Jump to content
  • Registrar
Conéctate  
er_vela

Tutorial:Cómo 8 catetos pueden ver Italia y Grecia

Publicaciones recomendadas

Se permite comentar.. 

 

Q si no no sigo eh! 

 

:bye2: :D

Sigue, sigue, no te lo tomes así, q yo me estoy partiendo de risa con tu diario, con las expresiones más bien, y me trae muy buenos recuerdos.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Gracias, gracias por vuestros comentarios, fieles lectores, no esperaba menos de vosotros!! :bye2:

 

Voy a empezar ahora a escribir el día del Vaticano, a ver cuanto m lleva..

ciaoo

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

La mañana del 11 de julio será recordada por ser de las pocas mañanas de interrail en las q nos levantamos relativamente descansaos.. Tan descansaos q no oímos la alarma y llegamos sobre las 10 al vaticano, con su correspondiente cola, q a esa hora de la mañana ya era más larga q una meada cuesta abajo, la cual nos retuvo durante aproximadamente dos horas, al menos una de ellas al Sol :cool: .

interrail0003cv6.jpg

Cuando por fin entramos en el impresionante hall de los museos vaticanos, nos llevamos un buen rato en busca de cualquier método q nos rebajara algo los 12 leros q costaba cada entrada; primero vimos si nos hacían descuento por ser un grupo, nos dijeron q un mojón pa nosotros, y al final algunos pillamos la rebaja d estudiantes q nos dejó la broma en 8 euritos :D.

Una vez dentro, q decir de los museos.. Son lo q todo el mundo se imagina y un poquito más, además guardo un grato recuerdo de ellos porq m llamó un colega pa decirme q había aprobao 2 asignaturas (todo un evento teniendo en cuenta q llevaba 2 aprobadas en todo el año).

museosvaticanos1cb1.jpg

Muchos cuadros, rosetones, tragaluces, esculturas, escudos, tapices y demás hierbas después llegamos por fin a la capilla Sixtina... Por el camino se nos habían perdido el Ferro, el Moni y la May, demasiado entretenidos con la galería de cuadros al principio de la visita. No se puede decir lo mismo del Jerb y el Moro, que si eran capaces de dormirse en el cine viendo una película de acción, para ellos dormirse en una silla de los museos Vaticanos fue una cosa digamos que bastante asequible xD. Oscuridad, silencio y buena temperatura ¿Quién da más?

interrail102ep2.jpg

Toda la capilla Sixtina estaba a reventar de gente, todo el mundo haciendo justo lo q ponía 'PROHIBIDO' en los carteles de la entrada: sentados en los poyetes y en el suelo, haciendo fotos.. Cada 2 minutos pasaba un comando de conservadores del museo gritando a todo el mundo, q se levantaba y guardaba la cámara para 15 segundos después volverla a sacar para hacer un par de fotos más (con flash, pa colmo).

Cuando salimos de los museos era ya la hora de comer, así q allí en la misma puerta le dijimos 'hasta siempre' a nuestras últimas latas de paté Casal, y con el paso de los minutos fueron saliendo el Moni y el Ferro primero y por último la May. Ya estábamos listos y saciados (no mucho, lo suficiente pa no estar de mala ostia) y nos fuimos a ver la plaza de San Pedro y la Basílica.

Dimos toda la vuelta a las murallas y llegamos a la plaza, y lo primero, como siempre, la fuente. Nos hicimos un par de fotillos con la basílica al fondo y alguna con el obelisco, y pa salir todos le pedimos a un americano q nos haga una foto, q muchas sonrisitas y muchas thanks pero el mamón le hizo la foto al suelo :bleh: ..

Ya no me fiaba de los demás turistas allí presentes y también respetamos el dicho ese de 'no le dejes la cámara a un lugareño q se pasee por los lugares turísticos, y menos si tiene pinta de correr mucho', así q me puse con el amigo disparo automático, pero allí hacía tanta calor q parecíamos choquitos de lo q nos brillaba la piel, y fue imposible detener a la gente antes d q se fuera corriendo a entrar en la iglesia buscando algo de sombra.

http://img140.imageshack.us/img140/3219/interrail0023nb0.jpg

Pasamos las aduanas (la normal y la de ropa provocativa) y entramos por fin en la Basílica, y no te imaginas lo grande y recargao q está aquello hasta q no t plantas dentro y lo ves tú mismo. Todos mirando por todos sitios con la boca abierta y la cara de gilipollas fuimos paseando por allí viendo cada rincón (y aquello tiene rincones eh), flipando con cada escultura de mármoles y mirando todo el tiempo parriba hasta el punto de chocarnos entre nosotros..

