Jump to content
  • Registrar
Conéctate  
er_vela

Tutorial:Cómo 8 catetos pueden ver Italia y Grecia

Publicaciones recomendadas

Bien Beneharo, ya te apunto a la lista xD.

Por cierto, sigo esperando el nombre de un editor de video en condiciones (única condición: que pueda rotar videos). Grandes escenas se perderían si no consigo ese editor... Bye!!

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

El plan para este día era, además de ver Padua, llegar hasta lo más cerca posible de Bergamo, en un pueblecito con encanto y sitio para dormir en la calle. La explicación para esto es que el billete de interrail se nos acababa entonces, y cuanto más lejos estuvieramos del aeropuerto más caro nos salía el último viaje (que mal q suena eso xD), o más riesgo era ir sin billete en el caso de los más ahorradores :hug: .

Volviendo a la secuencia de la historia del día, nos encontrábamos despidiéndonos entre lágrimas del camping y de Venecia, y por primera vez teníamos que esperar al autobús. Nos cobraron los 37'5€ por cabeza q nos costaron las 3 noches (de lujo, verdad?), y cruzamos la autopista para pillar el bus hasta Mestre.

Esto no ocurría sin incidentes, porque el Ferro, en su costumbre de cruzar sin mirar, se quedó en mitad de la autopista, mochila en ristra, mientras los coches atravesaban pitando a unos metros de él :roll: . Le hice una foto con el movil pero como perdí mi lapiz USB de Bluetooth pos os quedais sin verla xD, aunque la verdad es q tampoco se ve muy bien..

Hicimos de nuevo el trayecto interminable en autobús hasta la estación de Mestre, y pulsamos el botón de parada 3 veces hasta que dimos con la estación, con la malísima suerte de que no se bajó nadie y el conductor se rebotó bastante con nosotros, pobres turistas desorientados, pero sobre todo pobres xD. El viaje a Padova fue corto, cortísimo, como el día de año nuevo. Nos empezamos a dar cuenta de que, aunque seguíamos viendo los pueblos bonitos que vimos en el tren desde Bolonia, este tren no paraba en ninguno de ellos, lo que podría suponer un problema para los que vamos en tren y queremos ir allí xD.

Finalmente llegamos a Padova, y lo que simplemente hicimos allí, con bastante prisa, fue andar hasta los autobuses de enfrente de la estación, preguntarle a un chófer cual nos llevaba hasta la catedral de San Antonio, comprar el billete (por segunda vez en todo el tiempo que estuvimos en Italia) y, mochila en ristre, plantarnos allí. Marco especialmente lo de comprar el billete de forma extraordinaria porque aquella vez sí que se montó un revisor, y nosotros con nuestros billetes la mar de sonrientes, debemos tener un sexto sentido para eso :huh: .

Por fin llegamos a la catedral de San Antonio de Padova, dígase el santo de los novios. Decidimos que lo mejor sería no ver aquello cargando mochilas, así que hicimos un puesto de mando enfrente de la catedral, y mientras una mitad entró, los otros 4 nos quedamos fuera con las mochilas esperando nuestro turno. Allí nos sentamos en un poyete mal elegido puesto que en pocos minutos ya me había cagado una paloma en el hombro, salpicando de lleno a Patri, que se confirmó como la elegida por las palomas italianas para recibir sus necesidades xD.

interrail0002nd6.jpg

Ya con el hombro algo más despejado de mierda de palomas, me dedicaba a hacer fotos del exterior de la iglesia cuando volvió el primer turno y entramos el resto, aunque con ciertos problemas porque pararon a la May en la puerta por ir demasiado picantona xD. La iglesia por dentro es bonita, quizás demasiado enfocada al santo (su traje, sus restos :wacko: , es más museo de San Antonio que iglesia), aunq quizás también nos estemos poniendo demasiado exigentes desde que vimos la Basílica de San Pedro.

Lo cierto es que lo que más me gustó de la iglesia en sí no fue la iglesia, sino los jardines del seminario que hay anexo a ella (se entra desde dentro), bastante cuidados y muy tranquilos, recordaban bastante a los jardines del Alcázar de Sevilla, aunque con otro estilo que tiene poco que ver con el musulmán... Tardamos bastante más que el primer turno en ver todo, seguramente por que ellos no descubrieron los jardines y se conformaron con dar la vueltecita de rigor a la iglesia.

