Jump to content
  • Registrar
Conéctate  
lolyvill

China y Tibet 2007

Publicaciones recomendadas

Si al final vas a hacer que seamos todos fans de China. Que te paguen algo que les estás vendiendo muy bien el país :bleh:

pues ya podían pagarme, sí. si hay alguien del gobierno chino leyendo este diaro y quiere pagarme, acepto cheques xDDDDD

 

Por cierto, el 7 de febrero es el Año Nuevo chino y....... a mi profesora (de chino) se le ha ocurrido la brillante idea de celebrarlo en clase, hasta nos ha pedido que vayamos con traje, con traje rojo!! ;) supongo que nadie se atreverá, ya veremos, jajaja.

 

También nos ha pedido que para ese día hagamos un pequeño trabajo sobre China y a mi se me ha ocurrido hablar de los sitios más bonitos del país, podrías decirme los sitios que más te gustaron??.

Con unos 5 o 6 llegarían, yo había pensado hablar de Beijing, Xian, Tibet, Yangtze,....Ya se que esto es muy general, pero tampoco vamos a hablar demasiado, así que diré un poco de cada sitio y listo.

Que te parece??

Por cierto, alguna novedad sobre la kdd??

xDDDD yo iría vestida de china, y de rojo jajajajaja qué friki soy...

 

De los sitios más chulos, yo elegiría (de los que he estado, obviamente) Beijing, Yangshuo, Lijiang, Tibet (Lhasa, Everest y Gyantse) y Pingyao. En Xian los guerreros de terracota también son impresionantes! y las cataratas Huangguoshu, cerca de Anshun (las más grandes de Asia).

De sitios en los que no haya estado pero a los que quería ir: Maiji Shan, el desierto de Taklamakan en Xinjiang, Chengde, pueblos hakka en Fujian, y el parque natural de Huanglong, en Sichuan (mira fotos de este último, es precioso!)

 

De la kdd aún no sé nada, te cuento cuando sepa algo más.

¡Madre mía, me he quedado a cuadros! Xiangui Qiao es clavado, pero clavado, a Viñales, Cuba. Con sus campesinos con sombrero de paja y todo.

Seguiré buscando similitudes con lugares visitados... para calmar la envidia (¿sana?).

Increíble! sí que se parece! tiene un aire más caribeño pero en lo esencial es MUY similar! :lol:

 

Después de comer actualizo, que ya tengo listo el siguiente capítulo con sus correspondientes fotos! :bleh:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Impresionantes las fotos del último capítulo Lolly!

 

Las panorámicas me encantan.. yo ahora estoy liada con un curso de fotografía digital, pero mi cámara no las hace panorámicas ;) quedan geniales!

 

Por aqui estaremos esperando para el próximo!

 

Menudo paraiso de arrozales, Karst.. q envidia de la sana!

 

Lo de montar en globo, debe ser una pasada con semejante paisaje. Yo lo probé en l´empurdá catalana pero creo q no es lo mismo.. :bleh:

 

Suvigo, yo estuve investigando un poquito más sobre el País y me gustó muchísimo las montañas de Huangshan (también conocidas como las montañas amarillas), al sur de la provincia de Anhui. Es un especio declarado patrimonio de la Humanidad y habilitado desde hace unos años para hacer rutas de senderismo por ahí. Debe ser una pasada.

 

Vosotros no lo incluísteis en vuestro itinerario, no Lolyvill?. China debe ser impresionante..cada una de sus regiones. Visité hace poco una página de un chico que se dedica a recorrerla año tras año, cuelga sus fotos y sus impresiones... y la verdad que cada sitio tiene su encanto.

 

 

Por aqui estaremos esperando el próximo capítulo!! :lol:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
Las panorámicas me encantan.. yo ahora estoy liada con un curso de fotografía digital, pero mi cámara no las hace panorámicas :lol: quedan geniales!

 

Suvigo, yo estuve investigando un poquito más sobre el País y me gustó muchísimo las montañas de Huangshan (también conocidas como las montañas amarillas), al sur de la provincia de Anhui. Es un especio declarado patrimonio de la Humanidad y habilitado desde hace unos años para hacer rutas de senderismo por ahí. Debe ser una pasada.

