Jump to content
  • Registrar
Conéctate  

Publicaciones recomendadas

jajaja pues yo pillaría la happy night porque vaya tela...

 

Pues tengo ganas de empezar a leer vuestro diario, y tengo curiosidad de ver cómo lo hacéis, que con esto de que habéis ido 4 del foro no sé si lo vais a escribir entre todos o qué, promete ser la edición supermegaextendida deluxe del año.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Joder Fish tio, me ha parecido la caña este Diario!

 

La putada es que no lo he podido leer entero antes de irme pero... leerlo a la vuelta, y a excasas 24 horas después del contacto con la rutina hace que recuerde más cosas de las que ya estaba recordando.

 

No sé, pero es extraño porque por las fotos que has colgado, te puedo asegurar y ya lo verás tú mismo, que son las mismas fotos que tenemos nosotros; quiero decir, en el mismo sitio exacto y es super curioso que sin saberlo, hayamos coincidido a la hora de tomar una foto, es la caña! y me parece ya, algo más que alucinante, lo que comentas del SARAJEVO-BUDAPEST que como dice Holden, nosotros lo hicimos 2 veces y con un par de huevo además tio: dormimos a pierna suelta, con la luz encendida, descalzos x el Tren, íbamos de un Compartimento a otro, la mochila se quedaba en el suelo a ratos, a ratos al lado de la puerta, montamos el chiringuito para cenar tranquilamente, empantanamos el Tren... brutal!! y leer de repente que algunos de vosotros las habeís pasado putas en ese Tren es alucinante porque... si no llega a ser por el tema de los Controles en las Fronteras, para nosotros hubiese sido el mejor Nocturno del viaje. De hecho, lo más cachondo, es que volvimos el 17 por la noche en él desde SARAJEVO a BUDAPEST y el Inter se acababa a las 00:00 y hasta las 9 y pico de la mña del 18 no llegaba a BUDAPEST y nos colamos en el Tren x el morro como quien no quiere la cosa. No lo teníamos planeado así, es que cambiamos sobre la marcha ver BUDAPEST antes que Croacia y Bosnia cuando teníamos previsto hacerlo al revés y no caímos en las fechas de validez del Billete, pero el revisor bosnio sí y bien que nos lo dijo y... pensando en todas las fronteras a cruzar nos acojonamos imaginando que tendríamos que pagar y no llevávamos dinero ni en KM (kilómetros si! jejeje) ni en KT (cunitas de bebe) y no nos pasó nada, de hecho Holden pudo seguir durmiendo con la misma facilidad de siempre y Rutty hasta se estuvo riendo ante los del Passport-Control sin cortarse un cacho.

 

Qué cuiroso!! y cuánto empiezas a echarlo de menos ahora que vuelves....

 

 

Y genial por el Diario Fish!! A mí me ha encantado y me ha servido de ayuda aunque ya sabes que todos los mails y privis cruzados para mirar este viaje ya daban a entender que sería la caña.

 

Un abrazo man y... espero que el Viento del Norte que sopla en las Highlands ayude a que tu rodilla se ponga buena y luzca palmito con la falda a cuadros escocesa entonando la gaita :blink:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

25 de Julio de 2006. Día 20.

CAPÍTULO VIGÉSIMO OCTAVO:

“ÚLTIMAS HORAS, ÚLTIMAS PIVOS”

 

Praga. Punto de inicio y final de nuestro largo periplo. Habían transcurrido ya más de dos semanas desde que comenzamos el viaje, tomando como lugar de partida la capital checa. Y allí pasaríamos el último día previo al vuelo de vuelta.

 

Acusábamos el cansancio de los últimos días a base de trenes nocturnos y dormimos durante un inusual buen número de horas. Por vez primera en todo el viaje no hubo despertador, ni revisores, ni despertares repentinos, así que tras un reparador sueño amanecimos tranquilamente a las 11 de la mañana y nos fuimos a recorrer lo que nos quedaba por ver de la ciudad.

 

No podíamos empezar la mañana sin saludar a nuestros entrañables amigos yonkis de la estación y fuimos en metro hasta allí, ya que nuestro albergue estaba bastante alejado del centro. Aprovechamos para enterarnos de la línea de autobús que debíamos coger al día siguiente para llegar al aeropuerto, y comenzamos un nuevo pateo a la ciudad.

