Jump to content
  • Registrar
Conéctate  
garefe9

Waffles, beers, friteries and coffee shops...!

Publicaciones recomendadas

tranquilidad.... :bleh:

 

 

liadillo en la universidad,pero estoy escribiendo el diario aunque mas lentorro... :P tengo las fotos subidas a la red y estoy dandole caña... espero publicar prontito :lol:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Un aporte estupendo garefe9 !!! Te felicito por el viaje y la enorme ayuda que estás brindando con el relato, es un placer leerte. Sigo atento a las novedades, me regalaste varias ideas para mi propio viaje.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Te escribo desde la página 9...que risas me he echado en la parte de Ámsterdam :lol: Sois grandes! y pobre Joshua, ni Ajax, ni ropa de su talla :bleh:

 

edito: mira por donde va y se compra ahora el jersey jajajaja

 

y vuelvo a editar: pues ya me he puesto al día, impaciente estoy por una nueva entrega, el diario es la ostia, sois grandes y además te lo curras mucho con información, indicaciones, horarios, precios y demás. aca le dejo mis dies!

 

edit, edit everywhere!!!

Editado por Dave Grohl

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

jajajaja que grandes sois vosotros!!! :P tengo que darle vidilla a esto que con la uni lo estoy dejando un poco de lado... xD

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

3 de septiembre de 2011:

 

 

Un largo, laaaargo, larguísimo día...

 

 

Enfermeros improvisados, la tumba del rey y fuegos artificales.

 

 

Parte 1

 

 

Despertamos en nuestra primera mañana en Rotterdam, duchas en los baños compartidos (son buenos y están limpios, nada que objetar), y bajamos a desayunar. El desayuno se sirve en la recepción, en una zona con sillones y mesas que a la vez hace de sala de descanso por las tardes, con una biblioteca, ordenadores y unas ventanas muy grandes que dan a la calle, el ambiente es buenísimo, y tienen una perrita de raza cocker que es la mascota del hostal y es súper simpática.

 

Habíamos comprobado que la estación no quedaba muy lejos del hostal la tarde anterior cuando pillamos el tranvía, así que decidimos ir caminando y de camino ver algo de la ciudad. Salimos a la calle en un estupendo día y paseamos por la larga avenida, en línea recta, que conecta la zona del puerto con la estación central.

 

 

7927177716_7d77983e5f_z.jpg

 

 

La zona es muy bonita, con jardines, fuentes y demás. Llegamos a una zona de tiendas y vemos una donde venden cosas friki – japonesas de series y pelis de dibujos animados de allí, y flipamos porque en Tenerife no hay nada parecido. A mi me encanta ver cada vez que puedo alguna serie o peli anime, y claro, ver que tienen cosas de los estudios Ghibli como Totoro y demás… no me lo pensé, entré a sacar fotos, y a pesar de lo caro que era me di el lujo de pillarme un llavero para mi y otro para mi novia por el módico precio de 13.90 euros. Si, es una frikada, pero Totoro me encanta… jajajaja.

 

 

7927173802_c94b634cb9_z.jpg

 

 

Lo mejor de todo es que Jaime y Joshua estuvieron un rato esperándome fuera de la tienda y cuando salí se pusieron a llamarme friki cantando una canción… yo enfadado les expliqué mis razones y les dije que seguro ellos eran frikis en otras cosas… a lo que Joshua se queda pensativo y dice, a mi me gusta Doraemon, y entra y se pilla una hucha del gato azul que le costó unos 15 pavos jajajajajajajajaja.

 

Le dijimos: “Ahora cuando llegues a casa y des regalos a la familia, vendrá tu hermano de 4 años y verá la hucha de Doraemon, se le iluminará la cara y te dirá graaaacias, y tú con gesto serio dirás, es mía, y la pondrás en tu cuarto…”

 

Muchas risas esa mañana… Pillamos el tren a Den Haag, La Haya en español, a eso de las 10:46, y llegamos a nuestro destino sobre las 11:13.

