Jump to content
  • Registrar

lualua

Members
  • Contenido

    72
  • Ingreso

  • Última visita

Reputación comunidad

0 Neutral

Acerca de lualua

  • Rango
    Empiezo a enterarme

Previous Fields

  • Nombre
    Esther
  • Sexo
    Mujer
  1. Pues a mí me apetece un montón pero el viernes me piro a Italia, así que mierda pa' mí.
  2. A mí me pasó lo mismo el verano pasado con Aeroflot. Volaba Shanghai-Moscú-Madrid y llegamos justos a la escala y se quedó la mochila en Moscú.... Así que ahí me ves en Barajas a las 01h de la madrugada esperando para poner la reclamación y al día siguiente entraba a trabajar a las 8 de la mañana . Tardaron 4 días y lo mismo que a tí Montse, me daban largas y me decían que mi mochila andandará (con todos los regalos de falsificaciones chinas dentro), y luego un día me llaman a las 3 de la tarde y a las 5 tenía al repartidor en casa. Para mí que hasta que no la tienen metida en la furgoneta de reparto no quieren pillarse los dedos y comprometerse. En fin, que efectivamente no creo que sea una cuestión de la aerolínea sino de cómo se dé la situación. Por cierto que pedí reclamación económica por el retraso y me dieron por el .... porque decían que solo te corresponde en el caso de que el destino no sea tu lugar de residencia.
  3. Juer qué viajecito!!! Disfrútalo, se te va a pasar el tiempo volando. Ya te han comentado cómo llegar del aeropuerto al centro. Subte hasta Plaza de España y una vez allí puedes verte el templo de Debod y subir andando a la Plaza de Oriente, Plaza Mayor, y tomarte la cañita en La Latina. No sé si estoy en Madrid el sábado que viene pero si puedo y "me aceptais como legítima bebedora" me apunto a las cañas y el ruleo por la city. Buen viaje!
  4. De un tirón os he leido. Sois la pera limonera, qué imaginación, qué arte!. Que sepais que os tengo guardadas de fondo de pantalla. Vanin, ¿para cuando el siguiente capítulo, que estamos en semana de pasión, no?
  5. Pasadlo genial chicos!! Let us know que seguís vivitos y coleando... Magno cuídate la pierna.. Caravan, cuidadín con los caballos... elmessi, cuidado con las sirias... Cris, cuida de los chicos y pon un poco de cordura...
  6. Pinta que son Ajanta o Ellora, no Raúl??? Atenea, pedazo de viaje que te estás montando!. Me apuntaría peeeeerrro la zona del Tíbet prefiero dejarla para próximo viaje con sur de la China. Si consigo cuadrar un par de cosillas probablemente me decida por India y Nepal para este verano, 5 semanas, (Raúl y Alvin me metieron el gusanill, que diría Javi...) así que ya nos iremos contando... quedada en el Taj!! En cuanto a tus vuelos... El año pasado yo hice un Shanghai-Moscú-Madrid y me salió bastante económico... Aunque ahora que lo pienso con la Finnair tienes el vuelo de vuelta included... Nada, no me hagas ni caso. Pena que no puedas hacer noche en Shanghai y ver la Perla de Oriente y el Pudong desde el Bund ("paseo marítimo") todo iluminadito, lo que le gusta el neón a los chinos, y sobre todo la nightlife de allí... pero como tienes todo el día para disfrutar, échale un vistazo a la "ciudad antigua" y los jardines de Yuyuan para que al menos veas un jardín chino (los mejores los de Suzhou, amazing!) y date un paseo por la Gran Vía de Shanghai "Nanjing Lu" (si te gustan los museos puedes entrar en el de la ciudad), por Fuzhou Lu (esta es la intelectual) y el Bund. No te doy direcciones de lugares donde hacer compritas que te vas a volver loca y terminas con la mochila cargadita antes de empezar viaje..pero no dejaran de gritarte por la calle "Gucci, Prada, Chanel", y como les digas que ole te llevan a unos locales escondidos con puertas secretas... Te sentirás como Harry Potter... El templo del buda de Jade está bien, pero como te vas a jartar de ver templos en Lhasa si no encuentras el tiempo para subir a verlo tampoco pasa nada. Del visado del Tíbet no puedo decirte nazing... Del Chino... no sé si eres de Madrid. Aquí el visado se saca en la oficina consular que tienen en Josefa Valcárcel, 40.-1ª planta (desde Av. América puedes coger el 114, dentro del intercambiador). Abren solo por las mañanas. Tiene validez de 3 meses desde la fecha de entrada en el país que les indiques. Tienes que rellenar un formulario, pegar la fotico, y dejarles el passport (si es electrónico mejor, con el normal tardan 2 días más). Recoges en una semana (trámite normal). Pago SOLO en efectivo, 25€. Cuando tenga algo más claro de la ruta por la India vamos hablando.