 

Vosotros no lo incluísteis en vuestro itinerario, no Lolyvill?. China debe ser impresionante..cada una de sus regiones. Visité hace poco una página de un chico que se dedica a recorrerla año tras año, cuelga sus fotos y sus impresiones... y la verdad que cada sitio tiene su encanto.

Me alegro de que te hayan gustado las fotos! me ha resultado dificilísimo seleccinarlas... ;) Para las panorámicas utilizo el programa Panorama Maker, me venía con la cámara pero se puede descargar en internet, quedan muy bien! y eso que estas se ven muy pequeñitas en el foro...

 

La zona de Huangshan también me gustaba, pero no podíamos incluirla por falta de tiempo, al igual que muchos otros sitios. China es tan grande y tiene tantísimas cosas interesantes que no se pueden abarcar ni siquiera los sitios más chulos. Lo mejor es seleccionar cuáles son los lugares a los que se tienen más ganas de ir, cuadrar el itinerario pasando por esas zonas y luego añadir otros sitios interesantes que haya por la zona. Aún así, yo intenté hacer eso y lo conseguí sólo a medias; lo mejor es centrarse e un par de zonas y no intentar abarcar demasiado, porque sino te dejas una pasta en vuelos internos (fue nuestro caso). ¿cuál es la página del chico que dices? quizá ya la conozca, pero por si acaso me la puedes pasar? :bleh:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Os dejo otro capítulo kilométrico...

 

20 de septiembre de 2007 Yangshuo-Fuli-Guiyang-Anshun

 

Nos levantamos pronto, a eso de las 6:00, para aprovechar nuestra última mañana en Yangshuo, y le preguntamos a nuestro chino eficiente si nos daría tiempo a ir a algún sitio fuera del pueblo todavía. Nos dijo que sí, y, cómo no, nos lo organizó él mismo. Esta vez bajaríamos por el río Li hasta Fuli, un pueblecito muy pequeño famoso por su artesanía, ahí viven un montón de pintores que realizan sus trabajos sobre rollos de papel (son preciosos). Costaba lo mismo ida y vuelta que sólo ida, 40 Y por cabeza, pero volver en sentido contrario a la corriente nos llevaría más de una hora, así que nos decidimos por ir en barco y apañárnoslas para volver como pudiéramos.

Además, teníamos que coger un vuelo en Guilin a las 19:00, y queríamos salir con tiempo. En teoría había que estar a las 18:00 en el aeropuerto, así que le preguntamos a nuestro chino si conocía a algún taxista y, por supuesto, nos lo organizó también, y por un precio menor que el que habíamos pagado para ir a Yangshuo! (190Y frente a 270). Él nos decía que con salir a las 4 era suficiente, pero por si acaso (no queríamos sorpresitas como la última vez) decidimos salir a las 15:30. Le pagamos ya, quedamos con él y salimos.

 

Nuestra habitación de 30Y por cabeza (había otra cama igual al otro lado)

hpim2605hf3.jpg

 

Vistas desde la escalera que llevaba a las habitaciones

hpim2391va5.jpg

 

Pantao Lu

hpim2397no9.jpg

 

Fuimos a desayunar al mismo sitio que el día anterior, pero esta vez pedimos unas bolitas de masa rellenas de algo dulce (algo parecido a mermelada) y noodles vegetarianos para probar. Estaban muy buenos, son noodles en una especie de sopa, y les suelen echar trocitos de verduras, hierbas y cacahuetes. Nos costó 27 Y en total, pero comimos muy bien. Como teníamos algo de tiempo hasta la hora en que habíamos quedado en el hostel para ir al embarcadero, fuimos a dar un paseo por el pueblo.