Salimos ya con cierta prisa por comer y nos pusimos a buscar un sitio para almorzar tranquilos, al mismo tiempo que nos encontrábamos con los del puesto de control y nuestras mochilas. A pocos metros de la iglesia se encontraba otro parque, que fue el elegido para ser nuestro merendero. Nos establecimos al lado de una especie de coral religiosa, seguramente yankees, que amenizaron nuestro almuerzo con cantos y sermones. Incluso uno de ellos vino y se presentó, la mar de educado el chaval. Los niños jugaban al futbol a nuestro lado, las parejas retozaban como en cualquier parque del mundo, y nosotros tuvimos que quitar un par de jeringuillas que había por allí para poder tener seguridad que que no nos sentábamos en muy mal sitio xD.

http://img191.imageshack.us/img191/944/interrail0008ha4.jpg

interrail0009yp9.jpg

Nos pusimos en situación, con nuestro hornillo, y nos preparamos unas maravillosas latas de conserva de habichuelas (creo recordar), siempre con el coro 'oh happy day' de fondo. Descansamos nuestros estómagos llenos con unos minutos al sol sobre nuestras toallas (que ya nos pedían tabaco y todo, tenían vida propia.. el que la tuviera, porque la mía se perdió en el camping de Venecia :bye1: ). Mientras la gente iba recogiendo, me acerqué a ver la torre desde donde me dijeron que Galileo miraba con su telescopio, que la verdad es que impresiona bastante poco (lo cual le da más mérito al Galileo este).

interrail0010pg0.jpg

Nos quedamos sin ver la universidad de Padova, que también me la habían recomendado, pero aún necesitábamos encontrar un sitio para dormir aquel día, y mirando el mapa decidimos que debería estar entre Verona y Brescia. Pillamos de nuevo el bus hasta la estación de trenes (por supuesto esta vez sin billete, aunque nos bajamos en la parada de antes por precaución), y cogimos el tren más ruinoso con destino a Brescia que había por allí, con la única intención de que hiciera el mayor número de paradas posibles, para tener más opciones en nuestra elección de 'pueblecito acogedor'.

Lo primero que pensamos es que la habíamos cagado por pensar que debíamos parar pasado Verona, porque lo poco que vimos de Vicenza desde el tren nos puso los dientes largos a todos :angry: . El pueblo elegido fue una pequeña ciudad con muy buena pinta que se llamaba Peschiera del Garda. La estación era muy antigua, y el tren nos dejó en el andén opuesto al edificio de la estación (además, no había apenas pueblo hacia el otro lado). Nos estábamos mirando unos a otros para ver si cruzábamos las vías, y mientras el Ferro y el Moni ya se habían decidido a ello, oí a alguien decir 'mira, por ahí se puede bajar a la vía', a lo que yo pensé 'pues pa bajar, ya bajo yo por aquí', y me puse a cruzar junto con el Jerb. Cuando ponía el pie en el otro lado del andén, el carabinieri ya llevaba unos segundos con su silbato corriendo hacia nosotros :wacko: . Yo decidí hacerme el loco con el Moni, y nos dirigimos a una salida de la estación a unos metros de allí, pero al girarnos vimos al Ferro y al Jerb andando sonrientes para el carabinieri U_.

El carabinieri estaba serio, como en un velatorio, y nos tomó todos nuestros datos del DNI (yo creo que apuntó hasta el nombre de mis padres) mientras nos montaba un pollo increíble. Al final, lo que yo había oído era 'mira, por ahí se puede bajar LA VÍA', oséase, un paso subterráneo. Además, no sé como no pude ver los miles de letreritos que prohibían cruzar la vía, y desde aquel momento aprendí lo que significaba SOTOPASSAGIO...

