Jump to content
  • Registrar
Conéctate  

Publicaciones recomendadas

SINGING IN THE RAIN

 

23 de Agosto de 2007

Tras una noche de intensa lluvia, el día empieza de la misma manera. Es nuestro último día en Florencia, y aunque el primer día habíamos visto la mayor parte de lo que teníamos pensado, estamos deseando volver a esa ciudad tan estupenda. Nos metemos en la zona cubierta que hay delante del bar del camping para desayunar, y la cosa cada vez se va poniendo peor. Desde la lluvia apocalíptica de Bruselas no habíamos visto nada igual, así que nos resignamos a pasar todo el día en el camping. Como no queremos perder la mesa que tenemos, por turnos vamos a la ducha, a buscar el hornillo, cosas para pasar el rato… Nos bombardean todo el día con una música de chiringuito insoportable; menos mal que tenemos los mp3s. Aquello está lleno de gente y hasta nos hacemos amiguitos de unos asturianos que nos recomiendan un camping para Roma, que es donde estuvieron ellos. Cuando casi me había acabado la revista de pasatiempos, de pronto el cielo se despejó completamente, casi de una manera irreal. Corrimos hasta nuestra tienda a ver si había entrado agua y a cerciorarnos de que todo seguía en buen estado. Había un poco de agua pero el pequeño foso que Pierre había hecho para desviar el agua, había ayudado a que no fluyese un río por nuestra tienda. Sacamos todo y lo pusimos al sol. Mientras no dejábamos de vigilar el cielo, ya que igual de deprisa que se había despejado, se podía volver a cubrir.

Ya era tarde para hacer nada, así que nos preparamos la cena y después de meter todo de nuevo en la tienda, nos acercamos hasta el Piazzale para poder ver las luces de Florencia y despedirnos de la ciudad.

 

florencia43lh3.jpg

Nuestras pertenencias en el banco supletorio

 

florencia44yz4.jpg

La tienda intentando secarse al sol

 

florencia53cs5.jpg

 

florencia51uo1.jpg

 

Piazzale

Editado por Niebla

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

LA RADDRIZZO IO LA TORRE DI PISA

 

24 de Agosto de 2007

 

Para no perder las buenas costumbres, nos levantamos temprano, desayunamos y recogemos. Justo al acabar empieza a llover. Cogemos el bus en la puerta del camping para ir a la estación y de allí, a Pisa. Ya sabemos que en Pisa no hay mucho que ver, pero estar tan cerca y no ir a ver la Torre antes de que se caiga… pues sería una pena.

El viaje dura una hora más o menos. Delante de la estación se coje un bus urbano que por 90 céntimos te lleva hasta la explanada donde está la Torre. No tenemos ni mapa, porque nos querían estafar unos cuanto eurillos por uno, así que decidimos seguir a los otros turista, que mal será que no lleguemos. Y siguiendo nuestra estrategia, nos bajamos donde se baja todo el mundo, aunque la Torre no la hemos visto. Parece que haya un mercadillo. Hay como una especie de recinto amurallado, así que nos encaminamos hacia allí y al atravesar la entrada nos sorprende una enorme explanada en la que no sólo está la Torre (mucho más inclinada de lo que parece en las fotos!!!!!), sino también la Catedral y otro edificio, creo que el Baptisterio :S

En la explanada hay mucho ambientillo. A pesar de la lluvia hay muchísima gente, puestecillos… Todos están sacándose la típica foto haciendo como que sostienen la Torre, y es un poco gracioso tratar de observarlo de una forma “externa”.

No podemos evitar la tentación y nos compramos unas camisetas además de algunos souvenirs para la familia.

Después de darle la vuelta entera al recinto, decidimos buscar un sitio para comer, que ya se está haciendo tarde. Nos clavan 30 euros, pero al menos hemos comido hasta reventar, ya que nos trajeron a cada uno una fuente enorme y deliciosa de spaghetti carbonara. Que ricos!!!!!

Como Pisa ya no nos ofrece nada más, nos cogemos el bus de vuelta a la estación, no sin gran esfuerzo, debido a nuestras barrigas inmensas, y ya nos subimos en el tren a Roma.