 

Desayunando

hpim2586jw8.jpg

 

Sabíamos que muy cerquita de donde estábamos, justo al salir de Pantao Lu hacia la rotonda, había un mercado cubierto donde los granjeros y campesinos suelen vender sus productos, así que tiramos hacia allí, y enseguida lo encontramos. El mercado era a la vez un lugar tan fascinante y original como chocante para los occidentales, incluso algo repulsivo. Entramos por la parte donde están las verduras, especias, legumbres y demás. Lo primero que vemos son innumerables puestos, bastante gente, y nos da una impresión de caos ordenado… Vamos paseando entre los puestecillos, viendo verduras y legumbres que no imaginábamos que existieran (la gran mayoría de las cosas no teníamos ni idea de qué eran), enormes sacos de legumbres, puestos con huevos de diferentes aves, calamares abiertos y secos, otros con especias que olían muy bien… y luego pasamos al lado donde está el pescado y otros bichos acuáticos, como ranas, serpientes y demás. Me llamó muchísimo la atención cómo los tienen. Para que estén siempre frescos los tienen vivos, en agua, y dependiendo de lo que sea tienen pequeñas palanganas o enormes cubas para conservarlos. Luego en algunos puestos también hay pescado normal, sin agua, que cogen en el río los pescadores y llevan después allí. De pronto, mientras estábamos mirando llegaron unos pescaderos con una pequeña camioneta (sí, dentro del marcado puedes encontrarte motos, camionetas…) y descargaron el pescado vivo en unas cubas, yo estaba fascinada, vaya espectáculo!

De ahí pasamos a la zona de las aves, metidas en jaulas colocadas alrededor de los vendedores, y luego a la parte donde está la carne, que me daba un poco de mal rollo… lo peor fue que de repente vi a un chino pasar junto a mí con algo bastante grande, tieso, en la mano… me fijé bien, y era un perro como los que habíamos visto el día anterior, muerto, con un rictus en la cara. Casi me roza con el perro muerto al pasar, qué chungo! Un poco impresionada, pasamos por la zona de la carne bastante rápido, ya para salir. Había muchos puestos con patos degollados, con el cuello lleno de sangre, estirados en hileras… pasé casi sin mirar :S

 

En el mercado

hpim2587ek6.jpg

 

hpim2591ni7.jpg

 

hpim2595bn1.jpg

 

hpim2598vu3.jpg

 

hpim2599gs1.jpg

 

hpim2601eh0.jpg

 

hpim2588at2.jpg

 

 

Una vez fuera, como aún teníamos tiempo, pasamos por el hostel a coger un par de cosas y fuimos a Xi Jie. En esta calle hay muchísimas cosas para comprar, algunas muy chulas y otras bastante chorras. La recorrimos hasta el final y llegamos hasta el embarcadero del que habíamos salido para ver la pesca con cormoranes. Al ser de día se veía mucho mejor la otra orilla del río Li, donde pastaban unos búfalos de agua y se veían enormes karst. En esa zona hay unos puestecillos con cosas diversas, por los que estuvimos curioseando un rato, antes de volver a Xi Jie. Compramos unas postales y una cajita labrada de cuerno de búfalo para nuestra abuela, y vimos cómo se hacía el proceso de elaboración de la seda en una de las tiendas. Luego nos fijamos en unos chops (sellos chinos de piedra, en los que graban tu nombre) que tenían en la parte de arriba los símbolos del horóscopo chino, y preguntamos cuánto costaban. Regateando mucho, sacamos 3 por 80 Y y los dejamos para que los grabaran. Menos mal que me sabía los nombres de nuestros horóscopos en chino (yo el caballo, Lau el gallo y Jorge la rata), para decirles para quién era cada uno, que el hombre se armaba un cristo. Los dejamos a grabar y quedamos en pasar a buscarlos a partir de las 14:30.

 

Río Li, karst y búfalos

hpim2609xz3.jpg

 

Nuestros chops ya listos: Loly y Jorge

hpim4751zj0.jpg

 

Miramos un par de cosillas más y luego fuimos hasta el hostel, donde hicimos el check-out, guardamos nuestras cosas en una salita y esperamos unos minutos antes de que nos viniese a buscar el hombre que nos llevaría hasta el otro embarcadero. Cuando llegó fuimos andando con él (más que con él, detrás de él y con la lengua fuera, cómo corría el tío!!), recorriendo varias calles, hasta una terracita donde nos indicó que esperásemos. Tuvimos que estar bastante rato allí parados, algo más de media hora, pero nos entretuvimos viendo a la gente hacer su vida por allí al lado: un grupo de chinos estaban comiendo en cuclillas, había una familia con su bebé, una señora vendiendo refrescos en un puesto, y muchos búfalos de agua tratando de librarse del calor con un buen baño en el barro, en la orilla del río.