El carabinieri nos dejó marchar tras acojonarnos un rato, y nos dijo que una y no más y bla bla bla.. Lo cierto es que no nos causó una buena primera impresión Peschiera del Garda :) , ni nosotros a Peschiera del Garda tampoco xD. Nos pusimos a pasear tranquilamente por allí, y lo cierto es que el pueblo, sin ser un mal sitio, no era nada del otro mundo, y mucho menos después de haber visto lo que habíamos visto desde los últimos trenes italianos a los que nos habíamos subido. Los bares eran caros, no había mucho sitio para dormir en la calle, y el único hostel que vimos nos pretendió cobrar 20 € por persona, rebajados porque el aire acondicionado estaba roto (juas, ni aún así le íbamos a pagar los 20 €, anda que ya sin aire...).

Volvimos a la estación, punto de partida, y nos pusimos a mirar cuáles eran las paradas que había entre aquel pueblo y Brescia. Mientras discutíamos, rodeados de una piara enorme de adolescentes de algún instituto que volvían de una especie de parque de atracciones (fue lo que dedujimos :huh: ), vimos unos tios cruzando las vías que había entre el andén y el otro lado de la estación, que parecía mucho más tranquilo y habitable para los sintecho como nosotros. Uno de ellos iba con un carrito de la compra, y atravesaba lentamente por los tablones de madera que había para cruzar la vía, puesto que para ese lado no había un sotopassagio.

El Jerb y el Maya decidieron que lo mejor era asomarse por aquella parte antes de decidir si nos íbamos de aquel pueblo o no, así que fueron tras los del carrito de la compra... Apenas habían andado unos metros por los tablones de madera cuando el mismo carabinieri de antes corría hacía ellos, gritando 'NOO! NOO!' y haciendo aspavientos. Cuando llegó hasta su posición, le dijo al Jerb algo así como 'SEGUNDA VEZ!' (no podía disimular mucho el Jerb con su tinte de pelo), a lo que el Jerb respondía '¡Excusa molto! ¡Excusa molto! Yoo no veoo!!'. La situación se había vuelto bastante surrealista, porque nosotros estábamos boquiabiertos :D , cagados ante el monumental cabreo del carabinieri, y encima mosqueados porque acabábamos de ver a dos tíos cruzar las vías como si nada, en la cara del carabinieri.

Las respuestas llegaron cuando volvieron estos dos, cabizbajos, cuando por fin los soltó el carabinieri, que andaba riéndose de ellos junto con la marea de estudiantes que acababan de presenciar todo como espectadores de primera. Al parecer, cuando empezaron a andar, vieron un cartel un tanto escondida que decía ‘Zona militar, acceso restringido’... Cuando se dieron la vuelta ya estaba el carabinieri con ellos, montándoles el pollo, y de ahí el ‘Yoo no veoo!!’ del Jerb.

Evidentemente, esta fue la gota que colmó el vaso y en 5 minutos estábamos en un tren alejándonos de allí antes de pasar la noche en el calabozo, puesto que el carabinieri no nos quitaba el ojo de encima en ningún momento. Nos bajamos del tirón en la siguiente parada, un sitio llamado Desenzano, con una estación incluso algo más sucia y destartalada que la anterior, aunque en esta no se nos pasó por la cabeza cruzar las vías xD.

No sé si alguno de los que lea esto ha estado alguna vez allí, o ha oído hablar de Desenzano, pero nosotros no teníamos ni idea de con qué nos íbamos a encontrar. Resulta que Desenzano es una especie de ciudad jet-set a la orilla del lago Garda, y es algo que se descubre a los pocos minutos de estar allí. Se descubre porque en ese espacio de tiempo has visto ya 3 Porsche y un Lamborghini ;) , y todo lo que ves recuerda a una especie de Marbella de agua dulce xD. Sin duda, habíamos encontrado el sitio perfecto para dormir en la calle: ¿quién carajo nos iba a robar allí a nosotros, habiendo mansiones con unas vallas ridículas por todas partes?

Algunos habíamos reservado algo de dinero para comer bien este día, aprovechando que no estaríamos en una gran ciudad con sus precios... Aunq nos temíamos que aquí los precios podrían estar aún peor, teniendo en cuenta el panorama. Así que hicimos lo de siempre: puesto de control al lado de la estación, un grupo de 4 explora y el otro se queda con las mochilas (no veais lo que pudimos ahorrar en taquillas xD). Cuando volvió la primera tanda de exploradores ya podrían ser las 9 y media, y no habían encontrado muchos sitios para comer pero venían flipando con los ferraris que habían visto xD. Es lo malo de mandar como exploradores los que tenían asumido que iban a cenar de hornillo...

