Jump to content
Conéctate  
anusks

26 días recorriendo Europa

Publicaciones recomendadas

Bueno, en este foro encontramos bastante información útil para hacer nuestro viaje, así que voy a aportar mi pequeño granito de arena intentando hacer un diario del gran viaje que hice este verano con tres amigas.

 

Nuestro recorrido fue un poco raro, al revés del que suele hacer la gente por los vuelos que encontramos bien de precio y porque una de las integrantes del grupo puso como imprescindible Venecia, lo que nos desviaba bastante... Además miramos las conexiones nocturnas que había y eran bastante buenas (no contábamos con ciertos imprevistos...)

El recorrido final fue el siguiente:

 

 

Bruselas - Brujas - Ámsterdam - Múnich - Venecia - Liubliana - Budapest - Bratislava - Viena - Cracovia - Varsovia - Praga - Berlín

 

23uqt52.jpg

 

Como podéis ver dimos bastante vuelta, podríamos haberlo organizado distinto, pero no nos arrepentimos de todo lo que hicimos. :rolleyes:

 

Espero que os guste :)

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

No tengo muchas fotos porque todavía no nos las hemos pasado todas, pero intentaré poner alguna de cada ciudad...

Allá va!

 

 

Día 1: Madrid - Bruselas Lunes 14 de Julio de 2014

 

Llegamos A, E y yo a Barajas sobre las 10 am, envolvemos nuestras mochilas con un rollo de film transparente, facturamos y, después de dar una vuelta por el aeropuerto, despegamos hacia Bruselas!!

En el aeropuerto de Bruselas está I esperándonos, que después de 4 horas sin salir de él, ya se lo conoce de memoria.

 

Cogemos el tren al centro y, al comprar los billetes, la máquina le roba 7€ a E, aunque puso una reclamación, pero no se ha vuelto a saber nada de ellos.

Llegamos al centro y vamos al hostal, pasando por la Grand Place y dando un primer vistazo a la ciudad mientras empezamos a sufrir (sobre todo A) el peso de nuestras mochilas.

El Meninger Hostel resulta ser enorme y tenemos habitación solo para nosotras! Está al otro lado del río, y ya nos han advertido de que a partir de ahí es zona un poco chunga, pero nosotras no tuvimos ningún problema.

 

Al final hasta las 6 no salimos de la habitación, pero en un par de horas ya hemos visto lo principal de la ciudad: la Grand Place, el diminuto "niño meón", el palacio, la catedral... Hemos paseado por los jardines, callecitas, calles con tiendas de lujo... Empezando lo que sería ya tradición, entramos y nos pasamos un buen rato en varias tiendas de chocolates, merendamos un gofre, en la zona de la ópera... Y nos damos cuenta de que en cuanto te sales del centro centro, no hay NADIE por la calle!

Callejeando nos disponemos a encontrar un sitio para probar la cerveza belga, cuando nos encontramos con unos españoles que nos invitan a la primera (y a la segunda, y a la tercera...). Nos hicimos las niñas buenas e invitamos también a un par, quedando divinamente como colegas (y no como gorronas).

Fuimos con ellos a un par de bares y nos llevaron a la zona del Delirium (con la niña meona), donde te puedes encontrar a todo tipo de gente.

 

Al final volvimos a las 2 y pico, y atacamos el fuet que llevábamos de España, sin respirar, saciando el ansiaviva que nos acompañaría todo el viaje, mientras I dormía cual ceporro.

 

Hay que hacer una mención especial a Alí, Germán, Daniel y Oscar, que hicieron que empezáramos con muchas ganas el viaje, y pasamos una noche buenísima con ellos.

2yotvfs.jpg

2lxwkl5.jpg

nb7yj9.jpg

345zkae.jpg

7083yu.jpg

Gastos pre-viaje: 432€

Vuelo ida Madrid-Bruselas con Brussels Airlines: 87,70€

Vuelo vuelta Berlín-Madrid + maleta facturada Easyjet: 75€

Billete de Interrail 10 días en 22: 269€

 

Gastos diarios: 31,85€

Tren Aeropuerto-Bruselas central: 8,50€

Albergue: 17,35€

Gofre con chocolate: 2€

Cerveza: 4€

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Día 2: Brujas - Ámsterdam Martes 15 de julio (día 1 de billete)

 

Amanece nublado, el día anterior habíamos tenido suerte, y hoy parece que aguanta el cielo.*

 

Salimos una hora después del check-out, porque I seguía cual ceporro, cargamos las mochilas hasta la estación y, después de dudar si seguir viendo la ciudad, decidimos ir directamente a Brujas.

