Jump to content
  • Registrar
Conéctate  

Publicaciones recomendadas

Esta es una ciudad llena de contrastes, que mezcla el lujo y la decadencia, el turismo con la indiferencia y el mosto con la cerveza. En lugar sin duda peculiar. Las calles están sucias pero el metro esta impecable, las grandes avenidas se cruzan con caóticas y estrechas callejuelas, modernos coches esperan en los semáforos al lado de reliquias soviéticas.

 

que poético os ha quedado!!!!

y por qué le habeis puesto ese título? tan caótica es la ciudad?

 

me alegro de que al fin hayais renovado :bye2:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
Esta es una ciudad llena de contrastes, que mezcla el lujo y la decadencia, el turismo con la indiferencia y el mosto con la cerveza. En lugar sin duda peculiar. Las calles están sucias pero el metro esta impecable, las grandes avenidas se cruzan con caóticas y estrechas callejuelas, modernos coches esperan en los semáforos al lado de reliquias soviéticas.

 

que poético os ha quedado!!!!

 

 

Si es que cuando nos sale la vena literaria.... ;)

 

 

y por qué le habeis puesto ese título? tan caótica es la ciudad?

 

La verdad es que Budapest nos dejo una sensación un poco rara en el cuerpo. Creo que , al menos por mi parte, igual esperaba demasiado. Y la verdad que Budapest tiene partes increibles y otras que son bastante siniestras. Además la gente no fue muy amable que digamos (íbamos a preguntar a alguien con el mapa y la gente pasaba de ti... menos unos chicos que fueron muy amables, el resto dejaron bastante que desear), ni dios habla inglés, ni en la ventanilla de venta de billetes internacionales!!! :bye2: Y yo creo que en el baño nos timaron, no que fuese un malentendido. Yo creo que usan la excusa del idioma y te venden lo que les da la gana. Estuvimos con unos españoles hablando en la estación y para un mismo trayecto le habían vendido un asiento y una litera :) Pero el caso es que aunque en el momento me sintiese un poco decepcionada, al final me ha quedado un buen recuerdo.

Y "Organised chaos" lo ponía en una postal que nos dieron al llegar a la ciudad, y solíamos bromear sobre ella. El caos lo vimos en muchos sitios, pero la organización.... eso ya es otra cosa

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

10 de Agosto De 2007

 

HUNGRIA 100%

 

Tras una buena noche durmiendo a pierna suelta, nos despertamos temprano y salimos a patear la ciudad. Son las 11 de la mañana y hace un calor de mil demonios. Remontamos el Danubio durante 10 minutos y llegamos a los Gellert, hotel-balneario de lujo. Desde su misma puerta subimos a la Ciudadela y al Monumento de la Liberación. La colina es empinada y el sol aprieta. Al llegar a la cima un fresco aire alegra la de por si bonita vista de la ciudad. Compramos postales en una tienda de nostálgicos soviets.

La entrada a la Ciudadela cuesta 5 euros. Nos parece un poco caro, así que en lugar de entrar nos compramos unos souvenirs: una caja de guardar secretos y un ajedrez.

Bajamos a la ciudad y nos llamaron de la Embajada (Santi te queremos) para que fuesemos a recoger el pasaporte. Nos dirigimos hacia allí caminando durante 40 minutazos a un buen ritmo. En la Embajada sin más sobresaltos nos dan el pasaporte y en 10 minutos estamos comiendo en un precioso boulevard.

Decidimos ir a la estación e intentar reservar para Zagreb, en vano. Una vez más la desorganización de este país nos engulle durante una hora en na cola junto a otros mochileros españoles. Zagreb no existe para los húngaros así que decidimos ir a Viena y desde allí todo sería mucho más fácil.

Volvemos a patear. Compramos unos helados, muy ricos, por cierto, y nos cogemos el tranvía en dirección a la Isla de Santa Margarita. El chisme iba petado de gente que iba al festival Ziget, que se celebraba en la isla siguiente. La Isla de Santa Margarita es un enorme parque que ocupa toda una isla en el centro del Danubio. Está lleno de gente y parace ser que es allí donde los habitantes de Budapest van relajarse y a hacer deporte.