Así que los otros 4, el Ferro, el Moni, la Patri y yo fuimos pueblo abajo (la estación estaba en alto) hasta lo que descubrimos como núcleo urbano, y tras un buen paseo entre mil tiendas de Dolce&Gabanna y demás, encontramos unas cuantas pizzerías con muy buena pinta y muy buenos precios :D . Nos acabamos decidiendo por una en la que la camarera resultó ser de ecuador, creo, y nos resolvió ciertas dudas con los ingredientes que nos podrían haber llevado a donde nos llevaron en Venecia xD. Qué decir si no es que mi pizza era increíble, y que gracias a esa pizza pude notar de verdad la diferencia entre una pizza de aquí y otra de Italia... Además, los del bar se portaron con nosotros y nos dieron los pocos hielos que tenían, con lo que vimos el cielo abierto para hacer un botellón y nos pusimos a deambular por los restaurantes en busca de más hielo.

Aquí fue donde mejor amortizamos el 'truco del amigo cojo', puesto que todo el mundo iba supermegafashion y nosotros teníamos más mierda que la bombilla de un gallinero. Así que allí que iba yo, cojeando, y mis amigos en plan rumano (con perdón pa los rumanos :D , pero me viene perfecto para la descripción xD) con carita de pena, de restaurante en restaurante pidiendo algo de hielo para mi tobillo. Conseguimos algunos cubitos, algún que otro bloque de hielo, y una bolsa de escarcha, pero juntando todas esas cantidades teníamos para un botellón en condiciones, y eso era lo importante!

Volvimos al puesto de control, donde, aún cociendo la pasta, nos recibieron con los brazos abiertos al ver que habíamos conseguido hielo. El último botellón del interrail fue tranquilo, sin desfases, recordando cosas del viaje y bebiendo rápido, muy rápido xD. Rápido también nos fuimos al sitio que habíamos descubierto para dormir en la calle, una zona de césped con algunos árboles a unos 200 metros de la estación, tranquila como todo aquello, sin farolas dando por saco, sin adoquines y sin (increíble) mierdas de perro.

Estuvimos un rato hablando mientras la gente iba cayendo fulminada, y yo no puedo decir mucho sobre qué se habló porque caí el primero como siempre :) . Al día siguiente teníamos que llegar hasta Bergamo, porque nuestro vuelo salía a las 6 de la mañana y pretendíamos pasar la noche en el aeropuerto, si llegamos a saber lo que nos espera... Pero vosotros no lo sabreis hasta el último capi de mi diario! Continuará...

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Lo del amigo cojo es una buena táctica para ese país sin hielo, que es que no hay quien lo entienda XDXDXD.

 

El carabinieri seguro que tiene fotos vuestras, la prox vez que vayais no salís sin pasar antes por el calabozo, que exageración de hombre; seguro q la frecuencia de los trenes no era no alarmante.

 

Espero el siguiente capítulo, en serio q me da pena q se esté acabando

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Más pena me da a mí que el viaje no durara 15 días más... Aunq la verdad es q ya tengo ganitas de terminar el diario y montar un pdf en condiciones :) .

Wow 4000 vistas! :hug:

Ya pronto me pondré con el último capi, no os desesperéis!

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Wenas! el último capi va por la mitad, lo cierto es que es el más largo de todos y me está llevando un tiempo, y ya tengo los exámenes muyyy cerquita :rolleyes: ... Una semana, no más!

Ciao!

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

enhorabuena jajaja, lo tuyo si q es una hazaña! Pues ya sabes, entra la semana q viene y no te pierdas el último capi, merece la pena, ya lo verás :huh: .

Byeee!

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

POR FIN, ÚLTIMO CAPI:

Faltaban diez minutos para las 4 y pico de la mañana cuando me desperté. Me había quedado dormido casi sin querer, y debido a esto no había llegado a meterme en el saco de dormir. No noté frío, pero cuando salí de Matrix me di cuenta de que estaba lloviendo bastante. De hecho, habíamos escuchado truenos durante la tarde-noche, pero no les dimos importancia, por eso de que el cielo estaba despejado. Claro que en aquel entonces el cielo aún no sabía que nosotros dormiríamos esa noche al aire :huh: .

