Jump to content
Conéctate  
Pucca

Из России с

Publicaciones recomendadas

El desayuno fue la hostia, no sólo por lo rico que estaba todo, sino por unos maromos que estaban más que comestibles. Mi radar chorbómetro me indicó a unos cuantos metros de distancia que se trataba de holandeses. Tras unas maniobras de aproximación descubrí que no me había equivocado. Los macizos participaban en la EUROPEAN CHAMPIONSHIP ROLLERSKY, ese evento tan importante que se celebraba en Yaroslav. O sea, una carrera de esquís con ruedecillas XDDD.

Illenca y yo nos sentamos en la mesa de al lado. Uno de ellos era igual que mi hermano, y me flipó tanto que fuera tan igual que no podía dejar de mirarlo. El pobre, pensaría que menuda psicópata... Voy a tener que interrogar a mi madre al respecto, porque ese tío era mi hermano fijo. El otro me lo hubiera tirado allí mismo, sobre los blinis con salsita de arándanos...

Bonita cortina de humo. :bye2:

 

Menos fotos de flores y más relato (Illenca, ayuda a la muchacha con sus Baikales).

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

DIA 8

 

Abandonamos Sudzal para visitar VLADIMIR, que en su día fue capital de Rusia. VLADIMIR, aparte de sonar vampírico total, es considerada la cuna del idioma y la nacionalidad rusas. Un poco de historia. Vladimir-Súzdal evolucionaría gradualmente hasta transformarse en el Gran Principado de Moscovia. El Principado de Moscú es el nombre del estado ruso que existió desde el siglo XIV hasta finales del XVII. El Gran Principado de Moscú, como se conoce en los documentos rusos, fue el predecesor del Imperio Ruso. Hoy es una ciudad de medio millón de habitantes.

 

P8070438.jpg

 

P8060422-1.jpg

 

Visitamos un museo del cristal y del papel maché, que son las cositas a las que se dedica la gente por esos lares. Pero no me compré nada de cristal ni de papel maché. Compré una regla verde de plástico de esas para el cole, que me hizo mucha gracia porque traía todo el alfabeto cirílico. Me miraron raro XD.

 

Rusia06206.jpg

 

Rusia06211.jpg

 

Comimos en las afueras de Vladimir en un camping con casas de madera. El restaurante se llamaba “Casa Rusia” y estaba muy pensado para los guiris. Nos recibe una moza vestida de rusa folclórica con el pan y la sal. Es una tradición. Antes de entrar a la casa te ofrecen un pan en forma de bollo redondo. Tienes que coger un pedacito y mojarlo en sal y comértelo, claro. Una vez hecho esto ya puedes pasar. Comimos rebien y cogimos carretera camino de Moscú.

 

Rusia06216.jpg

Feliz de volver a mi ciudad fetiche, me encuentro, además, con que nos vuelven a alojar en el superhotelazoquetecagas!!!. Encima nos esperaba una noche preciosa. Como los dos últimos días habíamos pasado mucho tiempo en el autobús, mi pie estaba divino. Así que me confié y acabaría dando un paseo de muchísimos kilómetros que me acabaría dejando pal arrastre. Pero mereció la pena. Cenamos y nos fuimos todo el grupo de 14 que éramos de paseo por Moscú, porque nos habían acojonado tanto con el tema de la policía que pensamos que siendo 14 no se atreverían con nosotros XDD. Así fue, porque nos perdimos enseguida y nos metimos por la zona de embajadas, infestada de policías. Nos fichaban desde lejos y en cuanto sus ojillos golosos apuntaban hacia nosotros, se les quitaba enseguida las ganas de multarnos por cosas inverosímiles, al ver que detrás traíamos mazo de peña XDDD. Joder, ese paseo nocturno se convertiría en uno de los mejores recuerdos, y eso que no iba de la mano del amor de mi vida, sino con dos tías de pamplona, una mallorquina y 10 catalanes XDDDD. Pero es que estaba haciendo un sueño realidad, conocer Moscú. Esa noche cambio mi impresión sobre la ciudad, que me pareció preciosa, monstruosa, inabarcable y fascinante.

 

Rusia06217.jpg

 

Rusia06230.jpg

 

P8080499.jpg

 