También a sofocar el calor, pues hay un complejo enorme de piscinas. Lo recorremos entero y llegamos a la otra punta, el Jardín Japonés. Desde allí vemos el atardecer fumando un porrete. Deshacemos lo andado y llegamos al Parlamento, uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Tiene unas bonitas vistas del río.

Volvemos al albergue después de comer una hamburguesa mientras empiezan a caer los primeros gotones de lo que va a ser una tremenda tormenta.

La anécdota del día, nos ocurrió justo antes de ir a cenar. Yo me iba meando y además quería sacrme las lentillas, así que entramos en una estación de tren por la que pasabamos con la intención de ir al baño. En la puerta de los servicios nos encontramos con Fofó y Miliki dispuestos a cobrarme unas monedillas por hacer uso de las instalaciones. Unas instalaciones que daban miedo y en las cuales tenían el rollo de papel colgando de un alambre. El caso es que con las prisas le pagué y entre corriendo, pero me di cuenta de que me había dejado las cosas de las lentillas en la mochila que llevaba Pierre, así que quise salir para cogerlas. De pronto, aquellos dos adorables ancianitos se transformaron en un par de bestias que me gritaban me agarraban del brazo y no me querían dejar salir. Ellos gritaban en Húngaro, yo en Castellano, y ante tal revuelo, Pierre vino a meter la cabeza para ver que demonios estaba pasando y dispuesto a liarse a hostias con quien hiciese falta. Pero al fin acertaron a señalarme una cosa en la pared que era como una especie de célula cuenta personas, así que si salía, tendría que volver a pagar. Así que Pierre me lanzó el líquido y la cajita y pudimos solucionar la crisis. Que momentazo.

A eso de la una de la mañana, mientras yo dormía y bajo una tremenda tormenta, Pierre, que todavía no se había dormido, vio pasar a un grupo de unas 50 personas corriendo con sus chalecos reflectantes y una bici marcando el camino y otra cerrando la comitiva. Desde luego… hay gente para todo.

Budapest nos dejó un recuerdo extraño y lleno de contradicciones, pero sin duda es un sitio que merece la pena visitar. Mañana desde Viena ya veremos a donde vamos.

 

 

acsvc1.jpg

vista desde el monumento a la liberacion.

 

acvcn8.jpg

el abrebotellas :huh: o monumento en si

 

acwto7.jpg

pierre....

 

acycj0.jpg

yo.....

 

aczgl7.jpg

la entrada al parque

 

adblx7.jpg

nenufar en el jardin japones

 

adclt5.jpg

Hungria 100%

 

addmj3.jpg

pierre y el parlamento

 

adhnp2.jpg

detalle de un puente

 

adipj6.jpg

atardecer budapestino :P

 

 

see you later alligator!!!!!! :(

Editado por Niebla

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
acwto7.jpg

pierre....

Yo tengo esta misma foto sacada desde el otro lado :huh:

XDDDD q gracia me ha echo cuando la he visto!!!

 

La verdad que por aquella zona lo de los trabajadores de las estaciones y en especial las takilleras es desesperante, no se quieren hacer entender y bordes hasta mas no poder.

Con lo simpatica que es el resto de la gente, en la entrevista de trabajo para takillera les deben exigir ser unas bordes amargadas porque si no, no se entiende!!!

 

Esperando Zagreb que me interesa muchisimo!!!

 

Saludos :(

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
De pronto, aquellos dos adorables ancianitos se transformaron en un par de bestias que me gritaban me agarraban del brazo y no me querían dejar salir.
:(

 

 

Ellos gritaban en Húngaro, yo en Castellano, y ante tal revuelo, Pierre vino a meter la cabeza para ver que demonios estaba pasando y dispuesto a liarse a hostias con quien hiciese falta. Pero al fin acertaron a señalarme una cosa en la pared que era como una especie de célula cuenta personas, así que si salía, tendría que volver a pagar. Así que Pierre me lanzó el líquido y la cajita y pudimos solucionar la crisis. Que momentazo.

