Jump to content
  • Registrar
Conéctate  
Ampelfrau

Interrail 2012: Un paseo por Baviera, Rep. Checa y Austria

Publicaciones recomendadas

♣DÍA 9: MÜNCHEN - FÜSSEN - MÜNCHEN♣

Castillos de cuento y el segundo diluvio universal

 

Madrugamos (solo lo justo, no un madrugón extremo de ésos) y sobre las nueve vamos a la estación a coger el tren directo a Füssen. Lo de tener el albergue cerca de la estación viene de perlas, personalmente es lo que recomiendo (a no ser que la estación esté en un barrio mú chungo).

 

A Füssen hay numerosos trenes a lo largo del día, pero no todos son directos, cosa que conviene aclarar antes de subirse a uno. El nuestro si lo era, en un par de horas nos dejó en la estación de trenes de Füssen. Al salir de la estación la verdad es que llegar a los castillos no tiene pérdida, lo único que hay que hacer es seguir a los demás turistas que haya (que no suelen ser pocos).

 

En primer lugar hay que ir a un pueblecillo (casi barrio) llamado Schwangau situado a unos 5km de Füssen. Para ello existen varios autobuses, no recuerdo el número del nuestro pero sí que se seguro que se coge justo en la puerta de la estación de trenes. Corremos hacia el bus para acaparar unos asientos dignos (misión imposible versión interrail) y cuando le decimos al conductor que tenemos billetes inter nos dice que nanai, que a pagar como todo el mundo. 2'30€ eran y dolió pagarlos, era el último día de viaje y la economía iba como iba.

 

DSCI4755.JPG

Schwangau

 

Milagrosamente conseguimos sentarnos en el bus y en pocos minutos nos deja en la taquilla para los tickets para Neuschwanstein. Nosotras habíamos decidido ya no realizar dicha visita, en primer lugar porque estábamos pobres (para qué negarlo) y en segundo lugar porque habíamos leído en internet que la visita es muy rápida y decepciona un poco. Así que decidimos guardarnos los 15€ por el momento (no hacen descuentos a estudiantes ¬¬).

 

Dedicamos la mañana a ver el castillo Hohenschwangau, que también es bonito, pero lo cierto es que Neuschwanstein le hace bastante sombra. Lo que más me gustó del mencionado castillo fueron el patio y las espectaculares vistas a los Alpes.

 

DSC01434.JPG

Castillo Hohenschwangau desde abajo

 

DSCI4778.JPG

Jardines en el patio de Hohenschwangau

 

DSCI4786.JPG

Vistas desde el castillo

 

DSCI4794.JPG

Más vistas a los Alpes

 

DSCI4796.JPG

Patio Hohenschwangau

 

DSCI4798.JPG

Fuente en el patio

 

P8300082.JPG

Castillo desde abajo

 

Bajamos del castillo (está en una colina) por el lado opuesto al de la subida, por un camino que acaba en un lago. Sacamos fotos y nos quedamos un rato en el lago antes de ir a comer.

 

DSCI4829.JPG

Lago

 

Encontramos un puestecillo barato de pizza y patatas fritas (sano sano, como siempre) y decidimos comer ahí, ya que todos los demás sitios tienen pinta de caros. Empieza a chispear y entramos a una tienda a comprar los últimos souvenirs, esperando que pronto parará. Pues bien, si habéis leído el título del capítulo habréis deducido que el tiempo no cambió para bien, sino que empezó a llover como si no hubiese mañana. Miedo daba aquello.

 

No nos queda otro remedio y corremos como podemos hacia la parada de buses para trasladarnos a Neuschwanstein, nuestra intención era subir andando pero obviamente el tiempo no lo permite. Tenemos dos paraguas para cinco personas, algunas llevan zapatos que no se pueden mojar (¿solución? ¡Bolsas del Alcampo en los pies! Tristísimo), las calles de Schwangau parecen ríos... En fin, que si en Salzburgo pensaba que no volvería a ver tanta lluvia en mucho tiempo me equivocaba.

 

Esperamos como media hora al bus (son 4€ ida y vuelta y va horrorosamente lleno), a duras penas llegamos arriba y vemos lo que podemos entre chaparrón infernal y chaparrón infernal. He de decir que Marienbrucke (desde donde se obtienen las mejores vistas al castillo) está en medio del bosque, así que imaginad la cantidad de barro que había allí. He aquí la razón de tener tan pocas fotos de este precioso castillo. En fin, nunca es tarde para volver (y menos ahora que lo tengo a tres horas en tren).

 

DSCI4847.JPG

Schloss Neuschwanstein (además de con lluvia, en obras)

 

DSCI4880.JPG

Entrada a Neuschwanstein

 

P8300139.JPG

Schwangau y Hohenschwangau desde Neuschwanstein

 

Tan pronto como llegamos a la entrada nos echan, se ve que a pobres que no han pagado una entrada no quieren. Tras haber aprendido una valiosa lección sobre el clima de esta zona (véase alguna foto de la mañana con ese cielo azul y compárese con éstas últimas) emprendemos el camino de vuelta al bus.