  7. Muchas felicidades guapa! 28 añitos... you're on your prime!
  8. ¿Quedan plazas libres? Pues sí que hay mariconeo por aquí... Copio y pego 20 recomendaciones (atención a la nº20) de viaje a Siria, Jordania e Israel de una viajera en otro foro. Por si os interesing para ir entrando en situación. Saludines 20 RECOMENDACIONES Y OPINIONES PERSONALES PARA QUIEN DESEE VISITAR ESTA ZONA DEL PLANETA. Durante los 25 días por esta extensa zona de Oriente Medio hemos adquirido una serie de enseñanzas que pueden resultar bastante útiles a la hora de viajar por estos cuatro países (vamos a considerar a Palestina como tal, a pesar de que oficialmente y en la actualidad es un pueblo sin estado, ocupado en gran parte militarmente por Israel). Seguro que algunos de los argumentos aquí expuestos son meras apreciaciones personales, por lo que tampoco deberéis tomarlos como verdades incuestionables. En cualquier caso, espero que os sean de utilidad. Cada punto será ampliado en su apartado correspondiente llegado el momento, pero me parece interesante hacer un resumen de todo el material del que dispongo al principio del relato, para dar una idea general de los lugares visitados a aquellas personas que no tengan tiempo o no deseen leerse el desarrollo de nuestro viaje al completo. 1.- El itinerario que hemos realizado se puede hacer sin mayores complicaciones por libre e incluso en menos días de los empleados por nosotros (dedicando el tiempo suficiente a su preparación o leyendo este relato), si bien y con el fin de ahorrar alguna jornada y –lo que es más importante- largas y tediosas esperas, se pueden contratar con agencias u hoteles locales algunas excursiones a determinadas zonas, cuyo acceso en transporte público es complicado o poco frecuente. En nuestro caso utilizamos está formula en cuatro ocasiones, que serán detalladas de forma pormenorizada en el capítulo correspondiente. El país más fácil de recorrer a través de medios públicos o privados de carácter colectivo es Siria. En cualquier punto donde te encuentres siempre surgirá la fórmula –generalmente de manera inmediata- para poder trasladarte donde deseas. En Israel y Palestina tampoco resulta difícil llegar a cualquier punto de esta manera. Sin embargo en Jordania, acceder a lugares como el Mar Muerto, Betania, Karak o Wadi Rum en transporte público no es tan sencillo o supone perder excesivo tiempo en el empeño, por lo que recomiendo –como ya he indicado antes- explorar otras vías, que aunque son de de coste más elevado, suponen mucha mayor agilidad y amenidad en los recorridos (propondré algunas más adelante). 2.- Desde mi punto de vista, solamente para Israel y con matices (dado que desconozco como afectan los numerosos y correosos controles de seguridad al transito de vehículos privados), resulta recomendable hacerse con los servicios de un coche de alquiler. Hay que tener en cuenta que en Siria y en Jordania no es muy difícil encontrar vehículos con conductor –compartidos con otras personas o no- con unos precios muy similares a los del alquiler de coche propio, por lo que se puede contratar a un chofer que conozca la zona –aunque no siempre hable inglés- por casi la misma tarifa diaria. Aunque no estoy segura del todo, creo que en la actualidad no es posible pasar con el mismo vehículo alquilado entre Siria y Jordania y supongo que meterlo en Israel será complicado, dado que ya es un trámite bastante farragoso cruzar la frontera para personas que van a pie. 3.