Jump to content
  • Registrar
Conéctate  
vaninka

¡Y yo sin mi agente naranja!

Publicaciones recomendadas

XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

calla, madonna xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Hola Vanin y Pucca!! ya veo que habéis empezado con el diario, eso esta bien jeje. Me enganché a los diarios de Vanin preparando mi no-viaje a Italia, Grecia y Turquia, y de haber prosperado la cosa me hubiera resultado muy útil, además de partirme leyéndolo, asi que ya estoy ansioso por leer este...

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Si empezamos así me suscribo a la publicación periódica de este diario. Iré al quiosco regularmente a por los fascículos, que por experiencia el repartidor los entregará cuando buenamente pueda. jeje

 

Venga Vanin a ver con que infierno Vietnamita nos deleitas primero.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Amaneció a las 4 horas de mi película mental del ocaso de los dioses. Olía a gata encerrada y es q Olivia no tiene un pelo de tonta. ¡¡Cómo la iba a echar de menos!!!

Nachín y yo teníamos todo preparado. Vino a buscarnos el novio de mi madre, q es un amor, y salimos hacia Barajas después de q yo me deshiciera en amor a raudales hacia mi gatita. A la otra gatita la iba a ver en breves xD.

 

Presa de la emoción del momento, Nacho cae en q se ha olvidado del chubasquero de su mochila, y como no queremos q el pobre vuelva con la mochila llena de fardos de coca, volvemos. Llama Yolanda (mi santa madre) y nos dice q empezando así q prefiere despedirse de nosotros hasta la otra vida y es q esta mujer está en todo xD.

Total q llegamos a Barajas y vemos a Iker en el mostrador de la Turkish, Nacho va a en busca de su nueva American Express (q por cierto continúa sin estrenar XDDD) y mientras, llega Pucca, preparada para todo, a diferencia de su pelo q no era Water Proof.

 

 

281.jpg

Barajas, hora cero

 

Nos tumbamos en el suelo, encima de nuestras mochilas, y nerviosos y con mucha algarabía, esperamos. Habíamos llegado como 5 horas antes del vuelo por el temido overbooking y pq amenazaba una huelga la Turkish Airlines, pero Pucca había hecho el checking online y sólo teníamos q facturar las mochilonas en el mostrador de la clase bussines. La cara de envidia de la gente era mítica, pero aunq donde hay clase, hay clase, algún cretino se quejó de q había gente de mala catadura en la cola q daban mala imagen a los bussines, y la azafata vino a ponernos firmes. A todo esto, los de las tiendas del aeropuerto estaban en huelga y nos amenizaban la mañana con pitidos y trompetas q nos sonaban a música celestial pq no eran pitos y trompetas de la Turkish, q desde luego nos hubieran sonado fatal ¬¬.

 

Chola.jpg

Chola identificatoria

 

Iker, feliz de llevar perfectamente identificadas sus pertenencias mochileras con su chancla identificatoria, comprobó que se le había roto en el minuto dos. Así que decidió empaquetar su mochila para que ningún fardo entrara o saliese de camino a Bangkok:

- ¿Dónde puedo envasar al vacío mi mochila?, -preguntó el muy pailán. Y como bien dice la ley de Murphy, "siempre que estés liado envasando al vacío tu mochila abrirán el mostrador de facturación". Tuvimos que salir por patas a facturar, ya que no era plan de hacer esperar a la cola de gente que nos odiaba, por tener una pinta tan lamentable y viajar en primera. Felices con nuestras tarjetas de embarque nos fuimos al limbo del aeropuerto, a esperar un ratín, mientras los ruidosos manifestantes al otro lado del cristal nos recordaban a gritos que no compráramos en Aldeasa. ¡Ni de coña, menudos precios!.

