Jump to content
  • Registrar

Publicaciones recomendadas

Hola Interraileros/as! ;)

 

Aunque soy nueva escribiendo por aquí, tengo alguna q otra experiencia q contar. Sé q hay miles de diarios colgados, y muchos de ellos son de la zona G, pero al igual q a mi el año pasado me ayudó muchísimo leerme unos cuantos de ellos, he pensado q tal vez el mío pueda ayudar a alguien más...

Y como ya lo tengo pasado a ordenador, pues no me cuesta nada colgarlo a ratillos aquí ;)

 

No es muy largo y pondré fotillos (si me aclaro) para amenizarlo. Allá voy!

 

 

Diario Interrail '06: Zona G

 

Ruta: Valencia – Milano – Venezia – Ljubljana – Venezia – Roma – Bari – Patras – Korinto – Nauplia – Atenas - Kalambaka (Meteora) – Alejandropolis – Samotracia – Alejandropolis – Istanbul – Milan – Castellón

 

 

20-7-06 (Castellón - Valencia - Milano)

 

Tenía el despertador para las 8, pero Gloria me ha despertado llamándome ¼ de hora antes. Tengo que buscar un albergue para esta noche. Aiaiai...¡qué nervios! Tengo ganas de potar.

Mi padre me lleva a la estación, no tardo en despedirme y subir al tren. Rápidamente diviso un gran bulto con Gloria al lado. Aquí empieza nuestra aventura.

Sin mayor complicación llegamos a Valencia y luego al aeropuerto con el autobús. Como somos muy previsoras y hemos llegado 2 horas antes de que abran la facturación, nos pasamos un buen rato paseando y comiendo.

Cuando toca facturar descubrimos que vamos a viajar con un montón de pijos milaneses. Después de patearnos los dutty-free subimos al avión y, tras un rato de espera, despegamos hacia Italia.

El aeropuerto de Milán (Bergamo) es feo y, una hora de autobús después, descubro que la ciudad no es mucho mejor.

Nos pasamos un buen rato practicando el italanespaniglish (principalmente yo, que sé de todo pero no sé de nada) tratando de descubrir cómo llegar al centro. No era difícil: en metro. El centro es un poco más bonito, hay un Duomo muy “rococó” (Gloria dice que es gótico... po'vale) y muchas tiendas caras. Eso sí, no bastantes heladerias para mi gusto.

 

 

img2428mi5.jpg

Duomo

 

 

Llega la hora de cenar y vuelve la práctica del italanospaniglish... Total, que acabamos en un chino comiendo comida rara y salsas que pican mogollón (3,5€ por los cubiertos...).

Como a esas alturas no tenemos albergue y el tren a Ljubljana sale a las 6 de la mañana, decidimos que dormiremos en la estación.

Nos compramos nuestro segundo gelatto de postre (pero compartido, que hay que ahorrar) y seguimos paseando por el centro. Llegamos a un castillo enorme rodeado por cuestas de cesped y al lado de un macroparque, un poco rollo Florencia, pero en grande. Tras tirarnos rodando por las cuestas y hacer reir a turistas japoneses, vamos al parque guiadas por una música chula y descubrimos un pub al aire libre lleno de gente guapa. ¡Qué pasada! Desgraciadamente son casi las 11 y debemos coger el metro ya que no sabemos cual es el último.

Volvemos a la estación y nos acomodamos al lado de dos chicos, que suponemos interraileros, en el parque de enfrente de la estación. Como los putos italianos no paran de acosarnos, los interraileros se nos acercan para darnos apoyo moral y Gloria entabla conversación con uno que sabe castellano. Son de Amsterdam, tienen nuestra edad y hacen nuestra misma zona, aunque distinta ruta. ¿Nos volveremos a encontrar?

Los tres caen fritos de inmediato. Yo no puedo, me duele todo y me muero de sueño, pero hay demasiados maleantes y mierda en el césped... No soy una auténtica interrailera aún.

Hacia las 3 de la mañana creo haber dormido una media hora pq no podía más y porque, aunque parezca increible, había un ambiente familiar por la zona todavía. Hace una media hora me han despertado un montón de miradas clavadas en mí... Me ha entrado un susto de muerte y me he puesto en modo autista. Parece ser que este parque es el albergue de muchos viajeros. Hay gente de lo más distinta tirada por los bancos, pero la mayoría han sido previsores y deben haber guardado sus maletas en consigna.

