Jump to content
  • Registrar
Conéctate  

Publicaciones recomendadas

Me ha gustado mucho esta parte de Croacia. Ahora a ver que tal os va por Italia. Yo por allí ya conozco un poco que he estado en Roma y en Florencia. Como no me ha tocado la lotería seguiremos por aqui :bleh:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

17 de Agosto de 2007

 

LEAVING HRVATSKA

 

Nos pegamos un buen madrugón ya que queremos coger el bus de las 8.40 a los Lagos Plitvice y antes tenemos que ir a dejar las mochilas a la estación de tren ya que esta noche saldremos en un nocturno hacia Venecia. Después de muchas prisas y carreras (porque no sabíamos dónde estaba exactamente la entrada de la estación), llegamos a la taquilla a las 8.10, pero resulta que el bus ya está lleno. Y hasta las 11.30 no hay otro! :bye2:

Un poco apesadumbrados nos vamos de la estación con nuestros billetes para dentro de más de 2 horas. Ya hemos visto la ciudad y no nos apetece hacer nada, así que nos tiramos en un parque a ver pasar el tiempo y un poco antes de la hora de salida volvemos a la estación donde desayunamos por segunda vez y al fin partimos hacia nuestro destino. El viaje se pasa bien, aunque son 2 horas de camino el bus es bastante nuevo y no hay mucha gente, así que podemos echar una cabezadita inspirados por los bellos paisajes croatas. :lol:

Como llegamos más tarde de lo previsto, decidimos hacer un recorrido corto por los lagos superiores, en vez del que recorre todo el parque. Un bus eléctrico nos lleva hasta una especie de merendero donde hay muchísima gente comiendo. Como ya es la hora, nos sentamos en un banquito y comemos nosotros también.

Después de comer, nos ponemos en camino pero la verdad que nos sentimos un poco decepcionados. A pesar de que la belleza del sitio es innegable, el exceso de gente hace que no se pueda disfrutar del lugar. Además sentimos que la mano del hombre ha domesticado demasiado el lugar, es un “parque” pero lo de “natural”, lo ha perdido un poco. A penas se puede caminar por la pasarela, hay miles de personas sacando fotos a cada pez/hoja/árbol/cascada… Es un poco agobiante. Incluso antes de lo previsto cogemos el barquito que nos lleva de vuelta al punto de partida.

Nos vamos a la parada que hay delante de la salida del Parque a esperar el bus. Vamos con tiempo de antelación para asegurarnos no perderlo, pero el bus no aparece y ya nos estamos empezando a poner nerviosos, al igual que unos japoneses que también esperan. Vienen muchos taxistas a ofrecer los servicios, pero es un poco caro, así que seguimos esperando. Ya estamos empezando a sospechar que el bus no va a pasar, que tienen negocios con los taxistas, pero … De pronto aparece en el horizonte la rechoncha figura de una carraca de hace 30 años que no es otra cosa que nuestro autobús, el cual fue bautizado como “autobús de la muerte”. Aquel trasto sin aire acondicionado (con la caló que hacía, por dios!), a 30 kilómetros por hora en bajada, en subida prefiero no saberlo; lleno hasta arriba… Un lujo! Menos mal que llevamos una monja, así que el Señor viaja con nosotros. Pero la que realmente se preocupa de nuestra seguridad es la señora que llevamos delante, que en cuando el bus se acerca a los 35 por hora, se estira para mirar el velocímetro. Se estira tanto que pone su careto al lado de la japonesa que lleva en el asiento de delante. La pobre japo que iba medio sopa y en una de esas se despertó. Vaya susto ver el careto de la señora tan de cerca!

Al fin, casi 2 horas después de lo previsto, llegamos a Zagreb pegajosos y cansados. Nos vamos a la pizzeria del albergue y allí cenamos como alimañas. Luego nos vamos a la estación a ponernos un poco presentables y nos subimos al galardonado como “peor nocturno del Interrail”, premio bien merecido.

Tenemos unos asientos normales en un tren que no tiene compartimentos y en el que hay más gente incluso que en los lagos, je je. Compartimos el grupo de cuatro con 2 americanos un poco imbéciles que beben vodka con cocacola light . Los tíos no para de hablar y venga a hacerse los graciosos. Yo me escondo dentro de mi gorro e intento dormir a pesar del bullicio que hay en el tren. Aún encima, en cada paso de frontera viene la policía, el revisor, y el papa si hace falta. Toda la noche venga a enseñar billetes, carnés y demás familia. De hecho, en una de las fronteras hasta se nos pusieron a desmontar los techos de los vagones. Aquello parecía de película. Pero de terror. Llegamos por la mañana a Venecia completamente rotos.

 

agdkq3.jpg

 

 

aggfs9.jpg

 

agjjw3.jpg

 

 

agmji0.jpg

 

agooh0.jpg

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Hasta el día del cumpleaños cumples también con tus obligaciones foriles. Eso está muy bien :bleh:

Un día un poco desesperante ¿no? Si es que cuando la cosa ya se tuerce de mañana es raro que enderece.

Me alegro de que ya hayais actualizado que teniais esto un poco abandonado. ¿o es que hubo escapada navideña?

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Hola chicos! Aprovechando estos días de fiesta ya me puesto al día asi que a partir de ahora os seguiré capítulo a capítulo. Me han encantado las fotos de Suiza. Ahí si que tengo ganas de ir.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Es una pena que tuviéseis tan mala suerte con todo ese día, por las fotos el lugar parece precioso! pero claro, un parque natural atestado de gente lo pierde todo!