El tiempo voló y cuando quisimos darnos cuenta ya estábamos sentados en el avión. Estábamos como flanes y despegamos tras ver varias tonalidades extraterrestres en la cara de Nacho, al que le aterraba volar y que después de este viaje, ha desarollado una seria patologia que hace que le afloren nuevas personalidades a bordo de un avión, a cual más chunga. Iker y yo estábamos sentados justo detrás de los imbecilitos de los bussines, y sólo veíamos la mini-pantalla del recorrido del avión, ni peli ni ostias, pq hay un muro sionista entre los pobres y los ricos, como la vida misma. Pucca y Nacho estaban detrás, no creyéndose ninguno ni q estaba allí y menos aún el porqué. Como era la hora de la comida, los encantadores turcos nos dieron una merluza con espinacas q habría hecho llorar a la Sirenita y a Pucca, que había comido merluza los dos días anteriores. Pero la ensalada y los postres eran guays. La azafata nos hacía bullying y nos mantuvo deshidratados todo el vuelo pero no se puede caer bien a todo el mundo xD.

Cuando íbamos por Italia, fue tremendo, porque empezamos a extrañarnos de no ver el Vesubio. Cuando nos dimos cuenta q lo estábamos sobrevolando. Se veía como un cráter oscuro inmenso. Q foto más chula!! Y q muerte más chula si le hubiera dado por entrar en erupción XDDDDDD.

 

Vesubio-1.jpg

El Vesubio, diox

 

Estambul, nuestra primera parada hacia Bangkok, nos recibió con los vientos del apocalipsis y un cielo más negro que Eto'o. Ya fue todo un triunfo aterrizar, con un tiempo tan antipático. Nos quedaban casi 6 horas para nuestro siguiente vuelo a Bangkok, tiempo suficiente para que desaparecieran esas nubes tan feas. Descubrimos que el aeropuerto de Istambul es tan entretenido como un Ipod sin botones, y q se fuma precisamente donde la gente come, para intoxicarles pero bien. Los precios son los mismos que en Oslo , así que nos dieron ganas de ponernos en huelga, como los de Aldeasa. También nos sorprendió ver q el clima estaba un poco estropeado, pero no le dimos mucha importancia....

 

Después de hacer el video más gracioso y más perdido del universo, fuimos a la sala de espera del segundo avión de la escala. Había gente de muchos tipos, desde marujillas españolas, hasta absurdas boy-scout probablemente de Suiza (les faltaba un reloj de cuco colgado del sobaco, vaya) haciendo calentamientos extraños para evitar el síndrome de la clase turista. En realidad parecían retrasadas xD.

Y entramos al mega avión q era tochíiiiisimo! En estos viajes en q el avión es un hotel más (q 9 horas ya son horas) te tratan cual marajá. Nos obsequiaron con un bolsito en el q había unos calcetines antideslizantes, un cepillo de dientes, un peine y un calzador XDDDDDD. En ese momento, tan contentos, sobre todo Pucca, con nuestro kit del viajero reloco entre las manos, no éramos conscientes de lo que nos esperaba.

 

Y ahí empezó la causa de todos nuestros males (ayuda a la narración si imagináis música de misterio cada vez q pongo una frase corta. Gracias). Todo empezó con el mal tiempo del q nos habíamos apercibido en el aeropuerto de Istambul. Unas nubes q se transformaron en lo más impresionante q he visto en mi vida. Sí, la megatormenta eléctrica dejaba pequeño al Vesubio. Y la muy puta estaba justo debajo del avión!!! Parecía encuentros en la tercera fase. Pucca no se podía creer lo que se veía detrás de la ventanilla e intenta convercerse y convencernos a todos de que son las luces del ala reflejadas en las nubes. El avión pega unos botes que no son de recibo. Nacho se incrusta en el asiento y pone la mirada perdida. No sabía lo q le esperaba.

