Jump to content
  • Registrar
Conéctate  
lolyvill

China y Tibet 2007

Publicaciones recomendadas

Bueno, por fin empiezo el Diario, espero que os guste! entre hoy y mañana os iré poniendo las fotos.

 

14 de septiembre de 2007- Santiago-Madrid

 

El comienzo de este viaje fascinante fue un poco agotador, al menos para mí... Tuve que trabajar hasta las 13:30 (cuando me fui, despedidas de mis compañeros del tipo “a ver si volvéis vivos” y cosas por el estilo xDDDD), una hora en tren hasta Coruña para coger mis cosas, quedar con un amigo, imprimir un par de documentos que nos podían venir bien, tener mi despedida de la comida occidental y de la familia, y vuelta a Santiago en coche, uf! Acabé con dolor de cabeza y dopándome con gelocatil…

Al llegar a Santiago me esperaban, ya impacientes, Jorge y Txema en el aeropuerto. No teníamos mucho margen, así que facturamos enseguida y embarcamos, tras despedirnos de la familia, que nos habían venido a acompañar al aeropuerto.

 

Una vez en el avión, ya más relajados, aún no me lo creía… me esperaba un mes por tierras lejanas, por lugares a los que siempre había soñado ir… iba a ser alucinante! :D Como volábamos con iberia, cómo no, el avión se retrasó, y le llegamos tarde a Lau, que esperaba con unos colegas en el aeropuerto. Hacía mucho que no nos veíamos ya, y el reencuentro fue emocionante :lol: , desde que no vivimos juntas la echo mucho de menos (no te quejarás hermanita :P). Al llegar buscamos la oficina de Aeroflot para recoger los billetes, y por suerte nos los dieron igual, aunque tenían preferencia los del vuelo nocturno, no tuvimos que esperar mucho.

 

Como no teníamos ningún sitio donde cupiésemos todos para dormir, al llegar al metro nos fuimos dispersando, Jorge y Txema se fueron por un lado y yo fui a dormir con Lau a casa de una amiga suya. La verdad es que poco dormimos, estuvimos hasta las mil contándonos historias y poniéndonos al día, además de “ir de mercadillo”. Resulta que su amiga había metido en dos sacas enormes un montón de ropa que no se ponía, entre nueva y casi nueva, que iba a dar, y estuvimos saqueando todo xDDDD al final nos acostamos a las 4, y habíamos quedado a las 10:30 en Barajas! Qué desastres somos :P

 

15 de septiembre de 2007 Madrid-Moscú

 

Nos despertamos a las 8:30 hechas papilla, nos duchamos y salimos pitando al aeropuerto (aún así llegamos un poquito tarde). Por suerte no había cola para facturar, así que acabamos enseguida y pasamos el control. Pensábamos que íbamos sobrados de tiempo, pero el vuelo salía del edificio satélite, y entre pasar los dos controles y coger el tren casi llegamos al límite! Habían puesto a Lau separada, pero como había sitios libres nos cambiamos al cabo de un rato.

 

El vuelo se nos pasó súper rápido, estuvimos hablando, leyendo y haciendo chistes (la revista de Aeroflot se prestaba bastante a ello, entre fotos de babushkas -abuelitas rusas- y bodas ultra horteras bajo el mar, una con la novia vestida de buzo y un velo ultra hortera, ¿te acuerdas Lau? xDDDDDDD). El paisaje que atravesamos era chulísimo, un pequeño aperitivo antes de los vuelos sobre el Himalaya: se veían los Alpes, lagos y glaciares, un río enorme que creemos que era el Danubio, Polonia y, por fin, Moscú! Cuando nos dimos cuenta ya habían pasado 5 horas, el sol se ponía sobre Moscú, reflejando los tonos rosas y anaranjados del atardecer en el río, y estábamos aterrizando en el Sheremetyevo, aeropuerto que, aunque todavía no lo sabíamos, es el más inhóspito del mundo…

 

hpim1989tf4.jpg

Al fondo, los Alpes (es la única foto que les pude hacer, no iba en ventanilla...)