Vaya odisea lo del bus! debisteis pasar un agobio...

 

Aún encima, en cada paso de frontera viene la policía, el revisor, y el papa si hace falta. Toda la noche venga a enseñar billetes, carnés y demás familia. De hecho, en una de las fronteras hasta se nos pusieron a desmontar los techos de los vagones. Aquello parecía de película. Pero de terror. Llegamos por la mañana a Venecia completamente rotos.

Esto también nos pasó a nosotros al atravesar Croacia para ir de Ljubljana a Budapest, no pudimos dormir nada... cada media hora venía alguien a pedirnos pasaportes, billetes o lo que fuera, todo con tal de no dejarnos pegar ojo. Lo de ponerse a desmontar los techos de los vagones ya es mucho!! :bye2: no me extraña que llegáseis hechos papilla a Venecia...

 

Me han encantado las fotos de Suiza. Ahí si que tengo ganas de ir.

mira , Suiza es increible. no dejara de sorprenderte. yo no encontre palabras para describir los paisajes. debes ir!!!

Totalmente de acuerdo, Pierre. A Suiza hay que ir, es un país precioso, muy cuidado y con unos paisajes impresionantes, de lo más bonito que he visto, sin duda :bleh:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

hola chicos acabo de descubrir vuestro diario y me encanta :bleh: ,asi que por favor otra entrega. Yestoy de acuerdo en lo de organizar una quedada este año en santiago o asi que por aqui somos poquitos.Bikos :)

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
hola chicos acabo de descubrir vuestro diario y me encanta :bleh: ,asi que por favor otra entrega. Yestoy de acuerdo en lo de organizar una quedada este año en santiago o asi que por aqui somos poquitos.Bikos :)

Otra gallega? :bleh: sí, hay que ir buscando fechas para la kedada, habrá que ir poniendo un post en breve. Y, si os apetece, podíamos hacer antes, cualquier finde, una mini-kedada de galeguiños y nos conocemos! :)

 

Niebla, yo también espero con impaciencia un nuevo capítulo guapa! :bleh:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

18 de Agosto de 2007

 

 

LUIGI, DOVE VAI???

 

 

Llegamos a Venecia temprano, a eso de las 7 de la mañana. Antes de saber siquiera donde íbamos a dormir, salí de la estación a echar un ojo. La mañana era estupenda, ni una nube en el suelo y ya a esas horas un poco de calor. Yo me quedé allí dormitando al sol con las mochilas y Niebla entro de nuevo a la estación a pedir un mapita de la ciudad y ver si había algún camping cercano. Salió con todo lo necesario. Yo estaba prácticamente dormido cuando volvió. Había que pillar un tren y volver sobre nuestos pasos , a Mestre. Antes me pille El País, pa estar informado del mundo.

Ya en Mestre y tras un pequeño lío con el numero del bus hacia el campeglio nos montamos en el 11 A . Al final no era este el bus exacto para llegar al camping así que llegamos al final de la línea con cara de tontos. Pero en ese mismo instante apareció la figura salvadora del busero que muy amablemente nos llevo a otra parada fuera de su recorrido y en sus 10 minutillos pa fumarse el pitillo. Allí nos dejo el buen hombre y menos de 5 minutos estaba allí el bus correcto. El camping estaba a tomar por culo. Si pero en bus, en vaporetto a escasos 10 minutos atravesando la bahía del Venetto. Eso si, pedazo de camping con todas las comodidades deseables por un viajero: bar, super, pizzería, lavandería, conexión a Internet, ahh y dico-pub pa los ingleses borrachos cantando Like a virgin a voz en grito!!!

Montamos el chiringo en un momento, ducha de rigor, desayuno energético, porrete leyendo el periódico y a sobar hasta la hora de comer. Había sido una noche dura. A eso de las 2 me despierta Niebla para comer. Comemos algo de pasta en sobre y nos disponemos a ir por fin a Venecia. El ticket del vaporetto para tres días era de 15 euros. En un momento nos encontramos en la isla, justo al lado de la Academia. Sin más objetivo que recorrer las callejuelas nos dejamos llevar por las chanclas. Hacia bastante calor. La primera impresión es positiva, es un sitio realmente curioso. Sorprendente en cada rincón y cada callejuela. A pesar que hay zonas repletas de turistas hay otras solitarias y silenciosas.Caminando caminando llegamos a la plaza de San Marcos. Había un ambientazo tremendo, apenas se podía caminar. Casi tantas palomas como turistas. Salimos al canal a ver el Puente de los Suspiros y compramos los primeros souvenirs de Italia. Volvimos a callejear sin ningún rumbo definido, dejándonos de mapas y monumentos; sólo perdiendo el tiempo en no hacer nada sentados en un canal solitario o entrando a una pequeña plaza desde las diferentes calles que llegaban a ella. A eso de la 7 decidimos ir a ver el puente de Rialto. Nos costo llegar pues estábamos ya un poco candado de tanto patear. Llegamos justo al anochecer. Uno de los momentos memorables del viaje. Sólo nos quedaba volver al embarcadero del vaporetto pero eso no iba a ser sencillo. Dimos muchas vueltas pero finalmente conseguimos llegar a tiempo para no perder el ultimo. De vuelta al camping otra ducha y una pasta de sobre. Hacia una noche estupenda y estuvimos tirados fuera de la tienda disfrutando del fresquito con las luces de Venecia de fondo.

 

Esta noche os ponemos las fotos.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
Conéctate  



×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.