Jump to content
  • Registrar
Conéctate  

Publicaciones recomendadas

Gdansk es bonita pero se parece a otras ciudades germánicas con muelle (pues fue durante años una ciudad alemana). A mi me recordó a Amsterdam, pero claro, no he estado en Gante. Lo que está claro es que polaca no parece. No tiene nada que ver con el resto de ciudades que visité.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Claro, todas ellas Brujas, Amsterdam, Gante, Gdansk, Bremen... formaban parte de la Liga Hanseática y por ello son evidentes las similitudes entre todas éstas.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Jajaja, que bueno el diario. La verdad es que no tengo mucha idea de los trajes regionales, pero me da que el hombre ese seria un musico con el traje regional de la zona. O simplemente se ha pusto este traje no se de donde pq queda guay y mas atractivo para tocar en la calle, jeje :rolleyes:

Yo lei algo de ese barco pirata de que siempre esta alli en plan atraccion.

Y lo de los agentes...jaja, yo ya habia visto alguna publicidad de esas. La verda es que atraen mucho...cierto tipo de personas xD

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

:rolleyes: Será que soy mal fotógrafo, pero te aseguro que la ciudad es realmente preciosa. Visítala cuando puedas y me darás la razón :shock:

Pues tendré que ir a Gdansk a verla con mis propios ojos. La verdad es que le tengo muchas ganas a toda la zona D, y con diarios como este, se me ponen los dientes muy largos.

 

Esperando nuevo capítulo con ganas.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

ay Gdansk... qué pena no haberla visto...

 

Tu diario es la bomba fish, sigue..y pon más fotos anda! :P

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

12 de Julio de 2006. Día 7.

CAPÍTULO NOVENO:

“KRAKOW UNDERGROUND”

 

Nuestro periplo por tierras exsoviéticas nos había llevado aquel día hasta Cracovia, donde el tren se detuvo a media mañana, minutos después de ser arrancados de un plácido sueño gracias a la desagradable melodía del despertador de mi móvil.

 

En la estación nos ofrecieron multitud de albergues, que rechazamos muy sobrados uno tras otro hasta que fui seducido sin piedad por las atractivas chicas del Good Bye Lenin, un albergue decorado con motivos del régimen soviético. Las bellas cazatalentos resultaban realmente encantadoras y me engatusaban con suma facilidad, pero al final Alex me arrastró fuera de aquella espiral de engatusamiento y me convenció para buscar un hostel más barato por nuestra cuenta, opción que acepté algo reticente.

 

Dejamos la estación y nos dedicamos a buscar alojamiento. Alex había marcado en un plano unos cuantos albergues, y emprendimos la búsqueda. Pensábamos que no tardaríamos mucho en encontrar algo, y pensamos mal. Nuestro plano era bastante pobre en detalles, lo que nos hizo subestimar el tamaño de la ciudad y acabar dando una caminata de casi 3 horas con las mochilas a la espalda bajo un sol abrasador. Fue duro, pero la búsqueda mereció la pena dado que al final encontramos sitio en un albergue por poco más de 7 eureles la noche.

 

Se dio la feliz circunstancia de que teníamos un Albert (barato a la par que entrañable supermercado polaco) justo al lado, donde fuimos a comprar provisiones en cantidad para el siguiente par de días. No podían faltar entre éstas los siempre clásicos atún y chopped, imprescindibles en nuestra dieta interrailera, y odiados de forma creciente con el paso de los días. Completamos la compra con las pivos de rigor con las que suplíamos nuestras carencias alimenticias durante el viaje, y grabamos un divertido vídeo chorra mostrando el amplio surtido de cervezas del Albert, con final abrupto con el guardia de seguridad como actor invitado.

 

Eran aproximadamente las 5 de la tarde y el hambre era feroz, pues aún no habíamos comido. Una vez hecha la compra, volvimos al albergue, donde no escatimamos en espaguetis y preparamos cuarto de kilo por barba, con algunas dificultades debido a la escasez de útiles de cocina. A pesar del agujero en el estómago, aún conservábamos algún atisbo de civilización, y ante la escasez de cubiertos, Alex volvió al supermercado para conseguir un par de tenedores No había posibilidad de comprarlos sin llevarte una cubertería entera, y la solución por la que optó el muy chorizo fue por obtenerlos de manera gratuita. Por cortesía de Albert supermercados.

