacer la parte de Nepal e India, podrías unirte con ellos si te viene bien. La vuelta está pensada para el 30 de agosto. El 1 de septiembre tenemos que estar currando pero si tus fechas no se pueden mover podemos compartir la mayor parte del viaje igualmente. Los billetes los vamos a sacar en breve, esta semana o la próxima y nos pondremos justo después con el tema visados. Ah, y el rollo mochilero está más que claro, no te preocupes. Te mando mi mail en un privado y hablamos ok?
  13. Hola SanDraaa Échale un ojo al hilo de Norte de la India, Nepal y el Tíbet. Si te animas aún estás a tiempo. Besos
  14. Ahí te lo dejo Ciao PD: hay un error de fechas, la llegada a Lhasa sería el 26, el tren tarda 2 días. Las demás fechas son....por poner algo, todo puede variar...
×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.