Jump to content
  • Registrar
Conéctate  

Publicaciones recomendadas

Hola a todos. Hace poco que volvimos de viaje y ahora que se puede, voy a hacer el diario con el que te tanto di la lata a mis colegas en el viaje. Tomando algunas notas y sensaciones, y con la cabeza fresca, os voy a relatar de la mejor manera posible nuestra experiencia. Gracias a todos los que habéis hecho antes uno que nos sirvió de antemano. Y a ti especialmente, Xavi, que eres un ejemplo de cómo narrar y describir Londres.

 

 

A partir de ahora podéis ver las fotos y el diario corregido de sus múltiples faltas en La morada de Ulises.

 

 

Allá vamos con la primera entrega.

 

DIARIO DE UN INTERRAILERO Y CUATRO AMIGOS

 

Itinerario Interrail´05, 1 de julio- 20 de julio.

 

 

 

1. Madrid-Barajas y por la noche a Venecia.

2. Venecia y Trieste.

3. Trieste.

4. Eslovenia, en Ljubljana.

5. Bled y Ljubljana.

6. Verona, Milán y llegada de noche a Cinqueterre, en Monterosso.

7. Cinqueterre, Monterosso y Vernazza solamente, y Lucca.

8. Pisa y Siena.

9 y 10. Florencia.

11, 12 y 13. Roma.

14. Pompeya

15. Pompeya y Nápoles.

16. Salimos de Pompeya, pasando por Caserta, donde comimos, y de ahí a Bríndisi.

17. Bríndisi y Londres en llegada nocturna.

18 y 19. Londres.

20. Tras dormir en el aeropuerto, llegada a casa. :P

 

 

Como todo viaje, que nunca surge a la deriva, el nuestro tuvo su primera salida unos tres meses antes de embarcar en Barajas. La idea surgió de uno de ellos, pensando que ya que no íbamos a hacer el Erasmus y que los años pasan y que sería bonito hacer algo juntos, quien propuso seriamente hacer el Interrail. Se informó y buscó datos, vuelos de bajo coste, nos embelesó los oídos, nos apasionó, y todos caímos en las tentaciones de la vieja Europa y la hermosa Italia, país central por el que nos decantamos desde el principio. Dos meses antes, reservamos tres vuelos de bajo coste. Los cabos fundamentales ya estaban atados y el viaje en marcha.

 

La idea de ir todos juntos no fue posible, como suele ocurrir, y en total nos fuimos cinco, la mitad. Compramos el billete para la zona G, 16 días, pasando por las siguientes ciudades y parajes tal cual lo hicimos: Venecia, Trieste, Ljubljana y lago Bled (Eslovenia), Verona, Milán, Monterosso y Vernazza (dos pueblos de la zona conocida como Cinqueterre), Lucca, Siena, Pisa, Florencia, Roma, Pompeya, Herculano, Nápoles, Caserta y Bríndisi. Y como colofón final y para cerrar el círculo: London. Qué cara pero qué bonita esta ciudad. Nos salía más barato ir desde Bríndisi con bajo coste a Londres y de allí a Madrid con Easyjet, que volver desde cualquier ciudad de Italia a España, así que ya aprovechamos la ocasión de conocer la capital británica.

 

Nos proveímos de una “mariconerita” (nosotros acabamos llamando así a la cartera de cintura interior, jeje), un par de candados, una mochila, un saco para dormir en los aeropuertos. Uno de mis colegas se molestó en hacer una lista de lo que más o menos se debe llevar para no tener problemas. Es la siguiente:

LISTA DE Q LLEVARSE PARA EL VIAJE

Mochila

ROPA

-Unos pantalones largos(vaqueros)

-Unos desmontables largos y cortos a la vez

-Chubasquero(yo seguramente no)

-6 calzoncillos(bragas opcional)

-6 calcetines

-1 par de zapatillas o dos

-1 par de chanclas

-5 camisetas

-2 pantalones cortos

-1 bañador

-1 sudadera

-1 gorra para el sol

-1 toalla pequeña

-1 pijama( yo no)

 

ACCESORIOS

-Abre latas

-Navaja y tenedor

-Corta uñas

-Botiquín( gelocatil, tiritas, vetadine, antidiarreicos, aspirinas, aguja e hilo,...) esto con q se lo lleve uno o dos