No para de pasar gente rara. Un tipo que parece un zombie (com baba chorrando inclusive) se me acerca, extiende su mano delante de mi y se pasa como 5 minutos produciendo sonidos extraños. No sé cómo no me cago en las bragas. Y la cerda de Gloria durmiendo plácidamente dentro de sus saco de dormir, igual que los holandeses... Aunque estos últimos de vez en cuando cambian de postura junto a muecas de dolor. Ah, no sé si he explicado que estamos durmiendo encima de piedra maciza, sin esterilla ni nada. Bueno, Gloria no, ella duerme en el césped... Sólo diré que para mi es peor el césped.

De repente dos miembros de uno de los miles de grupitos de maleantes que hay por la zona empiezan a picarse y acaban protagonizando Kill Bill 3 con botellas rotas y pechos descubiertos... Al menos los amigos llaman a una ambulancia... Los holandeses partiéndose el culo y Gloria medio-durmiendo medio-cotilleando... Y yo diciéndole a la pared: ¿¿Vámonos?? :D

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Jodo! buena primera noche si ;) Pues a mi Milan no me parecio tan fea, el Duomo es bonito(pese a las obras que me pillaron tb) y los helados estan wenisimos!(Apunte, si quereis buenos helados ir a la calle Madonina numero 17, estaban buenisimos y el hombre era majisimo!) asi me gusta! diarios nuevos que leer!!

Animo! y sigue!!!

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
acaban protagonizando Kill Bill 3 con botellas rotas y pechos descubiertos
;)

 

Tiene buena pinta este diario. Sigue pronto.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

 

Este diario promete, y encima por mi zona preferida...esperaremos la actualización jeje...por cierto que en mi momento friki he relacionado directamente tu nick de "caperucita morada" con un capítulo de sinchan xDDDDDDDDD ésto de tantas horas estudiando no puede ser bueno para la cabeza xD

 

saludooos!! ;)

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

No te preocupes Kaperutiza, que tu diario nunca va a sobrar hay gente como yo que estamos ansiosos de leerlo.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Me alegro de q os esté gustando!! :P

 

Sigo, y hoy cuelgo dos días, venga!

 

 

21-7-06 Milano - Venezia - Ljubljana

 

Rezando para que llegara la hora se hace de día y cogemos el tren a Venezia (6:05). Los holandeses (Mauro y Stephan) han decidido venirse con nosotras y quedarse en Venezia. Evidentemente me paso todo el trayecto sobando en malas posturas... Qué horror.

Llegamos a nuestro destino y nos despedimos de los chicos para coger otro tren que nos llevará a Ljubljana (capital de Eslovenia). ¡Error! El tren llegaba con retraso y el otro ya ha salido. ¿Qué hacemos? Ver Venezia hasta que salga el próximo.

Nos volvemos a encontrar con Mauro y Stephan y decidimos ir a comprar pan y agua para poder almorzar. Una vez hecha la compra volvemos a separar nuestros caminos. Almorzamos en un parque muy bonito pero que huele muy mal y nos vamos a pasear.Cae un sol de justicia y los hombros ya empiezan a quejarse.

 

img2448tc1.jpg

Interrailera en Venezia

 

 

img2450jn7.jpg

Interrailera frente a escaparate veneciano

 

Tras ver una iglesia y algunos escaparates, ya es hora de comer (o eso dicen los pies) así que volvemos al parque y nos terminamos el pan y el paté. Por iniciativa de Gloria acabamos haciendo la siesta en el césped. Ella se duerme enseguida, evidentemente, yo me paso un rato preocupada por las palomas que se dedican a hacer sus necesidades desde los árboles que nos cubren... Al final el cansancio gana y me duermo.

Despierto observada por un tipo raro (¿Qué les habré hecho yo?) y me doy cuenta que millones de personas nos han copiado y tenemos compis de siesta por todos lados. Cuando consigo despertar a Gloria nos vamos a comernos un helado. Y, ¿a quién nos encontramos? ¡A los holandeses! Ya tienen albergue y se van a comer.

Tras acabarnos el helado vamos a la estación y nos duchamos por partes en el baño (Qué gustazo...y cuanta mugre). Al cabo de un rato llega el tren que nos llevará a Ljubljana... pero, ¡sorpresa! Teniamos que reservar, así que reserva más multa, 13 euracos.

 

img2453lg2.jpg

Vistas desde el tren saliendo de Venezia

 

El tren está llenito de interraileros. Toca dormir. Unas paradas más adelante una señora muy simpática nos echa de nuestro asiento ya que lo tiene reservado...

