Jump to content
Conéctate  
Jenn88

La Alemania romántica y capitales de centroeuropa!

Publicaciones recomendadas

Día 5 - Berlin - Wernigerode

 

El día anterior, aprovechando que habíamos pasado por la Hbf aproveché y me acerqué a reservar mi billete para el día siguiente hacia Wernigerode cuando me dijeron... no hay que reservar! A partir de este punto no volví a reservar un solo billete en todo el viaje, y no tuve problema ninguno.

 

Recuerdo que estaba muy excitada... por fin empezaba a visitar castillos!

 

El desayuno empezaba a las 8, así que a menos cinco bajé, e hice el check out, desayuné (o más bien engullí el desayuno) y me planté en la Hbf antes de las 9 para coger el primer tren de los tres que tenía que coger para llegar a Wernigerode. Creo que éste fue uno de los trayectos más accidentados que tuve, principalmente porque no era capaz de pronunciar el nombre del sitio, y segundo, al dejar la capital atrás cada vez tenía más problemas para encontrarme con gente que supiese al menos chapurrear inglés. Finalmente llegué a las 12.30.

 

El pueblo era una preciosidad, el típico de casitas bajas, con sus travesaños de madera de colores sobre un fondo blanco, solamente le faltaba la nieve y algún grupillo de gente cantando para acabar de darle el toquecillo fantástico. El bar de la estación aún tenía los adornos de Navidad, así que supongo que aprovechan el tirón durante todo el año.

 

Cojo mi mapa de las calles que separan el hostal de la estación y me planto allí en apenas 3 minutos... ¡Sorpresa! hasta las tres de la tarde no llega nadie! Pues nada, decido volverme a la estación y dejo la mochila en consigna (esta vez 2'50€). Dispuesta a encontrar a alguien (desde que dejé el tren me parece que me había cruzado con apenas 3 personas) enfilo a lo que parece ser el centro de la ciudad. Es cuando voy de camino que me da por levantar la vista y ¡Ahí está! la razón por la que paré en el pueblo: el castillo que hay encima de la montañita detrás de las casas de cuento.

 

9685863915_46680ef2d1_c.jpg

 

El centro del pueblo es básicamente una calle con algunas arterias que salen hacia los lados, se puede visitar con tranquilidad en una horita y sin prisas.

 

9685860807_62e108e3ba_c.jpg

 

Después de haber paseado un rato y haber comprado algo para comer, me acerco a una tienda de souvenirs a comprar el ticket para subir en el trenecillo que te lleva al castillo (4 y pico ida y vuelta). Resulta que el pueblo es el final de la vía más antigua de uno de los últimos trenes de vapor que quedan y gran parte del pueblo le saca provecho. Cuando llega el trenecillo el conductor va explicando cosas que supongo que tienen gracia, la gente se va riendo, pero como no entiendo una papa de Alemán me limito a mirar los paisajes.

 

9689095310_b14b4dee39_c.jpg

 

A medida que nos vamos acercando al castillo me quedo sorprendida de lo bien que huele el aire, yo que vengo de la inmunda Barcelona y acababa de salir ese día de Berlín la verdad es que fue un cambio agradable. Cuando llego al castillo no puedo si no pensar que es exactamente la imagen que tenía de un castillo alemán, algo lúgubre, pero grandioso. Paseo un ratito por allí hasta que consigo dar con la puerta.

 

9689091516_6ec1a1c620_c.jpg

 

La visita son 6€, así que los pago, y para dentro. Yo diría que fue un buen gasto, la mayoría de las salas conservan el equipamiento original o si no de una época muy cercana, me gustó mucho. La iluminación la hacen solamente con las lámparas originales, que viene bien porque te haces una idea de cómo vivían los habitantes del castillo años ha. Lo cierto es que se supone que no podías hacer fotos, pero yo llevaba ya una cincuentena cuando me llamaron la atención así que... que no pusieran todos los carteles en alemán nadamás... Tengo que decir que estoy contenta de ser la única persona no alemana de por allí, me dio la sensación de estar haciendo turismo más como una nativa que como una turista desinformada más. A lo largo del camino me pasó en varias ocasiones y yo contenta a más no poder.

 

9685846719_e7d5b5ecb4_b.jpg

9685850331_e7deca4537_b.jpg

 

Salí del castillo y volví a coger el trenecillo para volver al pueblo. Era bastante temprano, alrededor de las 4-5 de la tarde y se me planteaba un dilema, hacía noche donde estaba o me arriesgaba a acercarme a Kassel, mi próxima parada e intentar buscar allí un hostal. Estuve haciendo cuentas y como muy pronto me podría plantar en Kassel a las 20:30 y siendo yo, pues no me fiaba. Así que nada, me acerqué a la estación de trenes, recogí la mochila y me volví al hostal a hacer (ahora sí) el check in (Harz Hostel, 17€, 1 noche). Decidí que me vendría bien una tarde de relax y aproveché para hablar con la familia y amigos y salir a dar un paseo tranquilo algo más tarde.

