Jump to content
  • Registrar

rolebe

Members
  • Contenido

    19
  • Ingreso

  • Última visita

Reputación comunidad

0 Neutral

Acerca de rolebe

  • Rango
    Novato

Contact Methods

  • Website URL
    http://viajeros.leria.net
  • ICQ
    0

Previous Fields

  • Nombre
    Rodrigo
  • Sexo
    Hombre
  1. Hola Jokas, yo también intentaré darte bastante información. Nosotros hicimos un viaje parecido al tuyo de 1 mes de duración en agosto-septiembre de este año (2007). La verdad es que el post de Lolyvill es completisimo, pero creo que puedo aportar alguna cosa más. Sobre el Tibet: veo que vas a Chengdu, y entiendo que es para gestionar los permisos y vuelos a Lhasa. Si no quieres pasar por alli (que "solamente" tiene lo de los pandas y el buda gigante), puedes gestionar los permisos desde Beijing, a nosotros nos lo hicieron los del Far East Hotel y todo fue muy bien. Cogimos los vuelos desde Xian, despues de bajar desde beijing en tren parando en pingyao. Lhasa-Gyantse-Shigatse: nosotros en el Tibet estuvimos 7 días, fueron tres de aclimatación en Lhasa, dando vueltas por la ciudad y viendo drepung, el potala, jokhang etc y después hicimos una excursión relámpago a gyantse y shigatse. Fuimos en un día a gyantse y shigatse, dormimos en shigatse y volvimos al día siguiente. Fuimos demasiado rápido pero fue muy interesante. El ultimo día hicimos una excursión a caballo desde Lhasa que tampoco estuvo mal pero fue mas "turistada" que otra cosa. Como te dice Lolyvill, Pingyao está muy bien pero ni siquiera merece la pena dormir alli, nosotros llegamos en tren desde Beijing muy pronto por la mañana y por 8 euros estuvimos 6 en una habitación del Yamen Hostel para ducharnos y demás. Alli mismo nos gestionaron los billetes para salir esa misma noche hasta Xian. Hace gracia ver que todos somos guiris en la estación con destino a Xian :-) Xian a nosotros sin que nos gustó, pero es verdad que no parece china, es bastante moderna y no tiene muchas cosas antiguas para ver. Quizás lo mas curioso (por desconocido en España) sea la mezquita del barrio musulman. Una mezquita pero de estilo chino. SObre restaurantes, nosotros tuvimos muy buena experiencia en unos nuevos que estaban abriendo al lado de la puerta sur de la muralla, al lado de un hostel oficial que había por alli. Muy baratos y simpaticos. Yanshuo - Longsen - PingAN!: ver yangshuo está muy bien, pero sin duda lo mas recomendable es ir a Pingan (las terrazas de arroz) y dormir alli, es muy barato y el paisaje, la soledad, la gente de los pueblos es increible. Es el mejor recuerdo que tenemos del viaje. Además de ver las terrazas de arroz, hay unas rutas para ir a los pueblos de al lado y son muy recomendables. En fin, todo nuestro viaje lo relatamos en el blog http://china.preparatuviaje.com y en los próximos días colgaremos el documento que llevamos como guía de viaje. Saludos
  2. 8 de Julio de 2006 - Varsovia Qué pena dejar el Palace!, nos deleitamos con un suculento desayuno que no volveremos a ver en mucho tiempo. El hotel está justo en frente del Palacio de la Cultura, un edificio típicamente comunista, enorme, así que vamos a visitarlo. Se puede acceder al mirador de la planta 30 y nos sirve para tener una perspectiva diferente de la ciudad. Observamos que todos los edificios son del tipo que vimos ayer desde el autobús y que hay muchos parques por toda la ciudad. Al bajar cogemos de nuevo el bus 180 y al pasar por la parte vieja, vemos que está lleno de soldados franceses y polacos vestidos como en la época de Napoleón. Nos quedamos por allí y hacen una especie de desfile rememorando algún hecho histórico pero que no acertamos a adivinar. Después de comer algo nos vamos a la estación central (que también estaba en frente del hotel), allí cogemos un tren expresso hacia Gdansk-Sopot. Hemos comprado los billetes por internet y no tenemos que hacer ninguna cola. Llevamos el billete impreso y el revisor lleva una lista con los pasajeros de internet (solo nosotros je je), y comprueba tus datos. Es comodísimo!. Vamos en 2ª y el tren nos recuerda a algunos españoles de no hace tanto tiempo. Los vagones están divididos en compartimentos de 6 personas y nos toca con unos señores muy amables, que nos ayudan a subir las maletas al maletero y nos dan conversación. Ellos son de Slupsk, cerca