Jump to content
Conéctate  
vaninka

¡Y yo sin mi agente naranja!

Publicaciones recomendadas

138.jpg

 

La despedida de Angkor Wat, pasaba irremediablemente por volver a ver Angkor Wat (el templo), que nos regaló el arcoiris más bonito del mundo y el momento más mágico del viaje. Pero antes de llegar hacemos detener los tuk-tuks para ver de cerca de los cabezones sonrientes. Nos creímos los Beatles XD. Los conductores se despollaban.

 

415.jpg

 

272.jpg

 

273.jpg

 

Hoy hacía un sol radiante, a diferencia de las últimas tormentas con adorables finales, que habíamos vivido allí. Eva nos mandó a escardar y se quedó en la entrada, porque le apetecía tanto subir escaleras como hacerse amiga de Ana Obregón. Nosotros nos armamos de valor y arriba a saco, y… a pesar de tener que subir esos escalones con la muerte y su guadaña dándote golpecitos en el hombro, las vistas eran una preciosidad y no podía merecer más la pena, joder. Toda la selva a tus pies, todo el cielo desnudo encima de nuestras cabezas y todo un precioso horizonte por el que lloramos por volver a ver, ay!! Y encima había un mono!!!!!! Por fin vimos de cerca el mono tan ansiado durante el viaje que se nos negaba a cada momento XDDDDD.

 

423.jpg

 

426.jpg

 

428.jpg

 

429.jpg

 

435.jpg

 

438.jpg

 

143.jpg

 

144.jpg

 

145.jpg

 

146.jpg

 

441.jpg

 

443.jpg

 

444.jpg

 

445.jpg

 

447.jpg

 

450.jpg

 

452.jpg

 

Le hicimos mil fotos debajo de un pupitre que no sabíamos muy bien que hacía allí, despiojando a la guardia, tratando de tener conversación con un camboyano medio delincuente. Y llegaron una parejita de italianos. El tipo se puso a acariciarle mientras la tipa le hacía una foto con el jodío mono, pero cuando se acercó ella, vaya tela XDDDDDD. Parecía de repente que le habían echado salfumán en los cojones al bicho, se pilló un cabreo de la ostia y se puso a gritar y resoplar y tratar de tirarse contra ella. La chica retrocedió espantada y el camboyano le dio un pescozón que hizo que el bicho se callara y volviera a despiojar a la guardia XDDD. Nosotros estábamos en nuestra tinta recorriéndonos la “azotea” del templo. Había bastantes turistas y vimos a uno que estaba tirando 80 millones de fotos con 80 millones de cámaras diferentes a un grupito, nos descojonamos.

Al bajar vimos a toda una familia de pobres que habían ido a rezar a Buda en sus múltiples posturas y vestidos a la moda. Descubrimos que se les había olvidado un niño presuntamente dormido en una sala XDDDD. Nosotros hubiéramos jurado que había muerto al dejarle pidiendo a los turistos XDDD.

 

151.jpg

 

455.jpg

 

Salimos. Eva nos odiaba porque dijimos que tardaríamos poco y habíamos tardado miles de horas, pero era irrestible el querer hacer siempre una fotito más… a las cúpulas, a la selva, al momento. Salimos de Angkor prometiéndonos volver y algo tristones pensando que después de la joya del sudeste, poco nos quedaba por ver. Volvimos a la gasolinera a comer, porque no podemos ser más pavisosos XDDDDDDDD. Nos acicalamos un poco en los baños y comimos rápidamente para salir pitando a hacer compras de forma compulsiva en el mercadillo XD.

Gastamos nuestros últimos rieles y varios dólares más en las últimas compras, incluyendo una mochila North Face por 9 dólares, MUAHAHAHAHAHA. Iker pilló unos Rolex por 30 euros que nada tenían que ver con los Tolex de Bangkok y la verdad nos quedamos con las ganas de muchas más cositas para poder montar un Asia Home aquí y poder timar a todo el mundo cobrando 50 veces el precio.

Iker y Eva se dedican a comparar precios y a intentar estafar a los magos camboyanos de la estafa, fingiendo escandalizarse por los ridículos precios que les piden. Iker y Eva hacen tanto teatro como los tenderos. Pero llegó el momento de la verdad. Iker, siente repentinamente unas cosquillitas en su dedo gordo. ¿Será esto lo que se siente al conseguir llevarte una ganga? Pues no, es lo que se siente cuando una cucaracha portentosa de 10 cm se mete en tu chola, justo debajo de tu dedo XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD Iker pega un brinco, agita la pierna como intentando desencajarla de su cadera XDDD “AAAAAh, una cuca!!!! Tengo una cuca en la chola!!!!” Las camboyanas se despollan, Eva se despolla y grita a la vez. Iker grita, él no se despolla. Por fin la cuca polizonte sale disparada de su chola para meterse corriendo en una tienda. Las tenderas la persiguen para pisarla. Diox!!! ¡¡Qué ascazo!!! Las del mercadillo siguen desojonadas del ver cómo el gran hombre occidental de casi dos metros de estatura grita como una nenaza XDDDDDDD y se empeñan en aplastar a la bicha, no porque les moleste, sino como deferencia hacia un posible cliente.