 

hpim1993kf4.jpg

Entreteniéndonos durante el vuelo... XDDD

 

hpim1996oz5.jpg

 

Al llegar, mil controles para pasar a la zona de tránsito, los rusos eran muy ineficientes y nada amables… Después de un ratillo, pasamos, y nos encontramos con un aeropuerto muy cutre y muy pequeño, con un montón de tiendas de perfume y duty free, pero sin algo tan básico como unas sillas donde sentarse a esperar ;)

Entramos en un duty free, y había todo tipo de vodka, estuvimos tentados pero al final pasamos, no sería muy divertido pasar un vuelo tan largo con resaca y llegar a Beijing por la mañana hechos polvo.

 

hpim1997rj8.jpg

Vodka peculiar

 

Subimos unas escaleras y llegamos a un pasillo ultra cutre donde había gente durmiendo, decidimos aposentarnos allí un rato en el suelo para esperar. Nos aburríamos bastante y nos pusimos a hacer un vídeo en plan de coña, hasta que llega un policía ruso (qué miedo! ;) ) y le dice a Jorge que está prohibido hacer fotos, vídeos, casi hasta respirar, y que le enseñe todo lo que ha grabado. Jorge, acojonado, se lo enseña, y como el poli no sabía español no hubo problema y nos dejó en paz (el video empezaba “estamos en el aeropuerto más cutre de Europa Oriental…” y seguía con sutiles ironías sobre el espléndido lugar en que nos encontrábamos :P). Qué movida, estamos en un estado policial (aunque algunos se empeñen en llamarlo “democracia” xDD), y aquí gobierna Putin, el hombre de hielo! ;)

 

hpim1999yj3.jpg

Matando el tiempo en el aeropuerto

 

Estamos un rato más allí sentados, junto a un bar muy cutre (donde, no sé si por casualidad, pusieron el Aserejé, nos partíamos), y luego ya nos movemos, porque por fin se puede embarcar! Cómo no, nos hacen pasar otra vez varios controles de pasaportes y de equipaje, y por fin entramos en el avión, enorme, con tres hileras de asientos. A Lau la habían puesto lejos de nosotros, pero le cambia el sitio a un chino y ya estamos otra vez reunidos. Pensábamos que iba a ser muy incómodo, pero cogimos las mantas y almohadas que nos daban para dormir y se estaba bastante bien. Los rusos iban bebiendo vodka como si fuese coca-cola, ya antes de cenar, algunos iban fatal, al día siguiente les esperaba una buena resaca en tierras chinas. Estuvimos esperando a que nos trajesen la cena antes de dormir, la comida no estaba mal, te daban a elegir carne o pescado y las patatas estaban muy ricas. Ya era un poco tarde y caímos rendidos, la verdad es que dormí muchísimo mejor de lo que esperaba.

 

Gastos (os los iré poniendo aproximadamente, hay días que no apuntamos todo)

Avión Santiago-Madrid i/v 106 €

Avión Madrid-Beijing i/v 616 €

 

Hasta aquí el viaje de ida, mañana ya os empezamos a contar el periplo por China! Por supuesto, si alguien tiene pensado ir que nos pregunte lo que quiera, vale? :)

 

Próximo capítulo: Beijing!! :bye2:

Editado por lolyvill

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

¡Eh, me alegro de que por fin hayas podido empezar el diario! Ahora que nosotros acabamos con el nuestro podremos revivir ciertos sitios de vuestra mano y conocer otros que tienen una pintaza. Te sigo, por supuesto ;)

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Ahí va el siguiente capítulo, nuestro primer día en Beijing. a ver si mañana puedo subiros unas cuantas fotos!