 

Nada más coger el tren, dejamos clara nuestra nacionalidad, dando buena cuenta de bocadillos de jamón, lomo y chorizo que traíamos, dejando un suave aroma en todo el vagón.

Una hora después y con el buche lleno, llegamos a Brujas, dejamos las mochilas en la consigna y nos vamos a ver este parque de temático pueblecito de cuento.

Vamos dando un paseo hasta la plaza, pasando por un parque como todo en esta zona muy veeerde, y por unas calles comerciales llenas de turistas, muchos de ellos españoles (somos una plaga), cuando empieza a chispear como amenazaba el cielo, y a diluviar. A llover a cántaros. A mares. Jarreaba. No sé como explicarlo jaja así que corrimos hasta un supermercado donde tuvimos que resguardarnos un buen rato.**

Por fin conseguimos llegar a la plaza Mayor, verla, entramos a varios de los edificios, a uno de ellos se podía subir, a la cafetería, y desde ahí se veían todas las casitas típicas medievales.

Seguimos recorriendo toda la ciudad, entramos en alguna iglesia, recorrimos parte del canal, hicimos fotos, nos comimos unas de las típicas patatas fritas...

Y cuando ya no había mucho más que hacer nos volvimos a la estación.

 

Hicimos una mini compra (muy cara para lo que compramos), estuvimos esperando durante una hora y cogimos el tren a Ámsterdam. (Brujas - Bruselas - Rotterdam - Ámsterdam).

Un par de transbordos en el primer trayecto interrail de verdad. En el primero nos teníamos que bajar en Bruxelles-Midi, pero nuestro tren paraba en Brussel-Zuid :o y hasta que conseguimos enterarnos de que eran la misma estación, pasamos un rato de pánico; mientras oíamos a unos belgas-canis escuchando una versión en francés de la canción de Obsesión del año 2000...

 

Sin más imprevistos, llegamos a Ámsterdam como a las 22:30 y nada más salir nos llega una graaaaan oleada a porro. Creemos que fue casualidad pero fue como.. vale, YA estamos en Holanda!

I, A y yo ya habíamos estado en Ámsterdam hacía unos años de viaje de fin de curso, y según vamos al hostel, nos vamos acordando de las calles, la plaza del Dam, el mercado de las flores...

 

Llegamos al albergue, que está en una calle llena de bares, la zona de Leidensplein. De hecho entre tantos bares, nos pasamos la puertecita que sube a nuestro cutre albergue.

Subimos por unas escaleras inclinadísimas, en las que tememos por caernos rodando por el peso de las mochilas. La habitación es de 10, diminuta y con el baño dentro; y las otras 6 camas están ocupadas por unos tíos hiper fumados. Bueno, cinco en las camas, y el hombre de la cortina, del que solo llegamos a ver su silueta detrás, y el humillo que entraba a la habitación.

Visto lo visto, decidimos salir a tomar algo a alguno de los bares de debajo de casa, porque estamos agotadas, ya son las 12 y pico-1 y no queremos morirnos al día siguiente tampoco. Nos tomamos una pinta y nos vamos a dormir...

 

 

*Mirar el tiempo en cada ciudad antes de hacer turismo.

**Hacer caso del tiempo y coger el chubasquero, ¡que para algo te lo has llevado!

 

 

10616236_10204806647754990_4892693787671828910_n.jpg?oh=67f93c08d74dfa599546899c77855207&oe=54C388FA&__gda__=1422718626_edd5c0a91dc797806d66aa8ad8a077df

10698416_10204806650115049_4901974868563311293_n.jpg?oh=e39791235d2912b0965b276e2478a0af&oe=54CB0559&__gda__=1422025140_372105852abb0681bab856214fd87ea0

 

Gastos diarios: 28,10€

Pan, fruta y patatas: 4€

Cerveza: 3€

Albergue: 21,10€

(teníamos comida todavía de España)

  • Positivo 1

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Espero que os esté gustando.

A partir del próximo día empiezan los días sin albergue en los que no sé como no morimos, así que serán más interesantes, pero mientras tanto podéis comentar y eso, que siempre está bien y anima a seguir ;) ;)

 

 

Día 3: Ámsterdam Miércoles 16 de julio

 

Amanece el día con un sol resplandeciente (que me da de lleno en la cara). Nuestros compañeros de habitación están recogiendo sus cosas, así que mientras tanto, como no hay mucho sitio para maniobrar, nos bajamos a desayunar. El desayuno incluido consiste en un café-aguachirri asqueroso, y tres botes de mermelada y mantequilla de cacahuete, tampoco muy apetecible, así que cada una desayuna lo que buenamente puede, nos arreglamos y salimos.