de Alemania, y nos preguntan acerca de nuestro viaje, de dónde éramos etc. Nosotros también les preguntamos cosas y hablamos de la cerveza, el mundial y el español en el mundo y eso hace que el viaje de 4 horas se nos haga mas ameno. Hay que decir que solamente uno de ellos hablaba inglés y era con el que hablamos, el resto no entendía ni una palabra. EL paisaje polaco es bastante llano, no hay montes a la vista y cada vez hay mas humedad por acercarnos al mar báltico. Nuestro objetivo era Gdansk, pero como no encontramos alojamiento, nos decantamos por Sopot, que está justo al lado. Sopot es como el Salou de los polacos. Una ciudad muy enfocada al turismo playero en donde hay muchas discotecas, bares y ambiente juvenil. La pensión a la que vamos (Pensjonat Irena), no es lo que nos esperábamos. Según la guía Trotamundos estaba totalmente renovada, y comprobamos que eso debió ser hace 30 años. Las habitaciones eran grandes, pero el baño estaba viejo, sucio y medio roto. Otro detalle nos cabreo ya del todo. Las sabanas bajeras no llegaban a cubrir el colchón¿?. Protestamos y solo conseguimos que nos dieran otra sábana para poder cubrir lo que faltaba. En fin, que no lo recomendamos bajo ningún concepto. Dando una vuelta por el pueblo, observamos gratamente cómo todos los locales están perfectamente decorados, con mucho gusto y sin cosas estrafalarias. Los edificios también están cuidados, no hay bloques de apartamentos tipo español, todas las construcciones son o imitan a los caserones que en su origen construyeron los burgueses polacos a principios del siglo XX. A pesar de ser muy turístico, cenamos en pleno centro en una terraza por 10 euros!!. Esto es un chollo!. 9 de Julio de 2006 - Sopot -Gdansk Esta mañana, para descansar de tanto viaje, hemos ido a la playa. En el desayuno hemos compartido mesa con una pareja de alemán con polaca. Han sido muy simpáticos y nos han estado contando las cosas que merecían la pena ver en diversos lugares que teníamos pensado visitar en Polonia. La playa estaba a tope, es domingo y se nota. Una de las cosas que nos ha llamado mas la atención es que así como en España llevamos toallas para tumbarnos en la arena y a la vez secarnos, aquí llevan MANTAS!, y una toalla para secarse. Si si, mantas de cama de toda la vida, con estampados de leopardo etc. Se tumban en la manta y si se bañan se secan con una toalla. Bufff solo de recordarlo ya me está entrando el calor... Otra cosa que está totalmente de moda es el parapeto ese para que no te de el aire y conseguir un poco de intimidad. Y la última, NADIE hace topless. El mar estaba peor de lo que pensábamos ya que además de algas y demás restos marinos que podrían ser normales, encontramos todo tipo de deshechos, incluidos multitud de pececillos muertos en la arena. Igualmente la gente se baña sin problemas, pero a nosotros nos da un poco de repelús. Como buen país "recién" entrado al capitalismo, este ha calado de forma salvaje. En la playa hay multitud de negocios de todo tipo. Podemos ver en pocos metros, chiringuitos (decorados a la última moda), alquiler de patines, paseos en banana, alquiler de motos de agua, alquiler de catamaranes, y lo "mejor" alquiler de colchonetas inflables ya infladas!. Este último negocio tenía un éxito terrible entre los chavales, ya que pagabas por 1 hora y podías cambiar de colchoneta unas cuantas veces, así podías probar todas y había de todo, desde el típico delfín hinchable hasta una especie de cama elástica acuática. Después de haber descansado toda la mañana, hemos ido a Gdansk en tren por 2,8 zl. Hemos paseamos por la parte antigua de la ciudad y nos ha parecido preciosa. Hay mucho ambientorro, heladerías, restaurantes, terrazas, música por la calle y muuuuchas tiendas de ámbar (producto típico de esta zona). Al volver a Sopot para cenar, todo el mundo está viendo la final del mundial de fútbol, en todas las terrazas todo el mundo mira la tele con mucho interés. Nada mas acabar se recupera el ambiente de fiesta habitual. Por la noche hemos ido al "Molo", el muelle de madera mas largo de Europa (eso dicen). A estas horas era ya gratuito ya que durante el día te cobran algún zloty por entrar. Aquí las chicas van muy arregladas, el desfile de minifaldas y escotes no cesa... que no venga ninguna pareja con la novia celosa!!.
