Jump to content
  • Registrar
Conéctate  
Hyng

El Camino de Santiago en Bicicleta

Publicaciones recomendadas

Hacer el Camino de Santiago es sumergirse en paisajes llenos de contrastes desde las mesetas hasta las montañas, desde los campos hasta las costas, desde los conjuntos monumentales hasta las obras de arte, pasando por las catedrales, los puentes, las carreteras y los monasterios. Pero esta experiencia va más allá. Durante este viaje especial por toda España, también compartirás experiencias extraordinarias con peregrinos de todas las edades, procedentes de todo el mundo, en los albergues, en la pista o en la carretera.

Elección de la ruta

Es imprescindible planificar correctamente la ruta antes de iniciar el viaje. El primer paso es trazar la ruta que lleva a la capital gallega. Existen varios itinerarios, aunque el Camino de Santiago francés, que pasa por el interior de la península, es el más utilizado por miles de peregrinos cada año en su camino hacia Santiago. Esta red de caminos de peregrinación a Santiago de Compostela fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1993 por la UNESCO. Puedes consultar la web https://santiagoways.com para que puedas elegir cual de las rutas es mejor para ti.

Planificación del tiempo

La ruta debe ser planificada en base al ritmo, resistencia y condición física de cada persona o del grupo. Si no tienes mucha experiencia en viajes largos en bicicleta, deberías entrenar antes. Pero si estás en buena condición física, puedes hacer etapas de 80 a 140Km por día, aunque la distancia ideal es de 50Km por día. Mantener este ritmo, significaría hacer todo el recorrido en dos semanas. Si no desea hacer todo el recorrido, puede comenzar desde algún lugar más cercano a Santiago. Sin embargo, es imprescindible hacer al menos 200Km en bicicleta para ser un peregrino oficialmente reconocido por un documento llamado Compostela, que recibirá a su llegada al destino final y que demuestra que ha cumplido satisfactoriamente la ruta de peregrinación. Durante el viaje, le recomendamos alternar con algunos días de descanso, para recuperar energías y disfrutar de los lugares más relevantes de la ruta, hay mucho que ver.

Preparar su equipaje

Una vez que se ha elegido la ruta, el siguiente paso es empacar su equipaje. Nunca debe empacar demasiado, pero le recomendamos que incluya piezas de repuesto para su bicicleta (cámaras de aire, neumáticos, parches, llaves, bombas de aire, un aerosol para eliminar la grasa, paños); agua; gafas; vaselina para evitar ampollas; un candado; una linterna; ropa adecuada, incluyendo impermeable y guantes. Y siempre use un casco y un chaleco reflectante, especialmente cuando esté en la carretera. No olvide un botiquín de primeros auxilios básico, un saco de dormir, una bolsa de lavar, protección solar, documentos de identificación personal y un guía.

Empezando

Una vez que la bicicleta está embalada, la ruta está planificada y usted está muy emocionado, todo lo que queda por hacer es empezar. Cualquier peregrino que se precie debe tener una credencial para validar en los diferentes albergues e iglesias parroquiales, que demuestre que ha realizado la Ruta del Peregrino. Este documento se puede obtener en la Asociación de Amigos del Camino de Santiago, presente en toda España y en el extranjero, en la Real Colegiata de Roncesvalles y en los pueblos por los que pasa el Camino de Santiago. Si no tiene el documento al inicio de su viaje, pregunte en la oficina de turismo de la ciudad o pueblo donde se encuentra. Por favor, recuerde que, durante la ruta, la comida y la bebida son cruciales. Es importante llevar algo de comida en caso de emergencia (higos, nueces y frutos secos o chocolate); siempre hay que beber algo para evitar la deshidratación y no esforzarse nunca: descansar siempre que sea necesario.

Disfruta de la aventura

Una nueva forma de conocer España se pone en marcha. La ruta, perfectamente indicada para evitar errores y guiar constantemente a los ciclistas, ofrece pueblos, gentes, paisajes, fiestas, gastronomía e innumerables elementos artísticos. Se trata de un recorrido lleno de contrastes, con parques naturales excepcionales y tesoros naturales como los Pirineos, las orillas del río Ebro y sus fértiles huertas, las grandes llanuras castellanas, con campos de trigo en el horizonte, la subida a la ermita de la Cruz de Ferro, a 1.500 metros sobre el nivel del mar, y los pastos y campos verdes de Galicia y Asturias. Y a lo largo de la ruta, montañas bordeadas de caminos. Cada giro y vuelta de la ruta de peregrinación esconde una sorpresa, ya sea paisajística o monumental.

Recorrer el Camino de Santiago en bicicleta es, por tanto, una espléndida oportunidad para vivir una aventura única a través de un itinerario que ha fascinado a millones de peregrinos durante siglos. En definitiva, se trata de un viaje diferente en el que podrás descubrir buena parte de España y conocerte mucho mejor.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Crear una cuenta o conéctate para comentar

Tienes que ser miembro para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrese para obtener una cuenta nueva en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una nueva cuenta

Conectar

¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.

Conectar ahora
Conéctate  

×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.