Empezamos a ver fogonazos a nuestro alrededor para descubrir q NO es la luz del ala, sino relámpagos q iluminaban todo el cielo!! Y además, eran contínuos. Era absolutamente precioso y aterrador al mismo tiempo. Vamos subiendo y yo preguntándome cuando era la última vez q me había confesado. Las pantallas nos muestran el pedazo de pirula que está haciendo el avión para "escapar" de la ira de los arcángeles. Y es que la ruta, que suele aparecer en línea recta, se ha convertido en una interrogación. Los bandazos continúan. Aquello no eran turbulencias, era una miga de galleta en un baticao, y Pucca empieza a descojonarse de miedo XDDDDDDDD. Se le oye en todo el avión y cada vez q hay un "bache" ella da un grito como de cortesana de la corte de Luis XVI y suelta una risilla nerviosa q era el despolle. Jamás supo lo cachonda q me ponían esos grititos suyos (bueno, ahora sí xDDDDDDD), de no ser pq yo estaba absolutamente hipnotizada viendo el espectáculo irrepetible q tenía delante. La pantallita de ruta nos seguía flipando. Teníamos q ir al sur y estábamos por la mitad del mar Negro (norte), y aquello parecía extremadamente alarmante. Mientras los de la fila de en medio dormían como ignorantes q eran de lo q estaba pasando, y es q una batalla de dioses no se revela así como así.

 

Después de la vueltaca q dió para rodear la tormenta y cuando Nacho estaba prácticamente cristalizado, dejó de haber turbulencias y se estabilizó el vuelo. A las dos de la madrugada, tras dos horas de terror absoluto, salieron las azafatas de sus casitas de azafatas y nos dieron la cena y el zumo de naranja más delicioso de mi vida. Amo a estos turcos pq estaba todo estupendísimo. Sólo echamos de menos el espectáculo de Disney sobre hielo, q esperábamos ver empezar de un momento a otro, dada la temperatura del aire acondicionado, pero daba igual, q ya habíamos tenido suficiente función y queríamos satisfacer las necesidades primarias de comer y dormir tras revisar nuestra super consola particular en la q había 8 millones de juegos, pelis y cds de música q se manejaban desde un mando a distancia en el asiento, y es q estos turcos son la puta caña!!!

 

Hicimos un tetris anatómico (q no forense, aunq casi) para estar más cómodas y conseguimos dormir a intervalos de publicación trimestral despertando de vez en cuando para ver q estábamos sobrevolando Afganistán, Iran, Irak, la India, Birmania... q heavy!! (existen de verdad y no sólo en la tele!! XD), y al ratín nos despertaron para darnos el desayuno de berenjena más delicioso a ese lado de las nubes poco antes de empezar a descender mientras Pucca estaba autojugándose los cuartos haciendo un solitario en nuestra super pantalluca individual.

 

Tailandia nos aguardaba verde como una lechuga y caliente como un mandril, pero ninguno imaginábamos hasta q punto!! Eran las 2 de la tarde en Tailandia, "llevábamos" 24 horas de viaje, y teníamos q llamar a la policía cronológica: ¡¡¡Nos habían robado 6 horas, grrr!!!.

 

Cosas q perdimos, o q jamás volvieron a ser iguales:

-Lorza vaninkera, aún la estamos buscando en Saigón (esperamos no encontrarla, todo sea dicho XD)

-Pelo liso evarístico, RIP in Bangkok

-La sonrisa de Iker, q la vimos por última vez en Hué xDDDDDDDDDDD

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

El diario tiene un comienzo genial.

 

Aquí tenéis a otro que os sigue. :bye2:

 

¡¡Queremos nuevos capítulos!! Y fotos, muchas fotos.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Grande, Vanin!

Buen comienzo, yo también me apunto a este esperado relato.

Y sobre todo fotos, muchas fotos!!

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

si el vascazo nos pasa sus 7 gigas de fotos algún día, tendréis fotos ¬¬

(por ejemplo, de su chola identificativa de la mochila xDDDDD)

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
no tengo memoria por tu culpa, que matas mis neuronas emborrachándome, para luego abusar de mi en mi casa.
XDDDDD

 

¡Por fin ha empezado el diario! :bye2:

 

Y vaya comienzo... ;)

 

Genial sobre todo la foto con las cosas que perdísteis. :P

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
Conéctate  



×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.