basilicanb4.jpg

Lo cierto es q nos llevamos un buen rato dentro, ya habíamos visto todo pero costaba salir de uno de los pocos sitios freskitos de toda Roma, pero al final el Vela arrastró a todo el mundo fuera, y todos pedían clemencia al oír q lo siguiente iba a ser subir a la basílica.. pedían clemencia hasta cierto punto, porq cuando oyeron q subir costaba 7 en ascensor y 4 subiendo 550 escalones, nadie se lo pensó y empezamos a hacer gemelos.. Seguro q muchos de los q lean esto haya subido por las escaleras y sepan de lo q estoy hablando, y no se si algunos tuvisteis la suerte d q alguien q pasó por allí poco antes q vosotros hubiera dejado su almuerzo, desayuno y cena del día anterior en uno de los pocos rellanos q había en toda la subida :wacko: .

Todas las penas, o casi todas, se nos olvidaron cuando llegamos arriba. Dimos mil vueltas por aquella terraza, desde allí se tiene una vista increíble de toda Roma, de la plaza de San Pedro y también de los jardines del Vaticano (se nota q allí no ha llegao el botellón, ni dejan entrar a los turistas).

http://img221.imageshack.us/img221/1378/interrail0072ck4.jpg

A eso de las 5 de la tarde nos cansamos ya de aquello y decidimos q la visita al Vaticano se podía dar por concluida, aunq el Moni no estaba de acuerdo y quiso bajar a ver las tumbas de los papas. De mientras, el resto aprovechamos para darnos nuestro buen lavado del gato en los servicios (gratis y limpios, esa combinación denota q el Vaticano es otro país).

Salió el Moni y el siguiente plan era ir a ver Trastevere, que según el mapa estaba no muy lejos de allí atravesando un parque... ERROR! Qué sorpresa la nuestra cuando nos dimos cuenta de q si bien la distancia era corta en línea recta, había q subir un monte y luego bajarlo.. y eso de atravesar el parque era muuyy relativo, porq más bien lo bordeamos con un muro de 6 metros entre el parque y nosotros..

Con nuestras ganas de matar aumentando cada segundo :D , fuimos pegándonos el pateo cual judíos en el éxodo, todos diciendole al Vela (q hacía de Moisés) 'seguro q es por aquí???', 'y si es por aquí por q nos has traído, pedazo de.. !'. En fin, q cuando por fin, 40 años después llegamos a Trastevere, no había ganas de ver Trastevere ni de ver ná, y encima sabiendo q aquel día no había hostel, ni cama, ni ná de ná..

interrail081wa1.jpg

Así q nos apalancamos en el primer césped q vimos, con la mala suerte d q era un césped q no se podía pisar (aunq staba bastante lleno de gente, sobre todo de parejitas pasándoselo bien), con lo q fuimos objeto de la ira de los vecinos, especialmente una señora q nos dijo q les había costado mucho dinero aquello (pobrecillos, se estafan hasta unos a otros) y q 'no éramos bien recibidos en Italia' ;) .

Con las miradas de odio clavadas en nuestras nucas nos fuimos de aquel parquecito tan "acogedor", en busca de otra ferramenta y un supermercado, ahora q estábamos algo más lejos de la zona turística. La operación ferramenta fue otra vez más, inútil (por favor, si alguien sabe decirme dónde se compran las cacerolas en italia q me lo diga, tenemos todos una gran curiosidad). Hicimos la compra y ya cargados y con la bajona de todo el día sin parar fuimos en dirección al circo massimo, q estaba a tomar por culo pero era la parada de metro más cercana y además no lo habíamos visto.

Ese camino fue el q empezó ya a dejarnos tontos, el sudor empapaba nuestros cuerpos ya envueltos en una capa anterior de sudor seco dejando una sensación muy desagradable, como pintar un graffiti con mierda. Cuando llegamos al circo massimo (bonito.. descampado), vimos q la estación de metro estaba en la otra punta y tuvimos q atravesarlo cual cuadriga de Ben Hur, rodeados de mosquitos q resbalaban en nuestros cuerpos y q se dirigían a nuestras bocas convirtiéndose en nuestra primera merienda del interrail..

Cuando por fin bajamos al metro, estuvimos un rato peleándonos con la máquina de los billetes, y cuando una vez los conseguimos nos dimos cuenta q estabamos en la dirección q no era, y q teníamos q subir al exterior y cruzar la calle para ir a la otra (q coraje daaa cuando se juntan tantas cosas :huh: !).