 

Lo primero que queríamos hacer era reservar el tren nocturno a Múnich para el día siguiente, que habíamos visto que era directo y, aunque fuese largo, nos venía bien para bajar hasta Venecia (único requisito imprescindible de A para hacer el viaje).

Camino a la estación, vemos el mercado de las flores y las tiendas de queso de las que más adelante daríamos buena cuenta.

 

Cogemos numerito en la estación y nos toca esperar unas dos horas, así que aprovechamos para dar una vuelta por los alrededores. Vemos el barrio de Jordaan, el barrio como bohemio y alternativo de Ámsterdam, la verdad es que nos encanta el ambiente que hay. Compramos algo de mercancía, y volvemos a la estación, donde nos dicen que el tren nocturno que queríamos coger está lleno. HORROR! Y ahora qué? No teníamos especial interés en ir a Múnich, y nuestro plan era llegar por la mañana, pasar todo el día, y coger otro nocturno que habíamos visto directo a Venecia (donde cogeríamos otros nocturnos). Sabíamos que lo que queríamos hacer era un poco locura, tres días seguidos en nocturnos, sin albergues, sin DUCHA, pero contábamos con dormir en esos trenes...

El amabilísimo hombre de la estación, nos dice que todos los nocturnos que van hacia el sur (Suiza, Italia, sur de Alemania...) parten del mismo de Múnich, así que la única posibilidad que nos queda es coger un tren a las 8 de la mañana y haciendo trasbordo, llegar al mediodía a Múnich, así que pensamos en salir de fiesta la noche que pretendíamos coger el primer nocturno... Lo reservamos después de que A se viera por momentos sin ir a Venecia, y seguimos con el turisteo.

 

A lo tonto es la hora de comer, así que vemos el barrio chino y nos compramos la típica caja de cartón de noodles de las pelis, que nos comemos en uno de los canales.

 

Pasamos por el barrio rojo, y vamos hasta el museo de l'Hermitage (donde hay un mini I amsterdam). Pasamos por el Skinny Bridge, por otro barrio residencial, y decido que me encanta esta ciudad, tiene un ambiente único.

 

Ya estamos cansadas, así que volvemos a la zona del hostal y vamos hasta el I amsterdam grande, al lado del museo Van Gogh, al que ya entramos cuando fuimos con el instituto. Nos hacemos las fotos de rigor, y vamos a descansar a Vondelpark, donde está todo el mundo o haciendo ejercicio o con barbacoas, música, en el césped... Definitivamente, me enamoro de Ámsterdam, su gente y sus días de verano.

 

Destrozadas después de todo el día, descansamos un rato laaargo en el albergue y cenamos lo poco que nos queda de lomo y jamón. Pensábamos salir pero estamos destroyed, y unido a que no hemos conseguido encontrar hielos, decidimos dar una vuelta por el barrio rojo de noche, y nos damos cuenta de lo impactante que es, de que se ha convertido en un reclamo turístico, cuando en realidad es muy fuerte...

 

10405603_10204806737117224_3192565674588766892_n.jpg?oh=9b4e7c5cf72cdce0b46802347dfbd427&oe=54C81133

Mi primera aparición en escena :bye2:

10303373_10204806731157075_6683590339933850980_n.jpg?oh=532af41d13bf97b1f5999982999bc907&oe=54C1363B&__gda__=1418818176_f4f6f2782c437ff4ae303c8e4969731e

10416635_10152224013108803_776020782194041897_n.jpg?oh=e41d064d4cd797bcaaa454184ff691f4&oe=5482E36D

epj21l.jpg

 

 

 

Gastos diarios: 45,10€

Cervezas, pan, algo de merienda: 7,5€

Comida china: 2,5€

Reserva de tren a Alemania: 14€

Albergue: 21,10€

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Muy bueno ese diario, estoy ansioso a ver que pasa en Munich, ciudad que le tengo especial cariño :D

 

Otro que se apunta al diario!

 

 

Al final en Múnich estuvimos sólo unas horas :( Lo usamos de "nexo" para llegar hasta Venecia, porque otra de mis amigas y yo ya habíamos estado hace un par de años

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Me alegra ver sangre fresca!

 

A ver si te animas y nos haces un señor diario de 26 días! Es una pena que le dedicáseis tan poquito tiempo a Bruselas, es una preciosidad. Además, este año, al ser el centenario de la Primera Guerra Mundial, han estado abiertos todos los palacios reales y del gobierno todo el verano. Son impresionantes.