El resto del pelotón estaba metido en sus sacos, así que ni se inmutaban con la lluvia. Me puse a despertar al personal y a recoger a toda hostia, como una peli de Charlot. El Moro y el Moni decidieron (sin llegar a despertarse) quedarse sobando aunque lloviera, y los demás fuimos llegando uno a uno a la estación. La estación había perdido todo el glamour y sólo había allí un par de putas baratas (estos ricachones... tanto vacilar de coche pa luego irse con esa porquería xD).

Habían pasado unos 5 minutos, quizá menos, desde que el último de nosotros había llegado a la estación cuando dejó de llover. Tras ver que no llovía, a los 20 minutos volvimos a nuestro césped, donde seguían el Moni y el Moro, que aunque estuvieran mojados, eran los triunfadores de la noche, sin saberlo (se lo explicamos a la mañana siguiente).

Esta vez acertamos con nuestros fundamentos de boys-scouts (ninguno, pero tuvimos mucha suerte) y nos pusimos en el lado de la sombra de los árboles cuando amaneció al día siguiente. Esto derivó en un sueño profundo aún siendo plenamente de día, y nadie movió un dedo hasta casi las 11 de la mañana :cool: . Nos arrastramos hasta la estación de Desenzano, que nos recibió con un palo porque no tenía servicios abiertos :angry: , por lo que nos teníamos que ir a buscar algún sitio para darnos el lavado del gato. Miramos a que hora salía el tren a Brescia, creo recordar q a las 6 de la tarde, y nos fuimos calle abajo, pues estuvimos rápidos al pensar que si había un lago debería haber algún sitio para bañarnos en él y dejarle nuestra mierda acumulada xD. Antes de eso debíamos ir a algún súper para pillar nuestras últimas compras interraileras, y tras mucho buscar encontramos uno cuyo nombre no recuerdo :D . Lo que sí recuerdo es cómo nos cerraban a toda velocidad las puertas las cajeras y nos decían que aquello cerraba a las 12, que lo ponía en el cartel de la puerta. En efecto: abrían de 10 a 12 de la mañana y de 5 a 7 de la tarde, y también ponía que pedían disculpas por cómo estaba el súper y que habían tenido que recortar personal "¿Y dónde carajo compran los ricos?", nos preguntábamos, para luego decir "da igual, aunque encontremos ese sitio no vamos a poder comprar nada ahí :( ".

Después de aquel desencanto mandamos dos expediciones: una a buscar la playa (o similar) y otra a buscar un supermercado. La de la playa tuvo más o menos éxito (vimos lago, pero no playa) y la del supermercado, que eran el Moni y la May, tuvo algo menos xD. Decidimos entonces que lo mejor sería ir a buscar la playa y después al súper de camino a la estación, a eso de las 5.

Andamos hasta el lago para ver si desde allí veíamos algo, y nos asomamos junto a una especie de castillo-mansión, cuyo propietario estaba pescando en un muelle frente a su chabola. También pudimos ver que había algunos cisnes (sí, cisnes, como en el lago de los cisnes, o gansos si queréis quitarle misticismo), justo delante de la casa del colega y dándose un bañito en el lago. Aquí dejo unas fotos, para probar todo lo q digo q si no no me creéis seguro...

http://img184.imageshack.us/img184/4083/interrail0002ww3.jpg

interrail0001qw4.jpg

interrail0003qe7.jpg

Mientras flipábamos con todo lo que veíamos, uno de nosotros se fijó cómo al otro lado de un espigón a nuestra derecha había gente bañándose, a unos 500 m. de allí, y allí que nos plantamos nosotros como rayos xD. Era como una especie de merendero-playa de agua dulce-comunidad de aquí no hay quien viva... Cuando llegamos, unas 10 o 12 señoras que estaban allí de club social nos miraron como si no hubieran visto a 8 españoles con mochilas (y comidos de mierda, debo añadir) en toda su vida.

Lo cierto es que el sitio estaba bien, muy bien. Bien porque tenía mesas y sillas de merendero casi nuevas, de madera y a la sombra, rodeadas de césped, porque tenía duchas, y por si fuera poco tenía una pequeña calita de agua dulce (eso quiere decir SIN SAL, que es eso que las madres dicen es mu bueno pa la piel y las heridas pero no veas como pica cuando te secas :) ).