 

Repuestos del susto, Iker supera su amago de infarto entregándose al consumismo más feroz mientras yo empezaba a encontrarme fatal. Como la mejor manera de recuperarme de mis males es comiendo, me pedí una sopa de espinacas de agua (gracias por recordarme ese momento que había conseguido olvidar, frescaza ¬¬) mientras Eva y Nachín se deleitaban con una coca-cola caliente de cuello de botella oxidado (al menos ponían pajitas XD) para conseguir paliar ese calor infernal de allí dentro. Al acabar compramos pañuelos, bolsos, monederos y hasta unos mini Ganeshes que nos costaron regatear diox y ayuda porque el tendero (un niño de unos 8 años q parecía un adulto de 40) no se bajaba del burro ni a tiros. Salimos de allí como los golfos apandadores después de haber desvalijado al tío Gilito xDDD.

 

Cargados con las compras y ya casi fuera de hora, corremos al hotel a por las mochilas y a coger los tuk tuk que nos llevan al aeropuerto. Hemos comprado tantas cosas y llevamos tantas bolsas que parecemos un par de carromatos de zíngaros XDDDD. Diox, es genial llegar a un aeropuerto en tuk tuk XDDDD Nos despedimos de nuestros conductores regalándoles la miseria que nos había costado 15 minutos regatear el primer día. Somos únicos haciendo negocios xDDDDD. Entramos corriendo en el Siem Reap Internacional Airport, con el cielo negro como testigo.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

weno soy nueva aki, pero llvo un tiempo leyendo westros asombrosos diarios!

 

ummm... no hubo ninguna aventura mas d welta a spaña?? xD

 

podrias hacerme un desglose con el intinerario y el presupuesto dl viaje?

 

gracias y m dais muxa envidia! ;)

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

quieta pará!! q aún nos quedan 3 días de viaje! XDDD

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

si te aburres busca el de egipto "y yo sin mi fortasec", q ese está acabado y todo XDD

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

jajajaja, ya m lo lei en su dia y puto mustafa jajajaja, lo q m pude reir... sois un poco iman para las cosas surrealistas no? :)

 

weno m acabo d acordar de q os tngo q recomendar una cosa para cuando vayais a paises, q lo de comer en las calles es garantia de cadena perpetua en el baño.

en los herbolarios venden unas pastillas q stan compuestas x carbon vegetal y plantas. Pues bien estas pastillas aun siendo d color negro y da un aire de desconfianza son una joyita. Captan y elimiann las toxinas a nivel digestivo, vamos q t limpian el stomago. Cuando hayas comido en una calle perdida de bangladesh, o en pleno himalaya, y al rato empiezas a encontrarte mal, t tomas un par d pastillas d esas y como nueva!! yo siempre m llevo una cajita cuando voy a sitios asi y son mano d santo!

 

poca gente las conoce y la vrdad poco mas q hace milagros :)

 

para cuando l proximo capitulooo?? :)

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
Vimos una araña gigante que no nos hizo ni caso, felizmente y al caracol más grande que he visto en mi vida. Una pena que fuera sólo la concha, porque fijo que el bicho era como una lengua de vaca, diox!!!

 

136.jpg

Has ido poco al campo tú si ese es el caracol más grande que has visto en tu vida.

 

 

Eva nos mandó a escardar y se quedó en la entrada, porque le apetecía tanto subir escaleras como hacerse amiga de Ana Obregón.

 

a pesar de tener que subir esos escalones con la muerte y su guadaña dándote golpecitos en el hombro

 

Parecía de repente que le habían echado salfumán en los cojones al bicho

 

:bye2:

 

 

¿Para cuando el siguiente capítulo? Que esto está muy parado...

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

por fin la muy plasta de evardez se dignó ¬¬

 

 

Sonó un trueno.

Luego otro.

Otro más.

Una gota.

Treinta gotas.

Mil millones de gotas.

El cielo negro se quiebra e ilumina con los rayos.

Nacho se estresa. Al otro lado de las cristaleras está el Apocalipsis. Para colmo no puede fumar xDDDDD. Aprovechamos para sacar todo de la mochila y comprobar que no llevamos algún souvenir con el que no contamos. Volvemos a hacerlas y entonamos salmos budistas para que llegara sano y salvo todo lo que había dentro.