Entre conversaciones y siestas llegamos a Eslovenia y empiezan a subir polis a revirsar los pasarportes en cada parada (uno está pa'cagarse). Entre paisajes y polis, llegamos a Ljubljana. A buscar información y albergue. Un gallego y una vasca nos dicen dos direcciones muy amablemente. Aprovechamos una oficina de cambio para cambiar unos cuantos euros por tólares eslovenos.

Primer pateo: hostal lleno. Segundo pateo: lleno también... Miedo, mucho miedo. Pasan de las 8 y llevamos rato sin comer nada consistente, y la perspectiva de dormir bajo techo empieza a debilitarse. Vamos sobre seguro y volvemos a la oficina de turismo de la estación. La chica, hiper-maja ella (pero de verdad) llama a una amiga suya que tiene un Youth Hostal. Alucina, van a venir a buscarnos.

Unos minutos después aparece una chica clavada a Milla Jovovich pero con el pelo a lo chico, hiper-simpática y nos lleva a su coche, donde hay una rubita muy maja también. Parece que nos vayan a obligar a prostituirnos, ¿verdad? Pues no, no sólo nos llevan al hostal, sino que por el camino nos hacen una ruta turística y nos enseñan como ir y volver del centro.

Llegamos y nos ponemos a hacer números. 17 € por persona, o lo que es lo mismo, miles y miles de tólares. Tenemos cocina y baño propios y modernos, pero compartimos habitación con dos personas más... PUTAMARE!

Después de ducharnos y estando yo aún en paños menores, aparecen los compis de habitación: Un chico y una chica, atención, ¡de Australia! El chico es una bendición para los ojos y los sentidos, ella es fea y, si son pareja, no lo parece. Ellos se preparan para dormir porque están cansados, nosotras nos arreglamos (todo lo que puede arreglarse una interrailera) y nos vamos al centro.

Terminamos cenando comida griega (ironias de la vida) y luego damos un paseo por el centro. Descubrimos que los eslovenos son muy fiesteros y alegres, hay música por la calle y millones de terracitas con gente bebiendo cocktails y cerveza. Vemos algún trocito de espectáculo y un par de paradas de bisutería, tomamos un cocktail (3.75€, flipa...) y nos vamos al hostal. Son casi las 12 y el día ha sido duro de cojones.

 

img2465td7.jpg

Me encantan los cocktails! :P

 

 

22-7-06 Ljubljana - Bled - Ljubljana

 

Me despierto acribillada a picadas de mosquito (puta ventana abierta sin mosquitera).

Como tenemos un súper al lado, decidimos ir a comprar mientras se duchan los australianos. Al volver me pongo a charlar un poco con Bred (o algo así...), el australiano, y me cuenta que van a ir a pasar el dia a un lago muy guai que está a 1 h y media. Se lo comento a Gloria cuando sale de la ducha y, como no le gusta el agua ni nada a la niña, nos copiamos.

Desayunamos a conciencia, me ducho y mientras Gloria prepara sus ya famosos “macrobocatas 3 comidas”, es decir, un bocata que te dura 3 comidas y aún sobra.. Preparamos mi mochila pequeña con todo lo imprescindible y nos vamos en busca de la estación de autobuses (los australianos ya hace rato que se han ido).

Vemos el bus de las 12 irse con los australianos en él. Como el siguiente sale a la 1, aprovechamos el tiempo yendo a la estación de trenes que está al lado a que nos den información sobre los trenes a Venezia y de Venezia a Roma, trayecto que pretendemos hacer al día siguiente.

Compramos el billete de bus y hacia Bled que nos vamos (pueblo del lago). Al llegar nos damos cuenta de lo increible que es este país... Como yo terminaré repitiendo infinitas veces: “¡Es que Eslovenia tiene de todo!”. Bajamos al lago y descubrimos con resignación que la zona habilitada para el baño está vallada y hay que pagar... Gloria se pone a rayar al chico de la taquilla y no sé qué cojones hacemos que terminamos colándonos de gorra.

El sol quema un montón y el agua está súper fria. Millones de domingueros eslovenos se ponen rojos al sol y nadan al modo perrito. Sí, sí, ¡los eslovenos no saben nadar normal! No introducen la cabeza en el agua ni bajo pena de muerte y, de hecho, las mujeres nadan con gafas de sol, pendientes enormes y algunas hasta con gorra.

 

 

img2467rn7.jpg

Interrailera tomando el sol frente al lago

 

 

Nos bañamos un rato, comemos parte del bocadillo, dormimos un rato al sol, nos volvemos a bañar y nos vamos a pasear. Dando la vuelta al lago entendemos que los eslovenso hacen caso omiso de las zonas habilitadas para el baño...(menos mal q no hemos pagado entrada).