- De los países que conozco –y son más de cuarenta- ha sido en Siria donde he encontrado a la gente más hospitalaria y amable (más aún en el norte del país). Ya nos lo habían contado otros viajeros, pero vivirlo es realmente gratificante. En Siria no hay mucho turismo (es posible pasear por las calles de Damasco sin cruzarte un solo turista en una hora), por lo que en los primeros días uno se puede sentir un poco raro en un país donde comunicarse en inglés no siempre es posible y donde un porcentaje elevado de la población solo conoce el alfabeto de escritura árabe. Pero tras un periodo de adaptación breve y dada la constante disposición de los lugareños por agradar y ayudar al forastero, Siria se convierte en uno de los lugares más cómodos y agradables para hacer de forma independiente. Esas mismas actitudes de darse al prójimo sin tapujos las hemos visto también en nuestras incursiones en los territorios palestinos. Los jordanos también son simpáticos y sociables, pero mucho más habituados a tratar con turistas y a veces, a aprovecharse de ellos económicamente. Quizás tuvimos mala suerte en este país, pero las discusiones por redondeos descarados, por no querer dar vueltas de cambios, por cobrarnos demás o por facturarnos servicios que luego no ofrecieron fueron bastante frecuentes a lo largo de la estancia en este país. Como ya he dicho, sería una osadía por mi parte pretender juzgar al pueblo judío a través de una estancia de cinco días, pero si voy a exponer de forma muy pormenorizada las situaciones que el viajero puede sufrir en Israel en ese periodo de tiempo y la mayoría de ellas no son agradables. Todo ello, al margen de que la experiencia de conocer Jerusalén y visitar los territorios palestinos fueron las experiencias más enriquecedoras del viaje. 4.- La seguridad en Siria y Jordania es elevadísima. Estaría casi segura de que en el primer país mencionado si se te cayera una cartera con mil euros al suelo, alguien vendría por detrás para devolvértela con una sonrisa. En Israel uno se acaba acostumbrando a convivir con soldados –chavales y chavalas que se creen pequeños Rambos, mayoritariamente- armados hasta los dientes, que hacen gala de su arrogancia y chulería cada vez que tienen una oportunidad. Aunque la sensación es que estás siendo espiado en cada momento y de que en cualquier lugar o instante te pueden detener por la cosa más absurda, nunca –al menos en mi caso- se llega a sentir miedo o inseguridad elevada. Se trata simplemente de un estado latente de alerta. En Palestina, la inseguridad es más psicológica que real. Todos vamos predeterminados por las noticias de los informativos, la poderosa propaganda internacional encabezada por la maquinaria estadounidense, que dice lo que se le antoja a su conveniencia sobre la zona y los países denominados del "eje del mal" y por la idea de encontrarnos en el polvorín del mundo; pero salvo los conflictos que surgen puntualmente y de los que ya informa abundantemente la televisión o el ministerio de exteriores en su página web, la tranquilidad preside la vida cotidiana, marcada por niños que van al colegio o juegan en la calle, mujeres que recorren los mercados y hombres que desarrollan sus ocupaciones y rituales habituales. Todo ello, al abrigo de los coloridos puestos de frutas y verduras de las calles y del resonar de los altavoces de los minaretes de las mezquitas. Pudimos comprobarlo entre otros lugares el día que visitamos Nablus, donde probablemente hacía meses que no veían a un solo turista y donde nos sonrió la suerte al poder mantener una esclarecedora conversación con un veterinario palestino que había estudiado la carrera en Cuba, mientras cruzábamos las verjas que convierten a esta ciudad en un gueto al estilo de los creados en su día por la Alemania nazi. Por cierto y ya que me he referido en el párrafo anterior a la página del Ministerio de Exteriores – www.mae.es -, decir que la información que ofrece sobre estos destinos es exageradamente alarmista (suele ocurrir casi siempre). El mayor peligro que existe –sobre todo en Siria y Jordania- es morir atropellado en la calle o en un accidente de circulación (como estuvo a punto de ocurrirnos a nosotros volviendo de Jerash a Amman). 5.