 

 

7927170118_2e29a300e8_z.jpg

 

 

Salimos de la estación y caminamos por la Turfmarkt en busca de la oficina de turismo, siguiendo los carteles de la calle, y dando algún rodeo innecesario en su busca. No llevábamos mapa ni información previa de esta ciudad, ni de Delf, ya que en nuestra guía no aparecía, así que o seguíamos los carteles o preguntábamos por la calle. Os dejo un mapa y así no os pasará lo que a nosotros. Llegamos finalmente y nos dan un pequeño mapa en inglés con los lugares más populares.

 

 

plano-centro-la-haya.jpg

 

 

También os dejo por aquí alguna web donde podeis ver cosillas sobre la ciudad e ir preparados con lo que quereis ver. Nosotros solo teníamos claro que en esta ciudad, por obligación, teníamos que gastar 1 ticket de molino azul y los 2 tickets del zueco verde del Holland Pass, que no habíamos tenido oportunidad de usar en Amsterdam, y en nuestro itinerario solo en La Haya habían museos donde usarlos. Asi que en el tren ojeamos en nuestra guía del Holland Pass los tres que nos parecían mas interesantes y en los que más cara costaba la entrada para amortizar el Holland, los situamos en el mapa que habíamos pedido y basamos nuestro recorrido por la ciudad en un circuito que conectara los 3 museos con las cosas más representativas de la ciudad en si.

 

 

http://www.holland.com/es/turista/Ciudades/Visitar-La-Haya/Cultura.htm

 

 

http://www.holandalatina.com/informacion_denhaag.htm

 

 

Al salir de la oficina de turismo nos vamos directos al centro histórico de la ciudad, concretamente a la zona donde se encuentra el Binnenhof, el Mauritshuis, el Hofvijver y el Museo de Historia de La Haya, entre otros…

 

No tiene pérdida, está muy cerquita de la tourist office, que está justo en frente del Ayuntamiento. Con mapa en mano y situándote, solo tienes que seguir las líneas del tranvía y en pocos minutos llegarás al primer punto de interés turístico: Binnenhof.

 

 

7927166418_d7a06bbaf3_z.jpg

 

 

“Entrando por la Stadhouderpoort nos encontraremos emblemáticos edificios que hoy en día acogen el ministerio de asuntos generales, las cámaras alta y baja y otros organismo oficiales, situados alrededor del histórico Ridderzaal (sala de los caballeros), que fue construido en el siglo XIII como sala de baile de estilo gótico del conde Guillermo II de Holanda.

 

Su interior fue restaurado en 1900. Las visitas guiadas pasan por la Ridderzaal y ambas cámaras. En el sótano hay una exposición permanente que informa sobre la historia del parlamento holandés, las tareas de las cámaras y sobre la función del cabeza del Estado y de la monarquía.

 

Desde 1904 el tercer martes de septiembre se conoce como el "prinsjesdag", la reina con una carroza de oro es la encargada de leer el tradicional discurso de apertura del curso político.”

 

 

7927162754_937583525a_z.jpg

 

 

Lo cierto es que encontrarnos con esta plaza fue una grata sorpresa. A veces lo mejor de ir a una ciudad sin llevar nada preparado es que te vas a sorprender para bien o para mal, y esas cosas inesperadas en los viajes le dan vidilla y te hacen sentirte un poco aventurero de una u otra manera.

 

Nos quedamos un rato por aquí, viendo los edificios alrededor del recinto, la iglesia por fuera porque estaba cerrada, la fuente… Para sacarnos una foto sentados en la fuente tuvimos que esperar como 15 minutos, porque un grupito de asiáticos estaban con sus cámaras y sus típicas mil fotos en mil poses y mil perspectivas diferentes. Esta gente tiene que tener una de tarjetas de memoria llenas de fotos… jajajajaja nos reimos un rato, pero nos desesperamos mucho también.

