Jump to content
  • Registrar

Publicaciones recomendadas

:bye2:

 

Saludos a todos y todas los interraileros. Soy nuevo en la comunidad, y que mejor forma de presentarme que escribiendo mi diario sobre el interrail que hice. He estado leyendo varios diarios y me han recordado mi experiencia, y me han entrado ganas de compartirla con ustedes, también para ver si ayudo a algún indeciso a hacer el interrail, una experiencia única. Para hacerlo más ameno iré poniendo fotos, pero tengo que decir que son escaneadas, por eso no se verán muy bien :( .

 

He visto que en la mayoría de los diarios la gente iba acompañada. Mi interrail fue especial, porque decidí irme solo; no tenía a nadie que me acompañara :wacko: y como estaba hasta las narices de dejar de hacer cosas por no tener a gente, así que me harté y decidí irme solo, sin tener ni idea de inglés, alemán o cualquier otro idioma (es que soy un poco negado para los idiomas :D ); así que a la aventura, y la verdad es que no me arrepiento absolutamente nada.

 

Fue una experiencia muy positiva porque conoces a muchísima gente, y te das cuenta de lo que eres capaz de hacer. Ya os lo iré contando conforme vaya escribiendo el diario. Sin duda lo mejor que he hecho en mi vida.

 

No me enrrollo más escribiendo tonterías. Todo empieza en junio del 2005 (hace dos años que lo hice, quería haberlo escrito antes, pero soy un poco huevón, pero más vale tarde que nunca :roll: ). Estaba estudiando Ciencias Ambientales y ya tenía decidido irme de viaje en septiembre, y tenía que ser ese mes puesto que el 2 de octubre cumplía 26 años, y ya me hubiera costado un auténtico pastón. Como veis esperé hasta el último momento para hacerlo. :P

 

Estaba estudiando como un loco, porque no quería tener exámenes para septiembre. Pero ocurrió: suspendí una asignatura :bleh:, la cual tenía el examen el día 21 de septiembre. Me entra la depre del siglo porque creía que no podía hacerlo, pero después de mucho investigar me di cuenta que la edad te la tienen en cuenta en el momento que empieza el viaje. :roll:

 

Así que me fui, mi cumpleaños me pillaría de viaje, pero la verdad es que no me importaba mucho, más original; además, no soy de los que lo celebran.

 

Elegí la zona C y mi itinerario fue el siguiente:

 

 

Berlín - Lübeck - Copenague - Colonia - Heidelberg - Baden-Baden - Basilea - Berna - Ginebra - Lucerna - Lugano - Munich - Rothenburgo ob der Tauber - Neuschwanstein - Dreden - Postdam - Berlin

 

 

Como veis en 16 días que dura el billete me dio tiempo a ver muchísimas ciudades, una por día. La verdad es que iba un poco rápido, pero también en aquella zona el transporte público está muy bien comunicado (no como aquí, y os lo digo que me he pasado cogiendo el tren para ir a mi pueblo durante 9 años), habiendo viajes en tren a tu destino cada poco tiempo. También lo planifiqué de manera que podía exprimir al máximo los 16 días de viajes.

 

Y comienza mi viaje: primer día

 

 

1er. día: Granada - Londres - Berlin

 

Me disponía a coger el avión que me llevaría a mi aventura. Me levanto temprano para terminar de preparar las cosas. El día de antes había tenido el examen de la asignatura fatídica que suspendí, y solo tuve la tarde para comprar comida para esos días (el interrail es en plan pobre, así que la comida me la llevé desde aquí, que había que ahorrar) y las últimas cosillas. Termino de preparar unas cosillas y me voy a coger el autobús que me lleve al aeropuerto.

 

Mientras esperaba el autobús empecé a darme cuenta que estaba solo, y que lo que iba a cometer era una locura. ¿Qué narices pretendía hacer yendo a un país que no conozco y que no hablo su idioma? Empieza a entrarme el canguelo. Granada en esa época en obras (como siempre, le decían la ciudad despierta ya que tenía todas las calles levantadas), y la parada del bus no tenía ni idea dónde estaba. Empiezo a buscar, a moverme de un lado a otro nervioso, estaba por llamar a un taxi para que me llevara. Pero el autobús apareció.

 

Me monto y con muchísimos extranjeros nos vamos al aeropuerto de Granada. Al ver tantos guiris empiezo a acojonarme :wacko: . Llegamos al aeropuerto, me disponía a facturar y ¡¡sorpresa!! :shock: Encuentro a unos colegas del Parque de las Ciencias (estuve de becario 4 meses). Estaban de vacaciones y se disponían a conocer Noruega, y para ello tenían que hacer trasbordo en Londres; al igual que yo para ir a Berlín. En Granada no hay muchos vuelos internacionales, y en esa época solo estaba ryanair, y su único vuelo era hacia Londres, pero desde allí se podían coger vuelos a casi toda Europa. Los truquillos que hay que hacer para ahorrarse un poco de dinero.