Tras 3 horas de tren llegamos a la gran ciudad. Hace un bochorno tremendo a pesar de que son las 8 y pico de la tarde. Vamos al puesto de información y preguntamos cómo llegar al camping Tíber, el que nos habían recomendado los asturianos. Después de un metro y un cercanías llegamos a Prima Porta. Nos habían dicho que el camping estaba allí, pero en realidad está a 3 kms!!!! Empezamos a ponernos un poco nerviosos, perdidos a las afueras de Roma, de noche, en un barrio no muy alegre, cansados de todo el día e indignados por el chasco que nos hemos llevado…. Cuando aparecen nos hippies en su furgoneta y se ofrecen a llevarnos. Ole!

Al fin llegamos al camping, y descubrimos que hay un servicio propio de buses que te lleva y te trae a la estación de cercanías, así que mañana no tendremos que esperar a ningún alma caritativa. Montamos la tienda, nos duchamos y cenamos. El camping es muy grande y nos han dado una zona muy tranquililla así que podremos dormir como osos. Parece imposible pero ya hemos llegado a nuestro último destino.

 

aivyw8.jpg

 

dsc00915yx7.jpg

 

dsc00916ox5.jpg

 

dsc00919vl4.jpg

 

dsc00922yt2.jpg

Editado por Niebla

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Que putada perderos el último día que teníais en Florencia...

Aunque ya no me pase tanto por el foro (me ha salido un curro extra :rolleyes: ) os sigo.

Un saludo y a ver como es la recta final.

Ánimo que ya queda poco ;)

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
Ya sabemos que en Pisa no hay mucho que ver, pero estar tan cerca y no ir a ver la Torre antes de que se caiga… pues sería una pena.

 

 

Que putada perderos el último día que teníais en Florencia...

 

 

Totalmente de acuerdo con los 2. No se podía perder la oportunidad de ver la torre estando tan cerca y una verdadera pena no poder disfrutar de ese último día en Florencia.

 

A ver que ocurre ahora en Roma :rolleyes:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

EL SECARRAL DE POMPEYA

 

25 de Agosto de 2007

Era nuestro último día de billete de Interrail, así que decidimos ir hasta Pompeya y aplazar nuestra visita a Roma hasta el día siguiente. Y maldita la hora en que se nos ocurrió ir al secarral de Pompeya. El sitio es muy bonito y merece la pena visitalo, pero realmente el viaje desde Roma se hace largo sobre todo: si tienes que volver el mismo día, si aprieta un calor de 40 grados y si el tren no tiene aire acondicionado.

La cuestión es que nos levantamos temprano y nos vamos a la estación a coger el tren a Nápoles. El tren está lleno de gente porque el anterior se había cancelado. Como siempre, los trenes italianos van con retraso o peor. El viaje son 2 horas y media y allí tenemos que coger otro tren a Pompeya. La segunda parte son sólo 20 ó 30 minutos, pero en un tren tercermundista y asfixiante que nos crispa los nervios. :rolleyes:

Llegamos a Pompeya a mediodía y no se ve ni un alma por la calle. Normal, con el sol que pega y el calor que hace. Todo está cerrado y no encontramos donde comer. Nos ponemos a dar vueltas y no encontramos la entrada a las ruinas. Preguntamos, nos indican mal, volvemos a preguntar… mil vueltas y cada vez más agobiados por el calor, el sol, el hambre… y ya nos estamos poniendo de mala leche. Para una cosa que tiene el pueblo y no hay quien la encuentre. ;)

Después de mil vueltas, conseguimos llegar a la entrada de las ruinas. Nos dan un mapa del recinto, que es enorme, y nos ponemos en marcha. Dentro del recinto el calor es incluso peor, porque el suelo es de tierra y no hay una maldita sombra. A Pierre le duele la cabeza y hasta está medio mareado. Nos sentamos debajo de un árbol que encontramos y descansamos un rato. Aún encima no tenemos demasiado tiempo ya que tenemos que volver a Roma…. Está siendo la excursión un poco forzada y es una pena porque el sitio es bien bonito.