Editado por Jenn88

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Qué preciosidad de castillo, no lo conocía. Lo he investigado en Google Maps y está relativamente cerca de donde haré el Erasmus, igual me dejo caer por ahí.

 

Lo de no sacar fotos me saca de quicio, en la casa de Mozart me pasó lo mismo, llevaba ya unas 80 fotos y me dijeron que no se podía. Me quedé con cara de... pues no las pienso borrar ¬¬.

 

Me intriga el itinerario que seguiste xD

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Qué preciosidad de castillo, no lo conocía. Lo he investigado en Google Maps y está relativamente cerca de donde haré el Erasmus, igual me dejo caer por ahí.

 

Me intriga el itinerario que seguiste xD

 

El itinerario lo saqué con la Lonely Planet y un libro sobre castillos alemanes que me prestó un compañero de trabajo que vivió por allí durante 8 años, el libro está muy bien, se llama Time to travel-travel in time. La verdad es que vi muchos sitios pintorescos.

 

Voy un poco lenta con el diario porque ando primero subiendo las fotos al flickr y luego las paso aquí, que ya he visto que sino la resolución es bastante pobre... A ver!

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Día 6 - Wernigerode - Kassel - Köln

 

Tengo que decir que este día fue uno de los que más disfruté del viaje, quizás el segundo que más me gustó.

 

Salí del hostel que eran las 6:30 de la mañana y más descansada de lo que había estado en todo el viaje. Me vino genial la tarde de perreo anterior. Llegué a la estación con algo de tiempo así que me compré un bollito de chocolate para desayunar... el día prometía.

 

Llego a Kassel que eran las 10:30 y me acerco a la oficina de turismo que está en la misma estación de tren. Yo llegué allí contenta porque ese día (miércoles) se supone que era cuando encendían la cascada de la torre de Hércules, mi sorpresa fue interesante cuando la mujer de la oficina de turismo me informó amablemente de que estábamos a jueves jajaja. En fin, me dijo que cogiera el bus n.1 que salía de justo al lado de la estación hasta la última parada, que me dejaría al lado del Bad Wilhelmshöhe, mi destino. Durante el viaje me encontré con un grupo de abueletes alemanes en el autobus que no sabían como comprar el billete, yo les expliqué como pude. Eran unos cuantos así que cuando por fin me tocó a mí casi habíamos llegado y una de las abueletas me dijo que total... no me cansara en comprarlo que ya para lo que quedaba... Me quedé a cuadros, pero pasé de comprarlo.

 

9704727568_7e5a2695fb_c.jpg

 

Me habían comentado en la estación que el parque entero se podía recorrer de un extremo al otro en una hora y media aproximadamente, así que enfile con tranquilidad y fui paseando cuesta arriba. Los paisajes eran impresionantes, que si un laguito aquí, que si un riachuelo con sus peces y sus mariposas allí, en fin una preciosidad. Seguí andando hacia arriba siguiendo mi técnica de "perderme" y ver dónde aparezco. Así me encontré con una especie de remanso con una barandilla y un banquito preparada para darse un bañito (yo metí las piernas hasta las rodillas y las saqué moradas... pero bueno, fue un placer), y un poco más arriba, con el Schloss Willhemshöhe, un palacio de finales del s XVIII sin más.

 

9704733352_5e8f1a679c_c.jpg

9701484301_b1b5e2a500_c.jpg

 

Poco después empezó a entrarme el hambre así que me senté un ratito al sol y me comí algo de las reservas de frutas que me había comprado el día anterior en Wernie. Seguí andando y me topé por fin con lo que había venido buscando, Löwenburg. Es una especie de antiguo castillo semiderruido que parece sacado de cualquier cuento pasteloso de príncipes y princesas. Paseé un ratito por los jardines de delante rodeada de un grupo de niños que parecían estar allí con el colegio. De nuevo este día no me topé con nadie más de fuera de Alemania. Detrás del castillo había preparado un mirador con bancos a diferentes alturas y a lo lejos se veía la torre de hércules. Bastante lejos la verdad.