- Como ocurre con casi todos los destinos del mundo, resulta mucho más barato hacer estos países por libre, que de forma organizada. Así lo demuestra que nuestros gastos totales no hayan superado los 2.500€ durante 25 días -para dos personas- y en ello se incluye todo lo gastado desde que salimos de nuestra casa a primera hora del día 25 de marzo hasta que volvimos a poner el pie en ella en la tarde del 18 de abril. El transporte público es casi regalado en Siria, muy barato en Jordania, barato en Palestina y de precio razonable en Israel. Hay hoteles económicos y medios muy aceptables a buenos precios, salvo en el caso de Israel, donde las tarifas son elevadas y la calidad a veces deja algo que desear. En Siria hemos llegado a comer cuatro personas por diez euros en restaurantes de bastante calidad y calidez, mientras en Jordania (si excluimos la comida rápida que es más barata) dos personas no suelen almorzar por menos de doce euros. En Israel, una comida decente no suele bajar de los diez euros por persona. Claramente, los precios en este último país son más elevados que en España. 6.- En Siria no son frecuentes las estafas, aunque en ocasiones tratan de redondear de diversas formas –más o menos imaginativas- los precios o de escatimar algunas monedas de las vueltas. En Jordania, para muchas cosas –la más habitual es el transporte- rige un sistema de dobles precios (baratitos para los locales y más caros para los turistas) y además, las ansias por sacar algo de dinero a los viajeros de forma ilícita son un poco más elevadas que en el país anterior. En Israel –y luego daré detalles- tratan de obtener de ti todo lo que puedan y además sin ocultarlo, a tumba abierta. Los judíos de épocas pasadas fueron conocidos en su tiempo por la usura y me temo que buena parte de esta costumbre permanece todavía muy viva entre sus descendientes. Por supuesto, no se puede generalizar, pero en una estancia de cuatro o cinco días, el viajero tendrá la oportunidad de toparse con este fenómeno en varias ocasiones (hoteles, zocos, restaurantes y hasta en la propia frontera al pagar las tasas de salida de Israel –un atraco a mano armada-, si se pretende hacerlo en dólares o euros y no en shekels. 7.- Aunque el euro es aceptado en toda la zona, conviene llevar también dólares. Son más fácilmente aceptados y tienen un cambio más ventajoso en Siria e Israel y pueden ayudar a salir de algún imprevisto de forma más cómoda. En el Reino Hachemita –Jordania- no son tan necesarios y con el euro se funciona bastante bien, aunque se puede ser víctima de alguna situación un tanto surrealista. 8.- En algunos foros de viajes o relatos se indica que en Jordania no se regatea y de que en Siria este proceso es breve y no se consigue mucho descuento. Ambas cosas no son ciertas, como ya explicaré más adelante. En Alepo, por ejemplo, asistimos a un regateo de más de una hora en el que el precio se quedó en la mitad. Hago aquí la misma recomendación que hice en el relato de Egipto: Evitad comprar los primeros días, hasta que podáis tener una referencia aproximada de los precios. Normalmente –y a diferencia de países como la india-, lo que veáis en una ciudad o pueblo lo vais a encontrar también en el siguiente. 9.- En los hoteles de tipo económico (y en algunos de tipo medio) de Siria y Jordania, el desayuno es siempre el mismo y bastante cansino. Por unas pocas libras o dinares, a veces es preferible renunciar a él y saciarse en alguna de las pastelerías locales. La repostería de la zona es variada y excelente. La comida de la zona es excelente (incluida la rápida). Se nutre de la base de la cocina libanesa, una de las mejores del mundo. Se fundamenta en el cordero y el pollo (se añade el pescado en las zonas de mar) como platos principales, pero su estrella la constituyen los mezze o entrantes, tan variados como exquisitos. Hablamos de una de las partes del mundo donde mejor hemos comido. 10.- La ambición del estado jordano por desplumar a los turistas carece de límites conocidos y supera incluso a la del gobierno egipcio. El visado es caro (si es de entradas múltiples), te imponen tasa de salida cada vez que abandonas el país por tierra, los precios de las visitas turísticas asustan nada más verlos y la culminación de la sinvergonzonería viene dada por la entrada a Petra (21€, 26€ y 31€ para estancias de uno, dos y tres días respectivamente) y por la discriminación de lo que pagamos los turistas en relación a los jordanos en estos lugares. Las visitas en Siria mantienen precios muy razonables y en Jerusalén, aprovechad, porque ¡¡casi todo lo que hay que ver es gratis!!. 