 

Río Li desde el embarcadero

hpim2611ek3.jpg

 

hpim2613si6.jpg

 

Por fin, al cabo de un rato nos dijeron que ya podíamos subir a nuestra barca. Ésta estaba hecha de bambú, igual que la del día anterior, pero era muy distinta, mucho más grande, con unos asientos fijos y motor. Obviamente, era menos auténtica… Enseguida nos pusimos en marcha, y la barca empezó a bajar el río. El paisaje era muy diferente al que habíamos disfrutado el día anterior, el río Li es mucho más ancho y hay más gente que vive de él, lo que se nota bastante. En algunas zonas se podían ver casas modernas, algún que otro puente y más indicios de actividad; incluso vimos algunas barcas grandes reconvertidas en viviendas en las que vivía gente, en la orilla misma del río. El trayecto duró aproximadamente una hora (si hubiésemos vuelto en la barca, en sentido opuesto lleva el doble porque hay que remontar el río), durante la que nos entretuvimos mirando el paisaje, viendo a pescadores, búfalos en las orillas, niños jugando en el agua… la verdad es que estuvo muy bien (aunque si tengo que elegir me quedo con el río Yulong).

 

Yendo hacia Fuli

hpim2615kc2.jpg

 

hpim2616ua6.jpg

 

hpim2623zk4.jpg

 

Pescador

hpim2626ak0.jpg

 

Niños jugando

hpim2645xr8.jpg

 

Casa-barco

hpim6657mu1.jpg

 

Llegando a Fuli

hpim2647nx4.jpg

 

Cuando por fin llegamos a Fuli nos despedimos del barquero y bajamos. Había que subir unas escaleritas y llegamos a una plaza. Allí ya nos querían meter en una furgoneta para llevarnos al punto del que salían los minibases a Yangshuo, pero les hicimos entender, como pudimos, que no nos hacía falta, y fuimos a dar una vueltecilla por el pueblo. Íbamos andando y nos encontramos con un local en el que había expuestos muchísimos rollos de papel pintado (la mayoría eran preciosos). Nos paramos a verlos desde fuera, y la chica que estaba dentro nos dijo que entrásemos para verlos mejor, si queríamos. Estaban todos pintados a mano, y aunque no pensábamos comprar nada enseguida nos quedamos fascinados, yo tuve claro que alguno me llevaba para casa :lol: Estuvimos un buen rato mirando y escogiendo, yo me llevé 4 pequeñitos que representaban las 4 estaciones, otro más para mi madre con unas flores y uno mediano del que me enamoré nada más verlo, en el que había un precioso paisaje invernal, con una casa y la nieve que caía sobre ella (en total 21 €, tras mucho regatear; luego en Yangshuo preguntamos por curiosidad, para comparar, y nos pedían bastante más por uno solo de los medianos). Al salir íbamos cargados con nuestros rollos, que nos acompañaron todo el viaje y por los que llegamos a temer que no llegasen a España más de una vez (si alguien piensa comprar algo de esto, que sepa que te dan unos tubos de cartón muy resistentes para guardarlos). Al salir vimos algunos talleres más, e incluso a la gente pintando dentro. Todos hacen unos diseños muy parecidos, tienen unos modelos y los van copiando a mano.

 

Paisaje en Fuli

hpim6658eu8.jpg

 

Desde ahí cruzamos el pueblo, que es bastante normal pero tiene cierto encanto en algunas partes con casas antiguas, y en la calle principal nos encontramos con un occidental que llevaba una bolsa con fruta. Le preguntamos dónde la había comprado, y nos indicó la dirección del mercado. Al cabo de unos minutos buscándolo por fin lo encontramos, estaba bastante cerca, y compramos bastante fruta para el camino, porque ya veíamos que no nos iba a dar tiempo a comer. Compramos para todos manzanas, mandarinas y una gran sandía (a la que ataron unas cintas para que pudiéramos transportarla fácilmente), por la “astronómica” cantidad de 10 Y (1 €), yo no daba crédito cuando nos decían los precios. Te pesaban la fruta en una balanza antigua y te cobraban (otra ocasión en la que es mejor saber chino; lo que sí es imprescindible es saber los gestos de los números chinos, podéis verlos aquí), todo muy auténtico.