Visitamos el anfiteatro, el foro, un teatro, un montón de casas que aún conservan sus pinturas y mosaicos… Las calles son anchas y no resulta difícil imaginarse el esplendor de otra época. De pronto, al girar una calle vemos que hay mucha gente al fondo. No sabemos que está pasando. Nos acercamos a ver que es lo que ocurre y descubrimos…. Una fuente!!!!!!! ;) Fue nuestra salvación. Bebemos, llenamos las botellas de agua fresca y nos remojamos a placer. Ahora ya estamos dispuestos a cualquier cosa. ;) Tan dispuestos estamos que se nos va la hora así que tenemos que volver a la estación corriendo para no perder el tren, que pasa puntual. Llegamos a Nápoles y como tenemos media hora hasta tener que coger el de Roma, nos vamos a pillar una pizza. Nuestra comida se ha retrasado hasta las 6.30 de la tarde. Devoramos la pizza aún caliente, ya que nos la acaban de sacar del horno, en el tren. No se si por las prisas, el ansia, el calor o la falta de reposo, la pizza nos sienta mal. Menudo día llevamos…. Sudamos la gota gorda de vuelta y llegamos a Roma completamente rotos por lo que decidimos descansar la mañana siguiente.

 

bceg4.jpg

 

beay3.jpg

 

bftm4.jpg

 

bhhg2.jpg

 

bjib5.jpg

 

bkfa9.jpg

 

bmif2.jpg

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Q monton de cosas tiene Italia para ver!!!

Algun dia me tengo q decidir a visitar ese pais....

A ver q me contais de Roma, saludos!!!! :bye2:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Estaba la cosa un poco parada pero habeis cogido carrerilla. Como ya se ve cerca el final... Pompeya todo el mundo dice que es preciosa. Habrá que apuntarla como destino si voy a Italia :bye2:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

LA DOLCE VITA

 

26 de Agosto de 20007

Nuestra primera mañana en Roma nos la pasamos chapoteando en la piscina del camping. El día anterior había sido duro y sabíamos que para ver la ciudad teníamos que estar en plena forma, así que nos tiramos en las hamacas a tomar un poco el sol, luego la sombra y venga a hacer larguitos. Por suerte además no había casi gente.

Comimos temprano y salimos ya preparados para todo. Nuestra primera parada fue la Villa Borghese. Es una especie de parque bastante grande y dentro de él hay varios museos, entre ellos la Galería Borghese, que es nuestro objetivo. Una vez que llegamos allí nos encontramos con un pequeño problema: nosotros queríamos comprar la Roma Pass, que por 20 euros te da entrada a 2 museos, descuentos en un montón más y transporte gratis. El caso es que ya no les queda. Nos dicen que vayamos a otro museo de los que hay dentro del recinto que también está dentro de la oferta. Volvemos sobre nuestros pasos, que aún había un buen trecho, y allí sí que tienen la Roma Pass, pero no nos dejan pagar con tarjeta de crédito y no tenemos más que 30 euros. :rolleyes: Compramos una, al menos así uno de nosotros ya se ahorra el transporte, y decidimos dejar la Galería para otro día ya que no hay un cajero cerca.

Ponemos rumbo hacia la Piazza del Popolo, que será el punto de partida para perdernos por las calles de Roma.

Hace mucho calor y el sol pega fuerte, pero para nuestra alegría, Roma está llena de fuentes en las que refrescarse. Cuando te estás empezando a secar del remojón, aparece otra.

Al final de la Villa Borghese hay un mirador, desde el que se ve la Piazza del Popolo, pero para bajar lo hacemos por una calle a la izquierda que te lleva a la Plaza de España. Bajamos por su famosa escalinata a lo Norma Duval :cool: , sabiendo que miles de turistas volverán a sus casas con una foto nuestra. Es agradable pasear por esta parte de la ciudad, con calles estrechas que no te hacen sospechar que estas en una gran ciudad. Seguimos avanzando y llegamos hasta la Fontana di Trevi. Realmente es impresionante. Llegas hasta la plaza a través de una callejuela estrecha que no parece que vaya a ningún lugar particular y de pronto :unsure: te chocas con toda esa grandeza y majestuosidad. La fuente es tremenda, y aún lo parece más porque la plaza se le queda pequeña!!!! La verdad es que es muy bonita, y el agua invita al baño, pero ya está allí la policía para que eso no pase.