 

9701479535_168b566484_c.jpg

 

Con la calma y una sensación de paz y de tranquilidad impresionantes, eché a andar camino de la torre. Fue cuando apenas había dado unos pasos alejándome de Löwenburg que me encontré con una de las vistas naturales más bonitas de todo mi interrail, las Streinhöfer-waserfall. Eran unas cascadas escondidas, naturales, de piedras prismáticas, con plantas en todos los rellanos, con mariposas y peces nadando en los remansos. Es una pena que las fotos no dejen apreciar el lugar, porque la verdad es que fue impresionante.

 

9701474787_39c719dd97_h.jpg

 

Encantada de cómo me estaba yendo el día seguí caminando hacia la torre de Hércules y sus cascadas. Cuando finalmente llegué me quedé impresionada. Es una construcción impresionante pero no desentona para nada en cuanto a dónde está. Son una serie de cascadas y llanos de agua que se suceden, acaban en una lagunilla y empiezan en la torre. Encendida debe de ser impresionante y si además la pillas sin que esté en obras, inigualable.

 

9704703114_12acbac4c3_c.jpg

9704698442_f04083602f_c.jpg

 

Después de pasearme un ratito por allí y descartar subir hasta arriba (las vistas que se veían de la ciudad y del parque eran impresionantes y la verdad es que la subida acohonaba) decidí volver a bajar hacia el Schloss siguiendo otra ruta. Esta vez me encontré con lo que debía ser parte de un antiguo acueducto. Quedaba lo que debía de ser unos 20-30m y estaban casi comidos por la naturaleza, pero quedaba muy pintoresco.

 

9704693198_c0cb8c8dce_c.jpg

 

Finalmente llegué a la salida, cogí el tram, esta vez pagando (2'60€) y me volví a la estación dónde me compré un bocata para comer-merendar, recogí la mochila de la consigna (2'50€) y me cogí el primero de los trenes que acabaría por dejarme esa noche en Colonia.

 

Llegué a Köln que debían de ser las 7 de la tarde, seguí las intrucciones del hostal sobre cómo llegar, pagué el metro de "corta distancia" y me fui directa al hostal (Die Wohngemeinschaft, 2 noches, 46€ y el mejor hostal en el que he estado hasta ahora). Me di una muy merecida ducha y me fui a dar una vueltecilla por los alrededores del hostal antes de irme a dormir.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

:shock: :shock: :shock: :shock: :shock: :shock: :shock: :shock: :shock: :shock:

Adoro este diario, qué castillos! Me los tengo que visitar todos!

Parece de cuento, precioso y apenas había turistas, tuviste que disfrutarlo un montón. Actualiza pronto que estoy enganchada :).

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

:shock: :shock: :shock: :shock: :shock: :shock: :shock: :shock: :shock: :shock:

Adoro este diario, qué castillos! Me los tengo que visitar todos!

Parece de cuento, precioso y apenas había turistas, tuviste que disfrutarlo un montón. Actualiza pronto que estoy enganchada :).

 

 

Ampelfrau! me alegro que te encante! Tal y el nombre del diario ya podías hacerte una idea de a qué le daba prioridad en el viaje jejeje. Justo ese día era 1 de agosto, y no había ni cristo, merece la pena!

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Día 7 - Köln - Konigswinter - Brühl - Köln

 

Ese día empecé animada, lo primero que hice fue pasarme por recepción a ver si tenían un mapa y qué me recomendaban para ver que quedara cerquita para ir en tren ya que me estaba viendo que Colonia se me haría cortita para estar un día entero allí. En la recepción un par de chicos me comentaron sobre un pueblecillo con un nombre bastante complicado, Konigswinter, en el que se ve que estaba Drachenfels, o la caída del dragón, que se supone tenía una torre y un castillo muy bonitos, así que nada, decidí que el itinerario sería ir dando un rodeo hasta la estación de tren andando y así aprovechar para ir haciendo turismo e ir directamente a Konigswinter, luego ir a Brühl por la tarde y finalmente por la noche acabar de ver lo que me quedase.

 

9721094925_5bed17096c_c.jpg

9721098543_bf13c77d29_c.jpg

9721090759_442d190f62_c.jpg

 

Fui dando un rodeo por el casco antiguo siguiendo mi mapa y zigzagueando un poco para aprovechar al máximo y la verdad es que me vi gran parte de las atracciones turísticas que tenía la ciudad. Cuando llegué a la estación me miré los horarios de los trenes de vuelta y de ida a Brühl y me fui al tren.