 

Guay, porque por lo menos no iba solo en el viaje. Nos sentamos juntos en el avión y comenzamos a charlar, y hacía dónde íbamos, y qué queríamos hacer en nuestros respectivos viajes, y todos me dijeron lo mismo: estaba loco, cómo se me ocurre hacer un viaje así solo. En fin, que os voy a contar.

 

 

aeropuertolondres02dp2.jpg

 

Aquí cuelgo la primera foto, y no se ve tan mal como creía. Soy el de la izquierda, el que va vestido de rojo. Ahí estoy pelado y totalmente afeitado, ¡¡cuánto cambiaría!!

 

Nos bajamos del avión, despúes de hacernos fotos de recuerdo de ese encuentro. No se pueden hacer fotos en la pista de aterrizaje, pero curiosamente quien nos la hizo fue un trabajador de allí del aeropuerto. Recojemos las maletas, y nos íbamos a salir al césped para descansar, donde había un montón de mochileros esperando su vuelo. Es el aeropuerto de London-Stanted, y el que haya estado sabe que es un aeropuerto para hacer trasbordos. :bleh:

 

Y como el mundo es un pañuelo nos encontramos a otro colega del Parque de las Ciencias allí :roll: También iba a Noruega a visitar un amigo. Nos quedamos comiendo y charlando en el césped; la verdad que estábamos muy a gusto, y tranquilos.

 

aeropuertolondresvd9.jpg

 

 

Pero llegó la hora de despedirnos. Después de desearnos suerte todos me volvieron a decir que estaba loco (¡¡ya lo séeeeeeeeee!!) y que tuviera cuidado. Como curiosidad, cuando volví a Granada me encontré a una de las chicas y después de darme un abrazo me dijo: ¡¡Sigues vivo!! Joder, ni que fuera a la guerra; me hizo mucha gracia :D

 

Cada uno se va a su avión y cuando despegamos sí que me dio un bajón enorme. Empecé a preguntarme qué narices estaba haciendo, que loco estaba, ... La verdad es que lo pasé muy mal. Tenía ganas de llorar, de volver, ... ¡¡¡Cuánto equivocado estaba!!! Cómo se notaba que todavía no había empezado la aventura.

 

Llegamos a Berlín por la noche, a eso de las 22h30 o algo así. El billete empezaba a "correr" al día siguiente, así que lo que decidí es pasar la noche allí. ¿Para qué iba a buscar albergue o algo así para un rato? Y ¿dónde iba a buscar albergue a esa hora, y sin tener ni idea del idioma? Conclusión me quedo en el aeropuerto.

 

Me busco un banco donde dormir y pasar la noche. Me encontraba francamente mal, así que me puse a escribir un diario. Me compré una libreta y ahí vas escribiendo las cosas que te van pasando. Es algo que aconsejo a todo aquel que haga un viaje, tanto si va acompañado como solo, ya que así te ayuda a recordar los momentos que has vivido, y si vas solo como era mi caso, hace que tu soledad sea menor. Ceno algo, un bocata que me había preparado por la mañana, y cuando el sueño puede conmigo decido echar una cabezadita, aunque un poco asustado, porque imagínate si me robaban. Llevaba dos mochilas: una grande de 90 litros, y otra más pequeña, así que me tumbo en el asiento con la mochila pequeña de almohada y abrazando a la otra.

 

Al rato aparece otro mochilero, se prepara se dispone a domir, y deja las cosas por medio, como si no pasara nada. Incluso vio un enchufe, que no es que estuviera cerca ni nada, y deja su móvil cargando. Yo flipando: ¡¡qué tranquilidad!! ¿Y yo acojonado durmiendo abrazado a mi mochila? Si es que cuando uno es novato, es novato.

 

Echo una cabezadita, con un ojo abierto (recuerdo, soy novato). Acaba el primer día.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Un paisano!!! y encima contanto un diario de la zona C!!! empiezas con buen pie, te seguiré.... :bleh:

 

Como en la foto os veo a todos tan pequeñitos no sé si te (os) conozco, que todo es posible xDDDDD

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Hola tio, te sigo sin dudarlo. Un inter-rail en solitario merece todos mis respetos.

Espero nuevos capitulos.