  3. 7 de Julio de 2006 - Varsovia 4:30 de la madrugada, el minibús nos espera puntualmente en la puerta. Nos recoge a nosotros y damos un nuevo tour por Budapest para buscar a mas clientes. Cuando ya estamos todos, vamos al aeropuerto. Entramos sin ningún tipo de problema y gastamos nuestros últimos florines húngaros en un desayuno aeropuerteril a precios de España, qué robo!. Nuestro vuelo sale puntual. En realidad el destino final es Estocolmo, pero hace escala en Varsovia. Somos los únicos españoles del vuelo. Al llegar al aeropuerto de Varsovia, recogemos las maletas sin ningún contratiempo y compramos en un kiosko de prensa (no se pueden comprar en el bus) los billetes del autobús 175 hacia el centro de Varsovia. Debemos comprar 3 billetes, 1 para cada uno de nosotros y otro para las maletas!. Cada uno cuesta 2,40zl que son unos 60cts de euro. El autobús para casi en la puerta del hotel en el que nos alojaremos en esta corta estancia en Varsovia, el Polonia Palace. Un hotelazo de 4 estrellas de lujo. Dejamos las maletas y nos vamos a la parte vieja de la ciudad. Aunque esté todo reconstruido es todo muy bonito, la plaza del mercado es espectacular y está todo muy cuidado. Después de ver la ciudad vieja y la ciudad nueva, unidas a través de la barbacana. Para descansar y siguiendo las indicaciones de algún folleto que tenemos por ahí, cogemos el bus de línea 180 que te lleva por el precio de un billete normal a todos los sitios turísticos de la ciudad. Es buen medio para conocer la ciudad. Todos los edificios son de cemento y del mismo estilo, altos, grises y cuadrados. Las distancias son muy grandes, está todo demasiado esparcido. Las calles son muy anchas y las manzanas muy largas. Nos alegramos de haber cogido el bus, a pesar de no tener aire acondicionado y de estar en plena ola de calor. Como todavía la habitación no está preparada, decidimos ir a comer a la "Ruta Real". Allí mismo hay un Bar Mleczny, un local en el que se puede comer por 1 o 2 euros y en donde dan comida típicamente polaca. El lugar está decorado en madera y tiene un gran cartel con los nombres de todos los platos en polaco con sus precios, así que no entendemos nada. Al fijarnos en las mesas, nos echamos para atrás en nuestra decisión de comer Allí El ambiente es triste, hay muchas personas mayores comiendo solas y gente con pinta extraña. No nos da ganas de entrar. AL final comemos en un restaurante cualquiera y probamos los famosos pierogis, esta vez de verdura. Los pierogis son como una especie de raviolis o empanadillas rellenos de diferentes cosas y están buenos pero llenan mucho!. Por la noche, ya vemos que los horarios de Polonia son muy parecidos a los españoles, así que vamos a cenar hacia las 21:00 a la parte vieja. Hemos visto los precios y por unos 15 euros se puede cenar 2 personas en una terraza de la plaza del mercado. Algo que en España sería un robo y te querrían clavar mas de 60 euros. Por la noche (es sábado), hay mucho ambiente en esta parte de la ciudad y las calles están a rebosar. En un principio nos parece que todos somos turistas.. pero al final vemos que no, que a los propios "varsovianos" les gusta ir por Allí
  4. Hola Sevillana, ese es el hostel en el que estuvo la que me comentó lo que te pegué por ahi arriba... Reserva si tienen sitio! Saludos
  5. 6 de Julio de 2006 - Budapest Empezamos el día con un paseo por la parte de Buda, visitamos la iglesia de Santa Ana, y cogemos un tranvía hacia el balneario Gellert, unos de los baños mas famosos de todo Budapest. Allí hay una fuente de agua fresca y sin gas! y reponemos fuerzas rellenando los botellines que llevábamos. Como no queremos entrar a darnos un baño, la visita da poco de sí, así que cruzamos en tranvía hacia Pest, y nos bajamos justo en frente de un mercado del estilo de la Boquería en Barcelona. Es todo muy bonito, muy ordenado y muy colorista con los paprikas colgados y diversos tipos de hortalizas que no acertamos a adivinar qué son exactamente. Justo delante del mercado comienza (o termina) la calle mas comercial y turística de Budapest, la calle Vacy. Recorremos toda la calle y con pena vemos que solamente hay terrazas y tiendas de souvernirs, además no hay casi nadie paseando. Como se acerca la hora de comer húngara, entramos en un restaurante se mi-italiano que nos recomendaba la guía, el Belvarosi - Lugas. Allí descubrimos con sorpresa que el camarero lleva una camiseta de Sitges! y también sufrimos los primeros problemas con el idioma ya que pedimos lo que nosotros pensábamos que era carne y acabaron siendo unos macarrones, muy buenos si.. pero macarrones!. Después de reponer fuerzas visitamos la Gran Sinagoga, nos atienden en español y nos venden unos tickets a precio de "estudiante" jeje, para una visita