 

Llegué en una hora y poco, y me di cuenta que no había una triste señal indicando hacia donde ir, vi que la única montaña que parecía haber cerca estaba a mano izquierda así que seguí las vias del tren hasta que tuve suerte de toparme con una mujer que no hablaba una palabra de inglés pero que conseguí que me indicara con el idioma universal. En ese momento me di cuenta de que yo no tenía ni idea, pero debía de parecer que sí sabía a donde iba porque llevaba un grupo de abueletas siguiendome a una distancia prudencial. Finalmente encontré dónde cruzar las vías y empecé a ver señales. Seguí hasta el punto de información que resultó ser la estación de telefericos. Yo no tenía ni siquiera la más mínima de que se podía subir en teleférico, por no saber no sabía siquiera que lo hubiese, así que pregunté y al final decidí coger el ticket para subir solamente, ya bajaría a pie (8€). Gracias que lo cogí.

 

9724407048_1a10f45949_c.jpg

 

En línia recta debimos de tardar apenas diez minutos en llegar a la cima. Nada más salir las vistas que hay te dejan sin respiración, se deben de ver kilometros y kilometros.

 

9724402308_acc0e00c17_c.jpg

 

En la cima no hay mucho más que los restos de lo que supongo debió de ser la torre de un castillo hace muchos siglos. Es interesante subir, las vistas son aún mejores si puede ser y bueno, es original imaginar lo que tenía que parecer allí una torre en la cima pelada.

 

9724394724_c5558470bd_c.jpg

 

Después de disfrutar un ratito del aire y las vistas bajé con calma hacia la parada intermedia del teleférico, el castillo. Era una cucada, muy pequeñín, y probablemente habría estado muy bien por dentro, pero si quería llegar a Brühl no podía permitirme entrar. Una pena.

 

9724388962_0a1f7f624d_c.jpg

 

Aquí decidí plantearme empezar a bajar y enfilar hacia la estación. Me parece que nunca he visto una cuesta tan empinada. Pasé casi 40 minutos bajando por una pendiente de la que pensaba, como pierda pie, echo a rodar y pararé en las vías del tren. Me destrocé un tobillo aunque en ese momento no me di cuenta y me crucé con unos cuantos burros que iban haciendo el trayecto hacia arriba.

 

(la estación burril:)

9724381584_ed3cdaf0a4_c.jpg

 

Cogí el tren y me volví a Colonia para poder ir a Brühl. Llegué allí hacia las 14:30, contando con que cerraban a las 18:00, me cogí la entrada completa para el palacio y el Falkenlust. El tipo me preguntó si era estudiante, que de alguna manera podría considerarse que lo soy, pero cometí el error de no llevarme ningun carnet de la uni así que no tenía manera de probarlo. A pesar de esto, el tipo, un solete, me cobró como estudiante (5,50€) y me dijo que me diera prisas en llegar y visitar la falconería o no me daría tiempo de verlo todo. Yo eché a andar siguiendo los jardines que eran una preciosidad mientras seguía los signos de un halcón que había por allí marcados. El camino era precioso, pero Dios, aquello era enorme, tardé muchísimo en llegar hasta la zona de los halcones. Me dieron las ya muy famosas alpargatas-deslizantes y me dejaron que me paseara por allí un rato. Desgraciadamente no dejaban hacer fotos, saqué alguna de destrangis, pero es que las seguratas que había por allí casi casi asustaban, así que me comporté. El palacio de cetrería es muy pequeño y además está completamente vacío, que sí, hay paredes decoradas con motivos interesantes, pero me pareció extremadamente soso.

 

9724503937_62c8faaa27_c.jpg

9724511259_62dc0b63c7_c.jpg

 

Finalmente volví a Augustusburg, el palacio y... sorpresa! cerraban a las 16:00 en vez de a las 18:00. Chapó. Cómo soy una cabezota decidí que a pesar de tener que pagarlo dos veces yo iba a ver el palacio por dentro así que me volví a Colonia con intenciones de volver al día siguiente.

 

9727769012_9d7be8e138_c.jpg

9724573203_bca0ffc1f4_c.jpg

 

Volví a ir al hostal echando un paseo, entrando en la catedral (viendo el sarcófago de los reyes magos) y acabando de ver las cosas que me quedaban por ver de la ciudad, ahora ya completamente coja, el tobillo se había enfriado y había dicho hasta aquí hemos llegado. Llevaba ya una semana de viaje, y la ropa limpia empezaba a escasear, así que aprovechando que había una lavandería a media calle del hostal, aproveché y lavé toda la ropa que llevaba en la mochila (4€ lavar y secar, el jabón lo traía de Bcn).

 

Finalmente guardé la ropa y me volví al hostal donde conocí a mis nuevos compañeros de habitación, una pareja de chicos que no dejaron de repetirme lo insoportables que éramos los que veníamos de Spain, que si ruidosos, gritones, porque sí, los yankis son todos perfectos. En fin... Acabé el día engullendo un trozo de pan que me quedaba del que compré en Wernie y un poco de chocolate.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
Conéctate  



×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.