Jump to content
  • Registrar
Conéctate  

Publicaciones recomendadas

ONE PIVO, PLEASE!

Una aventura tras el telón de acero

-por Fish-

 

 

6 de Julio de 2006. Día 1.

CAPÍTULO PRIMERO:

“EL IGLÚ AMBULANTE”

Los comienzos de este tipo de crónicas son poco interesantes. Es por eso que yo no quería empezar la historia por el principio, sino a lo thriller, con flashbacks y saltos en el tiempo varios, que siempre venden mejor. Pero como iba a quedar una cosa un tanto confusa, y se supone que esto es un diario, y por tanto debería llevar un mínimo orden cronológico, me veo obligado a empezar el relato por un hecho tan poco apasionante como es el que suene un despertador por la mañana.

 

La acción, si se puede llamar acción a que servidor se despierte, tiene lugar en Badajoz, lugar donde un caluroso 6 de Julio me levanto para preparar la mochila que me iba a acompañar a lo largo de mi segundo inter-rail, que nos llevaría esta vez a recorrer Europa del Este; concretamente Polonia, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Croacia y Bosnia.

 

Sobre las tres de la tarde, salí de Badajoz. Me aguardaba un largo viaje en autobús hasta Barcelona, desde donde volaríamos al día siguiente hacia Praga. Tras unas ochocientas paradas en pueblos y dos horas y pico después, llegamos a Cáceres, donde se incorporó Alex, compañero del anterior inter-rail y 33% del equipo. El otro tercio del equipo, conocido como Fransuá, fue baja en el último momento, así que finalmente éramos dos los que emprendíamos esta nueva aventura.

 

Poco hay que comentar del infernal viaje de 15 horas hasta Barcelona en aquel autobús cuya definición más apropiada sería “iglú de la muerte ambulante”. Yo, que todo campechano me había montado allí en pantalones cortos y chanclas, tras un rato de sufrimiento me acordé de que con las prisas preparando el macuto había metido un par de calcetines que se me habían olvidado en la mochila de mano, que puedo asegurar que me salvaron la vida o por lo menos de un resfriado. Tras varias horas de viaje, en una parada le sugerí al conductor que existía la posibilidad de apagar el aire acondicionado y prescindir de aquel sufrimiento gratuito, haciéndole ver que si llevaba chanclas con calcetines no era por elegancia.

 

Y así continuó el viaje hacia la ciudad condal, realizando una parada para cenar en un área de servicio. Comprobé entonces que la adicción de Alex a la comida china había llegado a límites insospechados, cuando de repente sacó de su mochila unas tarrinas del chino, su cena de aquel primer día. Preocupante cuando menos.

 

La noche fue transcurriendo mientras el autobús seguía su camino. Afortunadamente, el conductor me había hecho caso, y la tortura de las temperaturas glaciales terminó, pero entre que veníamos bien descansados de casa y sin nada de sueño y que las viejas se revolucionaban cada vez que hacíamos una parada, allí no había quien durmiera. Con la tontería, nos dieron las 6 de la mañana cuando por fin paró el autobús. Habíamos llegado a Barcelona.

 

 

ceuropepol96copiais4.jpg

Mapa con los países a recorrer, marcados en amarillo

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Me gusta tu comienzo de diario , creo que nos depara uno tan bueno como el anterior por la zona E. jejejeje

 

MUAKS.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

yo ya estoy aqui enganchao hasta qeu lo acabes.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

jajaja...me gusta tu diario...

 

has exo la ruta de la cerveza...como yo

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

juer que cantidad de diarios en estos ultimos dias...(acción de frotarse las manos)

 

 

me alegro de que haya tantos escritores-viajeros :bye2:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Crear una cuenta o conéctate para comentar

Tienes que ser miembro para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrese para obtener una cuenta nueva en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una nueva cuenta

Conectar

¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.

Conectar ahora
Conéctate  

×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.