En ese momento decido que ya se lo que le quiero llevar a padre de recuerdo: una gorra de Ferrari, que el es de Ferrari de toda la vida. Damos unas cuantas vueltas para encontrar la tienda, pero llegamos.Las tiendas de Ferrari son un escándalo, todo lujo y precios que meten miedo. Y miedo nos meten al entrar, ya que al cruzar la puerta todo el mundo se nos queda mirando. Hay unos hombres trajeados allí que nos remiran y hasta los dependientes ponen caras raras. Hombre, ya se que no vestimos Dior, pero tampoco es la cosa para tanto… Hacemos como que no nos enteramos y nos ponemos a curiosear. Subimos a la parte de arriba y a través de la cristalera vemos que en la acera de enfrente hay aparcada una limousina y varios coches negros tipo seguridad. A saber que ricachón estaba compartiendo la tienda con nosotros! :cool: El caso es que compramos la gorra y aunque es un poco cara, es la de verdad y te la ponen en un paquete muy chulo.

De allí nos vamos a la Piazza Navona. Esta para mí es la plaza más bonita de Roma. Mucha gente, restaurantes, fuentes, souvenirs, pintores, músicos… hasta hay unos tunos! Mires a donde mires, te entretienes. Una pena que esté en obras.

Al fin el cansancio nos vence así que nos vamos al camping. La primera impresión de Roma ha sido sensacional, y no sólo por los monumentos, sino por el ambientillo que se respira en la ciudad. Hemos dejada atrás Europa. Son las 9 y pico de la noche y las calles están más llenas de gente que nunca. Está claro que el calor obliga a vivir a otro ritmo.

 

bnvu9.jpg

Galería Borghese

 

bpju2.jpg

Piazza del Popolo

 

brza2.jpg

Plaza de España

 

btab4.jpg

Fontana de Trevi

 

bwtl8.jpg

Piazza Navona

 

bxps6.jpg

Piazza Navona

 

roma27kb8.jpg

Piazza Navona

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Acabo de ponerme al día con vuestro Diario! qué mala suerte tuvisteis con el tiempo, entre diluvios universales y otras veces demasiado sol... pero aún así aprovechásteis bien el tiempo. Qué bonita es Italia! :unsure:

 

Ya estáis casi acabando, no? Esperamos ese nuevo capítulo de Roma!! :rolleyes:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
Que putada perderos el último día que teníais en Florencia...

Aunque ya no me pase tanto por el foro (me ha salido un curro extra :rolleyes: ) os sigo.

Un saludo y a ver como es la recta final.

Ánimo que ya queda poco :bye2:

 

Ya decíamos que últimamente te veíamos poco...

 

Q monton de cosas tiene Italia para ver!!!

Algun dia me tengo q decidir a visitar ese pais....

A ver q me contais de Roma, saludos!!!! :bye2:

 

No lo dudes y vete. Y a nosotros aún nos quedaron cosas pendientes, como Cinqueterre... y eso que la pija inglesa de Split bien que nos lo recomendo "It's amaaaaaaaazing. You muuuuuust gooooo" :lol:

 

Estaba la cosa un poco parada pero habeis cogido carrerilla. Como ya se ve cerca el final... Pompeya todo el mundo dice que es preciosa. Habrá que apuntarla como destino si voy a Italia :lol:

 

Pues si, pues si, ya poco nos queda. El 29 nos volvimos para miña terra galega.

 

Acabo de ponerme al día con vuestro Diario! qué mala suerte tuvisteis con el tiempo, entre diluvios universales y otras veces demasiado sol... pero aún así aprovechásteis bien el tiempo. Qué bonita es Italia! :unsure:

 

Ya estáis casi acabando, no? Esperamos ese nuevo capítulo de Roma!! :cool:

 

Llueve, nieve, haga sol... show must go on y el viaje también :cool:

 

Muchas gracias a todos por seguir al pie del cañón :bye2:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
Conéctate  



×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.