11.- En ninguno de los países que han compuesto nuestro itinerario es habitual la propina (aunque en algunos restaurantes –sobre todo en Jordania- la cuenta se eleva con cargos de servicio y tasas). En todo el viaje solo oímos la palabra baksheesh en una sola ocasión, mientras que en el pasado periplo por Egipto la escuchábamos más de diez veces cada día. 12.- Si tenéis la misma suerte que nosotros, podréis ver las numerosas ruinas que ofrecen Siria y Jordania con el cielo nublado, con lo que se evita el calor y se mejora la luminosidad del ambiente (favorece mucho para hacer buenas fotos). Si no es así, tratad de madrugar o vedlas al atardecer, como en cualquier otro lugar. 13.- Si se va a visitar la tierra santa de Israel y la de Jordania, es muy conveniente empezar primero por este último país. Nosotros por circunstancias que más adelante detallaré, lo hicimos al revés. Después de haber visto Jerusalén y Belén, Betania y el Monte Nebo carecen del más mínimo interés. En este sentido, es imperdonable que cualquier viaje a Jordania no vaya combinado con la visita a Jerusalén (que se encuentra a poco más de cincuenta kilómetros de Amman). Si hay que prescindir de algo no dudéis en hacerlo (Castillos del Desierto, Madaba, Jordania Santa, Karak e incluso el Mar Muerto), Un par de días resultan suficientes para explorar la ciudad de las tres religiones y hacer una pequeña escapada a la localidad de Belén. 14.- Los trámites para cruzar a Israel por tierra de forma no organizada son largos y en ocasiones vejatorios. Lo contaré con todo detalle en su debido momento. En cualquier caso es una experiencia para narrar –recreándose- a los nietos el día que uno/a tenga la suerte de ser abuelo/a. Hay que procurar no franquear la frontera israelí desde el viernes al mediodía hasta la tarde del sábado, dado que se tendrán numerosas dificultades para encontrar transporte para llegar al destino deseado (a no ser a precios realmente desorbitados), pues todo se paraliza. Israel, que aparentemente se considera miembro del primer mundo, se detiene casi por completo –por increíble que parezca- con la llegada del Sabat y los servicios que se prestan ese día son más precarios que los del país más bananero del tercer mundo. 15.- Las condiciones sanitarias de los lugares por donde transcurrió nuestro viaje son buenas y no hace falta vacunarse. No hemos tenido ningún tipo de problema con la comida y eso que traspasamos desde el primer día algunas líneas rojas, como comer en puestos de la calle o estaciones de autobús, lanzarnos a las ricas ensaladas nada más llegar o beber granizados con agua –supongo- del grifo o refrescos y arak (una especie de anís típico de la zona y que tiene ni más ni menos que 51,5 grados de alcohol) con cubitos de hielo. A pesar de ello, no sufrimos siquiera ni una ligera diarrea o malestar estomacal o intestinal. 16.- Por lo que hemos visto a lo largo del recorrido y por las opiniones que hemos contrastado, no hay ningún problema para que una mujer pueda viajar sola en Siria, Jordania o Israel (supongo que en Palestina tampoco, pero ese dato no lo puedo asegurar). De hecho, vimos a bastantes mujeres sin compañía en diferentes puntos de los tres países. 17.- La única experiencia negativa de este viaje resultó ser la organización del tour por el Wadi Rum, dado que no nos ofrecieron ni la mitad de lo prometido por correo electrónico, nos querían cobrar más in situ, nos trataron de engañar y nos dejaron toda una tarde tirados en el desierto sin comida y bebida. Daré más detalles en su momento, pero recomiendo con todas mis fuerzas no contratar este circuito con el hotel Petra Moon de Petra. Son, sencillamente, unos sinvergüenzas y unos sacacuartos sin escrúpulos. 18.