 

Desde luego, vaya momento tenso que vivisteis.... Claro que a ver quien se atrevía a pegar a Fofó y a Miliki despues de habernos alegrado la infancia :bye2:

Un saludo y a seguir con el diario, que está muy bien

:bleh:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

11 de Agosto de 2007

TRANSICIÓN

Nos levantamos temprano. El check-out era a las 9. Entraba el sol por el ventanal. La tormenta de la noche parecía lejana. Bajamos a pagar y cogimos el tranvía directos a la estación Keleti Pu. Gastamos los últimos florines en unos pasteles locales y unos parches para las mochilas. En Hungría no deben conocer el chocolate. Ninguno de los pastelillos que compramos lo tenía, sin embargo sí tenían salchicha, pasas, almendras o una especie de marrón glacé. La verdad es que algunos estaban muy buenos. Nos los comimos en el tren de camino a Viena, amenizados por un coro de señoras que iba practicando (suponemos que para su gira mundial por Austria :cool: ). El viaje tranquilo por el aburrido paisaje húngaro. Ni un caballo, ni una vaca, ni una oveja… solo campos y campos de cereales.

Llegamos a Viena a eso de las 12 y nos fuimos a informar de cómo hacer para ir a Zagreb o a Ljubljana. Las combinaciones eran bastante malas por lo que nos mentalizamos para pasar gran parte del día en el tren. Nos tentaba quedarnos en Viena, pero hubiesemos querido dedicarle varios días y no queríamos tampoco renunciar a los sitios planeados, así que con dolor de corazón, decidimos dejar Viena para otra ocasión.

Cruzamos Viena para ir a la estación desde la cual salía el tren que nos llevaría a Ljubljana tras un par de trasbordos.

Aprovechamos para comprar comida. Esta parece una bonita ciudad: verde y con mucho carril bici. Esperamos no demasiado en una estación grande pero tranquila. El tiempo no esmuy bueno, llueve y hace un poco de frío. A las tres sale nuestro tren. El viaje es precioso, colinas llenas de abetos y niebla bajando por ellas. El cambio se produce en Villach, el último pueblo de Austria, sin mayor problema.

Eslovenia me gusta nada más entrar. Llegamos de noche, sin albergue y sin camping. Sólo un par de direcciones. Tnemos suerte y la oficina de turismo está abierta. La chica del otro lado del mostrador nos da un plano, una guía y nos reserva una habitación doble en el DYC Hostel (como el güiski ;) ).

Al salir de la estación le pregunto a un jovenzuelo que dirección debemos tomar. Él me contesta “in the semáforo to the right”. En el momento no me doy cuenta, pero cuando llego al semáforo, digo “Coño, me dijo semáforo!!!!!”. :huh:

La ciudad es pequeña. La cruzamos andando en unos 15 minutos. Llegamos al albergue, subimos a la habitación y la verdad es que está bastante bien. Sin lujos, pero será nuestra casa durante las próximas 2 noches.

No hay fotos porque como veis, el día no dio para mucho. Aunque nos arrepentimos de no hacer fotos durante el trayecto, que en serio que es precioso.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

12 de Agosto de 2007

 

PITVO VODA

 

Nos levantamos temprano y bajamos a desayunar al comedor del albergue. Tenemos que hacer cola para decir que también nos quedaremos esa noche (no queríamos reservar 2 noches sin haber visto la habitación); así que perdemos el tren a Divaĉa a las 9.30, que era el que teníamos previsto.

Vamos a preguntar por el próximo, y nos dicen que cojamos el que va a Venecia. Un tren lleno de españoles, portugueses… Nos sentamos en un grupo de cuatro asientos con mesita en medio. En frente de nosotros va una chica muy maja que nos pregunta si somos españoles. Ella hablaba español perfectamente, por las telenovelas nos cuenta. De pronto viene el revisor y nos dice que el tren no va a Divaĉa, que tenemos que bajarnos en Postojna y desde allí coger otro tren. Nos bajamos en Postojna y sólo falta que pase la bola de heno típica del desierto. No se ve un alma. Aquello está más muerto… Vamos a mirar un panel y dice que pronto pasará un regional. Tras media hora esperando plácidamente al sol vamos a preguntar al tipo de la ventanilla, momento en el cual aparece un españolito que habla perfectamente esloveno. Un tipo peculiar. Tras conversaciones entre el tipo y el taquillero, nos damos cuenta de que quedan más de 2 horas para el siguiente, así que decidimos ir a ver el pueblo que, por cierto, está lleno de motos, al igual que el resto de Eslovenia. Empezamos a dudar de si nos dará tiempo de ir a Divaĉa a ver las otras cuevas porque hay una hora de caminata desde la estación hasta ellas y cierran a las 5. En Postojna también hay unas cuevas, como en muchos sitios e esta zona del Karks. Las de Postojna son una turistada, pero lo que no queremos es quedarnos sin ver ninguna. Después de limpiarnos el bolsillo, entramos. Recorrido en trenecito, a pie y de nuevo en trenecito. Al principio es un poco agobiante porque hay demasiada gente, pero luego se va llevando mejor ya que el grupo se va estirando en el recorrido a pie. Unas dos horas de vistas, un recorrido de 3 kilómetros en tren, uno a pie y otras tres de vuelta en tren. En estas cuevas hay un “ser” llamado “human fish” que puede llegar a vivir unos cien años. Es una especie endémica de esas cuevas y viene a ser una especie de salamandra color carne. Tiene allí unos es una especie de pecera para que todo el mundo pueda verlo, porque si no… (al menos los cambian cada poco tiempo).