 

Después de comer hasta reventar, nos aguardaba la desagradable tarea de hacer la colada. Un inesperado olor perfumado emanó de mi mochila cuando sacaba la ropa sucia, encontrándome con la poco grata sorpresa de que se me había vertido la totalidad del bote de gel en el interior. Afortunadamente no hubo daños graves para mis enseres personales, pero la putada estaba hecha y sé que el cabrón de Alex en el fondo se alegraba porque me había negado repetidas veces a usar sus bolsas herméticas, hecho que poco oportunamente me recordó en aquel instante. Él piensa que es el material del futuro y no albergo duda alguna de que en un próximo inter-rail acabará reemplazando su mochila por una bolsa hermética gigante con correas, pero eso es otra historia.

 

La tarde se nos fue en menesteres organizativos, y una colada, unas horas y varias pivos más tarde, me costó convencer a Alex de salir aquella noche, que con la excusa de que estaríamos allí dos noches el muy perro se había apalancado. Las horas sin dormir pasaban factura al final del día, y yo también estaba reventado, pero Cracovia es Cracovia y no salir sería imperdonable, así que nos dispusimos a marcharnos sin demora.

 

Las cervezas del país se habían sucedido a lo largo de toda la tarde, y como no podía ser de otra manera, para inaugurar nuestra caminata nocturna sacamos una Warka de nuestra reserva particular en la nevera del albergue, dirigiéndonos entonces hacia el Stare Miasto cracoviense. Llegamos al casco antiguo, y no tardamos mucho en ver las numerosas entradas a los famosos búnkers que se encuentran por toda la ciudad vieja de Cracovia. El centro está plagado de acojonantes garitos subterráneos, montados en los sótanos de las antiguas casas y aislados del mundo exterior.

 

Con la intención de meternos bajo tierra cuanto antes, estuvimos buscando un bar llamado “Carpe Diem”, donde según nuestra información podríamos escuchar música de verdad. Sin embargo las indicaciones de nuestra guía eran una puta mierda y el plano también, así que prescindimos de ella y poco después encontramos un interesante sótano llamado “The Tower”. Unas empinadas escaleras descendían bajo tierra hacia un garito de aspecto apocalíptico. Bajamos hacia aquella madriguera del metal, y nos aposentamos por las inmediaciones de la barra mientras nos deleitábamos con el inquietante aspecto de aquel extraordinario garito del subsuelo, entre buena música rockera y jevilonga.

 

Había que madrugar al día siguiente, pero antes de emprender la vuelta no nos pudimos resistir a bebernos otro par de Warkas, y apenados por abandonar aquel subterráneo, regresamos a nuestro albergue. El alcohol había acabado de hacer estragos en nuestro ya de por sí deplorable estado y no tardamos en caer presas de un profundo sueño.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
Afortunadamente no hubo daños graves para mis enseres personales, pero la putada estaba hecha y sé que el cabrón de Alex en el fondo se alegraba porque me había negado repetidas veces a usar sus bolsas herméticas, hecho que poco oportunamente me recordó en aquel instante. Él piensa que es el material del futuro y no albergo duda de que en un próximo inter-rail acabará reemplazando su mochila por una bolsa hermética gigante con correas, pero eso es otra historia.

 

JAJAJAJA! He de decir que yo también las llevé y de más de una nos salvaron! ;) Son útiles en las dos direcciones. Gracias a ellas mi mochila no acabó entera oliendo a Nenuco (maldito flus-flús del chino :bleh: ) y mi billete del inter permaneció sequito y a salvo de sudores y otros líquidos malignos todo el viaje ;)

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
y grabamos un divertido vídeo chorra mostrando el amplio surtido de cervezas del Albert., con final abrupto con el guardia de seguridad como actor invitado.

 

chorizos... esa es la imagen que quereis dar del joven español fuera de nuestras froneteras? ;)

 

fish, muy risas el diario. Lo sigo capitulo a capitulo y no tiene desperdicio. A ver si solucionas la conexion y puedes colagar alguna fotillo, tengo curiosidad por saber como son los garitos-bunker en dnd estan los pubs.

 

agur!

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
Alex en el fondo se alegraba porque me había negado repetidas veces a usar sus bolsas herméticas, hecho que poco oportunamente me recordó en aquel instante. Él piensa que es el material del futuro y no albergo duda de que en un próximo inter-rail acabará reemplazando su mochila por una bolsa hermética gigante con correas
El futuro de los interraileros pasa por Packmate. ;)

 

A ver si pudieras poner las fotos pronto, que Cracovia tiene que ser chula.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Sigo sin poder subir fotos ;)

 

Cuando pueda pongo alguna, de todas formas la visita "oficial" a Cracovia está por realizarse en un posterior capítulo, de esta noche no tengo apenas nada porque pasaba de pegar flashazos dentro de los búnkers :bleh:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
Conéctate  



×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.