Todos fuimos de cabeza al agua, y estuvimos un buen rato lanzándonos barro unos a otros (somos así de brutos, que vamos a hacerle), hasta que nos cansamos y mientras unos cuantos nos quedamos en la orilla recogiendo piedrecillas de colores (2 horas q me llevé allí, todavía tengo la botella llena en el cuarto de baño :wacko: ), el resto se fue a sobar a la sombra de los árboles del merendero. Es cierto que habíamos dormido bastante aquella noche pero eran ya 17 días de inter y teníamos cansancio acumulado como para dormir una semana entera...

Estuvo curioso la primera vez que fuimos a ducharnos.. Sí, primera, porque como sabíamos que era nuestra última ducha nos duchábamos una y otra vez, sin parar. Digo que estuvo curioso porque un señor, probablemente el presidente de la comunidad, nos explicó cómo funcionaban y nos dio de paso un par de advertencias que no logro recordar, ni siquiera recuerdo haberlas escuchado xD. Cuando nos sermoneó, siguió cortando el césped para posteriormente jugar un par de partidas de petanca con sus amiguetes.

De los 8, cuatro tenían comida y otros cuatro no, por lo que tenían que ir a buscarse la vida cuando les entraran ganas de comer, o cuando vieran a los otros reventar comiéndose los platos de pasta que se estaban preparando en el hornillo. Patri y yo nos fuimos andando hasta un kebab, en el que nos pillamos una pizza de kebab (no tenían kebab normales xD) por 3€, mientras que el Ferro y el Moni atravesaron todo Desenzano para comer en no sé donde un no sé qué.. vamos, que no vieron el kebab ;) .

Tras reunirnos, la siesta y un último bañito, se acercaba la hora de irnos, pasando por el súper, a pillar el tren para Brescia. Lo del súper tuvo su gracia, porque cuando llegamos (estaban abriendo), descubrimos que lo peor no era el horario. El súper daba pena por todos los aspectos: primero, había un total de 3 cosas pa comprar: charcutería, chocolate blanco milkybar, algo de pasta y pan de molde. Segundo, había una cajera que andaba por el súper y una señora (q sería la dueña o algo) q estaba sentada en una silla al final del súper.

La intención de unos cuantos era comprar mortadela para bocadillos, y la de los más ahorradores era seguir con la pasta aunque tuvieran que cocinarla en el aeropuerto. Me acerqué a la charcutería y la cajera vino rápidamente, se puso el delantal y me despachó a mí y luego al resto del grupo. Mientras iba despachando, los demás se iban apropiando de tabletas milkybar y saliendo del supermercado, pagándole a la señora (que se había puesto en la caja en ausencia de la cajera).

Cuando salimos, el recuento de artículos gratuitos fue de unas 12 ó 13 tabletas de milkybar y algo de tomate para la pasta :D . Con las provisiones listas, nos pusimos en camino a la estación de Desenzano y pillamos el tren de las 6 a Brescia. Cabe quizás comentar que todos nos montamos sin billete, suspirando para que los 40 minutos de trayecto se hicieran lo suficientemente cortos para que no nos pillara el revisor. Si se hubiera dado el caso, habríamos mostrado sonrientes nuestros billetes de interrail caducados, y (en caso de que el buen hombre se diera cuenta) nos haríamos los pobres inocentes que no habían tenido ni la más mínima intención de alargar su viaje un día más sin pagar :D .

En estas que llegamos a Brescia, donde vimos que el tren a Bergamo (que no pasaba por Milán, lo cual nos ahorró tiempo) salía un exactamente ratillo después, ratillo que utilizamos algunos para ver las 2 tiendas de las que se componía la estación, otros para intentar sin éxito colarse en los servicios de pago. Estaréis diciendo que vaya piara de tíos roñas, todo el día pensando en lo mismo, pero era nuestro último día y no teníamos ni para el carrito de las maletas, y eso que luego te devuelven el euro xD.

En el tren a Bergamo sí que hubo divisiones en cuanto a lo de comprar billete. Creo q fuimos 3 ó 4 los que los pillamos en la máquina, valían 3 euros y algo y nos decidimos a hacerlo. El resto, básicamente porque carecía de ese dinero, pasó de comprarlo y pensó en seguir con la estrategia de poner cara de niños buenos con el interrail caducado.