 

 

7927159282_07a70c1fcc_z.jpg

 

 

Salimos del Benninhof por el extremo opuesto al que entramos, justo por detrás de la iglesia, y nos encontramos directamente con el Museo Mauritshuis, donde se encuentra la Joven de la Perla. La verdad es que yo tenía muchas ganas de entrar, pero el hecho de que la entrada costara 10 euros, (economía austera tras el caprichito friki de la mañana), y que teníamos que ver 3 museos para gastar los tickets del Holland Pass (ningún ticket de los que nos quedaban valía para este museo, que pena…), hicieron que lo dejáramos para otra ocasión. Lo bueno de esto es que tengo una excusa perfecta para volver a ir a esta ciudad y verla con más tranquilidad incluyendo el museo.

 

 

“En el centro de la Haya, directamente adyacente a los edificios del gobierno en el Hofvijver, la mansión de Johan Maurits se construyó en 1640. El edificio terminantemente clásico fue diseñado y construido por Jacob van Campen y es obra de Pieterr Post, los dos arquitectos holandeses más importantes de su tiempo.

 

Desde 1822 que se convirtió en museo, el Mauritshuis ha conservado el gabinete real de pinturas, "Het Kononklijk Kabinet van Schilderijen" formada por colecciones propiedad de la familia real y considerada una de las colecciones más famosas del mundo.”

 

 

Aquí os dejo la web oficial del museo, para que podáis comprobar horarios y demás.

 

 

http://www.mauritshuis.nl/

 

 

Justo al lado, apenas caminando unos 50 metros, se encuentra la que fue nuestra primera visita cultural del día, el Museo de Historia de La Haya, al que entramos gratis con un ticket de zueco verde del Holland Pass, y os recomiendo que si no vais sobradetes de dinero no entréis, pues costaba 5 euros la entrada (Ahora cuesta 7.50 € adultos) y realmente no creo que merezca la pena. Aquí os dejo un poco de info y la web del museo:

 

 

“Paisajes urbanos, retratos, vajillas de plata, cristalerías, objetos pertenecientes a la Casa Real Holandesa y casas de muñecas hacen cobrar vida a los relatos sobre la ciudad y arrojan luz sobre la historia y la cultura locales. Las exposiciones, los eventos y las actividades temporales siempre tienen el aire característico de La Haya”.

 

 

http://www.haagshistorischmuseum.nl/

 

 

Si bien las pinturas y joyas reales que puedes encontrarte dentro son bonitos/as, seguramente sea mejor invertir el dinero de la entrada en comer algo o comprar algún recuerdo… Algo bueno del museo fueron las vistas que nos encontramos desde las ventanas del mismo.

 

 

7927146072_0f37e3206f_z.jpg

 

 

Pudimos disfrutar también de una exposición temporal que comenzaba justo el día que visitamos el museo, 3 de septiembre de 2011, y que acababa el 26 de febrero de 2012. Estaba bien, situada en la última planta, un desván, dedicada a un grupo de música antiguo de la ciudad llamado Golden Earring. Tenías instrumentos musicales del grupo, fotos, videos, música, en fin… Estaríamos una horita deambulando por todo el museo, aprendiendo un poco sobre la casa real holandesa, y descubriendo lo que era una casa típica por dentro, pues eso era antes de ser un museo. Sin más, salimos de allí y paseamos por la zona del Hofvijver, que es una zona situada en el centro histórico de la ciudad, con un gran lago y un parque, el Binnehof que es el complejo del Parlamento de La Haya, museos, bares y demás alrededor. Precioso!

 

 

7927141546_5edf6d03bf_z.jpg

 

 

Y tras pocos minutos estábamos frente a la segunda visita del día, y ésta si que nos llamaba la atención. Se trata de la antigua prisión de La Haya, de carácter medieval. Aquí sí que merece la pena gastar un poco de nuestro tiempo para realizar una visita siempre que dispongamos de un ticket azul de molino del Holland Pass, pues sale a cuenta. Si no, tendréis que pagar los 7.50 € que sale una entrada de adultos, os dejo la web para que podáis evaluar si os gastaríais el dinero o no. Se trata del Museum Gevangenpoort, que no es otra cosa que el Museo de la Puerta de la Cárcel:

 

 

“Visita el Museo de la Puerta de los Prisioneros y podrás escuchar fascinantes relatos sobre conspiraciones políticas, los castigos que se infligían a los prisioneros y cómo era la vida en las celdas de esta antigua prisión. Puesto que La Haya es también la ciudad internacional de la paz y la justicia, también aprenderás cosas sobre la historia de la justicia penal en Holanda”.

