Jump to content
Conéctate  
madi

Un Destino Tras Los Raíles

Publicaciones recomendadas

Madi ahora que vuelve tu gran diario, a ver si con quién hiciste medio viaje, (kililo, por si alguien no se enteró todavía) vuelve a continuar con el suyo como prometió.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Bueeeeeno, ahora ya por fin yo tb me he puesto al dia!!! uf, creo que hoy me he comido ya muchisimos diarios jeje.

Muy chulas las fotos Selem!!! :bleh: me encantaa me entran unas ganas de estar ya por ahi.. ufuf!! madii, que poco gastasteis, nO?? veo el presupuesto final del dia muy bajo, bien bien!! :bleh:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Es un placer ir siguiendo vuestro diario aunque sea en dosis pequeñas.

Quisiera saber que más hicisteis en Berlín, ya que pasé dos días y medio allí y me encantó esa ciudad.

 

Ánimo y a seguir escribiendo y poned más fotos de esas tan geniales.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Muchas gracias a todos! :hug: Pronto en sus pantallas contamos el resto del viaje en Berlín, que somos dos personas muy ocupadas, aunque adelanto que nos dejamos mucho por ver (yo ya he estado dos veces y todavía me quedan por ver algunas cosas gordas). Este día debe ser el mejor en relación calidad/precio, pero lo que cuenta es el gasto total del viaje porque por ejemplo esa noche de albergue la pagamos por adelantado y no está incluida. Y me uno a las peticiones para que Kililo continúe el diario!

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Buenas,

 

No sabeis el peso que me habeis quitado de encima siguiendo el diario, ya estaba preocupado con que quedara inconcluso. Uno de los mejores diarios que he leido, con muy buenas fotos, y con un itinerario muy parecido al que tengo pensado para el verano que viene.GRACIAS

 

Pues eso, que aunque no posteemos hay gente que sigue el diario continuamente.

 

Gracias, Iñigo

 

P.D.- ¿Alguién me puede decir que diferencia hay entre litera en un compartimento y coche cama?

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Gracias a vosotros por leernos. En el coche-cama no hay literas, son camas digamos normales y es de carácter privado en vez de compartido así que sólo hay 1 ó 2 camas.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

DRESDE

 

Qué despertar el de aquel día!! Qué movimiento, qué corridas, así se espabila cualquiera!! y es que teníamos 20 minutos para llegar a tiempo al tren. Subiendo y bajando por la gran estación de Berlín, éramos el centro de atención de todos aquellos alemanes. Lidia y yo entramos en el metro justo cuando se estaban cerrando las puertas. Todo fue un poco de película, despidiéndonos de Chris y Kililo desde lo lejos, nosotros dentro del vagón, ellos fuera... Pero todo este esfuerzo mereció la pena, llegamos un minuto antes al andén adecuado (Y esto de correr bien que nos gustó, porque nos resultó bastante gracioso, y lo repetiríamos en varias ciudades jajajaja) Además, el tren se retrasó 20 minutos, por lo que la DB nos obsequió con un nuevo desayuno ;) Estos alemanes... que detallazos se marcan :bleh:

 

Y que decir de Dresde, una ciudad no esperada, y que por supuesto os recomiendo para vuestro interrrail. Tiene muchísimo encanto.

 

Lo primero que nos encontramos fueron los semáforos al estilo soviético:

 

1084semforodealemaniaorpi8.jpg

 

Luego, nos dirigimos hacia el río y en el camino conocimos...

 

Frauenkirche:

 

1093frauenkircheay1.jpg

 

Albertinum, donde empezó a llover y el hombre del saco nos atacaba mientras nos hacíamos fotos:

 

1097albertinumsq7.jpg

 

Las vistas desde el puente eran impresionantes:

 

1118skylinedesdeelcarolax8.jpg

 

Paseamos por el borde del río, observando todos los edificios negros por la guerra, pero preciosos:

 

1126brhlscheterrasseyalco2.jpg

 

Tened cuidado porque no es fácil encontrar donde comer, después de una salchicha y un trozo de pan bimbo, tuvimos que comprarnos un helado como postre. Hay varios puestecitos en la plaza de la catedral:

 

1140theaterplatzkx2.jpg

 

1132schlossplatzhx5.jpg

 

Justo al lado, el Fürstemzug con imágenes de los gobernantes sajones:

 

1137frstenzugdl8.jpg

 

Por último paseamos por el Zwinger:

 

1153zwingerng2.jpg

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

DÍA 12: BERLÍN

 

Desayunamos y continuamos la visita a la capital germana. En primer caminamos hacia el Checkpoint Charlie, antiguo punto fronterizo entre Berlín Este y Oeste donde soldados uniformados permiten fotografiarse con ellos por un módico precio. Seguidamente, anduvimos hasta Potsdamer Platz, antigua plaza que quedaba en tierra de nadie con el Muro de Berlín y que tras su caída ha vuelto a cobrar importancia como lo corroboran edificios como el Sony Center.