guiada en español. No hay otra manera de visitarla, y para entrar debes pasar por un arco de seguridad y un scanner. La visita la hacemos con otra pareja española "de tour" y nos parece interesante ya que cuentan cosas de la II Guerra Mundial, de cómo se organizaron y de cómo la sinagoga se salvo de la destrucción por que los nazis lo usaron como almacén y cuadra. Después de dar un último paseo por el centro decidimos volver al hotel a preparar las maletas, nuestro vuelo a Varsovia sale a las 6:40 de la mañana y un microbus vendrá a buscarnos al hotel a las 4:30. Cenamos en el Poco Loco, y nos reconocen como huéspedes del hotel Csaszar, y nos dicen que los dueños tienen un acuerdo y que nos harán el 10% de descuento. Pero si ya es baratisimo!. Un buen final a nuestra visita a Budapest. 7 de Julio de 2006 - Varsovia 4:30 de la madrugada, el minibús nos espera puntualmente en la puerta. Nos recoge a nosotros y damos un nuevo tour por Budapest para buscar a mas clientes. Cuando ya estamos todos, vamos al aeropuerto. Entramos sin ningún tipo de problema y gastamos nuestros últimos florines húngaros en un desayuno aeropuerteril a precios de España, qué robo!. Nuestro vuelo sale puntual. En realidad el destino final es Estocolmo, pero hace escala en Varsovia. Somos los únicos españoles del vuelo. Al llegar al aeropuerto de Varsovia, recogemos las maletas sin ningún contratiempo y compramos en un kiosko de prensa (no se pueden comprar en el bus) los billetes del autobús 175 hacia el centro de Varsovia. Debemos comprar 3 billetes, 1 para cada uno de nosotros y otro para las maletas!. Cada uno cuesta 2,40zl que son unos 60cts de euro. El autobús para casi en la puerta del hotel en el que nos alojaremos en esta corta estancia en Varsovia, el Polonia Palace. Un hotelazo de 4 estrellas de lujo. Dejamos las maletas y nos vamos a la parte vieja de la ciudad. Aunque esté todo reconstruido es todo muy bonito, la plaza del mercado es espectacular y está todo muy cuidado. Después de ver la ciudad vieja y la ciudad nueva, unidas a través de la barbacana. Para descansar y siguiendo las indicaciones de algún folleto que tenemos por ahí, cogemos el bus de línea 180 que te lleva por el precio de un billete normal a todos los sitios turísticos de la ciudad. Es buen medio para conocer la ciudad. Todos los edificios son de cemento y del mismo estilo, altos, grises y cuadrados. Las distancias son muy grandes, está todo demasiado esparcido. Las calles son muy anchas y las manzanas muy largas. Nos alegramos de haber cogido el bus, a pesar de no tener aire acondicionado y de estar en plena ola de calor. Como todavía la habitación no está preparada, decidimos ir a comer a la "Ruta Real". Allí mismo hay un Bar Mleczny, un local en el que se puede comer por 1 o 2 euros y en donde dan comida típicamente polaca. El lugar está decorado en madera y tiene un gran cartel con los nombres de todos los platos en polaco con sus precios, así que no entendemos nada. Al fijarnos en las mesas, nos echamos para atrás en nuestra decisión de comer Allí El ambiente es triste, hay muchas personas mayores comiendo solas y gente con pinta extraña. No nos da ganas de entrar. AL final comemos en un restaurante cualquiera y probamos los famosos pierogis, esta vez de verdura. Los pierogis son como una especie de raviolis o empanadillas rellenos de diferentes cosas y están buenos pero llenan mucho!. Por la noche, ya vemos que los horarios de Polonia son muy parecidos a los españoles, así que vamos a cenar hacia las 21:00 a la parte vieja. Hemos visto los precios y por unos 15 euros se puede cenar 2 personas en una terraza de la plaza del mercado. Algo que en España sería un robo y te querrían clavar mas de 60 euros. Por la noche (es sábado), hay mucho ambiente en esta parte de la ciudad y las calles están a rebosar. En un principio nos parece que todos somos turistas.. pero al final vemos que no, que a los propios "varsovianos" les gusta ir por Allí
  6. Gracias Onebyone, si quieres saber algo mas de Nueva York, no tienes mas que preguntar... te ayudaré en lo que pueda jeje Un saludo