 

Fuli

hpim2654bm2.jpg

 

En el mercado

hpim6663es8.jpg

 

hpim6662oy7.jpg

 

Como aún teníamos que regresar a Yangshuo y recoger los chops antes de marcharnos, fuimos tirando hacia la carretera general, donde podríamos parar un minibús. Atravesamos un par de calles más, llegamos y cruzamos hasta el otro lado. Hubo suerte y no tuvimos que esperar casi nada, pronto estuvimos de camino a Yangshuo, en un trasto bastante auténtico, comiendo la fruta que habíamos comprado. Cuando llegamos fuimos a por los chops, volvimos al hostel, recogimos las mochilas y nos despedimos de nuestro chino eficiente; fuera nos esperaba nuestro taxista, un chino muy silencioso que no nos dijo ni palabra en la hora y pico que nos llevó llegar al aeropuerto de Guilin. Esta vez el camino se hizo mucho más corto, y durante el trayecto volvimos a flipar con la forma de conducir de los chinos, y con una moto que fue delante de nosotros un buen rato, cargada con una jaula detrás, llena de animales, entre ellos una cabra muerta encima y unos cuantos perros; no os podéis imaginar qué pena me dio la mirada de uno de esos perros, creo que la recordaré siempre… prefiero no pensar en la suerte que pueda haber corrido.

 

La moto... :bleh:

hpim2656sq8.jpg

 

Cuando llegamos al aeropuerto de Guilin tuvimos que qitar todos nuestros bártulos del taxi: las mochilas grandes, las pequeñas, los tubos verdes donde llevábamos los rollos de papel pintado (ahí aún no habíamos perfeccionado la técnica que hacía que todos cupiesen en las mochilas), y la sandía. Esta última, al sacarla, se escurrió de entre las cintas que le habían puesto en el mercado para que pudiésemos llevarla, y cayó al suelo. Txema y Jorge la dieron por perdida, pero nosotras, como buenas zarrapastrosas que somos, quisimos aprovechar lo que se pudiera. Sólo se había roto un trozo de la parte de abajo, así que decidimos comernos el resto. Sacamos mi navajita (muy pequeña para una sandía tan grande), cortamos la parte que no servía, y el resto lo cortamos como pudimos, sin la ayuda de los chicos, que se morían de vergüenza y pasaban de nosotras, como si no nos conocieran. Lau y yo también nos moríamos, pero de risa! Fue una situación súper divertida, intentando comernos la sandía, agarrando un trozo como podíamos mientras cortábamos otro, aguantando también la sandía para que no cayera, sin ningún sitio donde apoyarnos, haciendo malabares para tirar las pepitas en una papelera que había allí al lado… en medio del ataque de risa, mil trocitos por el suelo, pringando todo con el líquido que goteaba… y el colmo ya fue cuando se acerca una limpiadora china, mira al suelo, mira a Lau, me mira a mí, y dice “shuei” (agua en chino), tranquilamente le pasa una fregona y se pira… casi nos da algo xDDDDDDDDDDDDDD

 

De risas con la sandía

hpim2657ew4.jpg

 