 

16 de septiembre de 2007: Beijing

 

Cuando desperté por la mañana, sorprendentemente, no tenía nada de sueño, contra todo pronóstico había descansado muy bien! Quedaban todavía 3 horas para aterrizar y no había mucho qué hacer ni nada con lo que entretenernos (nosotros nos dejamos la baraja en casa :P). Al cabo de un rato me levanté para ir al baño, y al poder mirar por fin por una ventanilla vi un desierto inmenso que se extendía allá abajo, sería el Gobi? Supongo que o eso o Xinjiang, no lo sé, pero era una pasada (no tengo fotos porque no acostumbro llevarme la cámara de paseo al baño ).

 

Bajamos del avión y fuimos a recoger los equipajes, un poco agobiados pensando que aquello podía ser el caos, pero qué va, estaba todo súper organizado y muy bien señalizado, fue muy fácil orientarse. Enseguida localizamos nuestra cinta y en nada ya salieron nuestras mochilas, así que fuimos a pasar los controles pertinentes para entrar en el país y cambiamos pasta (bastante timo cambiar en el aeropuerto, mucho mejor buscar un Bank of China, donde no te aplican comisión). Entonces nos dimos cuenta de que me había olvidado el papel con el mapa del albergue… mierda. En otro sitio con la dirección podría ser suficiente, pero en Beijing, y estando en un hutong para más inri… iba a ser imposible de localizar. Los chicos se quedaron con las mochilas mientras Lau y yo íbamos a buscar un lugar donde imprimir el mapa desde hostelworld, tampoco fue difícil porque había cartelitos con mapas; resultó estar en el 2º piso, y allá fuimos. Pensábamos que sería relativamente barato, pero no nos dejaban imprimir la hoja sin pagar el mínimo de conexión a Internet (1 hora!), así que al final el maldito mapa nos salió por 55 yuans del ala (5,5 €, más o menos, su puta madre ;) ).

 

Bajamos pensando en buscar ya un taxi, y vimos que Jorge y Txema estaban hablando con una china (luego la bautizaríamos como la China Chunga), que decía que tenía un taxi y nos llevaba. Yo miré en la Lonely y ponía que por unos 85 yuans se podía conseguir un taxi hasta la ciudad, así que le dije que no le pagaba más que eso. Ella nos pedía 400, pero yo me mantuve firme y lo dejó en 90, por 50 céntimos le dijimos que sí, total… Pero no sabíamos lo que nos esperaba. Fuimos con ella y ya vimos que el taxi muy “oficial” no era, vaya, que era un coche normal, pero como ya habíamos acordado el precio no debería haber problema… Metimos las mochilas, subimos y se puso en marcha. La tía conducía como una kamikaze (cosa que posteriormente veríamos que es lo habitual allí) y nosotros íbamos medio acojonadillos. En esto, a mitad de camino, va la tía y para a un lado de la autopista, para decirnos que por 90 no nos llevaba, que si le dábamos más, y ya pedía 150 la muy puta! Yo me empecé a cabrear, cosa que ocurre raras veces (pero mejor estar lejos, como pudo comprobar ella in situ :P), me mantuve firme y le dije que ni un duro más, que ya habíamos acordado el precio y le dábamos 90. Insistió un huevo, pero fui inflexible (y bastante borde, creo), al final parecía que le quedaba claro y seguimos. Un rato después entramos en Beijing, y la muy puta va y repite la jugada: paró el taxi junto a la acera y nos dijo que por 90 nos dejaba allí, no en el albergue. Ahí ya salté con toda mi mala ostia contenida :lol: , le dije que muy bien, que si esas teníamos no me costaba nada llamar a la policía, ella decía que quería más, insistía, y como iba delante les dije a ellos que se bajaran con las mochilas. La tía pensó que se había salido con la suya, pero en cuanto vi las mochilas fuera del maletero le dije que no le pagaba nada, porque no había cumplido lo acordado. Entonces ya se acojonó, entre eso y lo de la policía se dio por vencida y me dijo que vale, que nos llevaba por 90. Sólo teníamos billetes de 100, pero al llegar a la calle del albergue Lau fue a comprar una chorrada cualquiera a una tiendecita que había, para cambiar y no darle ni un duro de más. Al final se piró, pero yo estaba de una mala ostia que mordía, los demás flipando de cómo me había puesto con la china, pero al menos no nos consiguió tangar :D