 

Un saludo

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

¿Qué tenemos los granadinos con la Zona C? Pues no lo sé. Pero tengo que contar una cosilla: no soy granadino, sino rondeño, :bleh: lo que pasa es que llevo viviendo aquí ya más de 10 años, estudiando y trabajando, así que prácticamente no sé si considerarme de aquí.

Continuemos con el diario

 

 

2º día: Berlín - LÜBECK

 

Aquella noche en el aeropuerto dormí fatal. :wacko: Supongo que serían los nervios, el hecho de estar pasándolo regular, los comederos de cabeza,... Pero le eché valor y traté de ir hacia delante. Me desperté a eso de las 4h30 de la mañana (como veis no dormí casi nada). Cogí la mochila y me fui para la estación de tren.

 

Tenía que ir a la estación del Zoo, que allí es por donde pasan todos los trenes que salen de Berlín. En esta ciudad los trenes externos y los tranvías (más que tranvías eran trenes pero que su recorrido se centraban en la ciudad) utilizan las mismas vías, así que me fui a la parada de tren que tenía el aeropuerto.

 

Estaba más "perdio" que el barco del arroz, y no tenía ni idea que narices hacer ni que tren coger. :( Busco un mapa, veo los horarios de los trenes, y ninguno me venía bien (faltaban varios horarios). Después me di cuenta que lo que veía era los horarios de los trenes externos, pero de los urbanos no venía nada, o sí venía, yo que sé. Tampoco sabía si mi billete de interrail valía para los trenes urbanos. Aquello estaba muy oscuro y no había nadie, ni un alma; la verdad es que acojonaba un poco. :o Pues nervioso, novato, sin saber que narices hacer veo a unos operarios de la estación. Le pregunto en mi inglés penco para ir a la estación del zoo, que a qué hora salia y le enseñé el billete de interrail; pero ni hablaban inglés ni nada, y no tenían ni idea. Empiezo a agobiarme. Veo a otro que iba vestido con una chaqueta con el símbolo de la compañía de trenes de allí (DB) y le pregunto. Tampoco tiene ni idea, pero me dice que para la estación del zoo que me meta en tren. Pues le hago caso. Rezaba para que no pasara el revisor y me pidiera el billete, porque si no me lo aceptaba no sabía que le iba a decir, ni cómo nos íbamos a entender. Al final no pasó. :D

 

Arranca el tren y comenzamos a meternos en Berlín. El aeropuerto como es lógico está a las afueras. Berlín es una ciudad enorme, inmensa, parecía que no se acababa nunca. Teniendo en cuenta que la estación del Zoo está en el centro de Berlín, tardamos una hora en llegar. Es verdad que parábamos en algunas paradas, pero no en tantas.

 

Llego a la estación del Zoo. Cuando salgo del tren veo una iglesia que estaba destruida por un bombardeo de la II Guerra Mundial, y que no han reconstruido, la cual se ha convertido en un símbolo de la ciudad. Al verla empiezo a animarme, que ya tocaba, empezaba a darme cuenta a qué había ido a Alemania: a ver ciudades y a viajar. ;)

 

Salgo de la zona de la estación donde paraban los trenes urbanos, y me pongo a buscar la zona de los trenes que salían al exterior. Para ir a Lübeck desde Berlín hay que ir hasta Hamburg primero y desde allí salen los trenes hacia el norte; así que busqué el tren que me llevaría a esta ciudad.

 

Encuentro el tren, me voy al andén, y mientras me puse a rellenar el papelito que te dan al comprar el billete de interrail donde tienes que ir poniendo los trayectos, y ahí es donde te tican. No es que sea necesario hacer esto, pero es interesante tenerlo como recuerdo y saber cuáles fueron los trenes que cogistes. En las estaciones de Alemania es imposible perderte: en cada andén hay unos carteles donde te indican el destino del tren que va a parar ahí, las horas e incluso si tienen retraso. Me monto en el tren: POR FIN EMPEZABA EL VERDADERO INTERRAIL.

 

Tardamos un buen rato en salir de Berlín; cuando lo hicimos empezó a amanecer. Me quedaba mirando los paisajes, todo verde. ¡¡Qué diferente es esto de Andalucía, que todo está seco!! Los trenes de allí eran muy distintos a los regionales que yo estoy acostumbrado: muy suaves, nada de traqueteos y más cómodos. ¡¡Qué diferencia entre un país y otro!!