-Pañuelos

-Mp3 o CD

-Jabón para lavar

-Candados( yo 2 uno peque y otro mediano)

-Móvil y cargador

-gafas de sol

-Aseo( colonia, gel, champú, cepillo y pasta de dientes, esponja, cosas para afeitarse,desodorante)

-mochila pequeña y la grande

-porta documentos(riñonera,jeje)

-crema para el sol

-antimoskitos

-cacao

-saco de dormir

-bolsas de plastico

-linterna para no molestar

-camara de fotos

-cartas

-condones

-tampax

 

DOCUMENTACIÓN

-Dni, pasaporte, tarjeta sanitaria, carnet de alberguista, carnet de estudiante

 

COMIDA para el primer día

-1 lata paté

-1 fuet

-jamón envasado

-1 botella de litro de agua

 

Cuando nos lo pasó, nos morimos de la risa. Es que este chico tiene un salero y unas anécdotas, que ya contaré más adelante.

 

Un aspecto importante es la planificación del presupuesto. Suponíamos que Italia iba a ser algo más caro que los precios de aquí, pero no mucho. Teniendo en cuenta los precios de los albergues de la Youth, 13,75 el mínimo y creo que 17 ó 18 el más caro en que estuvimos, y que en Roma estaríamos en casas particulares que hacían su negocio por unos 20 euros por cabeza y sin desayuno, pues poníamos una media de 16 euros de media a lo sumo. Y multiplicado por unas 15 noches. Vaya con 250 euros se tiene de sobra, incluso con 200, pero hay que saber buscar bien a pesar de no saber qué te vas a encontrar. Nosotros cogimos un nocturno de Ljubljana a Venecia. De comida le echamos que había que hacer una fuerte al día para aguantar bien y otra de bocatas y fiambre más los estupendos helados italianos. Total, entre pitos y flautas, y que si quieres traer algún recuerdo a tu familia, hacen falta unos 1000 euros para pagar todo: billetes de transporte, carnets, comida, etc. Y para 16 días yo creo que está bastante bien, pero eso ya depende de lo tengas, de lo que estés dispuesto a llevarte y de lo que te apetezca gastarte.

post-14-1125227946_thumb.gif

post-14-1125227946_thumb.gif

post-14-1125227946_thumb.gif

Editado por Ulises20

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

juasjaus, soy la voyeuruza q se descojona con la lista xD

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Ese diario!!!!!!!!!!!!jejejeje

por ahi saldre yo en futuras ediciones no?

lo del presupuesto depende mucho de la persona a mi me salio por unos

650 euros(incluido un inter de 2 zonas),pero claro no iba en plan marques.

Espero proximas entregas de tu diario

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Jajajja.

Ay, Peter Pan. La verdad es que nuestro viaje no ha sido tan guarro como creíamos. Cuando digo 1000 euros el presupuesto fue unánime entre todos, pero tened en cuenta que son los 16 días de Italia más dos en Londres, y quien haya estado allí sabe lo que vale todo.

Yo traje recuerdos para todos, casi nada para mí, y me dejé una pasta y muchas libras. Haciendo una vista a lo grande, pagado ya el avión y el interrail, con llevarte 500 euros para 16 días está bien. Que no se asuste nadie. Pero es que nuestro viaje tenía que ser de lo mejor posible para una vez que lo íbamos a hacer. Ya verás el próximo, que lo habrá, seguro.

 

A ver si luego meto el primer día de viaje, antes de irme de marchuqui por los polígonos de Alcor. Nos vemos.

 

Y de hecho que saldrás, Peter Pan, pero hasta Firenze nada. Jaja.

 

Saludos, amici.

post-14-1125228798_thumb.jpg

post-14-1125228798_thumb.jpg

post-14-1125228798_thumb.jpg

Editado por Ulises20

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Todavía no me ido de marcha que me voy ahora. Y llego tarde para variar, que debería estar ya fuera. Y esta tarde estuve en la piscina. Jeje.

Bueno, aquí os dejo gran parte del día 2 que no me ha dado tiempo a terminarlo.