 

Fuimos a hacer el check-in al albergue, el Peking International Youth Hostel, y encontramos la agradable sorpresa de que ya nos tenían las habitaciones preparadas. Es un sitio bastante caro para ser China, 14 € la noche cada uno, pero nos dieron dos habitaciones dobles que estaban muy bien. El ambiente del hostel molaba mucho, tenía un pequeño patio interior y estaba todo muy limpio, teníamos aparato antimosquitos, tetera, un buen baño con bater occidental en la habitación (esto después lo valoraríamos muchísimo :P), y el lavabo era muy original, con un enorme cuenco de porcelana china, precioso, donde caía el agua. La situación también es muy buena, está en una casa rehabilitada de un hutong junto a la Ciudad Prohibida (a Tiananmen se llegaba en unos 10 min. andando), y por ese precio tampoco nos pareció excesivamente caro, vale la pena (hay sitios mucho más baratos, sobre todo si compartes habitación, pero algunos tenían muy malos comentarios, sobre todo en cuanto a limpieza y olores, por eso elegimos este).

 

Cuando por fin nos registramos nos dieron las llaves (tarjeta magnética, algo raro por allí), dejamos las cosas y salimos a explorar la ciudad. Como no sabíamos muy bien hacia dónde tirar, decidimos ir al norte, donde está el parque Beihai, bordeando la Ciudad Prohibida. Al cabo de un ratito llegamos a la esquina, se veía genial y me pareció preciosa, con sus torres y el foso lleno de agua para protegerla de los extraños… Lo único que rayaba un poco era la gente de los rickshaws, eran pesados hasta la saciedad, aunque les dijeras que no en chino te venían detrás, a veces hasta nos seguían. En fin, nos fuimos desembarazando de ellos como pudimos. Nuestra idea era subir a la colina donde está el parque Jingshan (es una colina artificial, se creó con la tierra que quitaron de excavar fosos y demás al construir a Ciudad Prohibida), porque dicen que las vistas desde allí son chulísimas, pero había tal cantidad de polución en el aire que creaba una espesa neblina grisácea, y nos dimos cuenta de que no se iba a ver un carallo, así que pensamos en un plan alternativo, y se nos ocurrió meternos por los hutongs e ir hacia el Beihai y las torres del Tambor y de la Campana.

 

hpim2007uh5.jpg

Junto a la Ciudad Prohibida

 

http://img440.imageshack.us/img440/2366/hpim2008dy8.jpg

 

h0012005pqw2.jpg

Foso y ciudad Prohibida

 

Nos costó un poco dar con la entrada del primer hutong, el de Dashizuo, estaba un poco escondida, nos pasamos y tuvimos que volver atrás, hasta que lo encontramos. Los hutongs están desapareciendo muy rápidamente, es una pena, aunque la mayoría de ellos no están muy bien conservados, y hay bastante más pobreza que en el resto de la ciudad. Eso sí, por todas partes, mirásemos donde mirásemos, se veía gente trabajando, lavando ropa en la calle, etc. Fuimos caminando por las callejuelas estrechas, desviándonos de vez en cuando para curiosear en algún callejón, viendo cómo vivía la gente, y al final salimos a una calle un poco más ancha desde donde empezaba otro hutong.