 

Llegamos a Hamburg. Se nota que es una estación de trasbordo porque solo veías ver gente corriendo con maletas de un lado a otro. Busco los carteles amarillos que indican los trenes de salida en todas las estaciones para buscar cuándo y dónde se cogía el tren que iba para Lübeck. Lo encuentro y me monto. ¡¡Y por fin llego a Lübeck!! Ya hoy no tocaba más trenes ni viajes, ya solo visitar la ciudad. :roll:

 

Lo primero que hay que hacer al llegar a una ciudad es saber cómo y cuándo vas a salir. Mi próximo destino era Copenhague, así que busqué la hora a la que salía este tren. Hay que tener cuidado, porque en este tren hay que hacer reserva de asiento. Sólo cuesta 3 €, pero si te pillan hay que pagar multa, que tampoco es muy cara, pero fastidia tener que pagar más. Voy a las taquillas a hacer la reserva, y saco el libro que llevaba de albergues juveniles para buscar el albergue donde iba a dormir. Estaba reventado, y las mochilas pesaban un montón, porque llevaba comida para los días de viaje. Me siento en un parque y me dispongo a desayunar galletas de chocolate que llevaba.

 

Después me cuelgo las mochilas y me voy hacia el albergue, que estaba al otro lado del pueblo. :( Tengo que pasar por el centro de la ciudad y voy viendo cómo es. Llego al albergue. Era muy temprano y no podía ir a la habitación todavía, pero me dejaron dejar las mochilas allí: ¡¡menos mal!! Lo curioso es que no sé como me entendí con mi espanglish con la de recepción. En fin, hasta las 14h00 no podía pasarme por la habitación, pero la mochila la abandoné :roll:

 

lbeck05nq2.jpg

 

Me fui a ver la ciudad. Lo primero era buscar la oficina de turismo, que no encontré. Lübeck es una pequeña ciudad en la que el centro es una pequeña isla, que para pasar hay que cruzar unos puentes, donde hay unas puertas tanto a un lado como a otro.

 

lbeck01mf1.jpg

 

Esta es la puerta más cercana al albergue (estaba a escasos 5 minutos), la otra estaba en obras, algo que me estuvo acompañando durante todo el viaje: en cualquier ciudad de las que visité había algo que estaba en obras :lol:

 

Una cosa que me llamó la atención es que allí todo el mundo va en bicicleta, y que había carriles bici por todos sitios. Pero claro, eso es algo generalizado en toda Europa, al ser la primera vez que lo veía me llamó la atención. Los tejados de la iglesias también son muy distintos a los de aquí: todos de bronce, algo curioso.

 

lbeck03lk7.jpg

 

El centro es pequeño y en un ratillo lo visitas. Después de dar vueltas me encontré a un grupo de españoles, que se les notaba a la legua de dónde eran. :P No sé porque a los españolitos nos reconocemos tan fácilmente en el extranjero. Eran un viaje organizado, y me acuerdo que me pidieron que les hiciera una foto.

 

Son cerca de las 14h00 y me voy al albergue para dejar las cosas en la habitación. Antes de entrar me siento en unos bancos y unas mesas que hay en la puerta y me dispongo a comer algo: una lata de calamares o atún o algo así; :blink: parece que comía muy poco, y eso que yo soy de los que comen muchísimo, pero no pasé hambre. Este viaje fue muy curioso, porque comía poquísimo, no paraba de andar, y ni me sentí cansado ni con hambre ni nada parecido. Me acuerdo que estaba la recepcionista del albergue en otra mesa tomando al sol, y con una sonrisa me dijo que la habitación estaba lista. Me quedé en la puerta descansando un rato, escribiendo y ordenando las cosas de la mochila, y luego me fui a la habitación.

 

La habitación estaba bien, había unas 6 camas en literas, y todavía no había nadie cuando yo llegué. Como estaba echo polvo decido dormir un rato, y descansar. Después de la siesta me voy otra vez a pasear por el pueblo, pero esta vez sin nada: ni guía, ni mochila, ni nada, sólo la cámara de fotos; quería pasear tranquilamente, y la verdad que Lübeck tiene sitios para eso.

 

lbeck08kb6.jpg

 

 

Curiosamente dando el paseo encuentro la oficina de turismo. :P Entro y pido un mapa de Lübeck para saber por dónde he estado, y los monumentos que he visitado. Me voy a dar un paseo alrededor del canal que rodea la islita. Fue un momento de mucha tranquilidad. Allí hay casas que lindan con el canal, y que tienen hasta un pequeño muelle privado, para su lancha o lo que sea. Recuerdo a un hombre con su hijo/a pequeño (menos de 1 año seguro) que estaban al borde del canal simplemente paseando. La verdad que se estaba muy a gusto allí, y lo mejor: no había coches.