Tuvieron suerte los chavales, porque de nuevo el revisor no apareció y nos bajamos tan felices en la estación de Bergamo, llena ya a esa hora de raterillos, metrosexuales y de raterillos metrosexuales xD. El bus pal aeropuerto era para pagarlo sí o sí, así que nos gastamos un eurito más (para algunos era EL eurito) en el ticket y allí que nos plantamos, por fin, en el aeropuerto de Bergamo.

Volvíamos, 18 días después, al punto de partida, y estábamos cansados y tristes, pensando que aunque todo lo bueno se acaba siempre jode :angry: . Nos acordábamos del Yesterday del primer día, que llevaba 15 años viajando por europa y pensábamos "será cabrón el mierda este...", aunque lo cierto es que también había ganas de volver a casa y comerse una tostá de jamón serrano con salmorejo en condiciones, y de ver a todos aquellos que no pudieron acompañarnos en esta maravillosa aventura... Bueno, no me enrollo más que aún queda mucho capi!

Lo de que volvíamos al punto de partida, por cierto, es literal, porque nos pusimos en el mismo sitio en el que nos reunimos el primer día, y merece la pena tener aquí juntitas las fotos del ‘antes’ y el ‘después’, como los anuncios de lejía pero al revés xD. Por cierto, el Ferro seguía con la misma camiseta xDDD

interrail0003lf2.jpg

interrail0005rf5.jpg

El estado en el que habéis podido vernos, con tanta mierda que parecía un traje de camuflaje y cociendo la pasta en la puerta del aeropuerto, hizo que durante un buen rato fueramos la gran atracción de la gente que entraba y salía del aeropuerto :shock: , que incluso se paraba a hacernos fotos como si fuéramos patrimonio de la UNESCO. El tema del hornillo sí merecía especial atención, sobre todo cuando la gente vió al Moni correr entre los taxis, buscando una alcantarilla para escurrir el agua de los tortellinis... Era por ese tema por el que los demás habíamos elegido la mortadela xD. Mientras los de la pasta acababan de comer, entré en el aeropuerto para saber a qué hora cerraba, y me dijeron que cerraba las puertas de 10 a 5, y que a las 10 o estábamos dentro o estábamos fuera, así que elegimos quedarnos dentro (cómo nos pudimos arrepentir de aquello... lo bien que habríamos dormido en la puerta!!!).

Ya dentro, vimos como cerraban al instante todas las tiendas del aeropuerto, y aunque no fueramos a comprar nada porque no nos quedaba dinero nos empezábamos a plantear si los horarios de tiendas en Italia este verano tenían algo que ver con nuestra llegada al lugar xD. Encontramos un sitio muy acogedor, en un pasillo frente a los lavabos, y entramos por turnos a darnos un lavado del gato en condiciones, el que sería el último hasta la fecha.

Como estábamos todos en el lavabo, el Moni tuvo que ir a saludar al señor Roca al baño de minusválidos, y cuando terminó se dio cuenta de que aquello no tenía cisterna. Cuando por fin descubrió la cadena y tiró de ella, descubrió también que esa cadena era para cuando el minusválido necesitaba ayuda, y comenzó a sonar una estridente alarma a la vez que todos (aunque no estuviéramos haciendo nada malo, ya estábamos acomplejados, no sé ;) ) salíamos rápidamente de los lavabos, incluyendo al Moni, con cara de 'no me lo creo'.

Procurábamos no descojonarnos cuando llegó corriendo uno de los operarios del aeropuerto a ver que pasaba, y se marchaba igual de rápido tras apagar la alarma relatando en una lengua que no parecía italiano :huh: . Ya serenos y más o menos aseados nos habían dado casi las 12, hora de acostarse por fin tras un largo día, con la intención de levantarnos a eso de las 5 para facturar las maletas y coger a las 7 el avión a casa...

Editado por er_vela

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Responder a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
Conéctate  



×

Información importante

Continuando en el sitio, aceptas nuestros Términos de Uso y Normas. Además, hay cookies. Puedes ajustar las cookies o continuar tal cual.