 

hpim2022sp4.jpg

Hutong

hpim2024vt2.jpg

 

Teníamos un poco de hambre ya, así que decidimos buscar un sitio para comer. Había un par de restaurantes, y nos metimos en el que vimos a más chinos comiendo, era lo equivalente a una tasca de aquí, pero estilo chino. Alguna gente nos miraba, parecían sorprendidos de ver guiris allí. Ahí fue la primera vez que nos sentimos “lost in translation”, ni cristo hablaba inglés, pero entre las guías de conversación y que la camarera encontró una hoja con el menú en inglés, solucionamos bastante bien el tema. Lau y yo (no comemos carne) pedimos un plato de arroz con huevos y tomate, otro de unos tallarines extraños y un plato de setas (muuuuy raras!). Ellos pidieron también algo de carne, que resultó ser una cazuela con fuego incluido y todo, que pusieron en la mesa para que se fuera haciendo la carne (no les entusiasmó mucho, al parecer era carne cocida, con bastantes huesos). La higiene no era excelente, pero bueno, mientras no tocases mucho la mesa (te podías quedar pegado ;) ) el resto estaba relativamente bien.

 

hpim2012ih8.jpg

 

hpim2016fa4.jpg

El restaurante

 

Como ya sabíamos comer con palillos (esas prácticas en mi casa, aún recuerdo la primera vez que lo intentamos con arroz! xDDD) no nos costó mucho. Los sabores eran distintos a los que estamos acostumbrados, pero me encantaron (sigo echando de menos la comida china!), salvo las setas que eran un poco extrañas, aunque se podían comer. No sé a quién se le ocurrió sacar la guía de conversación, y nos pusimos a decir en chino cosas en plan “¿tienes un condón?” “quiero que me beses” y otras historias súper graciosas que salían allí (lastima que la perdiésemos en Dali, os copiaría algunas frases buenísimas!). Vamos, que los chinos que había allí debieron flipar un poco, si es que entendieron algo. Cuando acabamos de comer pedimos la cuenta, y había costado todo algo menos de 120 yuans, unos 3 € por persona! Nos pareció súper barato, la verdad es que esperábamos que Beijing fuese mucho más caro para comer.

 

Salimos de allí y continuamos nuestro camino por otro hutong, el de Gongjian, parecido al anterior, con gente haciendo sus tareas y bicis pasando de vez en cuando, hasta que salimos a una calle principal más al norte. Cruzamos ahí y vimos que estábamos justo al lado del parque Beihai.

 

hpim2023ke8.jpg

Detalle de la puerta de una casa

 

hpim2043lf4.jpg

 

En la calle había muchísima gente jugando a las cartas, las damas chinas y demás juegos de mesa, sentados en grandes grupos y apostando pasta, era muy curioso y muy auténtico (sin duda, una de las palabras más repetidas en el viaje). Estuvimos un rato por allí observando, y después llegamos al lago Qianhai, lleno de nenúfares, con un parquecito típico chino, con pabellones y todo tipo de historias de esas. Lau aprovechó para que una china le diera un masaje allí mismo, mientras nos entreteníamos con otras cosas. Luego seguimos bordeando el lago, había muchas familias con sus niños (normalmente cada familia con un niño, claro) y gente bañándose en el lago.

 

hpim2031as1.jpg

Playing cards...

 

hpim2033ej3.jpg

Damas chinas

 

hpim2037sj8.jpg

 

hpim2040jb4.jpg

Lago Qianhai

 

hpim2038bf3.jpg

Masaje junto al lago...

 

Al fondo se veían la Torre del Tambor y la de la Campana, y fuimos hasta ellas, pasando unos puentecillos muy chulos (todo era tan nuevo para nosotros!). Primero entramos en la Torre del Tambor, del siglo XIII, que estaba en el centro de la ciudad en la época mongola, y en la que tienen muchísimos tambores enormes que tocan para dar las horas (nos coincidió allí, es muy curioso), además de una clepsidra (reloj de agua) muy bonita. Hay que subir una escalera empinadísima para llegar a la sala de los tambores, y se puede salir al balcón a ver la vista de la ciudad (en un día despejado tiene que ser preciosa, con la polución se veía bien sólo la zona más cercana). La entrada cuesta 1 € con ISIC. Al salir de esta torre fuimos a la de enfrente, la de la Campana, atravesando un espacio donde acechaban hordas de rickshaws ávidos de extranjeros, y también subimos (0,80 € con ISIC). Ésta por dentro no es tan chula, aunque tampoco es que esté mal, tiene una campana enorme y hay buenas vistas, se ven los tejados de los hutongs cercanos y la Torre del Tambor justo al lado.