Cuando acaba el recorrido, con un poco de dolor de cabeza ambos, subimos de nuevo a Postojna a comer unas hamburguesas . El pueblo mola, es pequeño y muy tranquilo. Además hacia un tiempo estupendo sol y nubes . Eslovenia es un gran país.

Vamos a la estación por una empinada cuesta que serpentea a lo largo del pueblo.el primer chiste en esloveno la policía es la policija y nosotros leímos pocilguija

Esta vez el tren si que pasa, en unos veinte minutos y con una niña de unos 10 años llevando el tren en gran parte del trayecto . si , una niña paso a la cabina del conductor lo saludo y sin mediar palabra se sento .el tren va casi vacío . hay mucho silencio y el paisaje es muy verde. En el vagón va un tío super profesional con su hijo haciendo fotos a todo.

Divaĉa es igual de inhóspito que postojna. Ni dios en la estación ni en los alrededores. La ruta que nos hubiese llevado a las cuevas empieza allí mismo y recorre un parque natural . decidimos hacerla o lo que nos de tiempo.menos mal que en la estación había un mapa cutre de las rutas.

El camino empieza por la carretera general y cruza la autovía que va a pula , después se adentra en un pueblo y desde el ya se entra en un bosque tupidísimo , lleno de sombras estupendas.Caminamos por un sendero rodeados de robles, hayas, pinos… en poco tiem`po ya vemos una garganta con un rió en el fondo y una estupenda cascada que invita al baño. Se nos paso por la cabeza no os creáis. Pero estaba demasiado abajo. Llegamos a la entrada de las cuevas y al final se nos había hecho un poco tarde para volver así que decidimos hacer auto stop pero no pasaba ni dios por aquella carretera . después de que unos diez coches pasasen por delante de nosotros sin inmutarse decidimos volver andando por la ruta.el camino de vuelta esta pensado para una hora y por la prisa y las ganas de no perder un tren que tal vez no pasase lo hicimos en una media hora. Eso si, dimos zapatilla de lo lindo. Esperamos incluso un poco en la estación a que llegase el tren. Llego mientras anochecía. Las estaciones de los pueblos en Eslovenia son muy “curriñas” ( lo siento pero no hay una palabra en castellano que lo defina tan bien) son pequeñas, arregladitas , con sus jardineras llenas de flores, limpísimas , tranquilas… llegamos con una hora de retraso a Ljubljana . es de noche y no hay nadie por la calle. Paseamos de camino al albergue . cena , conversación , porrete y a sobar que mañana nos toca la ciudad de los dragones .

 

admsk9.jpg

la estacion de postojna

 

adnuk3.jpg

Yo mismo esperando el tren que nunca llegó

 

adovw6.jpg

Paisaje de camino a las cuevas

 

adqzh6.jpg

Aqui nos paramos a tomarnos un pincho antes de entrar

 

 

adrli7.jpg

Una de las salas

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Más fotos del día

 

adsmh1.jpg

La niña bonitade la cueva. El nombre oficial es el Diamante, pero como bien dijo la guía, se parece más a un helado de vainilla.

 

adxar1.jpg

El parque natural de Divača

 

adyxk3.jpg

En el camino

 

adzfl6.jpg

El sitio en el que nos quisimos dar un chapuzón

 

aecwd9.jpg

Pozo y árbol con encanto

 

aedrn0.jpg

La estación de...

 

aeeoy0.jpg

Atardecer esperando el tren a Ljubljana

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
Conéctate  



×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.