Conseguimos llegar al hotel un rato después, recogimos nuestras maletas y les preguntamos si sabían de algunas duchas públicas, a lo q nos contestaron amablemente indicándonos con suma dedicación y dándonos la tarjeta del sitio, q lo único malo q tenía es q NO EXISTÍA desde hacía año y medio.

Fuimos pa Termini ya q nos comentaron q allí había duchas, y lo q hay son señales indicando las duchas, pero las susodichas no existen.. De modo q nos establecimos en un andén con nuestras mochilas y nos dividimos: unos fueron a buscar una ducha fuera de Termini, otros se quedaron las mochilas preparando el hornillo y haciendo tiempo, y el resto se fue al servicio (de pago, claro está) a por el enésimo lavado del gato.

El Vela quiso ir más allá del clásico lavado felino, y el empleado de los cuartos de baño le sorprendió en gayumbos, con el cuerpo entero enjabonado y con uno de sus necróticos pies dentro del lavabo, frente al cartel de 'Sólo está permitido lavarse manos, cara y dientes'. Activó su politono 'excusa molto, excusa molto' mientras q el individuo le gritaba si eso lo hacía en su casa y otras cosas q no llegó a entender muy bien.. Evidentemente siguió con su higiénico proceso cuando el empleado se dio la vuelta (q pa eso son 60 céntimos, cojones!).

Ya todos reunidos, nos dispusimos a cenar y a esperar a las 12, q era cuando salía nuestro tren nocturno a Bari, el cual merece mención especial y tendrá un capítulo para él solito! Continuaráaa

Editado por er_vela

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Muuuxas gracias arisam!

Es fácil describir la sensación de calor si estás escribiendo el diario en Sevilla a las 4 de la tarde.. y en mi casa no tengo aire acondicionado :bleh: así q..

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

que grande vela!

 

me descojono con tus relatos, aunke a veces sea a costa de las movidas que os ocurrian y puteaban el dia :bleh: . Porcierto, yo también me pegué la de subir a lo alto del vaticano a patuela, y jode, pero como bien dices, una vez arriba el dolor de gemelos desaparece.

 

esperamos el siguiente capitulo

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Si weno yo ahora tb me río de todo aquello, pero no veas las caritas q llevábamos montaos en el metro.. :bleh:

A todo el mundo le pasan estas cosas en un interrail, y luego todos quieren repetir. O no?

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Antes de montarnos en el tren nocturno q nos llevaría a Bari, tuvimos q hacernos la cena en el andén, y por primera vez utilizamos el hornillo. El hornillo tiene sus ventajas e inconvenientes..

Ventajas es q comes mejor, más variado y probablemente algo más barato (sobre todo si es pasta).

Inconvenientes es q cocinar pasta para 8 personas (sobre todo si tenéis costumbre de comeros una ensaladera llena de tortellini para cada uno, como nosotros) lleva muuucho tiempo, como unas 3 horitas ;) . Y todos sabemos q en un interrail pocas veces dispones de 3 horitas para comer..

Lo más recomendable es q de los 8, cuatro coman pasta y otros cuatro otra cosa, pero aquel dia en Termini era nuestra primera vez y aún no habíamos tenido aquella graann idea.

De modo q allí estabamos todos arremolinados alrededor del hornillo, concentrando todo nuestro chakra en calentar aquello con la mirada.. Cuando vimos lo q tardaba, algunos nos pusimos a cortar mortadela, otros fueron a lavarse, otros a pasearse por la estación, y un par de afortunados comían pasta felizmente..

interrail0086cs5.jpg

La hora del tren se acercaba, y nosotros engullíamos la pasta a velocidades supersónicas, teniendo muy claro q ya se podía ir el tren q ALLÍ NO SOBRABA NADA! Los primeros en acabar fueron yendo pal tren a ver q nos esperaba aquella noche, y a buscar nuestros compartimentos.

Habíamos reservado el día q llegamos a Roma 8 asientos en compartimentos, es decir, un compartimento entero y otros 2 se iban juntos pero a la aventura. La Patri y el Vela fueron los primeros en llegar y encontrar el compartimento, en el dichoso vagón 4. Cuando llegamos estaban casi todos los compartimentos llenos, ya q poca gente había hecho reserva y por tanto iba a ver q pillaba.

Sin embargo el nuestro, como tenía indicado q todo el compartimento estaba reservado, era el único del vagón con la luz apagada y las cortinas echadas.. Así q entramos allí y al abrir la cortina lo único q se veía eran 4 puntos blancos :lol: .. De un negrito y un morito q estaban allí haciendo no sé muy bien q a oscuras, y se llevaron un buen susto cuando nosotros entramos :) .