- Nos arrepentimos bastante de no haber incluido en el itinerario Beirut. Habríamos tenido tiempo para hacer ese destino y según diversas personas que encontramos a lo largo de nuestro trayecto (algunas venían de allí), la situación en la capital libanesa es completamente segura. Incluso nos comentaron que en alguna frontera concreta podíamos obtener el visado, pero al no saber exactamente en cual, decidimos posponer la experiencia para una ocasión futura. Cuando iniciamos la planificación de este viaje –antes de la invasión israelí de julio pasado- Líbano era gran protagonista del mismo, con seis días destinados a descubrir este país. 19.- Entre las cosas a llevar en el equipaje, no os olvidéis de un forro polar o jersey gordo (si viajáis en abril). También son necesarias prendas de protección para la cabeza, calzado cómodo y ropa suficiente para visitar las zonas de ruinas y desierto, donde es muy fácil ensuciarse. No están demás el protector solar, una linterna (para explorar por ejemplo el Crac de los Caballeros) y unas zapatillas de goma para entrar en el mar muerto –Amman Beach- sin destrozarse los pies (cualquier herida que uno se pueda hacer escuece mucho más al bañarte en este curioso mar). 20.- No hay ningún problema para hacerse con alcohol (cerveza y vino incluidos) en ninguno de los países que componen este relato. En Siria la cerveza tiene unos precios muy razonables, mientras en Jordania e Israel hay que rascarse algo más el bolsillo para disfrutar.
  9. Bueno sólo felicitaros por el pedazo de viaje que os vais a marcar, amazing! Recomendación: aseguraros de que los precios que os pasan las agencias incluyen todo, veáse gasolina, que son muy dados a plantear extras a la hora de acoquinar (experiencia mongola). Si necesitais ayuda con China, yo estuve el verano pasado 3 semanas por allí, así que a vuestra dispo. Pingyao es de lo mejorcito que ví, nada que ver con las megaurbes chinas, en 1 día teneis más que suficiente para ver el "casco antiguo" que es lo que mola. Como os decía superloly hay problemas para la reserva de billetes, en mi caso yo ya los traía reservados desde la oficina del CITS de Datong, sólo tuve que ir al albergue (buscaré a ver si lo tengo apuntado por algún lado) a recogerlo....y sorpresa me dan una fotocopia!!! Y yo peleándome con el chino, pero cómo voy a viajar con una fotocopia, seguro que otro lleva el original y me paso toda la noche en el pasillo... pues no, al final tenía mi litera... esto es China!!. Por las fechas en las que llegais a Beijing, os recomendaría que reservarais alojamiento cuanto antes. Os recomiendo encarecidamente el Jade International Hostel, de flipar, habitación 4pax hiperlimpia con tV por cable, 80yuan,instalacioens de puta madre y situación inmejorable, a espaldas de la Forbidden City. En X'ian buscad alojamiento en la zona sur, es donde está la movida nocturna.
  10. Chicos haced caso a las niñas que saben de lo que hablan. Yo el año pasado para Rusia, Mongolia y China me recomendaron: Tétanos-Difteria, Hepatitis A y Tifus. Me dijeron que realmente no eran vacunas específicas de la zona, que son las "típicas vacunas del viajero". La HB me comentaron que era recomendable pero lo que decía Vanin, con lo feos que son los chinos os va a hacer poca falta. Precios: en el centro de vacunación internacional de Francisco Silvela, en Madrid: El tétanos by the face, la hepatitis A y el tifus 40€, no me la pusieron allí, bajé a la farmacia de la esquina y el farmaceutico mu majete me la introdujo, la jeringa, se entiende. Suerte con los preparativos!!!!
  11. Tú calla que me acabo de enterar de que te vas a tierras árabes. Eres una campeona.
  12. Calla, calla, que cuando le veas montar a caballo seguro que ya se te ocurre el nombre... Joder, qué bien os lo montáis! Y la envidia que me dais! Yo estoy entre esta zona + Israel o India + Nepal para el viaje del verano, así que ya me contaréis. Pasadlo genial! Y eso que no le has visto ligar con las rusas...
  13. Qué es Reig Martí "El Rey de la Cama", con Lorenzo Lamas included?
×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.