 

Bajamos la plaza de Wenceslao, donde había una exposición de arte contemporáneo bastante interesante. Después de maravillarnos con los árboles de retretes flotantes, seguimos recorriendo las calles del centro, pasando por lugares ya conocidos como la plaza del reloj astronómico. Nos detuvimos en un mercado de artesanía para comprar algunos regalos para la parentela y seguimos caminando hasta llegar al siempre abarrotado puente de Carlos, que cruzamos para llegar al barrio de Malá Strana, hermosa zona de Praga mucho menos explotada turísticamente que el centro de la capital.

 

Hicimos la obligada visita al muro de John Lennon, pared algo rebuscada de encontrar cubierta por completo de graffitis, imágenes del cantante, trozos de canciones, poemas y frases varias con las que estuvimos entretenidos un buen rato. Nos descojonamos particularmente con una que rezaba en castellano “los Beatles son un pasteleo”. Nosotros no pudimos dejar constancia de nuestro paso por el eternamente cambiante muro, pues sólo llevábamos unos tristes bolis bic.

 

Emprendimos entonces la subida hacia el barrio del castillo, no tardando mucho en percatarnos de que nos acabábamos de meter en una trampa mortal porque por allí no había más que restaurantes y no encontrábamos nada barato donde comer (kebab). Eran ya casi las 4 de la tarde y Alex, yo y mi pata nos negábamos rotundamente a bajar de nuevo, así que no tuvimos otra que dejar que nos engatusaran para comer en un sitio con pivos baratas y pibas persuasivas.

 

Después de reponer fuerzas con un filete con patatas y una buena Pilsner, y tambaleándonos tras un contundente aunque menor de lo que sospechábamos sablazo, continuamos subiendo hacia el barrio del castillo por las empinadas calles. Aquella parte de la ciudad nos decepcionó un poco, pero el esfuerzo de la subida mereció la pena, pues como suele pasar cuando te encaramas a lo alto de un monte de una bella ciudad centroeuropea, las vistas eran espectaculares.

 

Tras descender del castillo, cruzamos de nuevo el Moldava a través de un puente paralelo al Karlův Most y verlo así desde otra perspectiva. De nuevo caminamos hacia el centro histórico, con la intención de visitar el museo del comunismo que habíamos visto poco antes anunciado en un cartel. Sin embargo, el elevadísimo precio de la entrada nos hizo conformarnos con ver la tienda de regalos y coger un par de folletos. Por cierto, que ironías de la vida, el museo del comunismo estaba situado junto a un McDonals y un casino.

 

A la salida del museo, pasamos por un supermercado a hacer la compra y nos dedicamos a recorrer la interesante exposición de la plaza Wenceslao, cuyos retretes voladores nos habían maravillado, y que no habíamos visto entera por la mañana. Después decidimos regresar al albergue. Teníamos que lavar ropa de manera urgente si queríamos que a la vuelta del viaje nos dejaran entrar en casa. A aquellas alturas, y estábamos hasta los cojones de lavar ropa a mano, así que aquella vez nos aburguesamos y decidimos pagar las 30 Kč de la lavadora.

 

Mientras la añorada máquina lavadora nos hacía el trabajo sucio, nos dedicamos a mirar en Internet distintas posibilidades para volver a casa desde Barcelona, sin sacar mucho en claro debido a que quiso el destino que la maravillosa web de la Renfe se jodiera en aquel preciso instante y la adsl del albergue cayera tras ella. Mientras me cagaba en Telefónica (la costumbre), conocimos a unos cántabros que acababan de empezar el inter-rail para nuestra envidia. Estuvimos hablando con ellos y después me dejaron un periódico que habían comprado aquella mañana con el que me puse un poco al día tras la incomunicación a la que había estado sometido durante todo el mes, comprobando que el mundo seguía siendo una mierda y España continuaba siendo un circo.

 

En ese momento me llamó mi amiga cazatalentos polaca, Aleksandra, que venía a traerme un papel con algunas direcciones para buscar curro en Cracovia y me estuvo ilustrando un poco. Incluso me dio su email ofreciéndose a ayudarme en lo que pudiera, y de hecho así ha sido, aunque finalmente la opción de Cracovia quedó desplazada por irme a buscar la vida a Escocia, aunque no la descarto para un futuro.

 

Se preocupó muchísimo en ayudarme, un encanto de chica. Al día siguiente el cabrón de Alex me torturó durante el viaje de vuelta abriéndome los ojos a los detalles que yo no vi en los momentos oportunos porque soy un puto ciego. En efecto, más tarde me percaté de algunas cosas y ahora me arrepiento de no haber hecho nada.