 

Llego a una zona de césped donde había muchos grupitos de personas tumbadas bebiendo, charlando, riéndose,... Era lo mejor de la ciudad. ;)

 

lbeck09jc2.jpg

 

Comienza a hacerse de noche así que me voy al albergue. Llego a la habitación y ya habían dos camas ocupadas, pero no había nadie. Arreglo mis cosas, me ducho, y me voy a cenar. Estoy un rato por el albergue y encuentro a una familia de alemanes que hablaban perfectamente español: empiezamos a hablar, preguntándonos que hacemos, de dónde éramos,...

 

Estoy cansado, me voy a dormir. Cuando estoy preparándome entra un holandés, de unos 40 años típico mochilero. Me pregunta de dónde soy, y quiere hablar conmigo. Le digo que lo siento, que no hablo ni inglés ni francés, y muy serio (porque el tío era muy serio) me dice que el inglés es muy importante. :unsure: ¡¡¡Ya lo sé!!! Pero qué quiere que yo le haga.

 

En fin, escribo un poco y me voy a dormir; estoy reventado. Serían las 22h00. Acaba el primer día.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Continuemos

 

3er. día: Lübeck - KØBENHAVN (COPENAGUE)

 

Abandono Lübeck y me dirijo a mi nuevo destino. Aquel día me levanté muy temprano, podían ser eso de las 6h20 de la mañana. El tren salía muy pronto, a eso de las 8h00 si mal no recuerdo, y quería desayunar antes de ir a la estación, que se tardaba un buen rato en llegar a ella. Con mucho cuidado recojo las cosas para no despertar a los compañeros de habitación y me voy con mucho cuidado.

 

Llego antes que abran el comedor para desayunar, así que como os podéis imaginar desayuné solo. Aquel día desayuné bien poco, no tenía hambre. Todavía tenía la costumbre de desayunar poco, costumbre que fue cambiando a lo largo del viaje como os iréis dando cuenta. No había nadie en el comedor así que cogí un par de bollos y me los guardé en la mochila ;) , costumbre que hay que ir cogiendo en cualquier viaje por interrail que se precie: cuando tengas comida delante coge toda la que puedas y guárdala para después, no sabes cuando te va a hacer falta.

 

Entrego las sábanas en recepción y me voy para la estación. Como resumen de Lübeck, lo que más me gustó fueron los canales, el césped y la tranquilidad que se respiraba en esa ciudad. Me chocó mucho tantísimas bicicletas, aunque después me di cuenta que es normal en toda Europa. ¡¡Igual que aquí!!, especialmente en Granada, que lo único que hacen es quitar carriles bici.

 

Me monto en el tren y nos vamos dirigiendo hacia el norte. El trayecto del viaje es muy curioso porque parte de él lo haces en barco. Llegamos a un puerto y meten el tren dentro de las bodegas del ferry, abren las puertas del tren y te vas a cubierta para hacer el viaje desde allí si quieres, o en el bar o por el barco. En la siguiente foto se ve el tren dentro de las bodegas del barco:

 

 

lbeckcopenhaguetrenly6.jpg

 

 

Me subo a cubierta a pasar el viaje desde allí. Había sillas, mesas,... y se estaba de put... madre. Había un grupo de mallorquines y más españoles: ¡¡si es que hay españoles hasta debajo de las piedras!! Y si no son españoles son sudamericanos; conclusión: siempre tienes a alguien con quien hablar.

 

Me pongo a escribir allí y a ver el mar :cool: (soy un enamorado del mar, y eso que soy natural de sierra). El trayecto en barco duró aproximadamente una hora. Cuando estamos llegando te avisan por megafonía para que vuelvas al tren. Volvemos al tren, el barco atraca y como si nada pasara el tren continúa su viaje. Tanto al entrar al barco como al salir es muy suave, no te enteras, lo tienen medido al dedillo.

 

Entramos en Dinamarca. :flagdk:

 

Saco mi billete de interrail y un típico sueco que tengo delante se ríe. Era el típico vikingo con bigote rubio, y me enseña su billete: también era de interrail, y que acababa ese día. Tenía pensado ir hasta Copenague y desde allí cruzar a su país por el puente de Malmö. Hablaba un poco de español ya que había estado en Mexico unos años, y entre mi poco inglés y su español comenzamos una conversación. Me dice que si en España estudiamos los vikingos; pues va a ser que no, como mucho los árabes. Al lado suya había un hombre joven francés que hablaba muy bien inglés y se metió en la conversación, y al final, por fluidez de idiomas se pusieron a hablar los dos, y me quedé apartado. Joder :angry: , tengo que aprender idiomas (no sé si lo he dicho pero estoy apuntado a la escuela de idiomas para eso; francés y ¡¡he aprobado!! :roll: )

 

Llegamos a Copenague. Como siempre hay que hacer, lo primero cuando llegas a una ciudad es saber salir de ella. Miro el tren que iba a coger al día siguiente y voy a hacer la reserva. La persona que me atendía hablaba español, pero no conocía el billete interrail. Me lleva hasta otro compañero que empieza a hablarme también en español; la primera dice sorprendida "¡Hablas español!" :P Pues sí, hay que tener cuidado, el que menos te esperas te salta hablando en este idioma. Hago la reserva y me voy a buscar albergue.