Y Brujas es una cucada, es pequeñito, yo eché 5-6 h, pero para gente normal, suele dar para un día...

 

En fin, adelante y sigue con el diario, que tienes lectores!

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Me alegro de que os esté gustando!

Sigo, que he estado un poco liada estos días.

 

 

Día 4: Ámsterdam Jueves 17 de julio

 

Visto el fracaso del desayuno del día anterior, decidimos usar nuestras últimas reservas de jamón serrano para empezar nuestros días de homeless con fuerzas.

Hacemos el check-out y dejamos las maletas en las taquillas de la estación.

Dimos otro paseo por el barrio de Jordaan, descubriendo varias tiendas alternativas, con cosas chulísimas, pero que se salían de nuestro presupuesto interrailense. Llegamos hasta la casa de Ana Frank, con una cola larguísima, e I, que entró en nuestra anterior visita, nos dice que para ella no merece tanto la pena, así que le hacemos caso y decidimos tomarnos el día de relax, paseando tranquilamente, descubriendo tiendecitas y, tengo que confesar, que abasteciéndonos en las muestras gratuitas de las innumerables tiendas de quesos, waffles, regaliz, chocolate... Hasta llegar al punto de que no pudimos comer nada más al mediodía. No sé si esto dice mucho en nuestro favor, pero hubo un momento que no podíamos dejar de comer, ya nos habíamos vuelto como cleptómanas de degustaciones, e incluso nos poníamos exquisitas con lo que nos daban. :wacko:

 

Después de nuestro ataque de ansiaviva descansamos un rato en la plaza del Damm y nos despedimos de I, que había quedado con su novio que tenía una escala de unas horas en Ámsterdam. A, E y yo seguimos paseando tranquilamente hasta volver a Vondelpark, donde nos tomamos unas cervezas.

 

Como no sabíamos muy bien donde beber para salir de fiesta, decidimos aprovechar las bebidas grandes del Burguer para no llamar la atención. Después fuimos a Rembrandtplein, y entramos a uno de los bares donde nos tiraron las botellas de agua que llevábamos vacías para no deshidratarnos en el tren.

Estuvimos entre un par de discotecas, donde pusieron pachangueo en español, y hasta (creo recordar) la Macarena. Todo esto cargando con dos paquetes de waffles que habíamos comprado a primera hora del día y que nos acompañaron de la mano muuuchas horas.

Como a las 4 y pico cerraba todo, decidimos ir hasta la estación, que estaba abriendo en ese momento, y esperar ahí hasta las 8 que salía nuestro tren.

 

Nos quedaban tres laargas horas de espera, con un ambiente no muy seguro y un frío de narices. Sacamos las mochilas de la taquilla y nos sentamos en uno de los pasillos.

I y E se durmieron, y A y yo nos quedamos de centinelas, intentando no mirar mucho a la gente que había a nuestro alrededor, mientras jugábamos a las cartas.

Uno de los que pasaba, con una pinta un poco más normal, se sentó a nuestro lado preguntándonos que qué cartas eran esas, que a qué jugábamos y a contarnos su vida. Ya nos dimos cuenta de que de normal tenía poco, parecía que se le iban a salir los ojos de las órbitas, y, aunque nos "protegía" un poco del resto de habitantes de la estación, no queríamos que se quedara ahí.

Cuando no sabíamos como decirle que se fuera, o dónde irnos nosotras, apareció un madrileño muy majo, que nos salvó un poco, se puso a hablar con el tío de buen rollo, incluso nos ofreció algo de beber, que obviamente rechazamos, y a nosotras nos dejó un poco en paz, hasta que no sé que le diría, pero el loco se cabreó, y la cosa se puso bastante turbia. Al final el chico se tuvo que ir a coger el tren, y, cuando vimos que nos volvíamos a quedar solas con el loco, encima cabreado, deicidimos que más nos valía esperar nuestro tren en el andén, aunque nos muriéramos de frío, sueño y resaca, que total, ya había amanecido, y había bastante gente ya por todos lados...

 

 

No sé qué he hecho con las fotos que salen enormes, las pongo en spoiler

 

 

2cdfp06.jpg

 

abjtw9.jpg

335cnx2.jpg

f2orrt.jpg

Las dichosas galletitas que cargamos horas y horas en la mano

tumblr_mrshggobYy1rwuvjso1_1280.jpg

Nuestro amigo de la estación de tren

 

 

Gastos diarios:12€

Taquillas estación: 2,5€ aprox

Merienda+Cena (de super): 4,5€

Cervezas+Mezcla: 5€

Editado por anusks

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
Conéctate  



×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.