 

En fin. Más tarde cenamos con los cántabros, sin sospechar que instantes más tarde uno de ellos nos deleitaría con uno de los momentos más frikis jamás visto por ser humano alguno. La actividad en cuestión se trataba de la interpretación –baile incluido– de la canción del verano que había inventado aquel personaje, que llevaba por título “I’m a potato”. Flipamos con la apoteósica actuación, que quedó registrada en vídeo, el cual no haré público para evitar daños morales.

 

Terminamos de cenar y apuramos las Pilsner. Llegaba a su fin aquel último día en Europa del este, que ya empezábamos a añorar. Sólo quedaba emprender el retorno a casa.

 

 

 

dia20001kq0.jpg

Alex con los majestuosos árboles de retretes voladores

 

 

dia20005up1.jpg

En el muro de Lennon

 

 

dia20008rt0.jpg

Impresionante vista de Praga desde el castillo

 

 

dia20011ic5.jpg

Con el puente de Carlos al fondo

 

 

dia20012lo5.jpg

Museo del comunismo

 

 

dia20015xb1.jpg

Con los cántabros en el albergue. Al fondo el aclamado autor de “I’m a Potato”.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Bueno, pues sólo me queda contar el regreso y las conclusiones del viaje, y en breve dejo de soltar el rollo ;)

 

Licabeto, gracias tío, yo pensaba que podríais leerlo antes de iros pero al final se me fue de las manos y me está llevando lo suyo acabarlo :D Me enrollo demasiado. En cualquier caso me alegra saber que lo disfrutas tanto como espero yo disfrutar el vuestro :)

 

Un abrazo :blink:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
aa

 

El estilo sara22 se extiende por el foro XD

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
aa

 

El estilo sara22 se extiende por el foro XD

 

jajajajaj problemas tecnológicos transitorios, ya está editado con lo que quería poner. :blink:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Fish, que poco queda, este viaje. Joder leyendote, me siento como si hubiera estado allí, esta llegando a su fin. Flipante lo de los wateres.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

después de muchísimo tiempo sin leerte, he pensado hoy "venga, voy a coger por banda el diario de fish, y a leer"..y aunque todavía no lo he terminado (cuánto me quedaba por leer...menudo desfase), me está encantando, no sé si te lo dije anteriormente, pero es la leche tu diario.

 

Si es verdad eso que dices que quieres publicar un libro, estaremos aquí esperándote todos, porque para ello...ya no sólo el emplear las palabras adecuadas, escribiendo frases acojonantes, sino que tu relato engancha, y se aleja del aburrimiento...Eres una máquina de escribir XD

 

El tipo de turista al que me refiero es aquél que no viaja por el ansia de conocer, sino por hacerse la foto que enseñar a la vuelta de las vacaciones, aquél que se dirige cual miembro de un enorme rebaño a ver el museo o monumento de turno sin tener ni puta idea de por dónde anda ni de qué es lo que está viendo. Es aquél que no sabe ni le importa saber acerca de la historia o cultura del sitio que visita, él se justifica diciendo que está de vacaciones, y su cerebro parece que también. Es el turista que no se adapta a dónde va, sino que adapta el entorno a sí mismo, creando indirectamente allá donde va su pequeña colonia repleta de restaurantes, hoteles y tiendas de souvenirs. Destruyendo.

 

Es evidente que la masificación turística atrae el dinero, y éste a su vez la destrucción del encanto del lugar. Hay muchos ejemplos de esto en España, aquí somos reyes en eso del turismo de rebaño. Es claro que es éste el turismo que busca un país, es el que deja dinero a espuertas, y no el de los mochileros que comen de supermercado. Pero es triste ver cómo cambian lugares impresionantes para acomodarse a las exigencias del turista paleto de turno. Y para que no se me llame radical, diré que ojo, yo los respeto, pero que conste que son unos malditos hijos de puta.

 

no tengo palabras para esto.... pienso igual que tú. Da muchísima pena ver como en una período de tiempo, no muy largo, todos esos parajes maravilllosos serán destruidos por el mundo del turismo. Parece que estamos legitimados a destruir nuestro entorno a cualquier precio, en el nombre del dinero...

 

Venga pescaíto... que te seguimos!

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

dia20005up1.jpg

En el muro de Lennon

 

oh cielos... no me lo puedo creer... durante mi estancia en Praga nos volvimos locas buscando este muro, que fuimos incapaces de encontrar. Pensábamos que la guía que me compré era una patraña porque nos había engañado, y resulta que el famoso muro existía... Muero! XD

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
Conéctate  



×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.