 

Berlin Potsdamer Platz - Berlin Unter den Linden (S-Bahn)

 

A continuación nos centramos en el distrito de Mitte. En la célebre Brandenburger Tor (puerta de Brandeburgo, con sólo una ene), símbolo de la reunificación alemana, se nos acerca una chica de los tours gratuitos por la ciudad para hacer propaganda; pero tenemos otras planes. También me pregunta si vivo allí, porque estoy haciendo de guía y explicándoles un poco la historia de la puerta (es mi segunda vez en Berlín). El siguiente punto es el Reichstag, edificio de vital importancia en la historia del país y que actualmente alberga el parlamento. Se puede subir gratuitamente a su cúpula para disfrutar de una inmejorable panorámica de la ciudad, pero normalmente hay mucha gente y que hay soportar una larga cola (en nuestro caso hora y media). Hay unos folletos disponibles (también en español) donde explican con una fotografía panorámica los edificios más importantes que se ven desde arriba. Para mí vale la pena subir; mis compañeros de viaje no pensaron lo mismo. Las mejoras vistas no son desde la cúpula (los nervios que la soportan quitan visión), sino desde una terracita situada junto al punto hasta el que sube el ascensor. Eso sí, siempre que no llueva, porque la terraza está al aire libre. Antes de entrar al parlamento alemán hay un control de seguridad; José Luis intentó pasar con una navaja (con el consiguiente cachondeo) pero le permitieron que la dejara en una especie de consigna donde la recogió al salir. Como era ya tardecito, aprovecho para comprar un par de recuerdos de la ciudad (un fragmento del muro de Berlín con certificado de autenticidad y una figura con la puerta de Brandeburgo) y buscamos un restaurante para comer una currywurst (salchicha al curry), apfestrüdell (tarta de manzana acompañada de una especie de natillas calientes y helado de nata frío, que producen una estupenda combinación de sabores y temperaturas) y cerveza roja; todas ellas especialidades berlinesas. Pedimos pan y lo cobraron aparte, como es habitual en la zona.

 

La visita a Mitte continuó con un paseo por el precioso paseo Unter den Linden (bajo los tilos), con estupendos edificios a los lados como el Museo Guggenheim, el Hotel Adler (considerado varias como el mejor hotel del mundo) o la Universidad Humboldt. Otros puntos interesantes son las plazas Bebelplatz (escenario donde los nazis quemaban libros, con la ópera y la prescindible catedral católica, St-Hedwigs-Kathedrale, donde presenciamos una misa en catalán) y Gerdenmenmarkt (con dos iglesias gemelas, la catedral alemana y la francesa). Para finalizar, la Museuminsel (isla de los museos, Patrimonio de la Humanidad), Dom (catedral protestante neorrenacentista, impresionante pero pidiendo a gritos de una restauración) y Nikolaiviertel (un precioso barrio antiguo situado al otro lado de Alexanderplatz). Finalmente, nos marchamos a realizar una breve visita por el antiguo Berlín Oeste.

 

Berlin Alexanderplatz - Berlin Zoologischer Garten (S-Bahn)

 

Casualmente, encontramos abierto el supermercado de la estación Zoologischer Garten (antigua estación principal de Berlín Oeste); está llena de berlineses porque es domingo y todo lo demás está cerrado. Aprovechamos para comprar algo para la cena y el desayuno de los dos días siguientes (galletas con el chocolate Milka de las burbujas, el que más me gustó entre todos los que probé en Suiza, que no fueron pocos). A lo largo del viaje, los únicos pantalones largos de JJ fueron rompiéndose por la entrepierna; los primeros días pudieron resistir tras hacer un remiendo con el kit de costura (que hasta entonces habíamos considerado una carga inútil), pero en Berlín murieron definitivamente. Después de intentar sin éxito buscar unos pantalones, debió continuar el viaje con unos pantalones cortos.

 

Visitamos el Europacenter (un centro comercial con un curioso reloj gigante donde la hora se indica mediante el nivel al que llega un líquido verdoso), la iglesia Kaiser-Wilhelm-Gedächtniskirche (con un tejado destruido en la 2GM que decidieron no reconstruir como recuerdo de la guerra), la puerta del zoológico y la calle Kurfürstendamm (o Ku’damm, antiguo punto neurálgico de Berlín Oeste). Tras la visita, regresamos al albergue.