Tras el espectáculo que dimos con la sandía entramos en el aeropuerto y miramos si se podía facturar. Por suerte sí pudimos, aunque habíamos llegado demasiado temprano, así que enseguida nos quedamos sólo con las mochilas pequeñas y los rollos, y fuimos a pasar el control. Nos llamó bastante la atención que en una plaquita ponía “Civilized Airport”, muy curioso. Pasamos con unas botellitas de agua, simplemente les quitaron el tapón, las olieron y como no olían a nitroglicerina pasamos con ellas. Tuvimos que esperar un buen rato y luego embarcamos. Volábamos con Xiamen Airlines, y el vuelo fue muy cortito, sólo 40 minutos. Antes de darnos cuenta ya estábamos en Guiyang, la capital de Guizhou, la provincia Lost in translation por excelencia… allí sí que no había ningún guiri, ninguno! Cogimos los equipajes y salimos para buscar un taxi que nos llevase a la estación de tren. No nos entendían casi nada, pero se negaban rotundamente a poner el taxímetro. Intenté regatear el precio con ellos en chino, pero fue imposible, así que finalmente tuvimos que pagar 60 Y. Este taxista, además, era un poco borde. Cuando íbamos entrando en la ciudad, veíamos por fin la China profunda… poca luz en algunas zonas, edificios destartalados… y al llegar al centro enormes avenidas, grandes edificios llenos de luz, y una concentración de miles de personas junto a una plaza, en una especie de mitin o ceremonia, con una gran estatua de Mao en el centro. Impresionante. También se veían plazas donde ponían música y la gente bailaba en la calle. En esta provincia conducían aún peor que en la anterior, descubrimos que las luces de los semáforos no significaban gran cosa para ellos, y las normas de circulación menos aún. Llegando a la estación casi nos la pegamos, buf… no se respetan preferencias ni nada, allí si quieres ir a un sitio sigues tu camino sin importar que haya otros coches con trayectorias que se cruzan con la tuya; los esquivas y listo. La estación de Guiyang nos imponía un poco de respeto, al parecer roban bastante, y no quiero recordar las pintas que había por allí ;). Fue nuestra primera aproximación a las estaciones de tren chinas, y no fue tan difícil como parecía.

 

De Guiyang no tengo fotos, pero he encontrado un par

 

Estatua de Mao, de noche

maostatuexw9.jpg

 

No nos apetecía mucho andar dos días cargando con todos los bártulos por Guizhou adelante, así que fuimos a buscar una consigna. En las estaciones de tren chinas siempre hay varias partes diferenciadas, separadas entre sí (normalmente no se puede acceder de unas a otras directamente, ni siquiera en estaciones pequeñas); en una sala están las taquillas, en otra las consignas, hay una sala de espera y para acceder a las vías hay que pasar un control de billetes (la seguridad es como la de los aeropuertos, más o menos, un poco menos estrictos). A veces no están precisamente cerca unas de otras, y nos costó un poco encontrar el lugar exacto, pero preguntando (por señas y con la guía de conversación) nos lo acabaron indicando. En la consigna no se pueden dejar las cosas si no tienes billete, y aún no lo teníamos, pero hicimos como que no nos enterábamos, le escribimos en un papel la fecha y coló. Cogimos las 4 cosas que necesitábamos, metimos los sacos en las mochilas pequeñas y el resto lo dejamos todo allí. Nos costó 60Y dejar las 4 mochilas durante 2 días.

 

Tras superar la primera prueba, venía lo segundo y más difícil, ir a comprar los billetes de tren para ir a Kunming dos días después en nocturno. No sabíamos si coger litera blanda o dura, pero al ser 4 podíamos coger un compartimento de 4 literas blandas y el precio no era muy exagerado, así que nos decidimos por éstas. Para comprar los billetes, una odisea. Escribimos en un papel las fechas, Kunming en chino y el número de tren (ya pondré al final unas páginas donde se pueden ver este tipo de cosas), y con mi pobre chino y la guía de conversación apañamos como pudimos. Nos mandaron a otro mostrador donde había una chica que hablaba inglés (muy mal, pero algo se le entendía), y tras ver las opciones que nos daban conseguimos comprar los tickets.

 

Una vez hecho esto, podíamos irnos a Anshun, donde íbamos a dormir esa noche. Siempre con las preciadas guías de conversación, preguntamos por los buses, señalando también el nombre de Anshun en chino en la Lonely, y nos mandaron a la avenida de delante, en el lado izquierdo. Allí, además de buses, había puestos de comida callejera, y compramos unas patatas fritas bastante ricas, ya empezábamos a tener hambre. Después preguntamos por el bus, y tras confundirnos un par de veces lo encontramos. El conductor nos cobró 30 Y a cada uno y subimos. Como no había sitios libres para todos en la parte de delante, nos sentamos atrás de todo los 4 juntos, y cuando nos dimos cuenta teníamos a medio bus girado, mirándonos como si fuéramos caniches de exposición, fue muy raro! En el trayecto hacia Anshun pusieron una grabación en plan karaoke, salía gente cantando en la pantalla y la letra por debajo; era absolutamente surreal xDDDDD

 

Mercado de puestos callejeros

guiyangcalleix8.jpg

 