 

Muy cerca de la estación de tren está la oficina de turismo, donde te dicen dónde hay albergues. Tuve un problema muy grande cuando fui: era sábado y todo estaba lleno. Me vi negro para buscar albergue. Cogí el listado que me dieron de sitios dónde dormir, un mapa y a andar buscando algún sitio donde dormir. Pues fue algo horrible, casi imposible. Los que estaban ya completos, si no estaban llenos. En la puerta de uno de ellos, super cutre por cierto, me encontré a una muchacha en la puerta que se le notaba a la legua que era españolita, le pregunté y ¡premio! De Madrid. Es que se nos nota. Me voy con ella a buscar albergue; iba con otras dos amigas. Empezamos a mirar, para saber cuáles son los que están llenos cuáles no... y decidimos ir a ver uno que estaba cerca. Ellas decían que iban en autobús, que llevaban mochilas. ¡¡Joder!! Yo también. Yo creo que querían deshacerse de mí, aunque tampoco me dio mucha pena; eran un poco saborías la verdad.

 

Llego al albergue que iba a mirar pero tampoco. Empiezo a desesperarme: :angry: llevo dos horas buscando un sitio donde dormir, son las 14h00 y todavía no he visto nada de la ciudad. Pero en este sitio se portaron, llamaron por teléfono a otro que sí tenía sitio ¡¡¡por fin!!! Era de la red de albergues, y estaba a tomar por cul... Me dicen que coja un autobús. En Dinamarca no aceptaron el euro, así que tuve que cambiar para tener algo de su moneda. Este país empieza a caerme mal. Cojo el autobús, y me dejó lejísimos del albergue. Estoy hasta las narices. Mi paciencia empieza a acabarse. Pero todavía queda lo mejor.

 

Llego al albergue, y veo que la habitación son 100 kr; vale, guay; voy a pagarlas y me dice que no, que 35 kr más por las sábanas. Le digo que no las quiero, que tengo saco de dormir. Me dice la recepcionista que es obligatorio. ¡¡¡Pues no pongas que la habitación son 100 kr!!! Intento pagar con tarjeta y no me deja. :) Empiezo a odiar Dinamarca porque no aceptan las tarjetas de los países de la Unión Europea. ¡¡¡No están en la Unión Europea!!! ¡¡¿Para qué?!! :wacko: Solo tenía 100 kr, así que debía 35 kr. La tía de recepción es gilipollas, una sonrisita que no me gustó. Estaba que me subía por las paredes. Necesito salir de allí.

 

Me monto en el autobús, solo tuve que enseñar el billete, por lo menos no tenía que volver a pagar, tienen una cierta validez durante un tiempo los billetes de allí. Como estaba histérico y estaba odiando este país decido ir a ver la sirenita, fue una obsesión, quería ver la sirenita para tranquilizarme. Llego al centro y empiezo a ver algo la ciudad hasta llegar al parque donde está la sirenita:

 

 

copenhague08id6.jpg

 

 

Esto es el palacio real. Es una plaza semipeatonal donde vive la reina. Es curioso que viva en un palacio que está en mitad de la ciudad. Como es lógico la guardia real hacía su trabajo:

 

 

copenhague13bf0.jpg

 

 

La sirenita se encuentra en un parque al lado de un canal. Copenague está llena de éstos. En la entrada del parque encontramos lo siguiente:

 

copenhague10fx7.jpg

 

 

Y por fin llego a mi destino: :D

 

 

copenhague09xo5.jpg

 

 

Para quien conozca la sirenita sabe que es muy pequeña y que puede que no sea lo que uno esperaba, pero a mí me lo habían puesto tan mal que me gustó. La verdad es que es más pequeña de lo que pensaba, y el fondo no acompaña mucho, pero mi objetivo era venir a verla y lo hice.

 

La siguiente foto es de las pocas en las que salgo yo, y la pongo por si alguno me conoce. Se notaba que llevaba dos días de viaje nada más. Conforme fue pasando el tiempo el pelo y la barba fue creciendo, y la gente empezó a creer que era marroquí; todos me decían que si era "arabish". Pues va a ser que no, aunque parece que tenga rasgos; ahora tengo barba y muchos me lo han dicho. Cuando volví a Granada y les comenté a mis compañeros de piso que creían que era marroquí estaban descojonados, y que no se extrañaban. :bleh: Serán cabrones.