 

Día 1 de julio: aeropuerto Madrid-Barajas.

 

Por fin llegó. Ya todos habíamos acabado los exámenes, otros comenzaban sus vacaciones de verano tras meses de trabajo. Aunque cuatro de los que fuimos vivimos en la misma ciudad madrileña y la chica, es decir, mi novia, vive en Alcorcón, todos llegamos a Atocha desperdigados, cada uno por un sitio. Para variar, RENFE se retrasó, pero llegamos bien a Barajas en metro. El día anterior confirmamos el vuelo con Myair. Vale, bajo coste, puede retrasarse, y se retrasó, pero con los dos vuelos restantes no tuvimos problemas. Total, partida programada para las 00:30. Llegamos allí, creo que a la terminal 1. Facturamos y a cenar unos buenos bocatas de jamón serrano con tomate y de tortilla. Bien sabíamos que nuestros estómagos lo echarían de menos, alejados de la patria querida y ajenos a platos caros por precaución presupuestaria. Bueno, antes de las 23 horas, nuevo retraso. Enfado general y nos iba a tocar hacer la noche allí. Menos mal que había allí una fuente de agua fresca, junto al baño. Joder, qué fría estaba, más que las fuentes de Roma y el Vaticano, que son bastante frescas. Esperando en los asientos, intentando matar el tiempo, rodeados de eslovenos, como comprobamos en seguida, debido a que de repente apareció un tipo con su instrumento, con un acordeón, y en la otra mano su botella de whisky o ron, vaya de alcohol. El tío se puso a tocar algo típico y allí todo el mundo venga a dar palmas y a animar la noche. Todavía quedaban algunos vuelos por salir. Yo creo que esto ya fue sobre la 1 de la mañana. Y justo después nos presenta el tío a un jovencito de rastas: “Ladies and gentlemen, the Superman of Eslovenia”. Qué fuerte, sin comerlo ni beberlo, todo aquello se llenó de flashes. Ya teníamos la primera anécdota y, por supuesto, las primeras risas de la noche y del viaje. El caso es que estábamos en primerísima fila. Vaya espectáculo. Y todos los eslovenos entonando a una vez esa melodía patriótica y rítmica. No sé, supongo que será como si en España se pone uno a cantar la Macarena o algo parecido, o una del Fary. Todo hay que decirlo, que somos fervientes “seguidores” del Fary y de vez en cuando nos ponemos sus canciones y musiquitas de la España cañí. Jeje. De hecho, antes de dejar en España a los demás colegas, éstos tuvieron el detalle de regalarnos unas camisetas con todos nuestros nombres y con el emblema de una canción del Fary a la espalda: Ritmo caló, ritmo caló...

 

Una vez que terminó el espectáculo y la gente se puso a echar una cabezadita, nosotros andorreamos por todo el aeropuerto buscando alguna zona cómoda. Conclusión: encontramos el parque infantil donde había colchonetas. La verdad es que no dormimos nada hasta que embarcamos, pero nos pasamos unas 3 horitas haciendo el mono. Jaja.

 

Día 2 de julio: Venezia y Trieste.

 

4:00 horas y el avión se dispone a partir rumbo Venezia. Nos esperaban unos hermosos canales, que hacía un par de siglos bien plasmaron Canaletto y Veronese en sus cuadros (esto lo vimos luego en la National Gallery de Londres). Llegamos a las 6 de la mañana al aeropuerto de San Marcos. Vaya baños, y lo primero de todo un cafetito latte de esos y un ciocolatto. Autobús nº 5 al centro y a ver los canales. Estábamos un poco hechos polvo, sin apenas haber dado cabeza alguna en los incómodos asientos del avión. Por fin, la ciudad inundada por el agua abría sus canales a los turistas que se precipitaban a merodear por entre sus calles y callejuelas. Lo primero de todo fui ir a la Stazione para dejar en la consigna las mochilas. El precio: 4 € por 5 horas cada uno de nosotros. No es caro y merece la pena, sobre todo para los hombros. Eso sí, al intentar ir al baño nos quedamos flipaos: 70 cts. Por hacer algo que todo ser vivo no tiene más remedio que hacer. Y en Venecia el pan es carillo, como en toda Italia. Suele ir al peso, no es extremada calidad, un poco duro para mi gusto y por 200 gr. me cobraron un euro.