Empezábamos a estar un poco hechos polvo y fuimos tirando hacia el albergue, atajando esta vez por unas avenidas grandes, tras atravesar otro hutong. Pensábamos parar a tomar un té, pero finalmente no lo hicimos, estábamos cansadísimos de andar. En las avenidas que atravesábamos había muchísimas tiendas, y aunque sólo entramos a comprar gel en una perfumería (lost in translation otra vez) flipábamos con los precios que veíamos en los escaparates, más de una vez nos dieron ganas de entrar en alguna tienda… y eso que no somos nada consumistas! :bye2:

 

hpim2073qs3.jpg

Torre del Tambor

 

hpim2047ay3.jpg

Stairway to heaven...

 

hpim2055tm9.jpg

Sala de los tambores

 

hpim2056tx0.jpg

Clepsidra

 

hpim2060kd8.jpg

Hechos polvo de cansancio en la torre del Tambor...

 

hpim2049ys1.jpg

Torre de la Campana desde la del Tambor

 

hpim2063zw0.jpg

La gran campana

 

hpim2072qr7.jpg

Torre del Tambor desde la Torre de la Campana

 

Tras un largo y extenuante día, por fin llegamos al albergue, nos duchamos y pensábamos ir al mercado nocturno (el de los bichos cruelmente ensartados :)), pero nos estábamos quedando dormidos en el sofá del hall, así que nos fuimos para cama (creo que ni cené ya, de lo cansada que estaba).

 

Gastos del día:

55 Y/4 imprimir mapa

90 Y taxi/4

140 Y albergue cada uno

4 Y aguas/2

120 Y/4 comida

10 Y torre tambor

8 Y torre campana

Total: 226 Y por cabeza=22,6 €

 

 

Puf! qué largo me ha quedado esto! espero no aburriros! :P

 

En cuanto pueda os pongo las fotos! ;)

Editado por lolyvill

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Ei lolyvill, me alegro que empieces ya el diario, que ganas tenía. Aquí tienes un fiel lector, jeje

 

La tía pensó que se había salido con la suya, pero en cuanto vi las mochilas fuera del maletero le dije que no le pagaba nada, porque no había cumplido lo acordado.

joder con la puta china, la verdad es que estuviste muy bien, a esta gente ni agua, si se ponen chulos y te amenazan, hay que ponerse más chulos todavía, yo me hubiera puesto igual de borde, me llegan a dejar allí y se lía gorda.. ;)

 

No sé a quién se le ocurrió sacar la guía de conversación, y nos pusimos a decir en chino cosas en plan “¿tienes un condón?” “quiero que me beses” y otras historias súper graciosas que salían allí (lastima que la perdiésemos en Dali, os copiaría algunas frases buenísimas!). Vamos, que los chinos que había allí debieron flipar un poco, si es que entendieron algo.

jajaajaja, eso mismo nos pasó a nosotros con la guía de conversación en ruso de la lonely planet, frases buenísimas del palo: "mis intenciones contigo son serías", "vamos a la cama", "no lo haré sin protección", "oh, cielos", "no pares, más deprisa", "quiero presentarte a mis padres"....Qué recuerdos y qué risas nos hechábamos xDDDDD

 

Bueno, muy bueno el capítulo, ahora sólo faltan las fotos, que ganas de ver Pekín con otros ojos...