  7. 5 de Julio de 2006 - Budapest Para tomar contacto con la ciudad decidimos ir caminando hacia la parte alta de Buda, en donde se encuentra el palacio real y la Iglesia de San Matias. Todo en esa zona está muy bien conservado y tiene unas vistas impresionantes del resto de la ciudad. Visitamos la iglesia de San Matías, el Bastión de los Pescadores, el palacio real y callejeamos por la parte antigua. En esta zona tenemos nuestro primer contacto con el agua embotellada en los países del este. Resulta que no les debe parecer útil embotellar el agua sin mas, así que a todas les añaden un poco de HydrogenCarbonat (gas para los amigos). Las que son "con gas" tienen mucho HydrogenCarbonat y las que son "sin gas" tienen menos, pero igualmente tienen gas!. Ayer por la noche, en donde cenamos, pensamos que no nos habían entendido y que nos habían traído el agua con gas, pero ahora ya sabemos que esa era "sin gas". ¿? También en Budapest descubrimos otra costumbre que luego veremos que es lo común en el resto de ciudades del este. Los coches aparcan en las aceras y está totalmente permitido. Tan permitido que incluso existe una raya pintada en el suelo que indica hasta donde se puede llegar con el coche, para que los peatones puedan pasar aunque sea en fila india. Comprobamos que Budapest es una ciudad de contrastes, conviven calles arregladas y con encanto, con edificios que amenazan ruina, coches viejisimos con últimos modelos. En general los establecimientos hosteleros tienen una estética muy cuidada y a la última moda de cualquier ciudad europea. Apetece entrar en todos!. Después de visitar la parte antigua de Buda, bajamos por la montaña y cruzamos el puente de las cadenas para llegar a Pest. A orillas del Danubio hay restaurantes con terrazas con vistas a Buda y cartas interesantes. Nos decidimos por uno de ellos y un camarero muy simpático nos explica sus mejores platos. Pedimos gulasch y atún con pasta y salsa, ambos dos platos típicos de Hungría. Después de comer y como la ola de calor afecta a toda Europa, y a Budapest también claro, decidimos ir al hotel a las piscinas que tiene anexas. Allí comprobamos que la moda de la depilación masculina también ha llegado, así que Allí estoy yo con mis pelambreras llamando la atención :-) Por la tarde visitamos el barrio del Parlamento (inspirado en las Casas del Parlamento de Londres). Todo el barrio está lleno de edificios oficiales y emblemáticos. Visitamos la Iglesia de San Esteban y varias plazas muy agradables. Para terminar la tarde nos dirigimos al café New York. Uno de los de mas solera de todo Budapest que sigue manteniendo su encanto a pesar de haber sido recientemente renovado. Hay música en directo y el trato es de lujo, Allí nos tomamos un café con fresas! y un batido gigante por menos de 4 euros. Los horarios de Budapest también nos traen locos, las tiendas cierran a las 18:00 - 19:00, los baños a las 18:00, la piscina de nuestro hotel también cerraba a las 18:00. Pero si es cuando mejor se está!. Al volver hacia el hotel damos una vuelta por el barrio judío. Entre que está anocheciendo y casi no hay luces en la calle, lo vemos muy tétrico y no muy acogedor. Nos vamos al Hotel. 6 de Julio de 2006 - Budapest Empezamos el día con un paseo por la parte de Buda, visitamos la iglesia de Santa Ana, y cogemos un tranvía hacia el balneario Gellert, unos de los baños mas famosos de todo Budapest. Allí hay una fuente de agua fresca y sin gas! y reponemos fuerzas rellenando los botellines que llevábamos. Como no queremos entrar a darnos un baño, la visita da poco de sí, así que cruzamos en tranvía hacia Pest, y nos bajamos justo en frente de un mercado del estilo de la Boquería en Barcelona. Es todo muy bonito, muy ordenado y muy colorista con los paprikas colgados y diversos tipos de hortalizas que no acertamos a adivinar qué son exactamente. Justo delante del mercado comienza (o termina) la calle mas comercial y turística de Budapest, la calle Vacy. Recorremos toda la calle y con pena vemos que solamente hay terrazas y tiendas de souvernirs, además no hay casi nadie paseando. Como se acerca la hora de comer húngara, entramos en un restaurante se mi-italiano que nos recomendaba la guía, el Belvarosi - Lugas. Allí descubrimos con sorpresa que el camarero lleva una camiseta de Sitges! y también sufrimos los primeros problemas con el idioma ya que pedimos lo que nosotros pensábamos que era carne y acabaron siendo unos macarrones, muy buenos si.. pero macarrones!. Después de reponer fuerzas visitamos la Gran Sinagoga, nos atienden en español y nos venden unos tickets a precio de "estudiante" jeje, para una visita guiada en español. No hay otra manera de visitarla, y para entrar debes pasar por un arco de seguridad y un scanner. La visita la hacemos con otra pareja española "de tour" y nos parece interesante ya que cuentan cosas de la II Guerra Mundial, de cómo se organizaron y de cómo la sinagoga se salvo de la destrucción por que los nazis lo usaron como almacén y cuadra. Después de dar un último paseo por el centro decidimos volver al hotel a preparar las maletas, nuestro vuelo a Varsovia sale a las 6:40 de la mañana y un microbus vendrá a buscarnos al hotel a las 4:30. Cenamos en el Poco Loco, y nos reconocen como huéspedes del hotel Csaszar, y nos dicen que los dueños tienen un acuerdo y que nos harán el 10% de descuento. Pero si ya es baratisimo!. Un buen final a nuestra visita a Budapest.