 

Nos pateamos toda la ciudad hasta llegar a la plaza San Marcos. Allí había un gran grupo de andaluces, para variar, todos ellos muy majos, como todos los que puedes encontrarte. Son estos grupo majos en número con todo organizado que se pegan el viaje que nunca pudieron hacer por otros motivos en su juventud. No como nosotros, que somos unos afortunados, al fin y al cabo. Luego cogimos el vaporetto. No recuerdo la parada, sí, parada, porque eso era como el metro, con su nombre y todo. Jeje. El viaje por todo el Gran Canal nos costó 5 € y con una duración de 90 minutos. No veas cómo descansamos las piernas después de haber visto las lujosas y caras tiendas y panaderías.

 

Ah, aquí va una de las anécdotas: Javivi, el chico que realizó la lista de qué llevarse con la que llegas a mearte de risa, y que coleccionó anécdotas y hechos graciosos durante todo nuestro periplo, se miró todo el foro. De verdad, que se sabía un montón de detalles. Me recuerda a tantos otros que ahora no mencionaré pero que vosotros sabéis quiénes sois por vuestros conocimientos sobre el Interrail. Bueno, al grano. El caso es que él había leído en el foro que en Venecia no había ni supermercados ni panaderías. Vale, la verdad es que sólo vimos un supermercado, tal y como nosotros lo entendemos. Pero es que lo fuerte fue que en una calle que era estrecha y no muy larga nos encontramos con 5 panaderías de esas que te ofrecen sus mejores bollos, dulces y panes. ¡Madre mía, todos nos quedamos con las ganas de probar todo! Era bastante caro para el presupuesto diario, que todavía era el primer día. Total, que Javivi se había equivocado y nos echamos unas buenas risas a su costa, puesto que Venecia está plagada de panaderías.

 

Una vez llegados a la estación de trenes para coger el tren rumbo Trieste, nos hicimos nuestro primer bocata. Os seré sinceros: yo metí en mi mochila latas para mí y para mi novia, unas 9 de atún, 3 de “mejiñones” (ya no son mejillones, para nosotros), 3 de magro de cerdo, jamón serrano envasado, 5 ó 6 de sardinas y algo me faltará. El jamón serrano cayó a palo seco durante el viajecito en el vaporetto. Nuestros amigos nos atribuyeron durante el viaje la acertada fama de que jalábamos mucho. Vaya compras nos hicimos mi novia y yo en los súper de Italia. Bueno, tirados en el suelo y a comer. Al lado unos americanos muy pijines, que se quedaron con la boca abierta al vernos con la navaja suiza cortando el pan y sacando el atún de su latita. Vaya, que ellos no habrían hecho eso muchas veces, seguro que no.

 

Llegamos a Trieste en un par de horas. La estación tiene un interior precioso neoclásico. Nada más salir, giramos a la izquierda para coger el autobús nº 36, justo en la carretera de enfrente, que nos llevaría a nuestro destino: el albergue de la Youth de la vía Miramare, que se extiende por toda la costa a lo largo de más de seis Km., seguro. La única forma de llegar al albergue, a unos 5 Km. de allí, era coger este bus, que llevaba a la “playa”. Hay que avisar que los buses italianos, todos los que vimos en nuestra travesía, tenían 3 puertas, que todos sus usuarios, sobre todos los habitantes de la zona, subían por la tercera o la segunda, y no picaban el ticket. Me explico: el conductor va tapado por una mampara de cristal o plástico, él no cobra a nadie e incluso hay un cártel que dice que no se debe hablar con él para no distraerle. En el bus había dos máquinas para picar un billete que previamente debías comprar en los quioscos. Pero ya íbamos avisados de nuestro querido foro: el autobús en Italia es gratis, porque no te cobra nadie dentro, nadie te obliga a picar nada ni a pagar una vez dentro, ni suele haber revisores (nunca llegamos a ver ninguno en Italia). Tengo entendido que si te pilla un revisor sin billete se te cae el pelo, más de 20 euros, seguro.