 

Teníamos intención de quedarnos más tiempo en los castillos pero al ver que la lluvia no para y así es imposible ver nada (no era normal aquella lluvia, os lo digo yo xD), volvemos a coger el bus de 2'30€ (otra vez a pagar) que nos lleva a la estación. Inciso importante: el Bayern Ticket sí es válido en este bus y los poseedores de dicho billete no tendrán que pagar.

 

El tren de las cinco acaba de irse, pero lo bueno es que el de las seis es directo, así que nos apalancamos en la estación (solitaria a estas horas) sin haber visto nada de Füssen. Una pena, dicen que es precioso. A las seis llega el tren y caladas y dando pena montamos en él. Intentamos dormir las dos horas de vuelta a Muncih pero nadie lo consigue.

 

Por la noche bajamos un rato al bar del albergue a aprovechar los vales de cerveza gratis, pero después de un día tan movido y tan agotador (no hemos andado mucho, pero entre la lluvia y el cansancio acumulado hay sueño ya) subimos a dormir en seguida. Nuestro tren a París sale a las seis y media de la mañana al dia siguiente, tanto la pereza como la pena nos invaden solo con pensarlo.

 

 

Gastos por persona: 33'6€

Bus Füssen Bahnhof - Schwangau ida y vuelta: 4'6€

Pizza y chips: 3€

Bus Schwangau - Neuschwanstein ida y vuelta: 4€

Albergue: 22€

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Que pena lo de la lluvia cuando yo fui la zona de la foto de el lago estaba llena de gente bañándose, y arriba no recuerdo muchos sitios donde resguardarse de la lluvia jejeje, creo que hicisteis bien no pagando los 15 euros.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Parece que el final es abierto, pero se entiende que ha llegado! Estupendo diario, estoy planificando un viaje a Baviera y toda la información me sirve. Quisiera agregar a ese viaje algunos destinos como Praga, Viena o Friburgo... pero está por verse. Sería desviarse para una zona u otra.

 

Esta foto me encanta:

 

DSCI2568.JPG

 

¿Cómo no imaginar a Kafka caminando por allí, con semejante escenario, maquinando en su cabeza alguna historia fantástica?

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

No tengo vergüenza. Empecé este diario hace meses y pensaba que estaba terminado, ahora he entrado y veo que no :shock: . En fin, la parte que queda es la menos interesante de todas, pero aún así la subo, no me gusta dejar las cosas a medias.

 

De todas formas, ¡MIL GRACIAS A TODOS LOS QUE HAYÁIS LEÍDO ESTO! Espero que haya servido de ayuda a futuros viajeros por la zona o que os haya hecho pasar un buen rato :).

 

 

 

♣DÍA 10: MÜNCHEN - PARIS - HENDAIA♣

Interminables horas en tren y el final del viaje

 

Vuelve a tocar madrugón a las cinco de la mañana como en Praga, aunque esta vez no nos hace ni pizca de ilusión. En Praga madrugamos para poder ver el puente Carlos al amanecer, y ahora lo hacemos para volver a casa, ni punto de comparación.

 

Las mochilas las habíamos dejado hechas ayer, de modo que no tardamos mucho en dejar el albergue. Las calles de Munich están mucho más tranquilas a estas horas, apenas hay coches y la gente tambien es escasa. Cruzamos la calle, buscamos los billetes en las mochilas, miramos el número del andén y nos acomodamos en un [acronym=Train à grande vitesse. Tren de alta velocidad francés]TGV[/acronym] francés (los que son morados y naranjas por dentro).

 

 

 

Normalmente las que damos el cante (involuntariamente, debo decir) somos nosotras, pero esta vez se sientan justo al lado unas alemanas escandalosas que traen el desayuno para comérselo en el tren. Para verlo, las tías con champán, huevos, pan y demases mientras que nosotras no podemos ya ni con nuestras almas. Una de ellas incluso se sienta en medio del pasillo encima de su maleta, pensamos que el revisor le dirá algo pero al pasar solo saluda.

 

Tenemos unas cuatro horas en Paris, cogimos así los trenes a propósito para aprovechar lo máximo posible el último día de viaje, así que cogemos el metro y montamos el campamento en Notre Dame. Comemos allí mientras vemos la iglesia, las calles cercanas y la plaza, todo esto con las mochilas esparcidas por el suelo, dos siempre se quedan haciendo guardia y nos vamos turnando.

 

DSC01452.JPG

 

DSC01446.JPG

 

 

El tren de vuelta desde la Gare de Montparnasse sale a las cinco de la tarde y nos pasamos el trayecto charlando o escuchando música, tampoco molestamos mucho esta vez. A las once y media llegamos a nuestro destino final, Hendaia, tras diez intensos días de viaje. Dicen que lo bueno, si breve, dos veces bueno, aunque a no me hubiese importado alargar la experiencia durante un mes o así... Próximo inter: Balcanes y Rumanía. Fecha: cuando el dinero lo permita.

 

 

Gastos por persona: 5'90€

Metro de Paris: 1'90€

Comida en Paris: 4€

Editado por Ampelfrau

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
Conéctate  



×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.