  8. Hola, nosotros en el 2004 estuvimos en el Mannhatan inn Hostel, un hostal muy bien situado al lado de la central de correos y el Madison Square Garden (Penn Station). A 10 minutos andando del Empire State. El hostel estaba limpio y habia habitaciones dobles y de 6 (creo que no de mas).. todas con baño dentro de la habitación. Nos costó con desayuno 30 $ por persona, que son unos 24 euros.. que no esta nada mal. Tienen página web. El enlace al hostel y el relato de nuestrot viaje a Nueva york, lo puedes ver en mi web http://viajeros.leria.net Un saludo
  9. 4 de Julio de 2006 - Amsterdam Hoy disponemos de toda la mañana, ya que esta tarde volamos a Budapest. Para descansar del ajetreo de ayer y decidimos visitar el Museo Van Gogh, que está prácticamente al lado del hotel. Nos acercamos a las 10:00h hora de apertura y hay un poco de cola, durante toda la mañana veremos que el museo esta llenisimo. El museo nos gusta, es interesante, de un tamaño adecuado para verlo en 2 o 3 horas. No todas las obras son de Van Gogh, sino que han hecho una recopilación de los autores que vivieron en su época y estaban relacionados con él de alguna manera. Se pueden ver obras de Monet, Pisarro, Gauguin, Manet, Toulouse Lautrec, Cezànne, etc. Aquí se encuentran algunos cuadros de Van Gogh muy famosos, como "Los Girasoles", "La Habitación", y "Silla de Gauguin". Al salir, nos damos un último paseo por el centro de Amsterdam y comemos en una terracita al lado de un canal, unos bagels con un zumo natural. En muchos restaurantes sirven bagels de muchos tipos de pan y gran variedad de ingredientes. Los zumos también tienen mucho éxito, combinaciones extrañas pero buenas. Para llegar al aeropuerto cogemos un tranvía a Central Station, que además de ir repleto no tiene aire acondicionado. Los holandeses ahorran sin duda, pero nosotros parecemos pollos ahogados en un tranvía a 50º. Casi no nos queda dinero y tenemos que gastarlo todo en los billetes de tren al aeropuerto ya que, no sabemos por qué extraña razón, en esta estación no aceptan tarjetas de crédito. Tampoco nos dejaron pagar en el museo Van Gogh con tarjeta. Pago mínimo 25 €. Por un lado desprecian los céntimos y ahora racanean con los pagos de tarjeta.. ¿?. Volamos de Amsterdam a Budapest con Wizzair sin ningún problema y llegamos a la terminal 1 del aeropuerto de Budapest. Para llegar a nuestro hotel compramos un billete de ida y vuelta en unos minibuses que reparten a los turistas por los hoteles. Esta es la mejor opción para ir a hoteles a los que no se pueda llegar fácilmente en transporte público. Funciona 24 horas y lo comprobaremos cuando venga a recogernos a nuestro hotel a las 4 de la madrugada. En el viaje de ida, viajamos con un mochilero y un hombre que viaja solo, el conductor está loco, conduce a toda velocidad, saltándose los stops, pegado a los coches, sin cinturón de seguridad y medio recostado en el asiento. Un poco asustados llegamos a nuestra primera parada, un barrio de las afueras, sin luz, tétrico y dónde no nos gustaría perdernos. Que no sea el nuestro!!. Afortunadamente es la parada del mochilero y le despedimos entre aliviados y preocupados por su integridad. Después de dejar al hombre en su hotel, mas céntrico, nos deja a nosotros en una calle bastante oscura pero que poco después veremos que es segura. La recepcionista del hotel es el primer habitante húngaro amable que nos encontramos. Nos recomienda un sitio para cenar (Poco Loco) que al final y a pesar de querer parecerse a un mexicano es un restaurante con comida húngara. Aquí nos sirven la primera botella de agua "sin gas" según ellos. En estos días comprobaremos que todo el agua embotellada lleva algo de HydrogenCarbonat.
  10. Bufff yo estuve en Gdansk hace 1 mes y nos costó muchisimo encontrar alojamiento decente y barato, al final nos decidimos por ir a Sopot (está al lado) y elegimos la Pensión Irena pq la guía Trotamundos la ponía muy bien. PUES NO ERA ASI!. Era una porquería, con baños sucios, sabanas agujereadas y malas caras por parte de los empleados. NO VAYAS A LA PENSION IRENA de SOPOT. En mi página alguién ha recomendado lo siguiente: Cuando nosotras llegamos a Gdansk, pasamos por dos albergues donde no tenían camas -por suerte- , antes de encontrar el tercero, definitivo y maravilloso, al lado del puerto. había una gente maravillosa, el staff excepcional, todo hiperlimpio y desayuno a discrección. Hasta el staff se enrrolló un día y nos hizo a todos la sopa de remolacha para que la probáramos!!! No se a qué hostel se refiere... pero puedes buscar por localización. Saludos
  11. Pues el peor en el que he estado yo es el Youth Hostel St.Nikolaus en Innsbruck. Una especie de granja (bien situado eso si), pero con limpieza cero. No tenían sabanas limpias ni toallas ni nada parecido, dormías en una especie de jergón sobre una estructura (imitando una cama) hecha con trozos de madera. :-O Un desasstre! encima al tio sucio que lo llevaba le preguntamos por sabanas limpias y nos decía que ya estaban limpias!!.. Pena de no tener enconces camara digital para enseñaros lo que entendía por limpio el tio aquel. Saludos
  12. EL Hostel Glocke de Berna, todo nuevísimo, limpísimo y con una señora de la limpieza gallega que era ambilisima, hasta nos ofreció aparcar el coche en su casa para no pagar zona azul. Estaba muy bien situado en pleno centro.