El bus iba petao porque todo el mundo iba a darse un baño a la “lujosa” playa de Trieste. Una mujer ya metida en una edad considerada nos habló en italiano y nos indicó amablemente en qué parada debíamos bajar. Imaginad: con las mochilas hasta las trancas, todo lleno, y un par de viejecillas a nuestro lado. Y encima nos confunden con gabachos. Me cago en diez, que más adelante siempre nos confundían con los vecinos.

 

El bus paró justo detrás del albergue, hay que bajar por la carretera que da justo a la costa, no la que se desvía hacia el interior, que es por donde va el bus luego. Nosotros atajamos por un sendero en vertical entre los árboles. La estampa era preciosa: zona montañosa, verde, natural, casi pura, fusionada con los garitos de la costa, que no eran muchos al estar alejada de la ciudad en sí.

 

Trieste ya no era la Venecia que habíamos dejado atrás. El único canal que veíamos era inmenso, indefinido, con algún que otro barco pesquero atravesándolo, a lo lejos, en un gran golfo que al día siguiente pudimos contemplar desde la zona más alta de la ciudad, desde su castillo. Trieste es verde y azul, aunque no tenga playas de arena, pero para quien esté por aquella zona, ¡que vaya!, merece la pena.

 

A pocos pasos de la parada del bus, allí estaba, por fin, el albergue de la famosa y tan pronunciada por todos Youth. Creo que está asociación ha sido como una madre que nunca dice que no, que siempre te hace un hueco en su pecho donde poder dormir y nutrirse, que sabe prestar su ayuda siempre que puede, etc. Vaya, si no fuera por estos albergues, muchos de los interraileros no podrían haberse ido de viaje. Estoy seguro de ello. Ahí estaba la banderola blanca con su símbolo azul. Un señor que estaba cerca nos aseguró que era el mejor albergue, supongo que de toda Trieste. Y vaya, me quedé sorprendido, al menos yo, y mis amigos también por su gran vista. La playa y albergue eran casi uno solo, a no ser por la zona restringida justo en la “playa”, y ahora aclaro por fin por qué entre comillas: la costa de Trieste no tiene playas, sino que son rocas, y a lo sumo zona cimentada de unos 20 metros con rocas en derredor. Allí se formaban dos filas, pero todo eso lo contaré más adelante.

 

El albergue tenía una terracita que bien aprovechamos todos para tomar el fresco las dos noches que estuvimos y también para hacernos nuestros múltiples bocadillos y sándwiches de atún con tomate. Una vez pasamos a hacer el check-in, nos atendió una mujer que sobrepasaría los 50, casi seguro. Se le entendía bastante bien el inglés, comparado eso sí al resto de italianos que nos encontramos y los londinenses, que, oh my god, cuán rápido fluyen sus palabras. Jeje. Total, 14 euros la noche, 16 € para nuestra amiga, pero en una habitación para cuatro y con baño personal y dentro de la alcoba. Nuestros baños eran comunes y la zona que Javivi bautizó como “cagadero” ya para todo el viaje, era simplemente un agujero en el centro. Eso a un español la causa impresión, al menos a mí. Y muchos de nosotros no dejamos ahí nuestro abono, por si acaso. Jeje. Habitación de cuatro literas con taquillas para dos pero sin candado, como todas. Así que a estrenar los que trajimos.

 

Antes de nada, momento anécdota: le dimos los carnets a la señora de recepción y ahí que los dejamos sobre la mesa menos uno, y va y era el de Javivi, y el muy pollo va y le dice a la señora: “I think... que me he dejao el carnet”. Vaya despolle de risa, y justo después le dice a la chica que vino con nosotros: “Pero, ¿you have a shower?”. Total, que a la de recepción le habla en español y la española le habla en inglés. Manda huevos. La mujer se reía como nunca y nosotros como siempre, claro.