Encendí la luz e hice como si nada, dejamos las maletas y nos sentamos allí a q llegara el resto del personal. Cuando los demás llegaron conseguimos convencer a las minorías étnicas pa q nos dejaran nuestro compartimento pa nosotros y q se buscaran otro lao pa colarse. Los afortunados q se fueron con los 2 tickets sobrantes fueron el Ferro y el Moro, elegidos por ser los q tienen mejor capacidad para dormir.

Tuvimos la inmensa suerte d q el aire acondicionado en nuestro compartimento no funcionaba (SÓLO en nuestro compartimento), aparte de q eramos 6 y al menos 4 andamos en el metro 80 y algo más, y si alguien ha visto como son los compartimentos de los q hablo se estará preguntando como podíamos caber allí.. Evidentemente no cabíamos! El Jerb y la May dejaron allí sus cosas y se fueron en busca de un pasillo acogedor o el compartimento de Mutilati e Invalidi de Guerra, pero lo único q se encontraron fue al revisor, q amablemente les gritó q se fueran de primera clase cagando leches.

Mientras tanto los 4 del compartimento ya estábamos consiguiendo encontrar la manera de terminar el puzzle de nuestras piernas, eso sí con la ventana y su correspondiente cortina abiertas, llenándonos el compartimento de una placentera combinación de ruidos y luces. Cuando ya los más hábiles habíamos conciliado el sueño, a eso de las 2, llegaron el Jerb y la May, cansados de peregrinar por el tren sin encontrar nada y con la firme intención de volver a intentar q cupiéramos todos en aquella lata de sardinas..

No hay fotos de aquello, simplemente porq el fotógrafo era yo (el Vela) y lo único q podía mover era mi tobillo izquierdo (y limitadamente, podía girar un arco de unos 90 grados más o menos). Y no me quejo de mi situación, porq al menos no tenía un tío delante, caso del Moni y el Maya, cuya posición recordaba a la de los fakires, no sé sabía que piernas eran de cada uno, y probablemente ellos tampoco lo sabrían.

Tal era nuestro cansancio en aquellos momentos q todos conseguimos dormirnos a eso de las 3, sin aire acondicionado, con luces y ruidos, con mínimo 4 pies aplastándote la cabeza contra la pared del compartimento.. Hasta q llegó el revisor, a eso de las 4 al grito de 'biglieti, biglieti'. Los biglieti de los cojones los tenía el Moni, cuya caraja en aquellos momentos era memorable.. Tras 5 minutos hablando en arameo, consiguió pedirle al Jerb q mirara en su mochila, en la cual no estaban los billetes. Por aquel entonces el revisor estaba cogiendo color, y al Vela se le ocurrió enseñarle su interrail, a lo q el revisor contestó con un 'vale' y se largó inmediatamente.

Tras flagelarnos varias veces por no haberle enseñado antes el interrail, intentamos volver a conciliar el sueño, cosa q conseguimos a eso de las 4 y media (el tren llegaba a las 6 a Bari). Peeeero mira tu por donde a las 5 viene otro revisor q nos vuelve a despertar con el 'biglieti, biglieti' y casi sale despedido de allí de la potencia de nuestros gritos de 'interrail!' . Se vengó cogiéndole un pellizco en la pierna al Vela al cerrar la puerta del compartimento, con el agravante de q no podía moverse y por tanto no podía volver a abrir la puerta.. Evidentemente pal q lo hubiera visto habría stao curioso, pero nooo veais si dolía!

Mientras tanto, 2 compartimentos más allá, se encontraban el Ferro y el Moro. Estos 2 individuos, q no habrían necesitao nada para haber dormido como lirones, encima eran sólo 3 en el compartimento, con lo cual pudieron dormir tumbados y de puta madre :wacko: . El tercer habitante del compartimento era un morito, al q apodaron aquella noche el Pezuñas, q tenía la extraña habilidad de despertarse si lo miraban (verídico también, deberían estudiar su caso en Harvard, y de paso cortarle las uñas de los pies).

A las 6 menos 20 nos fuimos levantando todos, con más mala cara q un perrito mojao, y fuimos desalojando el compartimento para bajarnos en Bari. De Bari hay poco q decir, la verdad, y lo q haya q decir lo explicaré en el siguiente capítulo junto con el ferry a Igoumenitsa, y ahí si q hubo cosas interesantes q contar.. Pero de momento os dejo con la intriga jeje :bye2: xao!

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Crear una cuenta o conéctate para comentar

Tienes que ser miembro para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrese para obtener una cuenta nueva en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una nueva cuenta

Conectar

¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.

Conectar ahora
Conéctate  

×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.