 

 

http://www.gevangenpoort.nl/

 

 

7927137456_4c2964b789_z.jpg

 

 

Lo mejor de todo es que hay una guía que, obviamente, te guía por todo el museo contándote la historia y anécdotas del mismo. Lo malo, es que solo lo hace en neerlandés y un poco de inglés, nada de castellano hablado, pero te dejan una guía muy completa en español, concretamente 10 páginas, donde te explican cada cosa detalladamente. Además si entiendes un mínimo de inglés no irás tan perdido pues la guía se esforzaba para que entendiéramos algo, ya que nuestro grupo estaba compuesto por unos cuantos viejitos holandeses y nosotros 3, utilizaba el inglés para nosotros nada más.

 

Pasas por celdas para hombres, para mujeres, para morosos, mesas de castigo y sala de torturas, el almacén, la cocina, la sala del “adiós” (ya podéis imaginar por qué se llama así)… cada una con sus curiosidades y anécdotas, como por ejemplo la historia de Cornelis de Witt:

 

 

“Los presos más ricos solían tener su propia celda: la cámara de los caballeros era una de ellas. Era una celda de lujo con su propio retrete, muebles de su casa, una chimenea y comida y bebidas buenas. El preso tenía que pagar esos ‘lujos’. En esta celda estuvo el preso más famoso de todos los que pasaron por aquí: Cornelis de Witt, regente de la isla de Putten, en la provincia de Holanda del Sur y alcalde de Dordrecht. Fue arrestado porque el barbero-cirujano, Willem Tichelaer, lo acusó de tramar un atentado contra el príncipe Guillermo III.

 

Su estancia aquí fue breve: dos semanas. Dado que era un destacado preso político, le ofrecían el mejor vino para beber y disponía de chimenea y velas. Pero tuvo que pagar por ello: la factura de su estancia en la lujosa ‘cámara del caballero’ fue de 227 florines. En aquellos tiempos era el sueldo anual de un artesano.

 

Los dos últimos días de prisión de Cornelis de Witt debieron de ser infernales. Tuvo que soportar torturas terribles.

 

Pese a la ausencia de pruebas, el día después de su tortura Cornelis fue condenado por perjurio. Como castigo fue relevado de todos sus cargos y desterrado de por vida de la provincia de Holanda. Como tras la tortura apenas podía andar, le pidió a su hermano Johan que fuera a recogerlo. Cuando Johan llegó a la torre, un gran número de agitadores y un escuadrón de milicia se congregaron frente al edificio. Cuando el guardián se negó a abrir la puerta, hicieron saltar los goznes y dos herreros destruyeron la cerradura con mazos.

 

Arrastraron a Johan y Cornelis fuera de la torre, en dirección al cadalso de piedra, el llamado ‘suelo verde’.

 

El cadalso, de un metro y medio de alto, se conocía con el nombre de ‘suelo verde’, porque sobre él crecía la hierba. Esta se segaba antes de cada ejecución. Después se esparcía arena sobre él para absorber la sangre.

 

Cornelis murió a mitad del camino bajo los golpes y estocadas de mosquetes, espadas y picas. A Johan lo mataron a tiros. Los cadáveres se colgaron en una estaca en el ‘suelo verde’. Les cortaron los miembros y sacaron sus intestinos y los vendieron a cinco céntimos la pieza.”

 

 

Al final de la visita, la guía se despide del grupo, se pone blanca y se cae al suelo. Pensábamos que se había muerto o algo… Todos los viejillos se quedan mirando quietos, mientras Jaime, Joshua y yo nos ponemos en marcha, Jaime y yo le sujetamos las piernas en alto y la cabeza un poco erguida mientras Joshua va a buscar a alguien que le trajera agua y demás, al cabo de un ratillo se despierta desorientada diciendo que le ocurría a veces… Fue medio extraño, entre un ataque epiléptico y una bajada de tensión o azúcar… en fin, emociones a montones no? Jajajaja.