Al facturar, vemos que en las tarjetas de embarque pone SUBARNABUMI. ¿¿¿Cómorl???? ¡Si nosotros queremos ir a Bangkok, mozaaa! La sonrientísima azafata, con la mirada condescendiente de una madre que se acaba de hacer a la idea de que tiene un retrasado mental por hijo que ha metido los dedos en el enchufe por enésima vez a pesar de llevarse 4 calambrazos seguidos, nos responde que es el nombre del aeropuerto de Bangkok. Uff, respiramos aliviados de no acabar en una aldea malaya de mala muerte. Eva se pone a hablar con unos catalanes que le cuentan no se qué milonga de las tasas de salida. Viene a contárnoslo, pero no nos lo acabamos de creer. De hecho, nos quedan pocas perras para pasar el último día en Bangkok y esas tasas no son de recibo, así que no la creemos porque no nos conviene XD. En el control de pasaportes nos dicen que sí, que 25 dólares si queríamos salir de allí.

¿¿¿Pero esto qué es??? Estamos estresados porque nos hemos gastado todo en compras y no sabemos como cojones hacernos con la pasta, dioooooooox!! Así que el estrés se apodera de nosotros que empezamos a buscar como locos un puto cajero, pero no queremos llevarnos de recuerdo otra comisión, así que tuvimos que cambiar dinero en una especie de perfumería de fuera del aeropuerto. No recuerdo muy bien como fue, y he escrito a Iker, así q actualizaremos con la verdad del asunto xDDD. Pagamos el pastizal absurdo y después el control policial. Allí los polis eran más majos que las pesetas y les pedimos que nos escribieran nuestros nombres en camboyano. Los polis nos tiraban los tejos con las miradas y sonreían con esa sonrisa enorme y blanca que tienen los camboyanos. A pesar de todo, nos vamos amando a los camboyanos, aunque en cuatro días nos hemos gastado lo que en 20 en Vietnam.

Para hacer tiempo vamos al Duty Free, de donde huimos bastante rápido debido a los precios, más altos que el tsunami de Phuket. No podíamos esperar otra cosa en ese aeropuerto privado para turistas pijazos. Todo el mundo suele volver a la capital para volar desde allí, pero nosotros somos así de guays (la verdad es que hubiésemos preferido que nos metieran el buda reclinado de Bangkok por el ojete antes que volver a Phonm Phen) Eva está encantada con su hallazgo del tabaco GITANES XDDD, no se resiste a posar como Paris Hilton con el cartón.

280.jpg

Ya empezaba a tener mala cara, la pobre... pero sigue igual de divina xDD

Vamos a la tienda de prensa. Ojeamos todo y la tipa que la atiende se está volviendo más china de lo que es mirando a 4 españoles jeta leyendo las noticias y revistas en sus barbas. Nos dice algo como “NO se puede leer aquí” a lo que por supuesto hacemos caso omiso. Estamos embebidos con un cuento para niños camboyanos, se titula algo así como: “Mi balón se ha caído detrás de los matorrales” y trata de un niño que está jugando al fútbol con sus amigos y se va la pelota a tomar por culo. El niño se empeña en ir a pesar de las advertencias de los demás chicos.

Salta los matorrales y BOOM! Se queda mutilado de por vida tras perder las 2 piernas por una mina antipersona de las que desgraciadamente aún pueblan Cambodia. Al menos el cuento tiene un final presuntamente feliz, y es que el niño encuentra muchos más niños sin piernas y puede montar su propio equipo de fútbol de niños sin piernas. Al cerrar el cuento, todos teníamos cara de Hué.

La tormenta golpeaba con fuerza los ventanales, mientras Eva empieza a ponerse fatal por algo que no sabe muy bien que es. Se sienta, está mareadísma. Yo la miro por el escote porque está tan atontada que ni se entera XDDDDDDDDDDDDDD

Esperamos la cola infame de los Cocoon, es decir, mil abuelos que se van a hacer el Indiana Jones por ahí porque están asquerosamente forrados. La cara de Nacho ya no es ni un poema, es un chiste malo. Empieza a sudar. La cola avanza. Subimos al avión. Como somos cuatro nos sentamos Iker, Eva y yo juntos, y abandonamos a Nacho, que está sufriendo un ataque de pánico, a su suerte. Somos así de hijos de puta. Nacho empieza a perder la color del rostro xDDD. Nos ponemos a rajar olvidándonos de Nacho. Arrancan los motores. A punto de despegar nos acordamos de él y de su pánico a volar. Le miramos, está agarrado al cinturón de seguridad como si le fuera la vida en ello. Despegamos!!!