 

Berlin Zoologischer Garten - Berlin Friedrichstraße (S-Bahn)

Berlin Friedrichstraße – Berlin Anhalter Bahnhof (S-Bahn)

 

Recogimos nuestras mochilas del albergue, aprovechamos para ir al servicio sin pagar y otros se acercaron al locutorio; después fuimos a la estación donde cenaríamos antes de coger el tren nocturno.

 

Berlin Anhalter Bahnhof - Berlin Friedrichstraße (S-Bahn)

Berlin Friedrichstraße - Berlin Hauptbahnhof (S-Bahn)

 

Lo primero que hicimos en la estación fue reservar el tren nocturno que cogeríamos al día siguiente para salir de Copenhague con dirección a Colonia. Tras algunos problemas con la máquina automática (para modificar el tipo de asiento en el tren es preciso reiniciar completamente el proceso de reserva) tenemos ante nuestros ojos la reserva de asientos en compartimentos por 4 € cada uno (parece ser que en asientos sin posibilidad de convertirse a literas). Viendo lo asequible del precio decidimos reservar 6 en vez de 5 para evitar a extraños en el compartimento y, precisamente en ese intervalo de tiempo, esas 5 plazas fueron reservadas, dejaron de estar disponibles y tuvimos que coger un compartimento de literas, 19 € por persona. Eran poco más de las 10 de la tarde y la taquilla estaba cerrada, así que a esas horas sólo es posible usar las máquinas automáticas. Además, dice Kililo que la estación no tiene taquillas sino solamente consigna, así que me da la impresión que han inaugurado con demasiadas prisas (el Mundial) la nueva estación central que sustituye a los dos estaciones principales (del Oeste y el Este) con las que hasta entonces contaba la ciudad.

 

El viaje nocturno desde Berlín a Copenhague es bastante recomendable. En primer lugar, hay que viajar desde Berlín a Malmö en un tren nocturno (de sólo tres vagones) que se introduce en un ferry para cruzar el Mar Báltico y, una vez allí, hay que tomar un regional sueco a Copenhague que circula por el mayor puente de Europa para cruzar el estrecho que separa la península escandinava de la isla de Sealandia (donde se encuentra Copenhague). A pesar de que el tren sale de la zona C para entrar en la B; la jugada parece ser “legal” porque nos la permitieron al hacer la reserva en Dresden (después de consultar un buen rato) y en cada uno de estos trenes nos la permitió un revisor.

 

Nuestro compartimento tenía seis literas, tres en cada lado y la de arriba parece ser que impone bastante respeto, aunque tienen unas cuerdas como seguridad para evitar caídas. Yo estaba en el segundo piso sin seguridad alguna, pero parece que no es peligroso porque el tren dio un frenazo para subirse al ferry que despertó a todos y yo ni siquiera me enteré. Sí que me enteré de que José Luis nos llamó poco después de acostarnos para pedirnos un pañuelo porque estaba sangrando por la nariz; la poca luz del vagón era suficiente para verle toda la cara ensangrentada. También me despertó JJ, que entraba en el cagón en mitad de la noche y me avisó de que ya estábamos en el barco. Me levanté a hacer fotografías, pero después de hacer tres o cuatro tuve que volver a acostarme inmediatamente con un mareo como nunca antes había sufrido. Eso sí, una vez tumbado no se nota en absoluto el movimiento del barco y volví a dormirme en seguida.

 

Berlin Hauptbahnhof – Malmö Central (EN), 23:23 – 8:01

 

Gastos

  • Comida: 11 €
  • Recuerdos: 15 €
  • Supermercado (cena y desayunos de los días 13-14): 1.50 €
  • Reserva nocturno Copenhague – Colonia: 19 €

Total : 46.50 €

Editado por madi

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

 

 

Nuestro compartimento tenía seis literas, tres en cada lado y la de arriba parece ser que impone bastante respeto, aunque tienen unas cuerdas como seguridad para evitar caídas. Yo estaba en el segundo piso sin seguridad alguna, pero parece que no es peligroso porque el tren dio un frenazo para subirse al ferry que despertó a todos y yo ni siquiera me enteré. Sí que me enteré de que José Luis nos llamó poco después de acostarnos para pedirnos un pañuelo porque estaba sangrando por la nariz; la poca luz del vagón era suficiente para verle toda la cara ensangrentada. También me despertó JJ, que entraba en el [b]cagón[/b] en mitad de la noche y me avisó de que ya estábamos en el barco. Me levanté a hacer fotografías, pero después de hacer tres o cuatro tuve que volver a acostarme inmediatamente con un mareo como nunca antes había sufrido.

¿En qué viajaste tú? :bounce: :bounce:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
Conéctate  



×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.