Al salir de la zona de las embajadas dimos a una gran avenida que a mi me recordaba mucho a la Castellana, porque tenía un paseo en medio lleno de árboles, bancos y terrazas. Había cantidad de chicos y chicas jovencitos, muy guapos ellos y ellas, poniéndose cerdos a beber. Nada a lo que no estemos acostumbrados, salvo porque ¡era lunes! XDDD. ¡Qué ganas de unirme a ellos y que me llevaran a los garitos más sórdidos de Moscú!. Como algunas nos estábamos meando mogollón, entramos en unos baños públicos donde nada más entrar se te ponía el pelo rubio. Creo que ahí se me desintegró la pituitaria. El caso es que tras unas puertas, que no hacían sospechar nada extraño, te encontrabas unos escalones para subir al “trono”. Pero el trono no era la taza de water a la que estamos acostumbrados, sino un agujero en el suelo. Ya había meado y cagado en agujeros de estos en otros lugares, pero nunca me había tenido que encaramar para mirar por encima de la puerta al personal mientras me desahogaba XDDD. Mientras nos descojonamos todas de la escalada que hay que hacer para mear, una rusa nos escucha y emocionada nos dice que habla español, que le encanta y que lleva 3 años sin practicar. Así que la chica, que era absolutamente preciosa, nos retiene porque quiere recuperar esos tres años hablando de todo lo humano y lo divino en castellano. Era un encanto, pero estábamos a punto de morir con los efluvios de los agujeros del infierno, así que la sacamos casi arrastras a la calle donde nos despedimos. Se nos quedó mirando como esos perrillos de los escaparates de las tiendas de animales XDDD. Después continuamos con el paseo por la avenida más ancha de Moscú, cuyo nombre no recuerdo . Es la avenida más gigantesca que he visto en mi vida. Los portales de las casas están hechos como para que pasara por ahí King Kong. Todo es tremendo, inmenso, monumental y te hace sentir muy pequeño, un minúsculo glóbulo rojo, una mierda de plaqueta, en esa arteria principal del corazón de la gigantesca Rusia. Allí no podía faltar otra sucursal del Mc Donalds¬¬. Después pasamos por el hotel más caro del mundo: el Metropol, que por fuera no dice nada. Muy cerca, al otro lado de una enorme plaza, una inmensa mole nos sobrecoge, aún sin saber, todavía, que se trataba de lo que había sido la base central de la KGB. Dios, es que es total. Estoy flipando tanto que no me lo puedo creer. Nos encaminamos hacia la Plaza Roja.

 

Rusia06225.jpg

 

Rusia06226.jpg

 

La vista es mágica. El sol se ha ocultado hace unos minutos pero aún hay mucha luz en el cielo. Pero las luces de los almacenes Gum ya se han encendido, también las estrellas que coronan las afiladas torres del museo de historia. Salimos de la Plaza Roja a la Plaza Mezduroznaya, o algo así. Las cúpulas a ras del suelo, del centro comercial subterráneo, están iluminadas también. Son más de las once de la noche pero los obreros siguen trabajando en un gigantesco hotel, que previamente han destruido para volver a construir. Trabajan 24 horas. Al parecer aprovechan el verano porque en invierno hace un frío que jode. Estos rusos están fatal. Las obras del gigantesco edificio las cubre el cartel más grande que he visto nunca. Joder, qué grande lo tienen todo estos cabrones. A estas horas de la noche y después de haber caminado unos doscientos kilómetros aproximadamente, mi pie tiene peor aspecto que los cojones en formol de Rasputín. Pienso seriamente en la posibilidad de amputármelo, pero como no sería de recibo presentarme a mi familia con una matriusca en el muñón, decido que es mejor volver al hotel antes de perderlo en cualquier acera moscovita. Así que con todo el dolor de mi corazón y de mi pie, me despido de parte del grupo que seguirá pateando Moscú algunas horas más. Tras dos transbordos de metro llegamos al hotel, donde recojo en diferentes habitaciones toda clase de drogas y calmantes. Me los tomo todos y me unto también una crema que alguien me da (al día siguiente me dijeron que si estaba loca). Mientras Illenca escribe su diario, yo espero que haga efecto esa sobredosis de calmantes... Así, con un puntito guay, me sumerjo en un sueño profundo y delicioso con todas las imágenes y sensaciones maravillosas que tengo en la cabeza.

 

(Luego nombres de calles y avenidas escritos correctamente XDDD)

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Ese viaje Pucca!! Ultimamente ando enganchado a los cuadernos de viaje de la peña :P

 

Me engancho al tuyo tambien si no es molestia :o

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

¡Increíble capítulo! No me pongo a citar lo que más me ha gustado porque no acabaría nunca. Me he reído y sufrido (por lo de tu pie) a partes iguales. Genial.

 

Y ahora, para tocar un poco las pelotas (ya que I don't no da signos de vida en el foro):

Después pasamos por el hotel más caro del mundo: el Metropol
El hotel más caro del mundo es el Burj Al Arab de Dubai.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

PD: Illenca, no me acuerdo del museo ese al aire libre de casas tradicionales de madera ¿fue este día verdad? Dios, qué lio tengo. Creo que se me olvidan mazo de cosas de este día. ¡Ayúdame!

Correctísimo nena, era ese día.

 

nos fuimos todo el grupo de 14 que éramos de paseo por Moscú [...] Joder, ese paseo nocturno se convertiría en uno de los mejores recuerdos, y eso que no iba de la mano del amor de mi vida, sino con dos tías de pamplona, una mallorquina y 10 catalanes XDDDD. Pero es que estaba haciendo un sueño realidad, conocer Moscú. Esa noche cambio mi impresión sobre la ciudad, que me pareció preciosa, monstruosa, inabarcable y fascinante.