 

Primera habitación y primera cuca, las famosas cuquis de las que todo el mundo habla cuando llega a un albergue. El catecismo del foro se iba cumpliendo. Todo paso a paso. Jaja. A dejar las cosas y a intentar cenar algo por ahí. Cogimos la costita, muy corta ella, de una extensión de unos 6 Km., y como apenas habíamos hecho Km. en Venecia de una punta a otra esa misma mañana y sin dormir nada desde el aeropuerto, pues decidimos recorrer el camino-carril bici por tener dos de nosotros capricho de la primera pizza, ya que en Venecia no la catamos. Dos de los compañeros decidieron dar la vuelta a mitad de camino, bueno más de la mitad. Ya no había autobuses para volver y ellos cenaron provisiones. Total, que la fémina, Kike y yo, locos de nosotros, llegamos a la zona urbana y la primera calle con pizzas, allí que nos sentamos. Vaya pizzas. No entendíamos casi ninguno de los ingredientes, algo normal. Pero lo que parecía peperoni, en realidad en Italia son pimientos rojos asados, así que tened cuidados. Yo pedí algo con champiñones y algo de carne, creo. Jaja. Pero Kike tuvo mala suerte y todos los ingredientes eran plantas. Apareció su pizza y aquello parecía una jungla con dinosaurios dentro. No sé qué era, pero nos quedamos todos de piedra, y solo pudo comerse parte de la base, porque estaba malísima. Así que tened cuidado. Conclusión: la pizzería era vegetariana, algo que luego era normal en Italia. Utilizan mucho los vegetales para todas las pizzas. Eso sí, el pomodoro nos encantó y el queso también. Para regresar después de esa cena tan insatisfactoria, hicimos autostop en la carretera de la vía Miramare, la principal y única de la costa, dirección albergue. Ya no había autobuses y había que hacer algo para no acabar peor con los pies, las piernas y el alma entera el primer día de viaje. Vaya, que nadie nos cogía porque todos iban a toda leche. Esperamos taxi y nada, no aparecía ni uno: o a andar o a andar. No llevábamos mucho andado cuando vimos que venía un bus por detrás y estábamos junto a una parada. Era un C, sería de los últimos de la noche, a eso de las 23 y pico. El toque de queda del albergue, como el de casi todos, era a las 24. andando nos daba tiempo llegar, pero milagro, cogimos ese, que no llegaba hasta el albergue pero nos ahorramos 3 Km. al menos. Fin da parada y a andar de nuevo. Vaya aventurita para empezar, y con mal apetito. Unas pipas en la terraza del albergue y a mimir. La noche ya nos había hecho su presa, absorbido todas nuestras fuerzas y Morfeo se encargó de modelar un sueño para cada uno. Nos esperaba el centro de Trieste, su castillo, iglesias, su arco romano, ayuntamiento con plaza preciosa y el famoso castillo.

 

 

Mañana no hay entrega que estoy por ahí fuera en otra piscina. jeje. Ya el lunes.

 

Saludos, amici.

post-14-1124898268_thumb.jpg

post-14-1124898268_thumb.jpg

post-14-1124898268_thumb.jpg

Editado por Ulises20

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Qué retórica tienes, hermoso!!!! Cómo se notan los que son de letras jejejeje. Menos mal que estás haciendo tú el diario porque otros como yo apenas sí sabemos expresarnos medio correctamente. Vamos, que únicamente se me ocurre decirte una cosilla: OLE TÚ!!!!

 

Por cierto, este lunes hemos kedado. Soy consciente de que no es la mejor forma para hacértelo saber, pero como no tenemos ni idea de dónde estarás, y dado que prometes una nueva entrga del diario para el lunes.... jejeje. Lo dicho, que te pongas en contacto con alguno de nosotros.

 

Enhorabuena de nuevo por la inicativa del diario, y ya sabes que si necesitas que te echemos una manita (que no al cuello), nada más que pedirlo....

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Gracias Ulises20,

 

Nunca me había atraído especialmente la zona de Italia, pero estoy leyendo tu diario y me están entrando ganas de ir. Especialmente ver esa:

 

"estampa preciosa de zona montañosa, verde, natural, casi pura, fusionada con los garitos de la costa, que no eran muchos al estar alejada de la ciudad en sí. "

 

Me gusta tu diario, pero quiero más. Esperando la siguiente entrega.

 

Un Saludo.

Xavi.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Dale caña Ulises, que esto no es mas que un aperitivo de todo :lol:

 

Estoy deseando leer cosas sobre el albergue de eslovenia ;) ;) :unsure:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
Conéctate  



×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.