 

Un saludo! :lol:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
Puf! qué largo me ha quedado esto! espero no aburriros! :D

¿Aburrirnos? ¡Para nada! Al contrario, me encanta, me haces revivir esos días que echo de menos y puedo ver desde vuestro punto de vista todas las cosas que también nosotros vivimos y otras nuevas. Así que, ya sabes, estoy esperando el siguiente tocho ;)

 

Enseguida localizamos nuestra cinta y en nada ya salieron nuestras mochilas, así que fuimos a pasar los controles pertinentes para entrar en el país

En nuestro caso primero tuvimos que pasar los controles y después ir a por las mochilas lo cual hizo que ya las estuvieran retirando de la cinta por no haber sido recogidas :lol:

 

ya vimos que el taxi muy “oficial” no era, vaya, que era un coche normal, pero como ya habíamos acordado el precio no debería haber problema…

Allí es algo bastante habitual y normalmente funciona bien. Nosotros utilizamos estos coches varias veces y la verdad es que cumplieron con lo acordado; por lo que veo tuvimos suerte. Pero desde luego, hiciste muy bien en plantarte, ¡con dos cojones!

 

Había un par de restaurantes, y nos metimos en el que vimos a más chinos comiendo, era lo equivalente a una tasca de aquí, pero estilo chino. Alguna gente nos miraba, parecían sorprendidos de ver guiris allí. Ahí fue la primera vez que nos sentimos “lost in translation”, ni cristo hablaba inglés, pero entre las guías de conversación y que la camarera encontró una hoja con el menú en inglés, solucionamos bastante bien el tema. Lau y yo (no comemos carne) pedimos un plato de arroz con huevos y tomate, otro de unos tallarines extraños y un plato de setas (muuuuy raras!). Ellos pidieron también algo de carne, que resultó ser una cazuela con fuego incluido y todo, que pusieron en la mesa para que se fuera haciendo la carne (no les entusiasmó mucho, al parecer era carne cocida, con bastantes huesos). La higiene no era excelente, pero bueno, mientras no tocases mucho la mesa (te podías quedar pegado ) el resto estaba relativamente bien. Como ya sabíamos comer con palillos (esas prácticas en mi casa, aún recuerdo la primera vez que lo intentamos con arroz! xDDD) no nos costó mucho. Los sabores eran distintos a los que estamos acostumbrados, pero me encantaron (sigo echando de menos la comida china!), salvo las setas que eran un poco extrañas, aunque se podían comer.

Nuestra primera cena en China fue similar. Nos metimos en un sitio súper auténtico donde no habían visto a un guiri en su vida. El nuestro más que una tasca parecía un equivalente a un sitio de comida rápida, pero en versión china. Allí no solo no hablaban inglés sino que tampoco teníabn carta en inglés. Elegimos los platos señalando unas fotos y, a día de hoy, seguimos sin saber que comimos y encima a mi no se me había ocurrido hacer el imprescindible "curso de comer con palillos" así que fue un show. Pero yo también echo de menos la comida del viaje, pero no esos condenados huesos, estaban en todas partes; deducimos que allí pillan a los bichos, los cortan a hachazos y los cocinan tal cual, porque los huesos a menudo estaban incluso astillados, ¡comer era toda una aventura!

 

Ya sabes, esperado fotos y nuevo capítulo... ;)

 

Edito:

No sé a quién se le ocurrió sacar la guía de conversación, y nos pusimos a decir en chino cosas en plan “¿tienes un condón?” “quiero que me beses” y otras historias súper graciosas que salían allí (lastima que la perdiésemos en Dali, os copiaría algunas frases buenísimas!). Vamos, que los chinos que había allí debieron flipar un poco, si es que entendieron algo.

jajaajaja, eso mismo nos pasó a nosotros con la guía de conversación en ruso de la lonely planet, frases buenísimas del palo: "mis intenciones contigo son serías", "vamos a la cama", "no lo haré sin protección", "oh, cielos", "no pares, más deprisa", "quiero presentarte a mis padres"....Qué recuerdos y qué risas nos hechábamos xDDDDD