 

Como algunas nos estábamos meando mogollón, entramos en unos baños públicos donde nada más entrar se te ponía el pelo rubio. Creo que ahí se me desintegró la pituitaria. El caso es que tras unas puertas, que no hacían sospechar nada extraño, te encontrabas unos escalones para subir al “trono”. Pero el trono no era la taza de water a la que estamos acostumbrados, sino un agujero en el suelo. Ya había meado y cagado en agujeros de estos en otros lugares, pero nunca me había tenido que encaramar para mirar por encima de la puerta al personal mientras me desahogaba XDDD. Mientras nos descojonamos todas de la escalada que hay que hacer para mear, una rusa nos escucha y emocionada nos dice que habla español, que le encanta y que lleva 3 años sin practicar. Así que la chica, que era absolutamente preciosa, nos retiene porque quiere recuperar esos tres años hablando de todo lo humano y lo divino en castellano. Era un encanto, pero estábamos a punto de morir con los efluvios de los agujeros del infierno, así que la sacamos casi arrastras a la calle donde nos despedimos. Se nos quedó mirando como esos perrillos de los escaparates de las tiendas de animales XDDD.

Esos baños estaban en un sótano, y se llegaba entrando a lo que parecía una boca de metro. Al bajar las escaleras dos letras clarísimas te sacaban de dudas sobre si tenías que mear tirando pal pasillo de la derecha o pal de la izquierda: м versus ж, esa es la cuestión (no, los dibujitos de un muñequito con pantalones o otro con falda no han llegado a Rusia).

Desde dentro de mi... bueno, ese espacio descrito por Pucca al que no me atrevo a llamar baño, oí que gente del grupo estaban hablando con alguien. Ya escarmentada por malas experiencias anteriores pensé que era alguien que había venido a cobrarnos por el uso de "eso" así que, sin ni siquiera mirar, me planté en la calle en dos zancadas. Después resulto que era esta chica, que debía ser majísima pero a la que no le hice ni caso.

 

Después continuamos con el paseo por la avenida más ancha de Moscú, cuyo nombre no recuerdo . Es la avenida más gigantesca que he visto en mi vida.

Era la avenida Tverskaya, es decir la avendida que después se convierte en carretera y llega hasta la ciudad de Tver.

 

Tras dos transbordos de metro llegamos al hotel

Al acabar nuestra particular visita a un casi aleatorio (pero fascinante, coincido con Pucca) Moscú nocturno, el grupo se dividió en dos: los que volvíamos en metro y los que volvían andando. Pucca, necesariamente, tenía que volver en metro y al ver que nosotras lo cogíamos, alguno más se animó... Como el día que llegamos a Moscú el grupo se fue al circo, nadie excepto nosotras había cogido el metro y no se atrevían así que nos erigimos en guías-jefes de la expedición y nos comprometimos a llevarlos sanos y salvos a través de esos túneles salpicados de caracteres cirílicos. Parecíamos monitoras llevando a un grupo de scouts.

 

Ya en el andén miramos el plano y vimos que teníamos varias opciones. Mientras decidíamos cual nos convenía más, uno del grupo se fue a preguntar a un ruso (¡desconfiado! :wacko: ) y vuelve diciendo que pa'llá y que se lo ha dicho un ruso. Y yo que ya me había mirado el plano y ya había decidido que ruta seguir digo que pa'cá y que lo digo yo (pa algo era la única que sabía leer en cirílico). Lo sorprendente fue que la gente me siguió a mi, juas, incluso sus propios padres (los padres era majísimos, el hijo debía tener sus veintitantos largos y era de lo más paradito, nosotras, que rebautizamos a todo el grupo, lo llamábamos el hijo-bobo; era el único joven del grupo y lo normal era que hubiera intentado socializar un poco con nosotras pero no, nada de nada, yo creo que le dábamos miedo :lol: ).

 

Total, que, of course, llegamos donde teníamos que llegar y uno de los catalanes me dio un abrazo por mis servicios de guía-monitora. Salimos del metro y nos dicen que para donde. Yo les dije que nuestros servicios ya habían terminado, que se limitaban a los desplazamientos subterráneos, que el guía en espacios abiertos era el hijo-bobo. El pobre sacó el plano y con el trayecto en metro lo habíamos dejado desorientadísimo y no sabía pa donde tirar. La peña nos vuelve a preguntar a nosotras ya que no era la primera vez que volvíamos en metro al hotyel y para ellos sí. Nosotras sabíamos que había que volver por la ya mencionada "Poyacrack" pero, incomprensiblemente, el hijo-bobo no lograba encontrarla en el mapa ;)

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
Conéctate  



×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.