  13. 3 de Julio de 2006 - Amsterdam Nuestro segundo día en Amsterdam comienza después de haber dormido mas de 9 horas seguidas debido al madrugón que nos tuvimos que dar el día anterior. A las 8:30 nos han traído el desayuno a la habitación, pero no porque sea un hotel lujoso, sino porque no hay dónde servirlo mas que en la habitación. Además es ajustado al tamaño de la mini-mesita que hay en nuestra mini-habitación, tenemos hambre! El "hotel" en el que estamos alojados se llama Bema, está muy bien situado, pero ahí acaban sus buenas referencias. No lo recomendamos bajo ningún concepto, aunque claro, no hemos estado en ningún otro y no sabemos si serán así todos (seguro que no). Podéis ver la crítica de este hotel en TripAdvisor, una muy buena página para que veáis si el hotel al que vais a ir de vacaciones está bien o no. Bueno, el plan del día era acercarnos a ver dos pueblecitos cercanos a Amsterdam, Marken y Volendam. Tranvía a Central Station y allí una señorita muy amable nos vende unos bonos de 24 horas de autobús para hacer todos los viajes que queramos en un día con la compañía ARRIVA que es la que nos lleva a Marken y a Volendam. A amortizar el billete!! Nuestra primera parada es Marken, a unos 40 minutos de Amsterdam. Es un pequeño pueblo de casas de madera en la costa, muy bonito, muy limpio y muy cuidado. Todas las casas sin excepción son del mismo estilo y hay una calma inmensa. En su puerto cogemos un barquito (con descuento con el billete de bus) para ir navegando a Volendam, que está justo enfrente. Volendam es bastante mayor que Marken, también en la costa y de un estilo parecido. Las casitas que tienen vistas al mar son para morirse!. Dando un paseo vemos una inmobiliaria y comprobamos dos cosas, que las casas son muy asequibles (por 120.000 € te puedes comprar una), y que los españoles somos demasiado "listos". LAs casitas son todo ventana, con terracitas llenas de plantas y entradas muy decoradas. Eso si, hay que llevarse bien con los vecinos porque mucha intimidad no dan. También observamos que estos pueblos no tienen la típica plaza del pueblo como en España. Será porque no tienen fiestas!! Desde Volendam vamos a Edam, que está muy cerca, en autobús. No tenemos suerte y hoy no es el día de mercado de los quesos, así que vemos el pueblecito tranquilo y un poco desierto. Visitamos una iglesia protestante de madera y ladrillo acondicionada como sala de muestras. No tiene nada que ver con las iglesias a las que estamos acostumbrados. Volvemos a Amsterdam en otro autobús, agotados y achicharrados, está haciendo un calor terrible. Y para combatir nuestro terrible estado... una Dutchy Burguer en una terraza de la plaza Spui. Un rincón interesante, a la sombra, con airecillo "fresco" y comida rápida pero de calidad. Para comenzar lo que durante este viaje será una tradición, la burguer venía con una cerveza talla large, a partir de ahora CERVEZON. Después de reponer fuerzas, hemos recorrido el centro de Amsterdam , esta vez andando. Visitamos el Barrio Rojo y descubrimos que es algo diferente a lo que esperábamos, y de todas maneras lo encontramos algo triste. Tras nuestra segunda paliza, en este que iba a ser un viaje tranquilo, acabamos descansando en el parque del Museumplein. Está lleno de gente haciendo deporte, cenando, paseando, incluso un grupo practicando capoeira. Nos sorprendemos también porque nadie lleva casco en los ciclomotores, ni siquiera la policía, por ello suponemos que no es obligatorio. Otra de las cosas que observamos es que la moda empieza a estar globalizada también, el mismo tipo de zapatos que en España, la misma ropa y como no, este verano las cosas a topos, camisetas de topos, vestidos de topos, faldas de topos, zapatillas de topos je je. Leer mas diario en http://viajeros.leria.net