Desde luego esas guías deben ser un best-seller, pero no las deberían clasificar en la sección de viajes sino en la de humor. Nos echamos unas buenas risas pero si a alguno le llega el momento de utilizarlas creo que a la que utilice cualquiera de esas frases la oportunidad desaparecería como por arte de magia ;)

Editado por Illenca

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
jajaajaja, eso mismo nos pasó a nosotros con la guía de conversación en ruso de la lonely planet, frases buenísimas del palo: "mis intenciones contigo son serías", "vamos a la cama", "no lo haré sin protección", "oh, cielos", "no pares, más deprisa", "quiero presentarte a mis padres"....Qué recuerdos y qué risas nos hechábamos xDDDDD

 

xDDDDD algunas son las mismas frases! como si alguien se fuera a poner a hojear la guía mientras está en faena, para soltar "Oh, cielos!" en chino, ruso o swahili... xDDDDDDD

 

Una cosa que nos llamó mucho la atención en los controles del aeropuerto es que tenías un cuadro de botones para evaluar el trabajo del funcionario chino que te atendía, si estabas muy satisfecho con su trabajo, satisfecho, si no te había gustado... Y eran todos súper amables y eficientes! Habría que importar el sistema, aquí más de uno saldría escaldado con los resultados (y si lo ponen en el aeropuerto de Moscú ya ni te cuento xDDD)

 

A ver si os puedo poner pronto el siguiente capítulo, del segundo día en Beijing: Templo del Cielo, Ciudad Prohibida... Espero que os hayan gustado las fotos! :lol:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Grandes fotos, nosotros no estuvimos ni en el templo del tambor ni en el de la campana, los demás sitios me traen muchos recuerdos, no parece que haga mucho calor...

 

jajaajaja, eso mismo nos pasó a nosotros con la guía de conversación en ruso de la lonely planet, frases buenísimas del palo: "mis intenciones contigo son serías", "vamos a la cama", "no lo haré sin protección", "oh, cielos", "no pares, más deprisa", "quiero presentarte a mis padres"....Qué recuerdos y qué risas nos hechábamos xDDDDD

 

xDDDDD algunas son las mismas frases! como si alguien se fuera a poner a hojear la guía mientras está en faena, para soltar "Oh, cielos!" en chino, ruso o swahili... xDDDDDDD

jeeje, si es que estos de la lonely usan un lenguaje universal, yo creo q es un apartado de ocio, para pasa un buen rato xDD...vaya con la guía en mandarín, me acuerdo en Pekín haber ojeado la guía de conversación inglés-español, y esta es mejor todavía, incorporaba frases nuevas del palo: "lo siento, pero no se me levanta" e insultos como el "Oye rico,¿por qué no te vas a tomar por culo?" xDDDDDDDD

 

Una cosa que nos llamó mucho la atención en los controles del aeropuerto es que tenías un cuadro de botones para evaluar el trabajo del funcionario chino que te atendía, si estabas muy satisfecho con su trabajo, satisfecho, si no te había gustado...

Sí, que gran invento lo de los botones, estaría bien importarlo, así no habrían funcionarios tan vagos en este país..

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

:bye2: Y yo que pensaba que lo mío no era resumir... manda carallo lo tuyo, nena.

 

Creo que con todo lo que cuenta esta mujer, mis aportaciones quedan obsoletas...jejeje...

 

De las grandes frases de la guía de conversación recuerdo que ¡Oh , sí! era una paranoya largísima y sólo me acuerdo de "Chin-chin (uó)" (bésame), aunque tranquilos, que desgraciadamente no la llegué a poner en práctica nunca ;) porque nos chinos no destacan por su belleza que digamos...

 

Muy bien, Loly, sigue escribiendo que mola...qué vaga que soy, carallo.. :lol:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Ei loly!!

 

Otra que te sigue!! Ya tenía ganas de que empezaras a contar tu experiencia! Muy chulas las fotos!!

Espero poder pisar suelo Chino algún día, no muy lejano!

Síguenos contando!!

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
Conéctate  



×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.