 

Nos fuimos de allí callejeando, en busca de nuestra siguiente visita, viendo las casas de la ciudad, las callejuelas, nos encontramos tras pocos minutos con un parque precioso, en el cual había una exposición de esculturas asiáticas enormes. Para llegar hasta allí simplemente salís del museo y a vuestra izquierda tenéis la Kneuterdijk, y a pocos metros a la derecha os encontraréis con el llamado Lange Voorhout, que es la larga zona ocupada por este parque. Habían esculturas como esta:

 

 

7927133474_a0f2d1b81d_z.jpg

 

 

Había un ambientazo tremendo, se celebraba el día del orgullo gay, o al menos eso creemos porque a parte de un escenario donde se estaba celebrando un concierto, de puestos con bebidas y comidas y muchas mesas con gente disfrutando del día. Esa zona estaba a reventar de gente por las calles, todo muy bien, además había también una calle repletísima de globos y demás adornos haciendo la bandera del arcoíris, así que de ahí sacamos la conclusión.

 

 

7927128594_4a3d163d89_z.jpg

 

 

Esa calle que os comento es la única que hay a la izquierda cuando llegas al final del parque, que se llama Denneweg, por la que seguimos todo recto para luego cruzar a la derecha por la Dr. Kuyperstraat, y otra vez a la derecha por la gran avenida que va junto a un canal, en la cual estaba el siguiente museo a visitar, la Koninginnegracht. Allí se encontraba la última visita a museos en La Haya, ya que teníamos que utilizar el último ticket del Holland Pass, porque en ninguna de las siguientes ciudades a visitar había tal posibilidad.

 

Nuestra última elección, casi por obligación, fue el Museo Meermanno. Y digo casi por obligación, porque en La Haya no había algo mejor que ver con un ticket verde de zueco, que a pesar de ser los que menos valor tienen, nos permitieron entrar en este museo que costaba realmente 7,50 € (ahora cuesta 8 € para mayores de 19 años, 4 € de los 13 años hasta los 18), sí, una burrada para lo que ofrece, es horrible, ni se os ocurra ir por allí jajaja. De 4 plantas solo pudimos ver 2, y el mapa informativo solo estaba en inglés y neerlandés.

 

 

“El Museo Meermanno te abre las puertas a un mundo de los libros que jamás antes habías visto. En este museo se recorre con todo detalle la historia de los libros manuscritos e impresos. Podrás ver impresiones, escritos, encuadernaciones y biblias con varios siglos de antigüedad. Además de la colección medieval, en el Meermanno se expone una amplia colección de libros que datan desde 1850 hasta nuestros días”.

 

 

Es decir, que solo vas a ver libros. Vale, habían algunos que eran preciosos, otros que eran enormes llegando casi al metro de longitud, libros muy antiguos, menos antiguos, medio nuevos y nuevos… libros, en neerlandés casi todos.

 

Lo destacable es la decoración, es una casa antigua y es bonita, y tiene un jardín trasero muy bonito también, pero es eso, sin más, por lo que no pagaría la entrada. En dicho jardín (podeis verlo en la siguiente foto) habían unos setos tipo laberinto, y Jaime y yo nos pusimos a corretear como tontos entre ellos, hasta que casi nos comemos unas cuantas arañas tigre gigantescas que habían por allí, y tras dejarnos cagar de miedo nos fuimos del museo…

 

 

http://www.meermanno.nl/

 

 

7927124552_738eaa63c7_z.jpg

 

 

Tras salir de allí no hay más que seguir la misma avenida por la que veníamos, y todo recto te encuentras de nuevo con la Centraal Station de La Haya, caminando entre zonas verdes y parques. Llegamos a la estación y aprovechamos para comer algo, y como había un Burger King hicimos lo propio. Descansamos un poco y nos vamos a coger un tren hacia nuestro siguiente destino del día: Delft. Lo cogemos a las 15:51 y llegamos a las 16:02. Hay mucho que contar sobre este día, pero es tan largo que tendréis que esperar a la segunda parte…

 

 

7927120456_6a640c8320_z.jpg

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
Conéctate  



×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.