 

 

copenhague11zn6.jpg

 

 

Me doy un paseo por el parque, y me relajo, pero empieza a hacerse de noche; la ciudad va cambiando de color. Vuelvo al centro, y ¡¡mierda!! No tengo muchas coronas, y además le debo a la gilipoll... del albergue 35 kr. Empiezo a buscar un sitio donde cambiar y nada. Vuelvo a odiar este país ¡¿Por qué no aceptaron el euro?! No encuentro nada abierto. ¡¡Joder!! :D En una calle desesperado encuentro un restaurante español. Entro y los camareros son españoles. Le digo dónde puedo cambiar dinero y me dicen que en la estación de trenes, y que tranquilo, que seguro que estaba abierto. Gracias. Voy a la estación y consigo cambiar.

 

Me voy al autobús, enseño el ticket de esta mañana y yuhuuuuu, me deja pasar, ni lo mira. Genial. :roll: Allí me encuentro a unas chicas que iban a empezar una erasmus allí. Hablamos lo que pudimos, una pena porque eran bastantes simpáticas y también muy guapas. ;)

 

Llego al albergue, pago mi deuda, me ducho y ceno. Hoy el día no ha sido como debería de ser, demasiados problemas. :ranting: Ya me avisaron que en Copenague tenía que tener cuidado, es una ciudad trampa.

 

Acaba otro día.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Me esta gustando mogollon tu diario, la forma de contar las cosas, te ire leyendo, saludos!!!

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Bustin picha, me alegra que te esté gustando el diario. :D

 

Seguimos.

 

4º día: KØBENHAVN (Copenague) - Kóln (Colonia)

 

En la habitación del albergue compartía con un austríaco, mayor y supersaborío, y dos japones, los cuales estaban con el portátil. Vamos, de foto. Cuando me levanté vi que me habían abierto el bolsillo pequeño de la mochila pequeña; nunca dejaba nada de valor en la mochila y el bolsillo grande lo cerraba con candado. No faltaba nada, pero no me gustó. :bye2: Un consejo a todos los interraileros: los albergues son geniales para dormir porque conoces a mucha gente de muchos sitios, pero nunca sabes quien te va a tocar en la habitación así que lo que yo hacía era dormir con un bolsito barriguero donde tenía la documentación, el dinero y los billetes de interrail y avión (porque si se pierden a ver cómo nos movemos), y también las llaves del candado. Con eso dormía, andaba, me duchaba, todo; es un poco cansino, el último día cuando ya me lo quité en el avión de vuelta fue una liberación, y eso que no es molesto.

 

Recojo las cosas, y me bajo a desayunar. En Copenague los desayunos había que pagarlos, no venían incluidos en el precio de la noche. ¡¡Es que en este país te cobran hasta por respirar!! :D Viendo lo que costaba paso y decido desayunar galletas que llevaba. Solo me comía dos galletas, ¡¡y terminaba lleno!! Es impresionante lo poco que lllegué a comer en esos días.

 

Como no tenía muchas coronas y no quería cambiar porque solo tenía billetes de 50 €, y monedas no aceptan, y era temprano decido ir hasta el centro andando, tocaba ver la ciudad. Hacía un poco de frío y comenzó a nublarse: como os daréis cuenta en los siguientes días empezó mi calvario: dejé de ver el sol ese día y no volví a verlo hasta casi el final del viaje; lo pasé fatal, pero es adelantar acontecimientos. :D

 

El centro de Copenague es uno de los primeros centros que hicieron peatonales de toda Europa. Cerca de la estación del tren encontramos una plaza enorme muy característica de Copenague, donde se encuentra el ayuntamiento, y las fachadas están llenas de letreros luminosos de publicidad; puede que resulte un poco feo pero curiosamente a mí me gustó:

 

copenhague04gw2.jpg

 

 

El danés más internacional de la historia: Hans Cristian Andersen. Si conocéis Málaga, por la Alameda hay una estatua similar:

 

copenhague05vh5.jpg

 

 

Como ya dije el otro día Copenague está llena de canales y hay mucha agua por todos sitios. La siguiente foto es de un antiguo barrio de pescadores, pero las casas son preciosas:

 

copenhague06ne8.jpg

 

 

Como fue mi sino en todo el viaje, siempre había algo que estaba en obras. En Copenague me tocó el Parlamento.