Tras el divertido trayecto, llegamos a Anshun e intentamos orientarnos. Allí nadie hablaba inglés, absolutamente nadie, y éramos la atracción del pueblo-ciudad. Intentamos comunicarnos con alguna gente a ver si sabían dónde estaba el Anju Binguan (nuestra pensión), pero nos mandaban a hoteles ultra caros que salían en la guía, era como si no pudiesen entender que queríamos ir a un sitio barato. Nos orientamos como pudimos con el mapa de la guía, y tras confundirnos y tirar un rato en la dirección opuesta, conseguimos llegar a la estación del tren, que estaba junto al Anju Binguan. No lo veíamos por ninguna parte… El barrio parecía de lo más sórdido (como Anshun en general, donde al parecer es frecuente comer perro, y los cuelgan desollados como reclamo en la entrada de los restaurantes especializados donde los preparan; por suerte no vimos ninguno, era un poco tarde), y nos estaba dando un poco de mal rollito porque no encontrábamos el sitio y tampoco nos queríamos quedar en la calle. Preguntamos a un tío, con la guía (bendita Lonely Planet donde salen los nombres de los hoteles, restaurantes, etc., en chino), y nos llevó a él, estaba justo al lado. No tenía una pinta muy buena por fuera, pero no estaba tan mal. El chino que nos había acompañado le quería pedir dinero a la mujer como comisión por habernos llevado, vaya cara, pero se largó en cuanto ella le enseñó nuestra reserva. Ella no hablaba nada de inglés, y de nuevo otra situación simpática, sin entender nada; ella nos enseñaba unas fotos para ver si queríamos la habitación con o sin aire acondicionado, al final la acabamos entendiendo y las cogimos normales, no hacía calor, y con baño dentro. Nos costó a cada uno 40Y. Las habitaciones estaban en el piso de arriba y no eran un ejemplo de limpieza (más que nada por los colchones), pero durmiendo en el saco no había problema. El baño era de agujerito, por supuesto, y aunque ahí aún no me había acostumbrado no fue para tanto :bleh: Nos dieron unas bolsas con jabones, pasta de dientes, cepillo y demás (en casi todos los sitios te dan gratis una bolsa de estas, por barato que sea el lugar), y nos fuimos a dormir.

 

 

Espero que os haya gustado y que no os hayáis dormido!! :bleh:

 

Próximo capítulo: Anshun-Liuzhi-Pueblo miao

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

EL trayecto del rio Yulong me parece una pasada, gracias a tu entrada lo incluiré en mi itinerario. Que lástima los perros...la verdad es que voy a tener que hacer malabarismos por evitar las zonas donde haya mercados de perros y gatos porque se que si me encuentro con alguno me amargaré el viaje y la existencia, es otra cultura, pero con este tema soy muy muy sensible y no lo soportaria.

 

Por eso de momento estoy dejando los mercados de lado...

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
xDDDD yo iría vestida de china, y de rojo jajajajaja qué friki soy...

 

De los sitios más chulos, yo elegiría (de los que he estado, obviamente) Beijing, Yangshuo, Lijiang, Tibet (Lhasa, Everest y Gyantse) y Pingyao. En Xian los guerreros de terracota también son impresionantes! y las cataratas Huangguoshu, cerca de Anshun (las más grandes de Asia).

De sitios en los que no haya estado pero a los que quería ir: Maiji Shan, el desierto de Taklamakan en Xinjiang, Chengde, pueblos hakka en Fujian, y el parque natural de Huanglong, en Sichuan (mira fotos de este último, es precioso!)

 

Lo del vestido rojo..........pero que friki!! :bleh: jaja, estaría bien si fuesemos así todos pero no una o dos sólamente. A ver si consigo que nos pongamos de acuerdo, no puede ser tan dificil ;)

 

Muchas gracias por la información, intentaré buscar algo de esos sitios y hacer el trabajo, q ganitas de perderme por allá :lol:

 

Suvigo, yo estuve investigando un poquito más sobre el País y me gustó muchísimo las montañas de Huangshan (también conocidas como las montañas amarillas), al sur de la provincia de Anhui. Es un especio declarado patrimonio de la Humanidad y habilitado desde hace unos años para hacer rutas de senderismo por ahí. Debe ser una pasada.