Nacho? Nacho? En sus ojos vidriosos no hay vida. Sólo sabemos que no ha muerto porque lo delata el temblor de sus manos. Pasan las azafatas con la cena: ¡Está deliciosa! Pero Nacho sólo intenta llenar el vaso de agua y del temblor no atina y se le sale todo XD. La azafata se alarma y trata de tranquilizarle no sea que le de el ataque y se líe a hostias con el personal. Le echa agua y le trae una mantita y un puzzle! XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Nosotros nos descojonamos de ver a mi pobre marido en esas condiciones, aunque nos da pena. Está intentando concentrarse en el puzzle de 3 piezas cuando pasan con los dichosos formularios de inmigración. El pobre trata de escribir, pero tiembla tanto que parece que esté escribiendo directamente en letras Thai xDDDDDDDDD. Se lo rellenamos nosotros. El pobre está chorreando. Sigue lloviendo. Eva sigue mareadísima y está un poco de color verde. Con el color blanco de Nacho y la camiseta azul eléctrico de Iker sólo falto yo en rojo para ser los nuevos Parchís XDDD.

Tras una hora de vuelo aterrizamos en Tailandia otra vez. Nacho no ve la hora de abrir su paquete de tabaco aunque este no sea “gitanes” XDDD Hacemos todo el trámite que ya conocemos del primer día y salimos. Nacho es feliz, aunque la angustia le recorre al pensar que tan sólo dos días después le esperaba el vuelo de mil horas de vuelta a España xDDD. Cogemos el bus a Bangkok. Estamos hechos unos zorros. Dentro del bus el aire acondicionado es el propio de “congelados la sirena”. Nos echamos por encima los chubasqueros. No nos lo creemos, pero por fin,, llegamos a Khao San Road, de nuevo. ¡Ay, que 22 días antes habíamos llegado aquí mismo sin saber nada de ese pedazo de viaje que estábamos ya terminando!! Vamos al D&D Inn, que habíamos reservado desde Ho-Chi-Minh. Los que están en recepción compiten por ver quién es más subnormal y nos dan ganas de matarlos, pero al final conseguimos nuestra habitación de 4, yeaaaaaaah!

Subimos, Eva se acuesta porque está fatal, pero nosotros estamos deseando darnos un bañito en la piscina de la azotea y allí... Dioooooooooox!! SILVIIIIIIIIIIIIII!!! Qué tremendo encontrarse casi de rebote con tu amiga a miles de kilómetros de distancia de tu casa!! Me abalanzo sobre ella. No podemos parar de reírnos y de descojonarnos!! Habíamos hablado, de encontrarnos en ese hotel, pero ninguna de las dos creo que, de verdad, pensamos que llegáramos a coincidir. También estaba Tere, ambas son mis compis de capoeira. Ellos iban 9 de viaje, aunque ya se les fueron 2 y al día siguiente se les iban otros tantos e iban a acabar las chicas solas hacia las islas. Nos pusimos a rajar como cotorros, a contarnos nuestras aventuras mientras tomábamos cervezas en la piscina de la azotea del hotel en Bangkok. Es que es de película, coño!!!!!!!! Estos insisten en ir a por comida y zampárnosla allí. También suben cervezas, aunque está prohibido puesto que si quieres te jodes y la consumes en el bar del hotel. En definitiva, comiendo y escondiéndonos el alcohol, muy typical spanish. Estuvimos hablando y bebiendo luego en su habitación hasta las 3 de la mañana. Las pobres tenían que levantarse a las 5 para coger el avión, pero era un no poder parar!!

Al final, nos despedimos, me llevé sus sombreros vietnamitas que me encargaron que me trajera yo (y que aún les guardo) y nos deseamos unos felices viajes hasta que nos viéramos en España. ¡Qué noche más especial…! y Evita, mientras, durmiendo a pierna suelta con el aire acondicionado a tope… Al menos, al día siguiente, estaría estupenda!

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
Al facturar, vemos que en las tarjetas de embarque pone SUBARNABUMI. ¿¿¿Cómorl???? ¡Si nosotros queremos ir a Bangkok, mozaaa! La sonrientísima azafata, con la mirada condescendiente de una madre que se acaba de hacer a la idea de que tiene un retrasado mental por hijo que ha metido los dedos en el enchufe por enésima vez a pesar de llevarse 4 calambrazos seguidos, nos responde que es el nombre del aeropuerto de Bangkok.
Eva se pone a hablar con unos catalanes que le cuentan no se qué milonga de las tasas de salida. Viene a contárnoslo, pero no nos lo acabamos de creer. De hecho, nos quedan pocas perras para pasar el último día en Bangkok y esas tasas no son de recibo, así que no la creemos porque no nos conviene XD. En el control de pasaportes nos dicen que sí, que 25 dólares si queríamos salir de allí.

Veo que habíais realizado una gran labor de documentación... :bleh:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
Conéctate  



×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.