 

Como hay tantos canales tuve la suerte de pillar un puente que se tenía que abrir para que pasara un barco. Cuando vi eso me senté en el borde del canal para descansar un poco, escribir, y así esperar a ver el puente abierto:

 

copenhague03kz8.jpg

 

 

Una de las islas de Copenague se llama Christianhavn. Es una isla artificial y si la veis en un mapa se puede observar que tiene un corte regular. En esta isla existe Cristiania, un sitio que es obligatorio conocer si se va a Copenague. Era una zona militar, donde había barracones, y en los años 60-70 fue ocupada por los hippies, y todavía siguen allí. Es un sitio muy bohemio y totalmente distinto al resto de Copenague. Ellos se consideran otro país; hasta tienen bandera propia: roja con tres puntos amarillos en horizontal; incluso al salir pone en el cartel de entrada "Ud. está entrando en la Unión Europea". Los hippies que se instalaron comenzaron a hacer casas cada uno a su estilo y forma, y hay algunas muy curiosas, y sin orden ninguno. No pagan impuestos y tienen sus propias leyes ;) ; por ejemplo las drogas blandas están permitidas. Es un sitio genial, muy bohemio, muy especial, hay que conocerlo. Cuando fui no era consciente de aquella zona, pero este año he vuelto a Copenague a visitar una amiga que estaba de erasmus, y ya me contó que era aquello. Si alguien va a Copenague parada obligatoria en Cristiania.

 

copenhague01sa7.jpg

 

 

En los canales te encontrabas muchísimos patos, ánades, y cómo no, cisnes:

 

copenhague02yp8.jpg

 

 

En Copenague existen muchísimas bicicletas: todo el mundo va en bicicleta. Y había de todo tipo: con carrito, con sillita, parecidas a Harley-Davidson,... todo lo que os podáis imaginar. Por lo visto tener coche allí es muy caro. Hay carriles bici por todos sitios, y se les tiene más respeto a las bicis que a los coches. Genial, simplemente genial. :D

 

Y españoles había montones. Estaba en la plaza del ayuntamiento sentado escribiendo un rato cuando llegó un chico en bicicleta y se paró al lado mía. Tenía una pinta de español impresionante. Coge su móvil y dice: "Quillooooooooo, que yo ya he llegado. ¿Dónde estás?". Me volví y empecé a reirme, es que se nos nota de dónde somos. :lol:

 

Copenague es una ciudad muy bonita y que merece la pena visitar, pero hay que tener mucho cuidado, ya veis que no es una ciudad muy cómoda para los que no la conocen.

 

Como algo y vuelvo al albergue a recoger mi mochilón. Este día mi viaje se hacía por la noche, había reservado plaza en el tren el día anterior. Recojo mi mochila, me despido de la gilipoll... de la de recepción y me voy. Llego a la estación de tren y me pongo a dar vueltas y ver cosas mientras hacía tiempo para coger el tren que me llevaría a Colonia: mi siguiente destino. Mirando souvenirs y chorradas tuve una idea y es tener un recuerdo especial de dónde he estado, y puesto que iba a visitar 3 países me propuse comprar un parche con la bandera de los países que había visitado para ponerlos en mi mochila. Dicho y hecho; compré mi primer parche. Ahora tengo puestos los tres en mi mochila como recuerdo del mejor viaje que he hecho en mi vida.

 

Me voy al tren y el sitio eran unos departamentos de 6, y compartía con dos alemanes. ¿Y allí a quién me encuentro? A las chicas madrileñas. Me pongo un ratillo a hablar con ellas, qué dónde habían dormido o qué habían hecho. Me dijeron que no habían dormido, que habían salido de marcha y que querían dormir. Se capta la indirecta. Me voy. Ya dije que eran un poco saborías. :(

 

El tren salía sobre las 18h30. Como algo, me pongo a escribir y me entra un sueño horrible, me pongo a dormir. No me acuerdo ni si quiera cuando el tren entró en el ferry ni nada. Estaba reventado. Durante el viaje cambié un poco mi horario de sueño: me dormía sobre las 22h00 para a las 7h00 estar despierto.

 

Estaba durmiendo plácidamente, aunque un poco incómodo como os podréis imaginar; eran unos asientos muy tiesos. Pues llegó la policía de aduana haciendo ruido y pidiendo los pasaportes. Nos despertaron a todos. El alemán que estaba conmigo se mosqueó cuando fueron: "No somos todos unión europea; ¿para qué control de pasaportes?". Llevaba razón, pero yo me volví a dormir enseguida. Volvemos a estar en territorio alemán. :lol:

 

Acaba el siguiente día

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Me parece increíble que después de 2 años te pongas a escribir un diario y sobre todo con estos detalles y tan de puta madre, sigue así.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
Conéctate  



×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.