  14. Hola a todos, el mes pasado hice una especie de interrail que bien podría ser un interrail-avión ya que esos dos fueron los transportes que utilizamos. Nuestra idea inicial era ir a Polonia y después de mirar precios de interrail y diversas combinaciones para llegar a la zona D, decidimos que nos salia mas barato acercarnos dando saltos en aviones de bajo coste (tenemos 29 años y el interrail no es tan barato) y desplazarnos en tren por el interior de Polonia. Asi que el recorrido quedó de la siguiente manera: - Barcelona - Amsterdam con Vueling (30 euros con tasas), 3 dias en Amsterdam - Amsterdam - Budapest con Wizzair (50 euros con tasas), 2 dias en Budapest. - Budapest - Varsovia con Wizzair (47 euros con tasas), 1 dia y medio en Varsovia - Varsovia - Gdansk-Sopot con PKP trenes polacos (20 euros), 3 dias en Gdansk - Sopot - Cracovia con PKP trenes polacos (25 euros), 1 semana en Cracovia. - Katowice - Gerona con Wizzair (75 euros con tasas). Todos los billetes los compramos por internet incluídos los de los trenes polacos. Se puede comprar en https://bilet.intercity.pl/ . Te registras, compras el billete e imprimes el resguardo. Con ese papel ya vale, el dia de tu viaje te subes al tren y te sientas en tu sitio ya asignado por iternet. Cuando venga el revisor te pedirá el billete y basta con que le enseñes lo que has impreso por internet y una identificación, él comprobará que tu nombre coincide con una lista que lleva en otro papel y punto final. Para variar yo también he hecho un diario del viaje, con fotos y algún montaje tipo video... lo podeis ver en http://viajeros.leria.net , alli también podreis leer otros viajes que he hecho en plan mochilero o por lo menos con bajo presupuesto. Os pego la entrada del primer día: 2 de Julio de 2006 - Amsterdam Hoy salimos hacia Amsterdam, el vuelo de Vueling sale a las 6:00 de la mañana asi que tenemos que levantarnos sobre las 3:30 para llegar al aeropuerto con tiempo para embarcar. Lo hacemos sin ningún contratiempo y llegamos a Amsterdam puntualmente. Una vez alli, cercanías hasta la estación central y tranvía hasta la puerta del hotel. Llevarse mirado el enlace desde el aeropuerto hasta el hotel desde casa es una gran ventaja y hace que ahorremos tiempo y dinero. Son las 10 de la mañana del Domingo 2 de Julio y Amsterdam está desierto, ¿perezosos los españoles?. Poco a poco la ciudad va despertando y para poder verla comodamente decidimos alquilar unas bicis (10 € todo el díia) en el sitio mas barato que hemos visto en unos folletos del hotel, Bicicletas Mike's Bike Tours. Cuando llevamos un par de horas sobre las bicis entendemos por qué son tan baratas. Qué dolor de todo!!. Qué ruído meten! Todo el rato nos cruzamos con bicis de MacBike, que eran un poco mas caras, pero infinamente mejores!. Ir en bici por Amsterdam es la mejor manera de conocer la ciudad ya que es el medio de locomoción mas común y todo el mundo las respeta. Tienen prioridad sobre el resto de vehículos! Hay bicis por todas partes, vemos algún tandem y lo que mas nos sorprende es la de artilugios que existen para transportar a los pequeños de la familia. Con las bicis visitamos todo el centro comodamente, y observamos que los canales estan bastante sucios y, en general, la gente no es muy limpia, encontramos calles bastante descuidadas. También recorremos Vondelpark, que es como el Central Park (en pequeño) de Amsterdam. Al ser Domingo está a tope, hay gente por todas partes. El parque se convierte en escenario de fiestas. Unos globos, guirnaldas, mantas, comida y bebida sirven para crear una fiesta "privada" en cualquier rincón del parque. En Holanda volvemos a comprobar cómo el resto de europeos no aprovechan el día tanto como en España. Los horarios comerciales son de 10:00 a 18:00 y como excepción abren los jueves hasta las 21:00. La tecnología también es compatible con la tradicional bici y todos los expertos conductores son capaces de hablar tranquilamente por el móvil mientras pedalean, o también pueden ir comiendo un helado, o bebiendo un zumito... Que habilidosos!! Otra cosa que nos llama la atención es que a los holandeses les sobra la pasta!. Han decidido que las monedas de 1y 2 ct de euro son despreciables, asi que aunque los precios los pongan con centimos de euro, al ir a pagar te redondearan a 0 o 5 más próximo. Y no intentes darles los centimos, porque te miran con cara de pocos amigos!. Sigue en http://viajeros.leria.net Un saludo a todos y muchas gracias a todo el foro por la info que recopilé antes de salir.
  15. Hola Mark_val, si que me interesa, asi tengo dónde elegir. Gracias.
×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.