 

img2496li7.jpg

Interrailera de paseo

 

Encontramos dos chicos pescando a punto de sacar un pez, así que nos esperamos a ver qué pasa (nosotras y muchos otros turistas, incluido un chino con una Reflex que te cagas preparado para la acción). Tras estar a punto de irse al agua de cabeza un par de veces, sacan un pez enooorme. Los chinos se tiran como locos a hacerle fotos, ¡y yo detrás! Los buenos de los pescadores se hacen fotos con él también, le pintan no se qué y lo tiran otra vez al agua.

 

img2494mx7.jpg

Los súper-pescadores

 

Seguimos paseando y a Gloria se le antoja ir nadando hasta una isla con una iglesia que hay en medio del lago. A mi me da un miedo que flipas porque está la ostia de lejos y no hay puntos de apoyo en ningún momento. Al final, como siempre, me trama y nos tiramos a nadar rumbo a la isla. Nos cuesta lo nuestro y un par de veces estamos a punto de mandarlo a freir espárragos, pero finalmente llegamos enteras. Paseamos descalzas y en bikini por la isla con la gente que ha ido civilizadamente en barca mirándonos raro, incluidos unos guiris pijorros que se hospedan en un hotelito muy cuco que hay también allí. Cuango cogemos ánimos suficientes, volvemos, 1 hora en total. Salir del agua cuesta un poco más porque no hay playa y el mini-puerto esta alto para subir por nuestro propio pie, pero empujones a una y estirones a la otra conseguimos pisar tierra firme. Cuando lo conseguimos, unos jóvenes que hay cerca nos aplauden y nos invitan a quedarnos con ellos de botellón, desgraciadamente si no corremos perderemos el bus de vuelta...

Dicho y hecho, una hora después (21:00) aún no hay bus. Llegan unos mejicanos que habían venido en el bus de ida con nosotras (Mª Tere, Jaime y Renato), nos juntamos y debatimos qué hacer. Ellos deciden coger un autobús a la estación de trenes para probar suerte con estos. Nosotras decidimos quedarnos esperando un bus a Ljubljana que no sabemos si llegará... Unas horas después nos damos por vencidas y decidimos aprovechar el ambiente festivo que hay en el pueblo para pasarlo bien y olvidar que no podemos volver al hostal. Tras dos “pivo” (cervezas) y un pan con queso raro de una de las paraetas, la cosa no pinta mejor, así que pensamos en ir en busca de albergue. Cuando nos damos cuenta que estamos totalmente con el culo al aire, volvemos a la estación de autobuses a esperar un milagro. Y, ¿quiénes aparecen? Los mejicanos volviendo a pie desde la estación de trenes resignados por no haber encontrado tren tampoco. Se nos hacen las mil pensando qué hacer, y la gente empieza a volver a sus casas y sólo quedan miles de mosquitos y borrachos haciendo el cabra. Como solución final y no muy convencidos, llamamos a un taxi que nos pide 90€ por llevarnos a la ciudad. Sin alternativa, aceptamos y nos pasamos el viaje durmiendo a cabezazos. Al llegar nos damos cuenta de que Gloria y yo no tenemos bastante dinero para pagar nuestra parte y debemos buscar un cajero. El taxista nos lleva a un par de cajeros a regañadientes y, tras comprobar que no aceptan nuestra visa, entramos en estado de desesperación... El taxista está que se sube por las paredes y amenaza con llevarnos a la policía... Desesperadas pedimos a Mª Tere que pague nuestra parte y cuando se haya ido el taxista cabrón, buscaremos un cajero que nos sirva para devolvérselo... Casi más a regañadientes que el taxista, accede. Una vez encontrado el cajero y devuelto el dinero, la situación es demasiado tensa para una despedida agradable, y todo el buen rollo que había antes del taxi, termina con un adiós.

A pesar de ser las 6 y pico de la mañana y no llegar precisamente de fiesta, entrar en el hostal y meternos dentro de la cama a dormir nos produce una alegría indescriptible.

Editado por Kaperucita Morada

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Vaya putada lo de que perdieráis el bus y lo del taxi. Pero ahora viene la pregunta friki, si fuistéis nadando hasta la isla del centro, ¿Dónde coño dejástéis la cartera, móvil... para que no se mojara?

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

xDDD Buenísimos los dos capítulos...y que impresionante Eslovenia...

la solución a lo de los móviles...eso si que son dos intrépidas jejejeje

 

seguimos leyendoooo :bleh:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
Conéctate  



×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.