 

Muchas gracias, lo buscaré también.

 

 

Loly, sobre el capítulo, como siempre muy currado y con mucha información, las fotos muy chulas.

 

Si algún día voy trataré de no entrar en uno de esos mercados, ver un perro muerto y "preparado para comer" me amargaría el resto del viaje.

 

Y lo de ir en la balsa por el río debe ser impresionante, y la moto de tres............ :bleh:, si los chinos son tan imprudentes conduciendo y ya yendo en coche tela marinera........como para ir en moto!! me da algo!! :bleh:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
EL trayecto del rio Yulong me parece una pasada, gracias a tu entrada lo incluiré en mi itinerario. Que lástima los perros...la verdad es que voy a tener que hacer malabarismos por evitar las zonas donde haya mercados de perros y gatos porque se que si me encuentro con alguno me amargaré el viaje y la existencia, es otra cultura, pero con este tema soy muy muy sensible y no lo soportaria.

 

Por eso de momento estoy dejando los mercados de lado...

Si algún día voy trataré de no entrar en uno de esos mercados, ver un perro muerto y "preparado para comer" me amargaría el resto del viaje.

Os entiendo con lo de los mercados, imaginaos qué impresión para mí, que no como carne y me encantan los animales! pero esto sólo lo vimos en Yangshuo (en Guizhou imagino que será peor), en otras zonas podéis meteros en un mercado sin peligro de salir traumatizadas en exceso... Aunque a veces sea un poco desagradable según lo que te toque ver, es también una experiencia fascinante, os recomendaría no perdéroslos, en serio... En Lijiang, por ejemplo, eran de otro estilo, y no vi este tipo de cosas, supongo que será cuestión de mirar en cada zona si es muy frecuente comer perro o no antes de meterse en un mercado (estas cosas suelen venir en la guía). Gatos no vimos ni uno solo destinado a alimentación, en todo el viaje, los chinos de las zonas donde estuvimos no nos parecieron muy aficionados a comérselos.

 

Y lo de ir en la balsa por el río debe ser impresionante, y la moto de tres............ :bleh:, si los chinos son tan imprudentes conduciendo y ya yendo en coche tela marinera........como para ir en moto!! me da algo!! :lol:

:bleh: Lau fue por primera vez en moto en China, os podéis imaginar... xDDD aún así, depende de la zona por la que vayáis; nuestro primer trayecto era muy corto y por caminos donde había que ir despacio, así que no había problema, y el segundo pillaba un trozo de carretera pero tampoco era muy largo, se llevaba bien.

 

 

Hablando de frikismos, cuando aterrizamos en Guiyang, tras un vuelo amenizado por un chino guarro escupiendo en el avión, nos encontramos con un tremendo recibimiento de fans frikis chinas, que esperaban a algún chino famoso, al que no llegamos a ver, pancartas y carteles en mano. Seguramente era algún cantante, por lo que se veía en las fotos, y las volvía locas!! ;)

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Como siempre, un capítulo muy bueno. Ahora me parece que empieza lo interesante de verdad, entrando en contacto con la China profunda :bye2:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
Como siempre, un capítulo muy bueno. Ahora me parece que empieza lo interesante de verdad, entrando en contacto con la China profunda :rolleyes:

Pues sí, la verdad es que los días que siguen fueron de lo más auténtico del viaje. Puede que no visitáramos los lugares más impresionantes de nuestro recorrido, pero el contacto con la gente fue diferente, especial, y lleno de momentos Lost in translation... :lol:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Ya me he actualizado de nuevo, muy buena la anécdota de la sandía, que gracia! eso me recuerda a una mía igual en Estambul...nos compramos una por 50 cent. y como no teníamos navaja, tuvimos que partirla con el bordillo de la acera xDD...Aquello fue una guarrada pero conseguimos cenar los 6 que éramos y reirnos un buen rato..

 

Espectacular también lo de los perros, yo estoy convencido que a nosotros alguna vez nos dieron carne de perro y cosas peores, en la que nos metían en algunos platos raros..

 

Continúa con el diario y tu Lost in traslation particular, jeje

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
Conéctate  



×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.